Cooperación FAO-España
FAO España
 
30/01/2013

La exposición 'Justicia Alimentaria: Sembrando esperanza' llega a Madrid

Madrid, 30 de enero 2013. Ayer se inauguró en Madrid la exposición “Justicia Alimentaria. Sembrando esperanza”, que podrá visitarse hasta el mes de mayo en CaixaForum. La muestra, organizada por el Área Internacional de la Obra Social ‘la Caixa’ en colaboración con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) e Intermon Oxfam, trata la problemática de la distribución y el acceso a los alimentos a escala global.

A través de 30 fotografías de Pep Bonet (2º premio World Press Photo 2009) realizadas en comunidades rurales de Bolivia y Tanzania, la exposición expresa los desajustes del sistema alimentario y da voz a los pequeños agricultores, quienes padecen especialmente el hambre y son, a su vez, la solución para el futuro de la alimentación del planeta.    

La muestra aborda la problemática de la distribución y el acceso a los alimentos a escala global: el mundo produce lo suficiente para dar de comer a todo el planeta y, sin embargo, según el último informe de la FAO sobre la Situación de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo, 870 millones de seres humanos pasan hambre.

En el coloquio inaugural, moderado por el especialista en desarrollo y comisario de la exposición, Gonzalo Fanjul, y en el que participaron Clara Vélez, responsable de Campañas de Promoción y Recaudación de Fondos de la FAO; José María Medina, director de Prosalus y coordinador de la Campaña Derecho a la Alimentación URGENTE; David Torres, director de CERAI; José Antonio Sanahuja, miembro del Patronato de Intermón Oxfam y  Amador Gómez, director técnico de Acción contra el Hambre, se abordaron distintas iniciativas de éxito en la lucha contra el hambre.  “Esta es una paradójica exposición sobre el hambre que da buenas noticias: informa sobre donde se produce y quien la sufre y cuenta la historia de héroes cotidianos”, afirmó Fanjul.

En ese sentido, Clara Vélez, representante de FAO en el debate, destacó los buenos resultados obtenidos en un proyecto FAO en Kenia en el que además del desarrollo se trabaja el fortalecimiento de la resiliencia, la disminución de la vulnerabilidad de los miembros de la comunidad –en particular mujeres y niños-, se refuerzan las capacidades y se lucha contra la discriminación.  Vélez repasó la historia de éxito de “una mujer viuda con varios hijos a su cargo que en doce meses y con 3 conejos hembra se convirtió en empresaria”, explicando que al introducir 3 conejos macho, en pocos meses la mujer dispuso de 30 conejitos –equivalentes a 50 kg de carne y piel- para iniciar una pequeña actividad comercial. “Con los ingresos obtenidos adquirió un televisor en torno al cual montó un pequeño ultramarinos y bar que se ha convertido en lugar de reunión de la comunidad”.

Durante el coloquio también se hizo referencia a la lucha contra el desperdicio de alimentos, una de las imágenes que preside la exposición: al llegar, los visitantes encuentran una urna de cristal en la que se muestran los 100 kg de comida que cada persona tira al año en los países industrializados. Clara Vélez reiteró la necesidad de darle a los alimentos “la importancia que tienen” y citó la campaña “Think.Eat.Save”, presentada la pasada semana en Ginebra para acelerar la reducción de desperdicios. En ese mismo sentido se expresó David Torres, que abogó por combatir la irracionalidad en el consumo de alimentos y productos agrícolas y volver a consumir productos “cercanos, frescos y de temporada”.

Por su parte, Gonzalo Fanjul destacó que el objetivo de la exposición es dar buenas noticias y lanzar un mensaje de esperanza: “Explicamos un problema que afecta a 870 millones de personas pero que no es un fatalismo divino. Cada una de las historias de las comunidades campesinas reflejadas en estas fotografías demuestra que con un pequeño apoyo, solidaridad y cooperativismo, es posible romper el círculo vicioso del hambre”.

La exposición ‘Justicia Alimentaria. Sembrando esperanza’ se puede visitar en CaixaForum Madrid hasta el 4 de mayo de 2013.