Cooperación FAO-España
FAO España
 

En el año 2006 se creó el Fondo España-FAO para América Latina y el Caribe como un mecanismo articulador para facilitar y mejorar la calidad y eficiencia de la cooperación hacia la Región y apoyar la labor de asistencia técnica de la FAO a los países. El Fondo está destinado a la identificación, el diseño, la financiación y la ejecución de proyectos que lleve a cabo la FAO en América Latina y el Caribe en los sectores de desarrollo rural, lucha contra el hambre y la malnutrición, además de otras áreas de interés conjunto de la FAO y el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España (MAEC).
 
Hasta la fecha, los beneficiarios de los proyectos del Fondo suman más de dos millones de familias, mayoritariamente campesinas. Las acciones de los proyectos del Fondo se concentran en los países considerados prioritarios dentro del Plan Director de la Cooperación Española: Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y República Dominicana.

Proyectos destacados:

  • Mientras que 10 por ciento de la población de América Latina y el Caribe sufre desnutrición, la región produce más alimentos de los que puede consumir. Esta paradoja motiva el nacimiento de la Iniciativa América Latina y Caribe sin Hambre, un esfuerzo de los países de la región para erradicar el hambre para el año 2025, a través de la sensibilización social, la formación de decisores y la promoción del Derecho a la Alimentación
  • También en el área de seguridad alimentaría se desarrolla el Programa Regional para reforzar los impactos de las políticas públicas en la erradicación del hambre y la desnutrición crónica infantil. Este proyecto busca mejorar los impactos de políticas públicas y el reforzamiento de capacidades institucionales, con prioridad en Ecuador, Paraguay y Perú, con el objeto de mejorar la eficiencia y efectividad de la acción pública en materia de seguridad alimentaría y nutricional. Otro eje importante de este proyecto es la capacitación, tanto de funcionarios públicos como de miembros de la sociedad civil, en la gestión de políticas y programas, basado en la reciprocidad y el consenso.
  • Se han puesto en marcha dos proyectos regionales de granos básicos, uno en Centroamérica y otro en los Países Andinos, con el objetivo de reforzar las políticas de producción de semilla de granos básicos en apoyo a la agricultura campesina para mejorar la seguridad alimentaria en los países. A través del proyecto se distribuyen semillas y granos básicos a los sectores que más lo requieren, ampliando sus posibilidades de acceso a los alimentos y reforzando las cadenas productivas, con el fin de aumentar los ingresos de las familias rurales.
  • El proyecto sobre fiebre aftosa permitirá hacer una gestión adecuada del riesgo y ayudará a mejorar la eficiencia en la utilización de recursos destinados por los países a la eliminación de la enfermedad. El proyecto trabajará en consolidar los avances logrados en Perú y Colombia en el control progresivo de la enfermedad; apoyar al Servicio Veterinario de Bolivia en su objetivo de alcanzar la Declaración de país Libre de Fiebre Aftosa en 2011 por parte de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE); y avanzar en el control de la enfermedad en las zonas endémicas de Ecuador y Venezuela.


Adicionalmente a las iniciativas financiadas a través del Fondo, España también está desarrollando otros proyectos, entre los que destaca el Programa Especial de Seguridad Alimentaria (PESA) que comenzó en 1999 en Guatemala, Honduras, Nicaragua y El Salvador con el objetivo de apoyar y promocionar reformas institucionales en materia de Seguridad Alimentaria y Nutricional e identificar y promocionar las mejores prácticas de producción y comercialización agropecuarias y mejorar las capacidades organizativas y las prácticas nutricionales a nivel familiar. 

Asimismo, la región también cuenta con el apoyo de la cooperación descentralizada. En particular, cabe destacar dos proyectos financiados por la Cooperación catalana, uno en Nicaragua cuyo fin es contribuir a la Mejora de la Seguridad Alimentaria Nutricional de comunidades Indígenas y otro en Guatemala, sobre apoyo a la formación de grupos y organizaciones de desarrollo local.

Emergencias y Rehabilitación

La región de América Latina y el Caribe ha sufrido durante los últimos años muchas catástrofes naturales, desde tifones e inundaciones a sequías y terremotos, que han empeorado de manera drástica los medios de vida de una población ya muy vulnerable.

Para contribuir a mejorar los medios de vida de la población de esta región, el Gobierno de España presta apoyo a las actividades de emergencia y el programa de rehabilitación de la FAO. De manera general los proyectos que financia la AECID en la región se ejecutan, integrando el enfoque de género, con el  objetivo general de restaurar los sistemas de producción y los medios de vida de los pequeños agricultores afectados por las situaciones climáticas extremas y, concretamente, para suministrar insumos, material de siembra y animales a los beneficiarios, rehabilitar parcelas y sistemas de riego y fomentar las capacidades de gestión del riesgo de catástrofes. En este sentido, en Perú, la FAO con los fondos recibidos de AECID ha llevado a cabo una intervención para apoyar urgentemente la subsistencia y la reactivación de los modos de vida de los pequeños agricultores y alpaqueros que habitan a más de 3.500 metros de altitud.

De igual manera en Paraguay, la acción de la FAO trata de mitigar la inseguridad alimentaria de las poblaciones más afectadas por la sequía asistiendo de manera urgente la subsistencia y la reactivación de los modos de vida de las comunidades indígenas,  reduciendo su vulnerabilidad mediante la distribución de insumos agrícolas y actividades de capacitación.