FAO.org

Inicio > FAO-EU Partnership > Acerca de la asociación

Asociación FAO y UE

Acerca de l'asociación

 

La asociación entre la Unión Europea (UE) y la FAO es sólida y de rápido crecimiento. La colaboración se centra particularmente en:

Diálogo sobre políticas

Diálogo sobre políticas

Como centro de excelencia para la elaboración de normativas, la FAO tiene una ventaja comparativa para facilitar acuerdos a nivel internacional en los campos de la agricultura y la alimentación.

En el caso de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF), cuyo objetivo es prevenir la propagación de las plagas vegetales, la UE ayuda a los países en desarrollo a participar en el proceso de establecer normas.

La FAO también ofrece un foro neutral para el desarrollo de políticas relacionadas con la agricultura y el desarrollo rural, por ejemplo, a través de Iniciativa de políticas ganaderas de la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo (IGAD, por sus siglas en inglés).

Esta iniciativa, financiada con  6 millones €, pretende fortalecer el sector ganadero en los países de África Oriental que participan en la IGAD, con el objetivo de mejorar la seguridad alimentaria y reducir la pobreza.

Intercambio de información

Intercambio de información

Bajo su mandato de generar, movilizar y diseminar los conocimientos relevantes para una correcta administración en la agricultura, la silvicultura y la pesca, la FAO trabaja como centro mundial para la gestión de los conocimientos.

A través de su asociación con la UE, la FAO ha sido capaz de establecer el Programa de información de la seguridad alimentaria para la acción (FSIAP, por sus siglas en inglés) que tiene como objetivo construir la capacidad política para lograr la seguridad alimentaria en 20 países de África, Oriente medio, el Caúcaso y el Sudeste asiático.

Cooperación sobre el terreno

Cooperación sobre el terreno

Con la ayuda de la UE, la FAO provee sobre el terreno los conocimientos, la pericia y la capacidad necesarios para afrontar los desafíos mundiales de la inocuidad de los alimentos y la agricultura.

La FAO desarrolla en la actualidad más de ciento sesenta proyectos financiados por la UE en África, Asia, Europa, Oriente Medio y Latinoamérica:

 

El incremento de la colaboración confirma que la UE considera a la FAO un socio clave en su lucha para mitigar la pobreza y el hambre en el medio rural y reconoce el papel crucial de la agricultura para alcanzar estos objetivos.

La Unión Europea se hizo miembro de la FAO en 1991. Desde 1993 ambas instituciones trabajan en la cooperación técnica y en 2004 la UE y la FAO se convirtieron en socios estratégicos.

La Comisión se divide en varios departamentos y servicios. Los departamentos son conocidos como Direcciones Generales (DG). La FAO trabaja con las siguientes Direcciones Generales de la Comisión Europea:  

Áreas prioritarias

La UE y la FAO fomentan la nutrición, la seguridad e inocuidad alimentarias a nivel global y ayudan a promover el desarrollo rural y la gestión sostenible de los recursos naturales.

Áreas de cooperación

Áreas de cooperación

  • Seguridad alimentaria

Alcanzar la seguridad alimentaria para todos supone uno de los principales esfuerzos de la FAO y un pilar del enfoque de la UE para la reducción de la pobreza, y así asegurarse que la gente tiene acceso regular a suficientes alimentos de calidad para conducir una vida sana y activa.

  • Desarrollo sostenible

Para hacer frente a la pobreza en las áreas rurales, en donde vive el 70 por ciento de las víctimas del hambre en el mundo, la FAO y la UE subrayan la importancia crucial de desarrollar las economías rurales, y en primer lugar su agricultura de base.

  • Nutrición

La FAO y la UE promueven la agricultura para mejorar los resultados nutricionales. Se ha diseñado un marco de acción común que guiará los esfuerzos futuros de promoción, investigación y creación de capacidad de la asociación estratégica de la FAO y la UE. La UE prestó apoyo técnico y financiero clave para la Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición en noviembre de 2014.

  • Resiliencia

Los desastres naturales pueden destruir vidas y acabar con años de desarrollo en cuestión de horas o incluso segundos. La FAO y la UE están trabajando juntos para aumentar la capacidad de resiliencia de las personas y de sus medios de vida ante estas amenazas y crisis.

  • Género

Las mujeres rurales tienen menos acceso que los hombres a los recursos productivos, servicios y oportunidades, como la tierra, el ganado, los servicios financieros y la educación. Numerosos estudios ponen de relieve los costos sociales de la falta de formación y de activos de las mujeres rurales, que están directamente relacionados con altas tasas de desnutrición, mortalidad infantil y, en algunos países, de infección por VIH/SIDA.

  •  Inocuidad y calidad de los alimentos

La gripe aviar y la fiebre aftosa han hecho aumentar la concienciación entre el público sobre las cuestiones relacionadas con la inocuidad de los alimentos. Esta inocuidad es tan importante para los consumidores como para los productores. La FAO y la UE enfocan esta cuestión a través de toda la cadena alimentaria, fomentando el comercio internacional al tiempo que se garantiza la calidad.

  •  Cambio climático

El cambio climático nos ha recordado la extrema vulnerabilidad de los recursos naturales del planeta. La FAO y la UE buscan contribuir a la gestión sostenible de nuestros recursos hídricos y de la tierra, así como promover la biodiversidad agrícola, también a través de enfoques de de agricultura climáticamente inteligente.

  • Cooperación estadística e intercambio de información

Una información fiable y completa es esencial para elaborar políticas sólidas. La UE y la FAO comparten interés por las estadísticas agrícolas, con especial énfasis en los países en desarrollo.