Alianza FAO-UE
 
11/10/2013

Europa se compromete con la seguridad alimentaria y nutricional de los más vulnerables

La UE se centra en las causas profundas del hambre y la pobreza

11 de octubre de 2013, Roma - La mejora de la seguridad alimentaria y nutricional de las personas más vulnerables del mundo cuenta con la máxima prioridad, ha asegurado la Unión Europea (UE) en la presentación en Roma de su agenda para el desarrollo en el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CFS, por sus siglas en inglés).

A raíz de la crisis de los precios de los alimentos en 2007-2008, cuando las fuertes subidas provocaron desordenes en varios lugares del mundo, la Unión Europea ha intensificado sus esfuerzos para luchar contra la inseguridad alimentaria y nutricional en los países más afectados.

“En aquellos momentos, la alimentación y la agricultura eran sectores abandonados del desarrollo”, ha recordado Roberto Ridolfi, alto cargo del servicio para el Desarrollo y Cooperación de la Comisión Europea. “Nos dimos cuenta –añadió- que teníamos que hacer más y respondimos movilizando más recursos, desarrollando nuevas herramientas de políticas y fortaleciendo nuestras alianzas”.

La UE ha comprometido 3 500 millones de euros de su nuevo presupuesto del período 2014-2020 para mejorar el estado nutricional de las personas más vulnerables del planeta, especialmente los niños. El objetivo general es apoyar a los gobiernos en sus esfuerzos por reducir en 7 millones el número de niños con retraso del crecimiento menores de cinco años en 2025.

Resiliencia

En respuesta a las recientes y dramáticas crisis alimentarias en el Cuerno de África y el Sahel, la UE ha contribuido ya con  250 millones de euros para el desarrollo de las zonas áridas en el Cuerno de África en los últimos dos años. Esto se suma a los 1 500 millones de euros destinados a crear resiliencia entre las comunidades rurales del Sahel y África occidental hasta 2020.

“La resiliencia es clave para ayudar a las comunidades a resistir los impactos de las crisis”, dijo Ridolfi. “Esto significa –explicó- garantizar que las comunidades y las instituciones pueden anticiparse, adaptarse y recuperarse en caso de crisis y desastres. Significa también vincular la asistencia humanitaria a las actividades de desarrollo”.

Estrecha cooperación

El Director General Adjunto de la FAO para la Cooperación Técnica, Laurent Thomas, valoró positivamente el nuevo enfoque de la UE en la resiliencia y la seguridad alimentaria y nutricional.

Al recordar la estrecha cooperación existente entre la UE y la FAO en la implementación del Mecanismo alimentario de la UE -la respuesta de 1 000 millones de euros de la UE a la crisis de los precios de los alimentos de 2007-2008-, Thomas destacó que “logramos hacer frente las necesidades inmediatas de los afectados y al mismo tiempo las causas profundas del problema, mejorando así la resiliencia de las personas ante las crisis futuras”.

Thomas subrayó también que ahora, cuando quedan menos de dos años para el plazo fijado para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), la UE y la FAO están intensificando sus esfuerzos para reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre para el año 2015, con acciones como la Iniciativa ODM, en la que la UE financia los proyectos de desarrollo agrícola de la FAO en seis países por valor de casi 60 millones de euros.

Proyectos de la UE
El camino hacia la legalidad
Construyendo la muralla de África
Cultivando juntos