Los sistemas del patrimonio agrícola no existirían hoy en día sin la contribución de los agricultores familiares

Entrevista con Moujahed Achouri, Director de la División de Tierras y Aguas de la FAO

1. ¿Qué son los Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial?

Los Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM) se basan en el conocimiento y la experiencia local, que reflejan la evolución de la humanidad, la diversidad de sus conocimientos y su profunda relación con la naturaleza.

Estos sistemas no sólo han dado lugar a paisajes sobresalientes y han mantenido y adaptado la biodiversidad agrícola, el conocimiento indígena y los ecosistemas resistentes, sino que, sobre todo, han proporcionado múltiples bienes y servicios y han garantizado la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia de millones de miembros de comunidades locales y pueblos indígenas de forma continua, mucho más allá de sus fronteras.

2. El AIAF ha destacado tres puntos clave que definen la importancia de la agricultura familiar. Estos incluyen el vínculo crucial con la seguridad alimentaria, la conservación de los productos alimenticios tradicionales, la protección de la biodiversidad agrícola mundial y la utilización sostenible de los recursos naturales, así como el impacto positivo en las economías locales. Teniendo esto presente, ¿cuáles son los vínculos/coincidencias entre los SIPAM y la agricultura familiar?

Hay mucho más que un punto coincidente o un vínculo entre los SIPAM y la agricultura familiar. Los SIPAM son sinónimo de agricultura familiar y pequeños agricultores. Su importante contribución a la seguridad alimentaria local y mundial, a la soberanía alimentaria, a los sistemas alimentarios indígenas, a la dieta y cultura nutricionales, a la conservación y utilización sostenibles de la biodiversidad y los recursos genéticos fundamentales para la alimentación y la agricultura, se corresponde íntegramente con los puntos mencionados anteriormente. Los sistemas del patrimonio agrícola no existirían hoy en día sin la contribución de los agricultores familiares.

De la misma manera que los SIPAM intentan resaltar y promover los vínculos entre la cultura y la agricultura, el AIAF pretende definir la agricultura familiar como algo más que un modo de producción, salvaguardándola como una forma de vida. Las familias, la agricultura y la cultura están estrechamente relacionadas. La protección y la promoción de estos vínculos para las generaciones futuras es una prioridad tanto para los SIPAM como para el AIAF.

3. Como custodios de la biodiversidad, ¿cuáles son los desafíos a los que se enfrentan hoy en día los agricultores familiares de todo el mundo?

Entre los desafíos a los que se enfrentan los agricultores familiares se incluyen el aumento de la vulnerabilidad derivada de una cesta de alimentos cada vez menos variada, el desplazamiento de las comunidades indígenas y la desaparición de las variedades tradicionales, así como la escasa participación de la comunidad en la toma de decisiones. También merece la pena mencionar que muchas políticas están promoviendo cultivos básicos estándar sin tener en cuenta otros cultivos muy olvidados.

Además, los esfuerzos de conservación de la biodiversidad no incluyen a los "sistemas de conocimientos culturales y tradicionales” de los agricultores familiares y de las comunidades indígenas y locales.

4. ¿Cómo benefician los SIPAM a los agricultores familiares?

Para maximizar los resultados, la iniciativa SIPAM actúa a nivel mundial, nacional y local. Los agricultores familiares y los gobiernos nacionales son los principales agentes del proceso en el que la FAO actúa únicamente como facilitadora.

La asociación SIPAM trabaja haciendo hincapié en el delicado equilibrio entre la conservación, la adaptación y el desarrollo socioeconómico.

Para preservar la tradición, las comunidades agrícolas familiares también tienen que adaptarse. Los SIPAM apoyan las políticas gubernamentales de protección, incluyendo las nuevas políticas de adaptación que tienen en cuenta los desafíos que el cambio climático supone para los agricultores. Se deben adoptar soluciones a medida para que las técnicas puedan adaptarse a condiciones diversas.

La creación de capacidad de las comunidades agrícolas locales, así como de las instituciones locales y nacionales, también se centra en la búsqueda de soluciones para aumentar los ingresos de los agricultores al tiempo que añade un valor económico a los bienes y servicios de estos sistemas. Se deben poner en marcha incentivos económicos para estimular a los agricultores locales a seguir manteniendo y protegiendo estos complejos sistemas agrícolas.

Además, los SIPAM reconocen internacionalmente a los agricultores familiares reforzando el sentido de identidad y orgullo que estas comunidades deberían tener, desempeñando su papel fundamental en la gestión de los recursos naturales.

5. ¿Podría describir dos lugares que definan las sinergias entre la agricultura familiar y los SIPAM?

El cultivo integrado de arroz y peces en China conciencia a los agricultores de la cultura de su patrimonio pesquero, tradición y festividades y de las maneras de beneficiarse de sus sistemas de patrimonio convirtiendo la conservación en ingresos comercializables, por ejemplo, mediante el aumento del etiquetado y el desarrollo de las marcas y la inversión en el agroturismo y el ecoturismo.

En las terrazas de arroz de Ifugao en Filipinas los SIPAM han ayudado a las comunidades agrícolas indígenas y locales a valorar los conocimientos y capacidades tradicionales, poniendo en práctica los vínculos entre agricultura y cultura. La promoción de un Museo comunitario al Aire Libre SIPAM estimula el turismo y transfiere los beneficios a la población local. Estos esfuerzos contribuyen de manera significativa a la conservación de los arrozales tradicionales a elevada altitud de Ifugao y de otra biodiversidad forestal asociada.

Más sitios SIPAM

6. ¿Cómo seguirán los SIPAM ayudando a los agricultores familiares en el futuro? 

La FAO está participando actualmente en el proceso de formalización del reconocimiento internacional de los SIPAM, que fortalecerá más aún la asociación. 

Otro resultado excelente para los SIPAM es la constitución de los Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Nacional (NIAHS, por sus siglas en inglés) en China. Antes de los SIPAM, los sistemas agrícolas tradicionales en China se consideraban “atrasados”. Ahora han recuperado nuevamente el protagonismo y se les ha otorgado el reconocimiento que merecen. El resultado ideal a largo plazo consistiría en que más países miembros adoptaran y administraran los SIPAM por sí solos.

Por último, se debe animar y supervisar estrechamente a las generaciones futuras, pues el futuro de estos sistemas agrícolas únicos está en sus manos.

Más información sobre los SIPAM

04/06/2014