Expo de Agricultura Familiar: un aprendizaje para los campesinos familiares y para la FAO

La campesina Elisabetta Monti habla sobre la agricultura en el Trentino y el papel de los comités locales en la promoción del modelo de agricultura familiar y en pequeña escala en Italia.

Durante las próximas tres semanas la sede de la FAO alberga un mercado de pequeños agricultores familiares en el atrio. Entre los productos a la venta figuran legumbres, cereales, miel, galletas, mermeladas, aceite de oliva, pescado en escabeche, patés vegetales, frutos secos, entre otros muchos. Las familias y cooperativas que participan vienen de toda Italia y tienen diferentes historias que contar.

El mercado es una gran oportunidad para que la FAO aprenda más sobre la agricultura local italiana en pequeña escala y familiar directamente de los propios productores y para que los agricultores de toda Italia aprovechen una valiosa oportunidad de estar en contacto con los departamentos técnicos de la FAO y entre ellos mismos.

Elisabetta Monti, una de los agricultores que estuvo la semana pasada aquí, nos habló de la granja de su familia, La Fonte Folgaria en Trentino. Esta granja biológica tradicional autosuficiente elabora distintos productos como infusiones, frutos y legumbres secas, sales a base de hierbas y aromáticas, plantas medicinales (flores/hierbas típicas de la región del Trentino), así como leche, huevos, lana y carne.

En su tiempo libre, Elisabetta es también un miembro activo del Comité del Trentino en apoyo del Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014 (Comitato Trentino di Supporto all 'Anno Internazionale dell' Agricoltura). Este comité local nació del Comité Nacional Italiano en apoyo al AIAF, cuyos objetivos incluyen la promoción de un nuevo modelo para el desarrollo de las comunidades y las cooperativas de agricultores, salvaguardando la diversidad biológica y sobre todo, garantizando una distribución más equitativa y amplia de productos de la agricultura familiar y en pequeña escala. El Comité italiano actuará como portavoz ante las autoridades italianas para favorecer el modelo de agricultura familiar y en pequeña escala, defendiendo que Italia juegue un papel más activo con las instituciones internacionales y otras con sede en Roma en el área de los agronegocios. El Comité italiano apoya también la Campaña Nacional a favor de la agricultura en pequeña escala y familiar, que a su vez aboga por una ley marco centrada específicamente en la agricultura en pequeña escala.

El Comité subregional del Trentino se centra en realidades locales y soluciones a la medida en la zona de Trentino (cada región tiene sus propios problemas). Elisabetta explicó que el esfuerzo de la Comisión se concentra principalmente en tres áreas:

1. Comunicación- se centra en educar a los consumidores sobre las opciones y responsabilidades que tienen cuando compran productos y los efectos que estas decisiones tienen en nuestra salud y el medio ambiente, así como en otros pueblos y países. Además, las estrategias de comunicación ponen de relieve la importancia de la soberanía alimentaria, el derecho de los pueblos a definir sus propios sistemas alimentarios.

2. Legislación - Disminuir el papeleo y simplificar el proceso burocrático para los productores en muy pequeña escala debe ser parte integrante de la ley marco sobre agricultura en pequeña escala y familiar.

3. La recopilación de información es un primer paso fundamental en el impulso para el cambio. Las políticas y las leyes sólo pueden ser formuladas y luego implementadas cuando se disponga de información específica. Actualmente el Comité del Trentino reúne datos sobre tierras públicas y privadas abandonadas que antes se cultivaban. La idea es recopilar información detallada y, basándose en esto, defender la redistribución de la tierra a jóvenes agricultores familiares.

Elisabetta añadió que estos comités locales, conocidos como tavoli locali (mesas locales) están creciendo en Italia. Presionan para el cambio, pero demuestran también un punto clave: la importancia de la participación y empoderamiento comunitarios en la mejora de las condiciones de los agricultores en pequeña escala en Italia y en todo el mundo.

El mercado campesino es el lugar perfecto para un intercambio espontáneo de ideas y de información entre la FAO y los agricultores locales. Elisabetta mencionó que la visita había sido fructífera en muchos sentidos.

Hablando con el equipo de comunicación aprendió más sobre la web del Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014 y la amplia gama de recursos de comunicación disponibles, así como la posibilidad de vincular material local relevante para su granja y el Comité del Trentino en la sección "Desde el terreno" de la página web.

Elisabetta tiene además la esperanza de obtener información sobre legislación y políticas exitosas de agricultura en pequeña escala en otros países. Esto puede ser útil para orientar la propuesta de la ley marco que está promoviendo la Campaña Nacional Italiana; ella está especialmente interesada en los casos de Francia y Brasil.

Elisabetta está también en contacto con un miembro del personal del Departamento Forestal especializado en productos forestales no madereros, algo en lo que ella trabaja todos los días. Le proporcionó los nombres de las principales publicaciones de la FAO que reconocen la importancia de las hierbas y frutos silvestres, información valiosa que aseguró le será útil en su trabajo.

La posibilidad de un contacto directo entre la FAO y los agricultores en pequeña escala y familiares es muy importante para ambas partes. Fue una satisfacción ver a los delegados y miembros del personal de la FAO relacionándose y comentando con los agricultores familiares sobre sus sabrosos productos. Como dijo Elisabetta, este debe ser el primero de muchos mercados campesinos en la sede de la FAO, algo que podría, tal vez, repetirse en la sede de la FAO y en las Oficinas Regionales con agricultores de otras partes del mundo.

Cada agricultor tiene su propia historia que contar y siempre hay algo que aprender de todas y cada una de estas historias.