Los agricultores familiares deben ocupar un lugar central en todas las agendas agrícolas y de seguridad alimentaria y nutricional

Entrevista con Estrella Penunia, Embajadora Especial del Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF)

1. ¿Cuál es su función como Embajadora Especial del AIAF?

Mi función como Embajadora Especial consiste en promover la agricultura familiar. Asisto a los actos del AIAF y coordino con el Director General de la FAO y otros Embajadores Especiales del AIAF para transmitir mensajes concertados y llevar adelante una campaña coherente.

2. ¿Cuáles cree usted que son algunos de los mayores problemas a los que hacen frente actualmente los agricultores familiares de todo el mundo?

Puedo hablar de los agricultores familiares de Asia y el Pacífico. En nuestra región reside el 70 % de los agricultores familiares del mundo, que trabajan en tierras de cultivo de no más de cinco hectáreas, con una media de dos hectáreas. En esta región, las mujeres agricultoras realizan entre el 50 % y el 90 % del trabajo en las explotaciones.

A pesar del reducido tamaño de las explotaciones, los agricultores familiares  de Asia y el Pacífico producen el 80 % del total de los alimentos necesarios para garantizar la seguridad alimentaria en la región. Esto se debe al mayor empleo de mano de obra e insumos de propiedad de la familia, así como a la intensidad y diversificación de cultivos, a pesar del pequeño capital invertido.

Sin embargo, nuestra región también alberga al 63 % de las personas más afectadas por la pobreza y el hambre en el mundo, especialmente en las zonas rurales de Asia Meridional y Oriental.

El problema más común es el limitado acceso a la tierra o la carencia de tierras. Otro problema es la falta de acceso a servicios de primera necesidad, como agua, saneamiento y electricidad. El acceso a recursos como crédito, aperos y tecnologías agrícolas también es muy limitado. Además, los agricultores familiares se ven obstaculizados por otros factores, entre ellos la falta de información sobre mercados, los limitados conocimientos empresariales y el escaso poder de negociación, que los hacen más vulnerables y menos competitivos.

Los fenómenos meteorológicos extremos también están aumentando la vulnerabilidad de los agricultores. La región está particularmente expuesta al riesgo de inundaciones  y tormentas. El año pasado, el tifón Haiyan causó grandes estragos y dejo 6 190 muertos y muchos desaparecidos.

A veces, la amenaza del desplazamiento se cierne sobre las personas que desean permanecer y practicar la agricultura debido a la falta de políticas claras sobre el uso de la tierra y la seguridad de la tenencia.

3. ¿Cómo se pueden superar estos problemas? ¿Qué pueden hacer las organizaciones internacionales, los gobiernos y las organizaciones de agricultores entre otros, para seguir apoyando a los agricultores familiares y en pequeña escala después de 2014? En su opinión, ¿en qué esferas específicas se debe centrar la atención?

Fundamentalmente, se debe invertir más en los agricultores familiares y en pequeña escala puesto que representan la amplia mayoría de los agricultores del mundo. Esto les permitiría cumplir la función que le corresponde en el logro de la seguridad alimentaria, la nutrición y el desarrollo sostenible.

Se deben adoptar políticas públicas y realizar inversiones en las siguientes esferas específicas: el derecho de los agricultores familiares sobre sus recursos de producción básicos como la tierra, el agua, los bosques y las semillas; políticas que ayuden a mejorar y multiplicar prácticas agrícolas sostenibles, integradas, diversificadas, resilientes y ecológicas; políticas que ayuden a establecer empresas viables de propiedad de los agricultores o agroempresas dirigidas por ellos y que promuevan el espíritu empresarial y de independencia de los agricultores; políticas que despierten el interés de los jóvenes por la agricultura; políticas que aseguren las obras de infraestructura necesarias, como carreteras entre las explotaciones y los mercados, servicios post cosecha, riego, crédito, seguro, información meteorológica puntual y fiable, y seguros frente a riesgos; políticas que empoderen a las mujeres agricultoras y promuevan la igualdad de género en las explotaciones familiares; políticas que reconozcan las explotaciones familiares, y políticas que institucionalicen la participación significativa de los agricultores familiares en los órganos decisorios relacionados con la agricultura.

4. En su calidad de Secretaria General de la Asociación de Agricultores de Asia (AFA) ¿Cuán importantes son las organizaciones de agricultores en el sector? ¿ Podría facilitar algunos ejemplos del modo en que la AFA apoya los agricultores familiares y en pequeña escala de Asia?

Los agricultores familiares deben ocupar un lugar central en todos los programas agrícolas, de seguridad alimentaria y nutricionales; su bienestar y la sostenibilidad de sus medios de vida deben recibir la máxima prioridad.

El principal cometido de la AFA es empoderar a los agricultores familiares y en pequeña escala de Asia para que puedan influir efectivamente en los gobiernos y otras instituciones. Realizamos esta labor a través de nuestros programas de promoción de políticas, gestión de conocimientos, fomento empresarial y gobernanza.

La AFA ofrece información y análisis sobre políticas, emprende campañas, así como diálogos con los responsables de la toma de decisiones a nivel nacional y regional.  Fomentamos el conocimiento y las competencias de nuestros líderes y miembros mediante diferentes enfoques participativos y de aprendizaje a partir de la experiencia, entre ellos visitas de intercambio ente agricultores.

Además, prestamos apoyo técnico y de gestión a las iniciativas de los miembros en agricultura sostenible y agroempresas.

5. Como agente de desarrollo social , usted ha dedicado gran parte de su carrera a trabajar en la esfera del desarrollo rural, junto a agricultores familiares y en pequeña escala, ¿qué ha aprendido de ellos?

He aprendido muchas cosas simples pero profundas de los agricultores. Los agricultores familiares no deben verse como víctimas, sino como proveedores de soluciones. Pese a las adversidades que enfrentan, siguen siendo resilientes y optimistas. La interacción constante con ellos me inspira y me ayuda a mantener los pies en la tierra, por último, me hace mejor como persona.

6. ¿Qué espera que obtenga este año internacional? ¿Cómo se puede prolongar el éxito de este año después de 2014?

Después de 2014, esperamos que se celebre el decenio internacional de la agricultura familiar. Al fin y al cabo, tenemos que alimentar a 9 000 millones de personas para 2050 en un contexto de cambio climático, y dado que los agricultores familiares alimentan al mundo y cuidan el planeta, debemos seguir cuidándolos. 
17/12/2014