Conocimientos nuevos, esperanza nueva


Un grupo de agricultores ayuda a Akuilina Ihurre a perseverar en tiempos difíciles

Los conflictos, la crisis económica, los fenómenos climáticos extremos y las infraestructuras deficientes son algunos de los desafíos para la seguridad alimentaria en Sudán del Sur. La FAO está trabajando con asociados para proporcionar apoyo de emergencia para proteger y reconstruir los medios de subsistencia. © FAO/Stefanie Glinski

Akuilina Ihurre solía pensar que era demasiado mayor para unirse a un grupo de agricultores, pero sabía que necesitaba ayuda para superar años de hambre. Hoy, produce alimentos con semillas, herramientas agrícolas y técnicas adquiridas a través de una Escuela de campo para agricultores de la FAO en Torit, Sudán del Sur.

Akuilina es una de las casi 1 800 personas que están adquiriendo conocimientos agrícolas en más de 60 Escuelas agropastorales de campo para agricultores de la FAO en el estado de Ecuatoria Oriental. Su grupo de 30 agricultores incluye a 20 mujeres, muchas de las cuales son madres solteras que se ocupan solas de sus hijos.

Las Escuelas de campo para agricultores (FFS, por sus siglas en inglés) se centran en el concepto del aprendizaje práctico con el objetivo de desarrollar los conocimientos de los agricultores y mejorar su capacidad para analizar críticamente y resolver sus desafíos agrícolas. En las FFS, los agricultores son los expertos y deciden qué es relevante para ellos y qué quieren que la FFS aborde en su plan de estudios. Esto garantiza que la información sea relevante y que se adapte a las necesidades reales de los participantes.

"Juntos hemos plantado un campo completo de verduras y cultivos que ayudan a alimentar a nuestras familias", dice Akuilina.

Este es un punto de inflexión para esta viuda, madre de siete hijos y abuela de cinco nietos, que sufrió ataques y robos en su propia casa.

Akuilina nació hace más de sesenta años, aunque no sabe su edad exacta. Cuando era una niña, su madre le dio el segundo nombre de Ihurre, que significa "hambre".

"El hambre y la adversidad me han seguido toda mi vida", dice Akuilina.

Sudán del Sur ha experimentado conflictos constantes, una recesión económica y una inseguridad alimentaria cada vez mayor, pero Akuilina está desempeñando su propio cometido para hacer realidad el potencial de su comunidad. Ella vive en una zona fértil y pintoresca del país, enclavada entre verdes colinas y una cordillera rocosa.

Los agricultores comenzaron a sembrar antes de la temporada de lluvias, utilizando semillas, herramientas y capacitación proporcionada a través de los proyectos de la FAO financiados por Canadá y Dinamarca. La temporada de siembra es la mayor oportunidad para abordar la inseguridad alimentaria en todo el país. ©FAO/Stefanie Glinski

Desde que se unió al programa de capacitación agropastoral, Akuilina ha aprendido a alinear y espaciar cultivos, cuidar de las plantas nuevas mediante el deshierbe y usar herramientas para mullir el suelo.

Una vez que los miembros del grupo se gradúan del programa, a menudo se unen a la siguiente fase, apoyándose mutuamente a través de un club de ahorro y préstamo para hacer que su comunidad sea más resiliente.

La FAO en Sudán del Sur tiene como objetivo acceder por lo menos a 800 000 hogares con inseguridad alimentaria mediante el apoyo de emergencia a los medios de vida y, cuando sea posible, activar las actividades de fomento de la resiliencia. Estas incluyen Escuelas de campo agropastorales, como en la que ha recibido capacitación Akuilina.

Como anciana del grupo agrícola, Akuilina se ha convertido en orientadora, y es la persona a la que acuden otras mujeres cuando surgen disputas. © FAO/Stefanie Glinski

Como anciana del grupo agrícola, Akuilina se ha convertido en orientadora, la persona a la que acuden otras mujeres cuando surgen disputas.

"No tengo una solución cuando se trata de la situación en Sudán del Sur, pero puedo ofrecer soluciones a las mujeres de mi grupo. Creo que ahora entendemos que somos fuertes. Juntas podemos luchar contra el hambre".

Al invertir en los medios de vida de las personas, la FAO les está permitiendo pasar a la acción y ser parte del objetivo mundial de lograr el Hambre Cero.


Más información: