Lambert Wilson, comprometido a luchar junto a la FAO contra el hambre en el mundo


El actor francés nos invita a todos a actuar para erradicar el hambre.

Para Lambert Wilson, erradicar el hambre significa que debemos actuar ahora, y que debemos actuar juntos. Cada acción cuenta © FAO/Alessandra Benedetti

El actor es más conocido a nivel internacional por su papel de Merovingio en los films Matrix Reloaded y Matrix Revolutions, así como su actuación en el drama histórico De dioses y hombres. Ha protagonizado más de cien películas, incluida la reciente obra biográfica, Jacques, que narra la vida del famoso explorador oceanográfico Jacques-Yves Cousteau. 

Wilson ha aparecido también sobre y detrás del escenario en muchas obras de teatro, incluyendo Les Caprices de Marianne, la adaptación de la tragedia Berenice y los musicales, Le Roi et moi y Candide

Como ferviente defensor del medio ambiente, participó en un proyecto de reforestación en Haití con las Naciones Unidas y, más recientemente, se ha comprometido con varias ONG para la protección del arrecife amazónico. En el pasado, se asoció con la FAO y utilizó su fama para promover el Día Mundial de los Océanos, la gestión sostenible de la pesca y la biodiversidad en los océanos comunes (áreas marinas situadas fuera de los límites de la jurisdicción nacional). 

Actor, director, cantante y activista, Lambert Wilson es un personaje polifacético. Curioso y entusiasta, se involucra, explora, se pregunta y busca saber más. Los temas que más le preocupan son los más universales. Para él, el mensaje del Hambre Cero es clave. 

Lambert Wilson

“Mi encuentro con el Abate Pierre, sacerdote francés y defensor de los pobres, me enseñó a no tener miedo de abrir mis ojos a lo que parece desagradable en la vida humana: injusticia, pobreza, miseria. Si tienes el coraje de abrir tus ojos, sin apartar la vista, ya has hecho mucho. Es un camino que te llevará a actuar”. 

Su compromiso llega en un momento clave. Tras varios años de declive, las cifras mundiales de hambre vuelven a aumentar: en 2017, 821 millones de personas en el mundo padecen esta lacra.

Izda: Necesitamos invertir en ciencia e innovación para mejorar las semillas y hacerlas resistentes a la sequía. Derecha: Es importante hallar formas de producir más productos agrícolas con menos agua.

Paradójicamente, el mundo produce hoy en día alimentos suficientes para todos, sin embargo, una de cada nueve personas en el mundo sufre de malnutrición crónica. Los conflictos, la pobreza, el agotamiento de los recursos naturales y el cambio climático explican en parte esta situación. 

Actuemos ahora y todos juntos antes de que sea demasiado tarde 

Con motivo del Día Mundial de la Alimentación, que se celebra todos los años el 16 de octubre, la FAO, junto con Lambert Wilson, ha presentado un video para alentarnos a todos, en todo el mundo, a actuar para combatir el hambre en el mundo. El objetivo es volver a movilizar a la opinión pública, no solo para luchar contra el hambre en el mundo, sino también para erradicarla de forma permanente y garantizar un futuro sostenible para todos.

“Cuando eres un personaje público y puedes ser portador de un mensaje, es bueno informarte. Tienes que elegir tus batallas, seguirlas e ir tan lejos como puedas”. ©FAO/Alessandra Benedetti

“Podemos trabajar juntos para revertir la negatividad humana y avanzar hacia lo positivo. Asumamos nuestras responsabilidades. Actuemos para lograr un mundo Hambre Cero”. 

Al igual que la FAO, Lambert Wilson cree firmemente que todavía es posible alcanzar la meta #HambreCero para 2030. Para ello, es fundamental que todos trabajemos juntos. Gobiernos, agricultores, sociedad civil, representantes de los sectores público y privado, comerciantes, docentes, individuos: todos tienen un papel que desempeñar, a diario. 

¿Cómo? Desarrollando políticas que apoyen la agricultura y el desarrollo rural y los programas de protección social para las personas vulnerables. 

¿Y para cada uno de nosotros? Acciones simples como no comprar más alimentos de los que necesitamos, no dejar que nuestras frutas y verduras se pudran en nuestros frigoríficos, o regalar alimentos que de otra forma se perderían. 

Estos son solo algunos ejemplos. Para más información y para participar, por favor haga clic aquí.


Mire las fotos del rodaje del vídeo.