La producción de canela, un producto forestal muy demandado, ayuda a mejorar los ingresos de los agricultores familiares en Viet Nam


Las organizaciones de productores forestales y agrícolas impulsan la economía de Viet Nam

Junto con la Unión Nacional de Agricultores de Viet Nam (VNFU, por sus siglas en inglés), el Mecanismo para Bosques y Fincas (FFF) –asociación puesta en marcha en septiembre de 2012 por la FAO, el Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo (IIED), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) y AgriCord– apoya el establecimiento de cooperativas de pequeños campesinos en las provincias de Yen Bai, Bac Kan, Phu Tho y Thai Nguyen. ©FAO

16/07/2019

En las regiones septentrionales de Viet Nam, la silvicultura y la agricultura proporcionan medios de subsistencia a casi el 80% de la población. Sin embargo, casi la mitad de todos los hogares poseen menos de una hectárea de tierra, lo que a menudo impide a los agricultores obtener los ingresos que necesitan. Para ayudar a los pequeños agricultores a encontrar formas de aumentar sus ingresos, utilizando al mismo tiempo de manera sostenible los recursos forestales, el FFF se asoció con la VNFU para ayudar a las familias de agricultores a formar cooperativas para mejorar sus vidas.

Lanzado en 2012, el FFF (Forest and Farm Facility) es una alianza entre la FAO, el Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo (IIED), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) y AgriCord. Esta colaboración con la VNFU tenía por objeto fortalecer las organizaciones de agricultores, incrementar sus ingresos y proteger los recursos naturales. El FFF se centró en siete cadenas de valor: viveros de árboles, madera, productos de canela, aceite de anís estrellado, té, pomelo y gallos silvestres.

Para los productores de canela, obtener la certificación orgánica es especialmente importante, ya que les ayuda a obtener más ingresos de sus productos, al tiempo que protegen el medio ambiente. ©FAO

Juntos, la VNFU y el FFF ayudaron a los pequeños agricultores a mejorar sus conocimientos técnicos y habilidades empresariales. Al unirse y formar cooperativas, los pequeños productores podrían obtener con más facilidad las certificaciones orgánicas, invertir en nuevas técnicas de producción y firmar contratos con empresas y comerciantes. Trabajar juntos también les permitió aumentar el valor de su producción y ganar mayor presencia ante las autoridades locales.

Nguyen Trí Tue es uno de los productores de canela de la cooperativa Dao Thinh que se ha beneficiado del apoyo del Mecanismo. Recibió formación completa sobre producción de canela orgánica, que incluía la organización de proyectos de capacitación de líderes, análisis de mercado y desarrollo de productos.

“Antes de recibir el apoyo del equipo del FFF y la VNFU, la mayoría de nosotros vendíamos nuestros productos individualmente a intermediarios y comerciantes. No teníamos información sobre el mercado ni poder de negociación, por lo que el precio dependía de los compradores”, explica Nguyen Trí Tue. “Los precios eran bajos e inestables y los productores de canela obtenían a menudo menos ingresos porque tenían escaso conocimiento del mercado o de las opciones de procesamiento”, añade.

Como resultado de las nociones empresariales y comerciales adquiridas por los miembros de la cooperativa Dao Thinh, pronto comenzaron a introducir sus productos mejorados de canela en las ferias agrícolas locales y regionales. Utilizando los ingresos adicionales que lograron, los miembros de la cooperativa pudieron arrendar más de 9 900 m2 de terreno para construir una fábrica de procesamiento de canela, que se completó en 2019. La cooperativa comercializa ahora varios productos de canela orgánica certificada a una amplia gama de compradores nacionales e importadores de la Unión Europea y Japón.

Los agricultores familiares son asociados clave para transformar la producción alimentaria y agrícola en sistemas sostenibles, ayudando a abordar retos como el agotamiento de los recursos naturales. ©VNFU/Vu Le Y Voan

Hasta ahora, el proyecto ha creado 14 grupos colectivos y cooperativas que benefician directamente a 650 agricultores (45 por ciento de ellos mujeres), cuyos miembros han visto aumentar sus ingresos entre un 10 y un 20 por ciento. La iniciativa también ha tenido su impacto en las políticas, con la construcción de nuevas carreteras forestales para mejorar el acceso al mercado. Y con más producción certificada como orgánica, los campesinos ayudan a proteger el medio ambiente a la vez que obtienen un precio más alto por sus productos.

En Viet Nam y en otros lugares los agricultores familiares son asociados clave y agentes de cambio en el desarrollo sostenible. Empoderar a los agricultores familiares para que desarrollen su potencial significa cambiar el enfoque de los sistemas alimentarios desde los cultivos básicos en las explotaciones privadas a una diversidad de productos obtenidos por un entorno más amplio, incluyendo frutas, hortalizas e incluso alimentos ricos en nutrientes provenientes de los bosques. Debemos fomentar asociaciones, como las existentes entre los agricultores familiares y sus organizaciones, para ayudar a crear sistemas alimentarios sostenibles, fomentar la resiliencia frente al cambio climático y asegurar las oportunidades económicas para la población rural. Se trata de un elemento clave lograr un mundo #HambreCero.


Más información:

 

1. No poverty, 8. Decent work and economic growth, 15. Life on land