La elaboración de galletas cambia la vida de las mujeres rurales en Irán


La historia de cómo la necesidad llevó a Fatemeh a descubrir su potencial empresarial

Las mujeres son importantes agentes de cambio y desempeñan un papel clave en la erradicación de la pobreza. ©FAO/Amir Khaleghiyan

05/02/2020

En la ciudad de Se-Qale, una pequeña comunidad rural próxima al desierto de Lut, en el sureste del Irán, Fatemeh Safarpour mantiene a sus hijos con su negocio de elaboración de galletas. Lo que para ella comenzó como una manera de sobrevivir en un momento de necesidad se ha convertido en su pequeña pastelería, que crea oportunidades de empleo para otras mujeres de la zona, gracias a la ayuda de la FAO y de la comunidad local.

La vida de Fatemeh cambió radicalmente hace 18 meses, cuando su marido quedó en la bancarrota y la dejó sola al cuidado de los tres hijos de ambos. Al carecer de empleo propio, para ella fue un momento difícil.

“Antes de que mi marido se fuera, me ocupaba solo del cuidado de la casa y de mis hijos”, dice Fatemeh. “Pero [a raíz de aquello] tomé la determinación de encontrar una nueva fuente de ingresos para mantener a mis hijos”.

Tras considerar sus habilidades y los instrumentos de que disponía, Fatemeh concluyó que la elaboración de galletas tradicionales podía constituir una opción viable para generar ingresos, si bien era escéptica sobre si sería capaz de sacar la idea adelante. Afortunadamente, Fatemeh era una candidata perfecta para solicitar la ayuda del fondo de desarrollo comunitario sostenible de su comunidad local, creado en el marco del proyecto de la FAO “Rehabilitación de paisajes forestales y terrenos degradados” (RFLDL, por sus siglas en inglés).

El proyecto RFLDL, financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y el Gobierno del Irán, establece iniciativas comunitarias ambientalmente sostenibles. Pese a lo que indica el nombre del proyecto, este no se centra únicamente en mejorar los suelos y las tierras degradadas, sino que también promueve medios de vida que respeten el medio ambiente. Los residentes pueden exponer sus planes de emprendimiento de nuevos negocios y solicitar la ayuda financiera del fondo de desarrollo comunitario sostenible de su comunidad. En particular, el proyecto anima a las mujeres a emprender iniciativas de carácter social y económico.

Sin estar segura aún de sus posibilidades, Fatemeh probó a exponer su idea a las mujeres integrantes de los comités del fondo de desarrollo comunitario sostenible local. 

“Las mujeres del fondo consideraron que mi idea era prometedora y me animaron a poner en marcha la pastelería”, cuenta Fatemeh. “En primer lugar, obtuve prestados 10 millones de riales iraníes (unos 100 USD) del comité del fondo local y puse en marcha mi nuevo negocio con un horno casero”.

Tres mujeres trabajan incansablemente en la pastelería, utilizando el horno de alta eficiencia energética recién construido con el fin de elaborar un producto alimenticio competitivo para la demanda interna. ©FAO/Amir Khaleghiyan

El negocio tuvo un excelente comienzo y Fatemeh pronto se dio cuenta de que si quería seguir ampliándolo, tenía que realizar algunos cambios. Las técnicas que estaba utilizando requerían demasiada intensidad de mano de obra y el horno casero era demasiado pequeño. Solicitó la asistencia del proyecto RFLDL, y este la puso en contacto con otra persona beneficiaria de la que Fatemeh aprendió cómo utilizar instrumentos y métodos más profesionales.

“Le concertamos un encuentro en la aldea de Zangooyi, a 35 km de la ciudad de Se-Qale, con una de nuestras personas beneficiarias experimentadas que había establecido allí una pastelería similar”, explicó Fatemeh Beheshti, facilitadora local del programa RFLDL. “Fatemeh aprendió a construir un nuevo horno de ladrillo y a mejorar sus técnicas de preparación de la masa”.

Su nuevo horno es más grande y más económico. Conserva el calor durante más tiempo, reduciendo los costos de energía. El horno tiene, asimismo, capacidad para cocer siete bandejas de galletas a la vez, en lugar de una sola bandeja por hornada. Con estas mejoras, el negocio de Fatemeh creció. Incluso contrató a otras dos mujeres para que la ayudaran a manejar la carga de trabajo, lo que, a su vez, ayudó a estas mujeres a obtener un ingreso.

“Con este horno y la ayuda de las dos señoras, puedo cocer más de 50 kilos de galletas al día, con un resultado de beneficio neto del 70%. Descontando los costos de producción, cada día de trabajo puedo ganar en torno al millón de riales (10 USD)”, cuenta Fatemeh. “Gracias a Dios, ahora puedo mantener a mi familia. Estoy pensando incluso en agrandar la pastelería, comprar nuevos equipos de horneado y contratar a más mujeres”.

La FAO anima a las mujeres de las comunidades locales a asumir un papel de liderazgo en la puesta en marcha y gestión de empresas de ámbito comunitario. ©FAO/Amir Khaleghiyan

Actualmente, en todas las comunidades en las que se está llevando a cabo el proyecto, las mujeres tienen una presencia fuerte y decisiva en los comités del fondo de desarrollo local.

“Inicialmente, parecía que las comunidades locales eran reacias a aceptar la participación de la mujer en los comités locales establecidos por el proyecto RFLDL”, indica Mohsen Yousefi, director del proyecto RFLDL en la provincia de Jorasán del Sur. “Sin embargo, ahora el papel de la mujer se ha convertido en una realidad aceptada”.

“En la localidad de Bostagh, casi la mitad de los miembros principales del comité del fondo local son mujeres”, señala Fatemeh Beheshti. “Asimismo, en la ciudad de Se-Qale, pueden encontrarse numerosos negocios prósperos administrados por mujeres”.

Las mujeres desempeñan un papel importante en las comunidades y en las cadenas de valor agroalimentarias, ya sea como agricultoras, vendedoras de mercado, empresarias o lideresas comunitarias. Los proyectos de la FAO están comprometidos a apoyar a las mujeres de todo el mundo para que desarrollen su potencial, por ellas mismas y para beneficio de sus comunidades. Todo esto se integra en la labor destinada a eliminar las desigualdades de género (Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 [ODS 5]) y lograr un mundo libre de pobreza (ODS 1) y hambre (ODS 2).


Más información

1. No poverty, 5. Gender equality, 8. Decent work and economic growth