“La autonomía, el empoderamiento y la independencia no llegan de la noche a la mañana”


Cómo una valiente ugandesa está empoderando a productoras de alimentos

Margaret Nakato departe con el colectivo femenino Baja Basaga sobre los derechos de la mujer y su participación en la pesca de la perca del Nilo en el desembarcadero de Kibanga en Uganda. ©Katosi Women Development Trust

02/10/2020

Margaret Nakato es una mujer con una meta: la igualdad de género. Su misión se ha convertido en empoderar a las mujeres que lavan, preparan y venden pescado de los lagos ugandeses para los mercados locales. 

El sector de la pesca continental en pequeña escala de África, cuyo foco se encuentra en los grandes lagos de Uganda, constituye una importante fuente de empleo para las comunidades locales. Mientras que la pesca propiamente dicha sigue siendo con creces de dominio masculino, se estima que el 69 % de su elaboración, preparación y venta corre a cargo de mujeres.

Sin embargo, para preparar y vender productos pesqueros, estas han de negociar con los pescadores, predominantemente hombres, con el fin de conseguir pescado fresco. Las mujeres también compiten con los mayoristas, que ofrecen precios mucho más elevados. Muchas de ellas se enfrentan a la violencia y a amenazas a diario. 

Margaret insiste en que las mujeres son esenciales para el sector pesquero y se encarga de ayudarles a reconocer este hecho y a que saquen provecho de ello. “Las mujeres con las que me he encontrado en los desembarcaderos de pescado en torno al Lago Victoria no reconocen que tienen derecho a estar en la pesca”, dice Margaret. “Se sienten a merced de los hombres que se dedican a ello. ¡De ahí que debamos informarles de que tienen derechos!”

Apoyo mediante colectivos femeninos

Margaret es coordinadora en el Katosi Women Development Trust (KWDT) de Uganda, una organización sin ánimo de lucro con el apoyo financiero de la FAO, que ayuda a 691 mujeres de 29 colectivos femeninos. Muchas de ellas son productoras de alimentos del sector de la pesca en pequeña escala.

Las mujeres que trabajan por su cuenta a menudo sufren acoso por parte de miembros masculinos de la comunidad y de oficiales de las fuerzas del orden. El KWDT alienta a las mujeres locales a constituir agrupaciones, como una forma de reforzar su voz y ayudarles a protegerse de la violencia. En grupo, las mujeres son menos vulnerables. Los infractores se lo piensan dos veces cuando saben que no están tratando con una sola persona, sino con una mujer que pertenece a un colectivo, especialmente si esa organización cuenta con recursos para proteger sus derechos. Los colectivos también alientan y ayudan a las mujeres cuyos derechos se han violado a denunciar los delitos. Trabajan conjuntamente para acceder a información jurídica sobre sus derechos en la pesca u otros sectores.

Arriba a la izquierda: En las sesiones de capacitación se enseña a las mujeres métodos más modernos para ahumar el pescado con miras a proteger mejor su salud y seguridad. Abajo a la derecha: Margaret ayuda a las mujeres a empoderarse mediante la educación y el conocimiento de sus derechos. ©Katosi Women Development Trust

Capacitación y tecnología

Margaret acude con regularidad a los desembarcaderos de pescado para impartir sesiones de capacitación a esos colectivos de mujeres. Las sesiones se centran en el tratamiento de conflictos, la promoción y los derechos humanos, así como métodos técnicos para ayudarles a aumentar el valor de sus productos. Tras haber recibido el apoyo de la FAO para participar en un curso de capacitación acerca de métodos de ahumado y preparación de pescado, Margaret ha conducido otras sesiones de capacitación sobre el modo de manipular de forma higiénica el pescado durante su elaboración y de ahumarlo en condiciones de seguridad utilizando nuevas tecnologías que reducen la exposición a vapores peligrosos. 

“Mediante la formación de los colectivos de mujeres, hemos logrado ayudarlas a acceder a capacitación y tecnología apropiada relacionadas con la producción y elaboración de alimentos. La autonomía, el empoderamiento y la independencia no llegan de la noche a la mañana pero, a través de una serie de actividades, hemos estimulado a las mujeres para que asuman su propio desarrollo”, señala Margaret orgullosa. 

Además, estos colectivos han contribuido a facilitar el acceso de las mujeres al microcrédito y la inversión en equipos nuevos. Once colectivos femeninos han podido adquirir nuevos caballetes de pescado y cinco, han conseguido una cámara segura de ahumar pescado. Con los conocimientos y nuevas tecnologías adquiridos, las mujeres pueden producir productos pesqueros de mayor calidad que pueden venderse a mejores precios, reducir pérdidas posteriores a la captura y aumentar sus ingresos. 

Secuelas de la COVID-19 

Las iniciativas del KWDT resultaron inestimables cuando golpeó la enfermedad por coronavirus (COVID-19). Al principio, Margaret sensibilizó sobre los riesgos de la pandemia y el modo en que los colectivos locales de mujeres podían protegerse a ellas mismas y sus negocios durante este difícil período. Lamentablemente, debido al confinamiento, muchas mujeres se vieron obligadas a dejar de trabajar y perdieron su principal fuente de ingresos. Para ayudarles a alimentar a sus familias, el KWDT ha creado un fondo con el fin de ayudar a estas mujeres a reactivar sus pequeños negocios, que constituyen su principal fuente de ingresos cubrir sus necesidades básicas, como la alimentación 

La Oficina de la FAO en Uganda mantiene estrechos lazos con el KWDT y se reúne con regularidad con los miembros de su colectivo —sin esta colaboración, Margaret dice que habría sido más arduo para el KWDT llegar a las comunidades a las que ahora ayuda.

La heroína de la alimentación Margaret habla con entusiasmo sobre el fortalecimiento del papel de la mujer en la producción alimentaria. ©Katosi Women Development Trust

Con el apoyo de la FAO, Margaret ha asistido a varias reuniones mundiales en los últimos cinco años para dar voz a las trabajadoras de la pesca en pequeña escala.

Se muestra positiva y entusiasta respecto a la mejora de las condiciones de la mujer en el sector pesquero de Uganda. ¿Por qué? Bueno, como ella dice, “cuando empoderas a las productoras de alimentos, no solo mejoras sus vidas, sino la producción alimentaria de comunidades enteras”.

La FAO considera que las acciones de los héroes de la alimentación, como Margaret, que se dedican a fortalecer el papel de la mujer en la producción de alimentos y favorecer la igualdad de género, son esenciales para la seguridad alimentaria, la nutrición y el logro de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Como dice Margaret, no sucederá de la noche a la mañana: pero la sensibilización, la capacitación y las oportunidades son los pasos que nos llevarán hacia ello.

Detrás de toda nuestra comida, siempre hay alguien que produjo, plantó, cosechó, pescó o transportó los alimentos. Al aproximarse el Día Mundial de la Alimentación, que se celebra el 16 de octubre, aprovechamos la oportunidad para agradecer a estos #HéroesDeLaAlimentación, los cuales, independientemente de las circunstancias, continúan suministrando alimentos dentro y fuera de sus comunidades, ayudando a cultivar, nutrir y preservar nuestro planeta.


Para obtener más información

2. Zero hunger, 5. Gender equality, 8. Decent work and economic growth, 14. Life below water