Arrojar luz sobre la “zona crepuscular” del océano


La nueva guía ilustrada de la FAO mejora los conocimientos sobre los peces del Océano Atlántico.

La guía ilustrada de la FAO ayuda a los científicos e investigadores a identificar los peces de la zona mesopelágica del océano, que se extiende entre los 200 y los 1 000 m por debajo de la superficie. © Rich Carey /shutterstock.com

22/12/2020

En las profundidades del Océano Atlántico, un grupo de objetos luminosos se desliza por las aguas oscurísimas. Un examen minucioso revela que, en realidad, se trata de un cardumen especial de peces linterna, que reciben este nombre debido a su increíble capacidad de producir luz.

Los peces linterna tienen órganos diminutos, denominados fotóforos, dentro de los cuales se produce una reacción química por la que emiten luz bioluminiscente. Estos peces viven en uno de los ecosistemas más grandes del planeta: la zona mesopelágica del océano, entre los 200 y los 1 000 m de profundidad. Los peces linterna suelen agruparse, formando capas densas. De hecho, estas capas contienen tantos peces juntos de forma compacta que pueden reflejar los haces del sonar. ¡Durante muchos años, los oceanógrafos creyeron que las capas de peces eran en realidad el fondo del océano! 

Esta es tan solo una idea equivocada que demuestra la importancia de conocer la vida marina que habita en las profundidades del océano. Al reunir conocimientos sobre las criaturas marinas, podemos promover la utilización sostenible de los recursos oceánicos y proteger el medio marino. 

Teniendo esto presente, el Programa Nansen sobre el enfoque ecosistémico de la pesca (Programa EEP-Nansen) aplicado por la FAO ha elaborado una guía totalmente ilustrada para identificar los peces mesopelágicos del Atlántico central y sudoriental. En esta guía exhaustiva se detallan 126 peces linterna y otras 426 especies de peces de la zona mesopelágica. Fue preparada por un equipo mundial de expertos, taxónomos y científicos, junto con un ilustrador científico. Esta guía es solo una parte de las investigaciones más amplias del programa relativas a los recursos y los ecosistemas del océano.

Estos ejemplos ilustrados de la guía, Sternoptyx pseudodiaphana (izquierda) y Hygophum taaningi (peces linterna Myctophidae) (derecha), son dos tipos de especies de peces mesopelágicos que se encuentran en las profundidades del Océano Atlántico. ©FAO

¿Por qué son tan importantes los peces mesopelágicos? 

Aunque los peces mesopelágicos suelen habitar entre los 200 y los 1 000 m de profundidad, se acercan a la superficie del océano poco antes del atardecer a fin de alimentarse y luego vuelven a bajar para esconderse de sus depredadores. De esta manera, contribuyen a la “bomba biológica”, que extrae carbono del aire y lo lleva a la profundidad del océano. Esta es solo una de las formas en que los océanos absorben y almacenan dióxido de carbono de la atmósfera. Sin esta bomba, la concentración atmosférica de CO2 sería el doble de su valor actual; por ello, ¡los peces mesopelágicos son muy importantes!

Varios estudios recientes han estimado que los peces mesopelágicos son el mayor grupo de vertebrados del mundo en términos de biomasa. Esto ha atraído la atención de la industria pesquera al considerar la posibilidad de utilizar estos recursos como fuente alternativa de harina y aceite de pescado. Por lo tanto, es importante conocer a fondo estas especies para asegurar que cualquier aumento de la pesca se produzca de manera sostenible con miras a evitar posibles efectos negativos.

Un primer plano de los Argyropelecus gigas mesopelágicos, o peces hacha, estudiados por los científicos. ©Paul Clerkin

El conocimiento es poder

El fundamento necesario de toda actividad de investigación es la identificación precisa, pero en el caso de los peces mesopelágicos, esta es una tarea difícil, pues existen ligeras diferencias dentro de las especies y entre ellas y sus cuerpos frágiles pueden dañarse con facilidad en las redes. Tales dificultades son las que intenta superar la nueva guía.

A principios de 2019, los científicos a bordo del buque de investigación del Programa EEP‑Nansen, el Dr. Fridtjof Nansen, pusieron a prueba la guía durante un estudio de los peces mesopelágicos en las costas de Namibia. La embarcación, que pertenece al Organismo Noruego de Cooperación para el Desarrollo (Norad) y es operada por la FAO y el Instituto de Investigaciones Marinas de Noruega, es única, ya que no existe ningún otro buque de investigación en el mundo que enarbole el pabellón de las Naciones Unidas. Desde 1975 el buque investiga algunos de los océanos menos explorados del planeta, utilizando tecnología puntera a fin de ayudar a los países a recopilar datos científicos esenciales para la ordenación pesquera sostenible. 

Dicho estudio de investigación ofreció la oportunidad de mejorar la guía de identificación sobre la base de la experiencia de los científicos con ella. 

Según explica Edoardo Mostarda, experto en pesca y biodiversidad de la FAO y editor científico de la guía sobre peces: “La falta de instrumentos para la identificación de especies de peces poco conocidas, pero de importancia ecológica, en las costas de África occidental obstaculiza la labor de los científicos locales en las iniciativas dirigidas a gestionar sus recursos pesqueros de manera sostenible. La guía tiene como objetivo subsanar esta deficiencia”.

Tras ciertos ajustes, la guía ilustrada se finalizó y ya está disponible en línea y en forma impresa para que la utilicen los científicos.

A pesar de años de investigaciones científicas, las grandes profundidades del océano todavía ocultan numerosos secretos. Durante más de 40 años, el Programa EEP‑Nansen ha contribuido a identificar recursos marinos y a apoyar el desarrollo sostenible de la pesca, ayudando a mejorar la seguridad alimentaria de los países y comunidades costeros. Nuestros océanos y sus ecosistemas tal vez sigan siendo un misterio en los próximos decenios, pero procurando aprender todo lo que podamos acerca de ellos, tenemos más posibilidades de protegerlos para las futuras generaciones.


 Más información: 

4. Quality education, 14. Life below water