FISHERY COUNTRY PROFILE

Food and Agriculture Organization of the United Nations

FID/CP/BOL

FAO

Octubre

2005

PROFIL DE LA PÊCHE PAR PAYS

Organisation des Nations Unies pour l'alimentation et l'agriculture

RESUMEN INFORMATIVO SOBRE LA PESCA POR PAISES

Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación

LA REPÚBLICA DE BOLIVIA

 

DATOS GEOGRÁFICOS Y ECONÓMICOS GENERALES - Octubre 2005

Superficie:

1.098.581 km²

Superficie de lagos:

Longitud de principales ríos:

9.900 km²

22.000 km

Población (2003):

8.274.325

PIB al precio del comprador (2003):

8.100.000.000 $EE.UU.

PIB per cápita (2003):

920 $EE.UU.

PIB agrícola (2003):

1.074.892.000 $EE.UU.

PIB pesquero (2003):

7.510.000 $EE.UU.

Tipo de cambio (2003): 1 $EE.UU = 7.73 Bs

DATOS RELATIVOS A LA PESCA

2003

Producción

Importaciones

Exportaciones

Oferta total

Oferta per cápita

 

toneladas de peso vivo

kg/año

Pescado para el consumo humano directo

6 974

6 863

37

13 800

1,6

Pescado para piensos animales y otros usos

1

-

-

-

 

Empleo previsto (1999):

 3 600

Valor bruto de la producción pesquera (2003):

7 500 000 $EE.UU.

Comercio (2003):

 

Valor de las importaciones pesqueras:

3 580 000 $EE.UU.

Valor de las exportaciones pesqueras:

37 000 $EE.UU.

ESTRUCTURA DEL SECTOR PESQUERO

Generalidades del Sector Pesquero

Bolivia cuenta con importantes recursos hídricos superficiales en las que habitan una gran diversidad de especies piscícolas (más de 400 especies). El sector pesquero desenvuelve sus actividades en prácticamente todo el territorio, identificándose dos subsectores: el de pesca continental y el de acuicultura. Estos sectores se desenvuelven en las tres grandes cuencas (Amazónica, del Plata y endorreica o del Altiplano) que se originan en la Cordillera de los Andes, con ríos caudalosos, muchos de los cuales son navegables; lagos y lagunas esparcidas por todo el territorio completan el marco general de estos recursos.

La pesca ha constituido básicamente una fuente alimentaria tradicional y una actividad generadora de ingresos para los grupos indígenas. El advenimiento de nuevas tecnologías pesqueras, la sobre pesca y la degradación ambiental de las cuencas, han provocado que estos grupos, junto con los colonizadores que también se han convertido en pescadores establecidos en los últimos 400 años, sean extremadamente vulnerables en su situación socio económica y seguridad alimentaria.

Los recursos pesqueros de Bolivia son susceptibles al impacto humano directo sobre los stocks y su relación con la conservación y la gestión sostenible. La presión pesquera puede ser la consecuencia de varios aspectos como: información científica insuficiente sobre biología reproductora, niveles de stocks y producción pesquera sostenible que permita una gestión adecuada de los recursos; el desconocimiento de la ecología básica del sector pesquero por parte de los pescadores, lo que resulta en una pesca indiscriminada; una insuficiente desarrollo y aplicación de la legislación en materia de gestión de los recursos pesqueros; y la incapacidad de los pescadores de lograr ingresos adecuados a través de actividades no pesqueras durante los períodos de veda.

La piscicultura se inicia con la introducción de varias especies de salmónidos de agua dulce en la década de 1930, la trucha (Oncorhynchus mykiss), se adapto mejor a la piscicultura extensiva de la cuenca del Altiplano. En 1955 se produjo la introducción del pejerrey (Odonthestes bonariensis), proveniente de la Argentina, en la región de los valles, para posteriormente ingresar accidentalmente a la cuenca del Altiplano donde se ha convertido en un competidor de la ictiofauna local. La piscicultura de repoblamiento con especies subtropicales y tropicales se inicia con la introducción de la carpa (Cyprinus Carpio) en 1962 a cargo de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) en el Dpartamento de Cochabamba. Alrededor de 1964, misiones evangélistas son responsables de la introducción de la tilapia nilótica (Oreochromis niloticus), y la tilapia mozambica (Oreochromis mossambicus) en la región de los Yungas. Experiencia repetida por USAID en 1990 para promover el cultivo semi-intensivo de la tilapia nilótico.

SUBSECTOR PESCA CONTINENTAL

Cuenca amazónica

La cuenca amazónica en Bolivia tiene aproximadamente 145 ríos notables, 37 lagos grandes y 202 lagunas permanentes; además de una inmensa área inundable, entre los meses de febrero y agosto. En esta cuenca se estima el tamaño del recurso pesquero accesible a unas 9,000 TM/año, aunque el tamaño del recurso pesquero potencial es mucho más alto. En el año 1996 las capturas se estimaron entre 2.000 y 2.500 toneladas. Actualmente las pesquerías de la región están poco desarrolladas, debido a las dificultades de comunicación y las distancias largas que aumentan el costo de la pesca y su distribución. Sin embargo, existe un gran potencial tanto de incrementar la extracción, como de extender y diversificar la producción de especies nativas y exóticas.

En esta región se identificado un total de 389 especies piscícolas; 327 de ellas se encuentran representadas en el principal sistemas de tierras inundables, el Mamoré, que ha sido intensamente estudiado. Es un hecho que quedan muchas especies por identificar, pero probablemente no tengan importancia comercial. Peces de tipo siluriformes (como el surubí y la chuncuina) y characoidei (pacú, tambaqui) son los predominantes: 45% y 39% de las capturas respectivamente.

Los recursos pesqueros explotables pueden dividirse en dos tipos: los peces que realizan largas migraciones de desove (por ejemplo, el surubí y el sábalo) y aquellos que se trasladan lateralmente a las llanuras adyacentes para desovar y alimentarse (por ejemplo, el pacú). Los peces migratorios son capturados en el canal del río principalmente durante sus migraciones en la temporada seca. Los peces de las praderas inundadas son capturados todo el año, especialmente en septiembre y octubre, hacia fines de la temporada seca, cuando el tamaño reducido de las lagunas facilita la captura. Las tierras inundables abarcan áreas permanentemente inundadas, incluyendo lagos en forma de herradura y depresiones inundadas que forman amplias lagunas. Estas áreas constituyen zonas pesqueras productivas y de importancia para el desove y la nutrición.

Las artes de pesca utilizadas en la cuenca del amazonas comprenden varios tamaños de redes sin línea de fondo para minimizar daños por obstrucciones en el río y espineles con 10 anzuelos. Para la pesca se emplean tres tipos de embarcaciones: canoas, botes y el barco o pontón que generalmente alcanzan los 10 m de largo y 1,60 de ancho, construidos de madera y equipados con motores fuera de borda y de centro.

Cuenca del Plata

La cuenca Plata en Bolivia comprende tres ríos principales, los ríos Pilcomayo y Bermejo corresponden a la parte superior de esta cuenca de los cuales el río Pilcomayo es el más importante. La cuenca del río Pilcomayo cubre un área de 272.000 Km2, de la cual 36% está en Bolivia.

En la cuenca del río de La Plata están registradas más de 320 especies de peces, mientras que recientes estudios identifican 44 especies en todas las aguas (ríos, lagunas y embalses) del departamento de Tarija. De estas especies, la más importantes para la pesca artesanal y de subsistencia es el sábalo (Prochilodus lineatus). La pesca del sábalo en las proximidades de Villamontes sobre el río Pilcomayo es probablemente la mejor estudiada por agencias de investigación de gestión y desarrollo nacionales como internacionales en Bolivia. La pesquería del sábalo está basada en un conteo de desove que tiene lugar durante el período de agua baja del río. La estación pesquera actual (15 de abril al 15 de septiembre) cubre el período de migraciones río arriba.

Los rendimientos de estas pesquerías han sido por encima de las 2.000 toneladas en algunos años y promediaron 1.400 TM durante los años 1970 y 1980. Desde el año 1990 se ha presentado una fuerte disminución en la producción de sábalo del Río Pilcomayo, debido a la contaminación con metales pesados y el drenaje para agricultura de las lagunas argentinas.

Las artes de pesca en uso en la cuenca del plata son principalmente la red tijera, la red chinchorro playera, la red pollera o atarraya y las trampas. La red tijera, operada por pescadores individuales, es la más empleada por su origen ancestral entre la población originaria. La red chinchorro playera y la red pollera o atarraya son introducidas entre 1960 y 1970, y construidas con material sintético. Las trampas son construidas con piedras, palos y mallas de red, diseñada en forma de una pared para guiar la pesca migratoria dentro de la misma. Por las características del lugar, existen muy pocas embarcaciones, ninguna con motor, en el mejor de los casos cuentan con una canoa.

Cuenca del Altiplano

La cuenca hidrográfica endorreica consiste de los dos lagos grandes del altiplano, el Lago Titicaca y Lago Poopó, así como muchos lagos altoandinos pequeños y los ríos que los alimentan. En la cuenca del altiplano se tuvo una gran disminución entre los años de 1990 y 1992 debido a la debacle de las pesquerías del Lago Poopó que previamente suministraron alrededor 2.000 TM/ año durante el período 1988-1992.

Desde el año 1994 las pesquerías del Lago Poopó han colapsado debido al aumento de niveles de sal y metales pesados en las aguas y ríos que alimentan el lago, actualmente su recuperación es lenta. Sin embargo, en el lago Titicaca (compartido por Perú y Bolivia) la pesca continua sin control, con un rendimiento sostenido de la especie introducida pejerrey (Odonthestes bonariensis), carache (Orestias agassii) e ispi (O. spp.), y en mucho menor grado la especie exótica trucha arco iris (Oncorhynchus mykiss). No se sabe el potencial de producción pesquera accesible del lago que es principalmente superficial, pero es muy claro que existe un gran numero de pescadores (estimado 1.258 Bolivianos en 1993, además, un numero desconocido de peruanos) y existen evidencias que las capturas podrían haber alcanzado un nivel insostenible. Sin tomar medidas urgentes para manejar el recurso existe el riesgo de sobreexplotación.

Regularmente se han efectuado predicciones en cuanto a la producción pesquera del lago Titicaca en el entorno de las 40.000 a 60.000 TM/año, pero la producción nunca ha excedido las 10.000 TM/año, de las cuales 2.000 son para Bolivia, y parece que este nivel de producción se ha logrado a expensas de la reducción de los índices de captura. Existe preocupación en cuanto al futuro de la trucha y a la supervivencia de algunas especies nativas del género Orestias.

Las capturas en el lago Poopó han sido registradas entre las más elevadas en todos los cuerpos de agua en Bolivia (2.437 TM/año entre 1989 y1991). Desde los años ’70 las cooperativas de pescadores artesanales de los grupos étnicos Urus Muratos y Aymaras expandieron su producción rápidamente, y en los años 80 la pesca en el lago Poopó producía miles de toneladas de pejerrey y carache. En 1992, el lago se secó y termino la pesca. La desaparición de la actividad pesquera en el lago Poopó ha tenido fuertes efectos socioeconómicos sobre las 4.000 personas que dependían directamente de dicha actividad.

Las artes de pesca en uso en el Altiplano son solamente de dos tipos, la red de enmalle (para la pesca de especies de fondo como el ispi, carache y mauri) y la red de arrastre construidas con tres diferentes mallas muy livianas. La embarcación más común es el bote, que alcanza unos 5 o 6 m de largo de 1,5 a 2 m de ancho, puede o no estar equipada con motores fuera de borda, pero generalmente son operadas a remo o a vela y están construidos de madera.

Cuadro 1. Principales recursos pesqueros por cuencas

Cuenca

Especies principales

Nombre científico

Amazonas

Surubí *

Pseudoplatystoma fasciatum

Pacú *

Colossoma macropomum

Corvina

Plagioscion squamosissimus

Tambaqui *

Piaractus mesopotamicus

Dorado (de escama)

Pellona flavippinnis

Dorado (de piel)

Brachyplatystoma flavicans

Paleta *

Surubimichthys planiceps

General

Phractocephalus hemiliopterus

Blanquillo

Callophysus macropterus

Sábalo *

Prochilodus nigricans

Piraiba

Brachyplatystoma filamentosum

 

Del Plata

 

Tucunaré *

Cichla sp.

Palometa

Serrasalmus spp.

Muturu *

Paulicea lutkeni

Benton

Hoplias malabaricus

Bagre Pintado *

Leiarius marmoratus

Paiche

Arapaimas gigas

Yatuarana

Brycon eriptherus

Surubí

Pseudoplatystoma coruscans

Pacú

Colossoma macropomum

Denton / Boga *

Leporinus obtusidens

Tambaqui

Piaractus mesopotamicus

Dorado *

Salminus maxillosus

Salmón

Schizodon fasciatum

Bagre

Pimelodus clarias

General

Phractocephalus hemiliopterus

Sábalo *

Prochilodus lineatus

Trucha Arco Iris *

Oncorhynchus mykiss

Trucha Marrón

Salmo trutta

 

Altiplano

 

Trucha (Salmón)

Salvelinus namayacush

Trucha (Arroyo)

Salvelinus fontinalis

Pejerrey *

Odonthestes bonariensis

Carache Amarillo

Orestias luteus, O. albus, O. jussiei

Carache Negro *

Orestias agassii

Ispi *

Orestias ispi, O. forgeti

Boga

Orestias pentlandii

Mauri *

Trichomycterus spp.

Suche

Trichomycterus spp.

* Especies comerciales


image004

La ordenación aplicada a las principales actividades pesqueras esta dada de acuerdo a la Ley de Pesca y Acuicultura, donde se establece que el ex-Centro de Desarrollo Pesquero (CDP) es el encargado de otorgar, licencias y concesiones, sin embargo como producto de la Ley de Descentralización Administrativa Nº 1654 de 1995, la concesión de permisos para la instalación de piscigranjas esta a cargo de las prefecturas departamentales, no obstante debido a la no aprobación de la Ley de Aguas, y a los problemas surgidos por el acceso a los recursos hídricos y territorio, actualmente las concesiones se encuentran paralizadas. Las regulaciones de veda también están en manos de los gobiernos descentralizados.

Las comunidades de pescadores están conformadas por grupos indígenas, originarios y colonizadores pertenecientes a las distintas etnias que habitan en el territorio del País. Los pescadores están organizados en asociaciones o cooperativas. En la cuenca del altiplano prácticamente se encuentra la principal organización sectorial, la Asociación de pescadores del Lago Titicaca, que poseen mucha influencia por su cercanía a la sede de gobierno.

Cuadro 2. Grupos étnicos de indígenas, originarios y colonizadores vinculados a las pesquerías

Cuenca

Grupo étnico

Amazonas

Tacanas, Araonas, Chimanes, Mosetenes,

Yuracares, Yuquis, Mojeños, Movimas, Reyesanos, Sirionos, Guarayos, Cavineños, Ese ejjas, Pacahuaras , Mores y Aymaras-quechuas migrantes

Del Plata

Guaranis, Weenhayeks, Tapietes,

Chiquitanos, y Aymaras-quechuas migrantes

Altiplano

Aymaras, Uro-mulatos y Quechuas

 

SUBSECTOR ACUICULTURA

Actualmente la acuicultura no tiene mucha importancia en la economía de Bolivia, a pesar de los numerosos intentos de desarrollar la piscicultura. Solamente el cultivo de la trucha en el altiplano ha alcanzado el nivel comercial, actividad que es sustentada por pequeñas empresas que tienen acceso a los insumos necesarios (ovas embríonadas, alevines, y alimento balanceado) y que han tenido éxito hasta cierto punto, con el apoyo del Centro de Investigaciones y Desarrollo Acuícola Boliviano (CIDAB). Sin embargo la mayoría de las comunidades involucradas en esta actividad todavía no son auto-sostenibles.

La piscicultura en la cuenca Amazónica prácticamente no se ha desarrollado a pesar de tener condiciones ideales. Solamente se cultivan especies nativas (pacú y tambaqui principalmente) y especies exóticas (tilapia) en sistemas extensivos. Las dos estaciones piscícolas de la región están produciendo cantidades pequeñas de alevines de tilapia y están importando alevines de tambaquí y pacú. La introducción controlada de la langosta de agua dulce podría desarrollarse en sistemas de monocultivo o en policultivo con peces.

El desarrollo de la piscicultura en la cuenca del Plata esta basado en la carpa común. El sector gubernamental, a través de la Estación Piscícola de San Jacinto, ejecutó un programa para la siembra en la represa hidroeléctrica de San Jacinto. La introducción del cultivo de la carpa común para el autoconsumo ha tenido éxito, debido a la reducción en las poblaciones de sábalo y que esta especie cuenta con importante demanda nacional, se abre la posibilidad de desarrollo de su cultivo.

Cuadro 3. Producción acuícola a nivel nacional

Especie

Producción (TM)

1992

1993

1994

2004

Oncorhynchus mykiss

186

525

519

310

Ciprinus carpio

29

45

30

40

Oreochromis niloticus

51

79

68

70

Colossoma macropomun

-

-

-

20

Piaractus brachypomus

-

-

-

10

Total

266

649

617

450

Fuente: Elaborado en base a datos de FAO, Centro Desarrollo Pesquero y Dirección Piscícola y de Pesca (2004)

Cuadro 4. Especies que se cultivan y sistemas utilizados

Nombre Común

Nombre científico

Introducción

Origen

Sistema de cultivo

Cuenca del Amazonas

Pacú

Colossoma macropomun

 

Autóctona y alevinos del Brasil

Cría en estanques y atajados

Tambaquí

Piaractus brachypomus

 

Autóctona

Cría en estanques y atajados

Tilapia

Oreochromis niloticus

1962

Brasil - Colombia

Cría en estanques y atajados

Tilapia roja

Oreochromis sp

1990

Colombia

Cría en estanques y atajados

Tucunaré

Cichla monoculus

 

Autóctona

Cría en estanques y atajados

Boga

Schizodon fasciatum

 

Autóctona

Cría en estanques y atajados

Paiche

Arapaima gigas

1990

Perú

Captura, venta de alevines a Brasil

Camarón gigante

Macrobrachium rosemberguii

1990

Perú

Carcinocultura experimental

Cuenca del Plata

carpa

Ciprinus carpio

1962

Brasil

Cría en estanques y atajados

carpa herbívora

Ctenopharyngodon idellus

1992

Brasil

Cría en estanques y atajados

carpa cabezona

Aristichthys nobilis

1992

Brasil

Cría en estanques y atajados

Carpa plateada

Hypophthalmichthys molitrix

1992

Brasil

Cría en estanques y atajados

Sábalo

Prochilodus nigricans

 

Autóctona

Cría en estanques y atajados

Cuenca de Altiplano

Trucha arco iris

Oncorhynchus mykiss

1939

USA

Jaulas en lagos, estanques y presas

Trucha marrón

Salmo trutta

1939

USA

Cría extensiva en ríos de montaña

salvelino

Salvelinus fontinalis

1939

USA

Cría extensiva en ríos de montaña

pejerrey

Odonthestes bonariensis

1946

Argentina

Cría extensiva en ríos y lagunas

Fuente: Elaborado en base a datos de la Dirección de Pesca, Ministerio de Asuntos Campesinos y Agropecuarios.

La pesca recreativa es aún muy insipiente, con algunas iniciativas puntuales en los Departamentos de Beni, Santa Cruz y La Paz, donde se ofrecen servicios turísticos asociados a la caza y pesca en lagunas y ríos. Se puede esperar que esta actividad incremente en el futuro.

USO POSTCAPTURA

Utilización del Pescado

La mayor parte de la producción esta orientada al consumo humano en fresco, una pequeña proporción es deshidratada para el consumo humano y otra, aún más escasa, para la producción piensos. Para este último propósito, recientemente se ha instalado una pequeña planta elaboradora de alimentos balanceados en el Departamento de Santa Cruz.

Mercados del Pescado

La producción pesquera es comercializada principalmente el mercado local o nacional, mientras que el volumen exportado es muy pequeño a pesar de la potencialidad de los mercados externos. El mercado nacional es complementariamente abastecido por las importaciones de productos pesqueros (pescado fresco, congelado, seco, salado o ahumado, crustáceos, moluscos, harinas y aceites). En el año 2000 Bolivia importó 10 874 t de pescado y productos pesqueros. En los años sucesivos las importaciones bajaron alcanzando en el 2003 sólo 4 717 t (EE.UU.$ 3,6 millones).

Son pocos los productos pesqueros bolivianos que se exportan. Se conoce de exportaciones de pescados amazónicos hacia el Brasil, provenientes del norte del departamento del Beni, representando probablemente menos de 200 toneladas por año. También se realizaron exportaciones experimentales de trucha al Brasil (San Pablo) por parte de la firma Productos PROTISA durante el período 1994-1995, hasta el nivel observado en 1999 de 18 toneladas, por un valor de $us. 4.000.

RENDIMIENTO DEL SECTOR PESQUERO 

Función Económica de la Pesca en la Economía Nacional

Para el año 2003 el valor del PIB de los subsectores pesca y acuicultura, alcanza a $us 7.510.815, representando el 10% del PIB del sector silvicultura, caza y pesca. El valor del PIB del subsector pesca continental alcanza los $us 6.977.547 (92,9 %), mientras que el subsector acuicultura alcanzo los $us 533.268 (7,1%). El valor bruto de la producción pesquera para 1999 representa alrededor de $us. 6.295.215.

Demanda

El consumo anual de pescado representa alrededor de un 1,6 kilogramo por persona en 2003 (entre los más bajos en América Latina). El gasto en la adquisición del pescado es muy bajo, aproximadamente 0.8% de gastos totales en alimentos. Estudios de preferencia de consumo muestran que en las tres ciudades principales (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz), la población prefiere la carne de res y pollo, en tanto el pescado ocupa un lejano tercer lugar en la preferencia de consumo de carnes en Bolivia. Entre las razones para el bajo consumo están: la inadecuada higiene en los puntos de venta, la poca oferta y el precio elevado.

Comercio

La comercialización de la producción pesquera esta orientada al mercado nacional, las exportaciones son insignificantes con relación a las importaciones de productos pesqueros, que contribuyen a abastecer la demanda nacional. Los comercializadores que compran el pescado en zonas remotas de desembarco y lo transportan a los pueblos o ciudades, con o sin procesamiento previo. Las instalaciones para almacenamiento y congelación son limitadas.

Seguridad alimentaria

Debido a que una importante parte de las pesquerías se emplea en el autoconsumo, tienen mucha importancia en la dieta de las poblaciones indígenas y colonizadoras que habitan las proximidades de ríos y lagos, y que generalmente se encuentran entre los grupos más vulnerables a la inseguridad alimentaria. La acuicultura de aguas frías en la región occidental, esta destinada principalmente al mercado, la cual si bien apunta a la mejora de ingresos económicos, no implica que los mismos sean utilizados en la seguridad alimentaria de los productores. Los programas que se realizan en valles y trópicos con la carpa y la tilapia están orientados principalmente a la seguridad alimentaria, sin embargo no se cuenta con una evaluación, sobre su real contribución.

Empleo

En 1999 el sector pesquero dio empleó a aproximadamente 3 600 pescadores, implicando que casi 20 000 personas dependen de la pesca. De todo este personal sólo 568 viven de la renta de la pesca. La edad media de los pescadores era de 41 años y eran en su mayoría hombres (98%). Asimismo, el número de vendedores era entre 2 000 y 4 000 en su mayoría mujeres. Estas mujeres trabajan en pequeños puestos de venta de pescado, principalmente, en los mercados de los centros urbanos.

Cuadro 5. Indicadores sociales por cuenca

INDICADOR

ALTIPLANO

AMAZONAS

DEL PLATA

TOTAL

N° pescadores

2.588

412

600

3.600

Media de edades

43

39

40

41

N° dependientes

14.281

2.609

2.670

19.560

% de mujeres

0,63

2,15

7,00

2,00

% de hombres

99,37

97,85

93,00

98,00

Fuente: Proyecto de apoyo a las actividades de pesca y acuicultura en Bolivia (ADEPESCA), 1999.

DESARROLLO DEL SECTOR PESQUERO

Limitaciones

La pesca es, en su mayor parte, artesanal, de pequeña escala y se encuentra diseminada por el país. La distribución de la pesca ha cambiado significativamente en los últimos veinte años, con un incremento de la producción en la cuenca Amazónica y una reducción en la cuenca del Plata y del Altiplano.

Los servicios de extensión son deficientes o inexistentes en la mayoría de las áreas pesqueras, aunque algunas ONGs y Universidades llevan a cabo un trabajo de extensión limitado en el sector pesquero. Los pescadores constituyen un grupo marginado en lo que respecta a proyectos de asistencia y servicios de extensión. Las mujeres, en particular, están escasamente representadas en las asociaciones.

El general el sector no cuenta con suficiente información y estadísticas confiables, especialmente en lo referido a las cifras de la producción nacional bruta por la dificultad de monitorear todos los pequeños lugares de desembarque; y sobre el número de pescadores. La falta de hábito de consumo de pescado que origina poco interés en el sector, agravado por la falta de financiamiento para desarrollar emprendimientos privados en el sector pesquero.

Perspectivas

Las pesquerías en general tienen un interesante potencial basado en una importante biodiversidad presente en el territorio nacional, sin embargo se requieren de acciones inmediatas para preservar estos recursos y promover su aprovechamiento sostenible, orientado principalmente a la seguridad alimentaria de las comunidades pesqueras e indígenas en general.

Debido al incipiente desarrollo alcanzado por la acuicultura en todos sus campos, el sistema de cultivo semi-extensivo (pesquerías basadas en el cultivo) es el que tienen una mayor posibilidad de expansión, especialmente en la región amazónica.

Estrategias de Desarrollo

La política de desarrollo pesquero promovida por el Ministerio de Asuntos Campesinos y Agropecuarios mediante la Unidad de Pesca y Acuicultura tiene como objetivo principal: Promover el ordenamiento y el desarrollo sostenible productivo, económico y social del sector pesquero y acuícola en las tres cuencas mayores, preservando la seguridad alimentaria de la población y mejorando las condiciones socioeconómicas de los pescadores artesanales, piscicultores, procesadores, comercializadores y consumidores. La estrategia de desarrollo prevé entre sus principales líneas de acción:

  • Promover el desarrollo de la investigación, manejo y gestión de los recursos pesqueros y el medio ambiente acuático.

  • Incentivar el desarrollo productivo tecnológico de la acuicultura con fines económicos y sociales en condiciones de sostenibilidad.

  • Apoyar los procesos tecnológicos de postcosecha de productos pesqueros que contribuyan al mejoramiento de las condiciones socioeconómicas de los agentes involucrados y a la satisfacción de las necesidades alimentarias de la población

  • Desarrollar un programa de capacitación técnica e incentivar la formación de extensionistas para la transferencia de tecnologías y de apoyo a los servicios de extensión pesquera.

  • Apoyar los servicios de asistencia técnica y crediticia para el fomento de la producción pesquera y acuícola en la cuenca amazónica.

  • Establecer e implementar el servicio de informática pesquera que permita disponer de una base de datos continuos para la formulación de políticas y la planificación de la ordenación y el desarrollo de la pesca y la acuicultura.

  • Fortalecer y ordenar las organizaciones sociales y las empresas pesqueras y acuícolas que permitan su autosostenimiento y gestión económica eficiente.

Investigación

Los centros de investigación esta estrechamente vinculados al estado boliviano, la mayoría dependen de universidades estatales, complementados por el Centro de Investigación y Desarrollo Acuícola Boliviano (CIDAB) y otras iniciativas puntuales de ONGs como Hoyam, que desarrolla la piscicultura en el Beni.

El principal de estos centros es el CIDAB (Centro de Investigación y Desarrollo Acuícola Boliviano) que se encuentra en Tiquina en el Lago Titicaca. Este centro realiza investigaciones en los aspectos reproductivos, de alimentación y otros de la trucha, también realizan investigación sobre las especies endémicas del altiplano aplicada a la piscicultura de repoblamiento. La Unidad de Limnología y Recursos Acuáticos (ULRA) dependiente de la Universidad de San Simón realiza investigación sobre la limnología de cuerpos de agua, mientras que la estación Pirahiba también dependiente de la Universidad, realiza investigaciones en la reproducción artificial de alevines de especies nativas, como el pacú, tambaquí y surubí.

El Instituto de Investigación para el desarrollo (IDR) de la cooperación de Francia trabaja con las universidades estatales de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Beni. Las investigaciones que lleva a cabo están enfocadas, principalmente en el estudio de las interacciones entre rasgos de historia de vida y estructura de las poblaciones.

Cuadro 6. Principales centros de investigación

Estación

Tipo de institución

Ubicación

Nº técnicos

Centro de Investigación y Desarrollo Acuícola Boliviano (CIDAB)

Proyecto estatal con apoyo de JICA -Japón

La Paz, Lago Titicaca

7

Institut de recherche pour le développement (IRD)

Proyecto binacional con apoyo de Francia y la universidad estatal (UMSA)

La Paz

9

El Prado

Universidad estatal (UGRN)

Santa Cruz

3

Pirahiba

Universidad estatal (UMSS)

Cochabamba

2

Centro Investigación Recursos Acuáticos

Universidad estatal (UTB)

Trinidad – Beni

3

Hoyam

ONG

Beni

3

Estación Piscícola de San Jacinto

Proyecto dependiente de la prefectura

Tarija

-

Educación

Las universidades nacionales cuentan con carreras de biología que forman profesionales en la temática, a pesar de esto aún son muy pocos los científicos y técnicos entrenados en la acuicultura, por lo que es necesario complementar los planes de estudios universitarios. Las estaciones de investigación como El Prado, Pirahiba o San Jacinto podrían servir como centros de capacitación, pero carecen de fondos o personal para desarrollar programas de entrenamiento práctico.

Exceptuando cursos cortos ocasionales, no hay casi ninguna oportunidad de capacitación al nivel universitario o en el campo. Por lo que existen pocos piscigranjeros bien capacitados en el país. Casi todos los técnicos que trabajan en la industria acuícola han aprendido la tecnología de la acuicultura en el transcurso de su trabajo.

Ayuda Exterior

El desarrollo y sostenibilidad de la acuicultura depende del apoyo estatal a través de centros de investigación de universidades y de proyectos de apoyo bilateral u multilateral. En el ámbito de la asistencia técnica la principal agencia internacional cooperante es la FAO. Asimismo destaca el apoyo de agencias internacionales como JICA (Japón), el IRD (Francia) y USAID (EEUU), además de algunas ONGs especializadas en la temática. Organizaciones que financian proyectos de investigación y producción en las principales cuencas.

INSTITUCIONES DEL SECTOR PESQUERO

La Ley de Organización del Poder Ejecutivo (Ley Nº 1788), crea el Ministerio de Asuntos Campesinos y Agropecuarios, responsabilizándolo de la regulación de las pesquería y la acuicultura, con un brazo operativo el Centro de Investigación y Desarrollo Acuícola Boliviano (CIDAB). Además ratifica la vigencia del Ministerio de Desarrollo Sostenible y Planificación con atribuciones especificas sobre los recursos hidrobiológicos y la biodiversidad. Por otra parte el Ministerio de Defensa es el encargado de otorgar licencias de Pesca Marítima que autoriza el derecho de operar a buques pesqueros en la fase de extracción de la pesca, define límites de mortandad de especies protegidas, área geográfica de operaciones, certificaciones e inspecciones, así como la prestación de otros servicios.

Las Prefecturas Departamentales asumen en 1995, las funciones de los anteriores Centros Regionales y Subregionales de Desarrollo Pesquero, actividades que no han sido implementadas plenamente. La débil coordinación con los Gobiernos Municipales, con competencias especificas en el desarrollo rural y del subsector, ha generado una serie de consecuencias negativas, sobre los recursos pesqueros mismos, como también la disminución de ingresos y pérdida de calidad de vida para los pescadores. Esta institucionalidad es complementada por los centros de investigación dependientes de las universidades estatales.

Figura 1. Organigrama


image002

Enlaces de Internet más importantes:

htpp://www.agrobolivia.gov.bo/

htpp://www.mds.gov.bo/

htpp://www.tramites.gov.bo/tramite.php?cod=158

htpp://www.ine.gov.bo/

htpp://www.aguabolivia.org/

http://www.ird.org.bo/Hydrobio.htm

htpp://www.octa.org.br/

htpp://www.cicplata.org/

htpp://www.pelt.org/

MARCOS JURÍDICOS GENERALES

El principal instrumento de la legislación pesquera actualmente existente en Bolivia es el Reglamento de Pesca y Acuicultura, anexo al Decreto Supremo Nº 22581 de 14 de agosto de 1990, que ha sido desarrollado mediante una serie de Resoluciones Administrativas del Centro de Desarrollo Pesquero. Este marco normativo es complementado con la Ley de vida silvestre, parques nacionales, caza y pesca (Decreto Ley Nº 12301, de 14 de marzo de 1975) y la Ley de Medio Ambiente (Ley Nº 1333, de 27 de abril de 1992), completada por una serie de reglamentos adoptados mediante el Decreto Supremo Nº 24176, de 8 de diciembre de 1995. Estas leyes penalizan ciertos delitos claramente vinculados a las actividades pesqueras y acuícolas, como el delito de envenenamiento, contaminación o adulteración de aguas destinadas al uso piscícola (Art. 105º) y del delito de pesca con medios prohibidos (Art. 110º).