FISHERY COUNTRY PROFILE

Food and Agriculture Organization of the United Nations

FID/CP/EGY

FAOLOGO
Enero 2004

PROFIL DE LA PÊCHE PAR PAYS

Organisation des Nations Unies pour l'alimentation et l'agriculture

RESUMEN INFORMATIVO SOBRE
LA PESCA POR PAISES

Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación

LA REPÚBLICA ÁRABE DE EGIPTO

 

DATOS ECONÓMICOS GENERALES

Superficie:

1 001 450 km²

Plataforma continental (hasta 200 m):

87 120 km²

Litoral:

Unos 2 420 km

Población (2001):

69 124 000

PIB a precios de mercado actuales (2001):

$EE.UU. 91 000 millones

PIB per cápita (2001):

$EE.UU. 1 393

Valor añadido en la agricultura (% del PIB):

16,8% del PIB

 

DATOS SOBRE LA PESCA

Balance de productos básicos (2003):

 

Producción

Importaciones

Exportaciones

Suministro total

Suministro per cápita

Toneladas (peso en vivo)

Kg/año

Pescado para consumo humano directo


875 990

208 296

4 031

1 079 712

15

Pescado para piensos y otros usos

543

-

-

-

 

 

Empleo estimado (2001):

 

Sector primario:

65 000

Sector secundario:

Unos 300 000

Valor bruto estimado de la producción pesquera en 2001:

$EE.UU. 3 000 millones (estimación)

Comercio (2003):

Valor de las importaciones:

$EE.UU. 110 119 000

Valor de las exportaciones:

$EE.UU. 3 052 000

 

CARACTERÍSTICAS, ESTRUCTURA Y RECURSOS DEL SECTOR

Aspectos generales

Egipto tiene un litoral de unos 2 500 km, y una plataforma continental continua de unos 53 000 km2 que bordea la costa norte del país en el Mar Mediterráneo y la costa este en el Mar Rojo, con los Golfos de Suez y Acaba. Además, Egipto cuenta con diversos recursos continentales, especialmente el Río Nilo con muchos canales de riego, seis lagunas en la costa norte que se abren al Mar Mediterráneo (Maruit, Edku, Burollus, Manzala, Port Fouad y Bardawil) y dos que se abren al Canal de Suez (Lagos Timsah y Amargo), además de dos lagos cerrrados (Qarun y Wadi Al Raiyan) y un gran embalse detrás de la presa de Asuán (Lago Nasser). Recientemente, se han vuelto a desarrollar para la producción de pescado varias masas de agua pequeñas en el desierto occidental.

Desde los primeros tiempos, se han hecho repoblaciones en los lagos cerrados transplantando especies de peces marinos, p. ej., lisas (Mugil spp.), doradas (Sparus aurata), lubinas (Dicentrarchus labras), lenguados (Solea vulgaris) y camarones (Metapenaeus y Penaeus spp). Desde 1996, se han repoblado también los lagos de agua dulce con alevines de tilapia del Nilo (Oreochromis niloticus) y carpas (Cyprinus carpio).

Pesca marítima

En 2001, la flota pesquera registrada en la marina egipcia que faena en caladeros del Mediterráneo y el Mar Rojo consistía en 6 388 barcos, 3 954 de los cuales eran de motor y los demás, de vela. La flota de vela aportó un 21 por ciento de los desembarques. La mayor parte de los barcos con motor (62 por ciento) eran pequeñas embarcaciones de madera de menos de 10 m de eslora y con motores internos o fuera de borda de potencia inferior a 100 hp. Sólo el 3 por ciento eran barcos grandes con motores de más de 500 hp. El sector marino empleaba a 27 550 pescadores, 3 013 de los cuales pertenecían a la categoría del sector deportivo.

Costa del Mediterráneo

El principal caladero utilizado por los barcos egipcios es la plataforma continental a la altura del Delta del Nilo que puede extenderse al este de Port Said, pero rara vez al oeste de Alejandría. La plataforma continental es estrecha en el este y oeste en comparación con su amplitud en la región central del Delta. El lecho marino es llano y, en general, de fangoso a arenoso a lo largo de la costa central y oriental. Se dispone para el arrastre de caladeros limitados en la costa occidental. Está muy generalizada la pesca de bajura practicada por pescadores artesanales a lo largo de la costa. No hay estadísticas que registren su potencial o la composición de sus desembarques, salvo en unos pocos documentos de investigación.

Existen a lo largo de la costa 9 centros pesqueros con 4 puertos pesqueros desarrollados en Alejandría, Meaddea, Dumyat y Port Said. En 2001 la flota pesquera estaba compuesta por 1 137 arrastreros, 937 palangreros, 632 que utilizaban redes de enmalle y trasmallo y 238 cerqueros. Por término medio las tripulaciones son de 6-8 en un arrastrero, 17–23 en un cerquero y de 2 o 3 en otras embarcaciones.

Los desembarques en la costa del Mediterráneo representan un 45 por ciento de las capturas marinas totales. Alrededor del 40 por ciento de los desembarques procede de cerqueros que trabajan día y noche a lo largo de dicha costa. Las capturas de sardina (Sardinella spp.) representan el 30 por ciento del total de los desembarques de Egipto, seguidas de las de anchoa (Engraulis encrasicolus) (6 por ciento) y bogas (Boops boops) (3 por ciento). Con otros métodos se capturan unas 30 especies vendidas comercialmente, pero que representan menos del 2 por ciento de la captura total. Las principales de estas capturas son las de camarones (Penaeus spp.) (6 por ciento), sepias (Sepia spp. y Loligo spp.) (3 por ciento), salmonetes (Mullus spp.) (3 por ciento), lisas (Mugil spp.) (3 por ciento), sargos (Sparidae) (3 por ciento) y peces lagarto (Saurida spp.) (2 por ciento). Alrededor del 75 por ciento de las capturas se desembarcan en Dumyat, Port Said y Meaddea, donde tienen su base el 50 por ciento de la flota y el 60 por ciento de los pescadores. No hay ningún registro de capturas de la pesca deportiva, si bien se practica ampliamente a lo largo de la costa del Mediterráneo. Vale la pena señalar que otros países del Mediterráneo con tradiciones pesqueras faenan ilegalmente en la Zona Económica Exclusiva (EEZ) de Egipto.

Desde 1999, se ha prohibido la recolección de esponjas, si bien es una importante actividad económica. Se ha compensado en parte con la recolección de caracoles de mar y almejas, de los que se recogen 4 173 toneladas.

Mar Rojo y golfos adyacentes

Hay una larga tradición de pesca (artesanal) en los arrecifes coralinos a lo largo de la costa del Mar Rojo y del Golfo de Acaba, donde existen caladeros relativamente poco profundos (máximo de 70 m de profundidad), con fondos planos arenosos en el Golfo de Suez, que es la única zona adecuada para el arrastre. La estrecha plataforma continental rica en arrecifes de gran parte del litoral es adecuada sólo para la pesca artesanal con línea y anzuelo o con redes fijas en la costa.

Hay 4 centros pesqueros a lo largo del Golfo de Suez, 6 en la costa del Mar Rojo y 3 en el Golfo de Acaba. Sólo existen dos puertos pesqueros desarrollados (Suez y Hurghada). En 2001 la flota pesquera estaba compuesta por 78 arrastreros y 83 cerqueros en el Golfo de Suez, mientras que 711 barcos utilizaban palangres en todo el caladero, además de unos 128 arrastreros que trabajaban fuera de las aguas territoriales egipcias, en el Golfo de Adén.

Las capturas en el Golfo de Suez representan el 44 por ciento del total de desembarques del Mar Rojo, mientras que las pesquerías del resto del Mar Rojo aportan un 34 por ciento y un 21 por ciento procede de fuera de las aguas territoriales egipcias. Las capturas del Golfo de Acaba representan menos del 1 por ciento de los desembarques de la región.

Las capturas incluyen unos 35 grupos de especies, los principales de los cuales son las de caballa (Scomber spp.) (22 por ciento), peces lagarto (Saurida undosquamis) (11 por ciento), pargos y letrínidos (Lutjanus spp. y Lethrinidae) (8 por ciento), bagas (Nemipterus spp.) (7 por ciento), sardinas (Sardinella spp.) (6 por ciento), meros (Epinephelus spp.) (5 por ciento) y lisas (Mugil spp.) (5 por ciento). A efectos de conservación, se limita el número de licencias de arrastre para la pesca dentro del Golfo de Suez y se establece cada año una veda del 1 de junio al 30 de septiembre. Recientemente, ha cobrado una importancia económica cada vez mayor la recolección de cohombros de mar de los que en 2001 se recogieron 139 toneladas.

Pesca continental

Egipto tiene alrededor de 8 716 km2 de aguas continentales, en ríos, lagos, embalses y lagunas de aguas salobres, en los que se realizan actividades de pesca tanto comercial como deportiva. En algunas aguas continentales se hacen periódicamente repoblaciones con alevines de peces marinos y de agua dulce.

La flota de pesca continental consiste en más de 38 500 embarcaciones pequeñas de madera (4‑6 m de eslora) que capturan unas 295 500 toneladas, o el 69 por ciento de los desembarques de Egipto. La mayor parte de los pescadores no están registrados. Existen unos 270 lugares de desembarque registrados y otros muchos sin registrar.

Las especies económicamente más importantes son las de tilapia (Oreochromis niloticus, O. aureus, Sarotherodon galilaeus, Tilapia zillii) y otras de agua dulce (Bagrus bayad, Lates niloticus, Barbus spp., Clarias spp. and Mugil spp.), que suelen capturarse con redes de trasmallo, enmalle y atarrayas. Las capturas han ido aumentando anualmente, de 244 750 toneladas en 1996 a 257 000 en 2001.

Los recursos de aguas continentales representan distintos ecosistemas pesqueros.

Pesca de agua dulce

Se realiza en el Río Nilo, en canales de riego, en la presa de Asuán y lago Nasser, y en algunas masas de agua del desierto occidental.

El Río Nilo tiene unos 1 600 km con dos brazos principales aguas abajo y desemboca en el Mar Mediterráneo con muchos brazos pequeños y canales que abarcan una gran superficie en la región del norte de Egipto. Durante los últimos diez años, las capturas registradas en la cuenca del Nilo de Egipto han aumentado anualmente, de 40 000 toneladas en 1992 a 110 000 toneladas en 2001, consistiendo principalmente en tilapias y bagres capturados por pescadores artesanales. El incremento de las capturas es más estadístico que real y se debe a que los registros abarcan cada vez más lugares de desembarque.

El lago formado por la presa de Asuán (Lago Nasser en Egipto y el embalse de Nubia en Sudán) tiene una profundidad de hasta 180 m y una superficie de 6 216 km2, de los cuales 5 248 se hallan en Egipto (Lago Nasser) y el resto en Sudán.

Recientemente se han desarrollado y repoblado con alevines de tilapia algunas masas de agua del desierto occidental, como las de Toshka y Wadi Al Gadied.

Pesca en aguas salobres

Las lagunas de aguas salobres se hallan en el Delta del norte (Lagos Maruit, Edku, Burollus, Manzala, el casi seco Wadi Al Raiyan).

Los lagos del Delta son lagunas eutróficas donde se pesca principalmente con redes de trasmallo y varios métodos primitivos (p. ej., a mano y con salabardos entre la vegetación). El mayor lago es el Manzala, seguido de Borollus, Edku y Maruit. Las capturas consisten principalmente en tilapias, bagres y lisas. La contaminación, la recuperación, la fragmentación, la sobrepesca y la pesca ilegal de alevines son los principales problemas ambientales que amenazan el frágil ecosistema de las lagunas del norte.

Los lagos del Wadi Al Raiyan son tres lagos artificiales existentes en una depresión, que están unidos al sistema de drenaje agrícola de la Provincia de El Fayoum cerca de El Cairo. El primer lago tiene una superficie de unos 58 km2 y se halla a 10 m bajo el nivel del mar, mientras que el segundo es un canal de conexión entre el primero y tercer lago. El tercer lago tiene una superficie de unos 50 km2 y se halla a 18 m bajo el nivel del mar. Se han introducido en estos lagos alevines de lisas (Mugil cephalus y Liza ramada), juntamente con carpas (Cyprinus carpio) para complementar las cuatro especies de tilapia y perca del Nilo que se hallan naturalmente presentes en ellos.

Pesquerías de aguas salinas

Se hallan en la laguna de Bardawil, el lago Port Fouad, los lagos Timsah y Amargo y el lago Qarun.

Las lagunas de Bardawil y Port Fouad son lagunas hipersalinas y poco profundas que se abren al Mar Mediterráneo. La especie de más rendimiento económico es la lisa (3 146 y 162 toneladas en cada lago, respectivamente). Durante los últimos diez años, han aumentado mucho los desembarques anuales de crustáceos (camarones y cangrejos) en la laguna de Bardawil, y han llegado a representar el 50 por ciento de la captura total, en detrimento de las capturas de otras especies económicas como el pargo y la lubina.

Los lagos Timsah y Amargo están situados en la zona media del Canal de Suez. En el lago Timsah entra agua dulce procedente de los canales de drenaje del riego. Las capturas consisten en lisas, crustáceos, almejas (Donax spp.) y peces marinos (p. ej. familia Sparadea). También se capturan tilapias.

El lago Qarun se convirtió en salino a comienzos de los años noventa debido a la reducción de la afluencia de agua dulce y a la elevada tasa de evaporación. Desapareció la mayoría de los peces del Nilo, excepto la Tilapia zillii. El transplante de peces marinos de los estuarios del Mar Mediterráneo comenzó en 1928 con la introducción de especies de lisa, a las que siguieron lenguados y camarones.

Utilización de la captura

El pescado es un componente tradicional e importante de la dieta en Egipto y es la principal fuente de proteínas animales baratas para una población en crecimiento. La mayor parte de la captura se consume como pescado fresco adquirido en los mercados internos, mientras que se exportan sólo pequeñas cantidades (2 000 toneladas). El consumo de pescado en Egipto se caracteriza por una preferencia de larga tradición hacia el pescado fresco. Sin embargo, al aumentar las importaciones y mejorar el almacenamiento en frío, se acepta cada vez más el pescado congelado. Además, en zonas muy distantes de los lugares de desembarque se consume el pescado salado, especialmente sardinas y lisas procedentes del Mediterráneo y Mar Rojo. Aunque el pescado salado se consume tradicionalmente durante determinados períodos festivos, se prevé que irá disminuyendo su consumo a medida que mejoren en el transporte y la comercialización. Existen instalaciones de elaboración, incluidas las de congelación y enlatado. Se venden sardinas enlatadas. Los suministros internos se completan con notables importaciones (260 000 toneladas) de pescado congelado, entero y en filetes, así como de productos salados y ahumados. Desde 2000, se recogen cohombros de mar en fondos del Mar Rojo para la exportación y estas capturas aumentaron de 20 toneladas en 2000 a 139 en 2001.

Situación de la industria

Las costas egipcias de ambos mares están sometidas a una grave y creciente presión causada por un desarrollo rápido e insostenible. La construcción de cuatro puertos pesqueros en los principales caladeros ha ejercido un efecto positivo en el desarrollo pesquero. Ha aumentado con ello el tamaño de las embarcaciones, la cantidad de aparejos utilizados y el número de días de trabajo. Al mismo tiempo, se crearon nuevas pesquerías, especialmente fuera de las aguas territoriales.

La industria pesquera egipcia se está modernizando. Gran parte de la flota del sector privado está ahora bien desarrollada y utiliza equipo de navegación avanzado. La producción pesquera aumentó rápidamente en los últimos diez años y se caracterizó por un incremento gradual del esfuerzo por unidad, es decir, un aumento de la potencia de los motores y del tamaño de los aparejos empleados por cada barco. Aunque se ha interrumpido la próspera industria de la pesca de esponjas, debido principalmente a la enfermedad de las mismas, ha crecido rápidamente la recolección de cohombros de mar.

Función económica de la industria pesquera

La industria pesquera desempeña una función directa relativamente secundaria en la economía de Egipto, pero la producción interna de pescado aporta una valiosa contribución al suministro nacional de alimentos y a las formas de vida tradicionales, en las que el consumo de pescado es importante. Además, es una importante fuente de alimentos para la industria del turismo. En algunos casos, los pescadores (especialmente en el Mar Rojo) venden directamente sus capturas a los restaurantes u hoteles.

La industria pesquera es importante también porque proporciona medios de subsistencia a más de 65 000 pescadores y otras personas empleadas a jornada completa en actividades conexas (se estiman en unas 300 000 personas).

PERSPECTIVAS DE DESARROLLO

Pese a que Egipto tiene mucho litoral y una gran ZEE, produce sólo 172 000 toneladas de pescado marino (2001), la mayor parte de las cuales consiste en especies capturadas en zonas costeras, en la plataforma continental. Las aguas del Mar Mediterráneo son en general pobres en recursos marinos, pero la tierra con gran contenido en nutrientes que transportan las aguas de drenaje en la región del Delta Nilo incrementa la productividad de la región costera. Sin embargo, la plataforma continental se halla explotada con bastante intensidad, si bien existe todavía alguna posibilidad de incrementar las capturas en algunos caladeros (p. ej. en la Bahía de Saloum) y de otras especies que están poco o moderadamente explotadas, como camarones pequeños (Metapenaeus spp.), tiburones y peces pelágicos grandes más allá de la plataforma continental.

La legislación actual no prohíbe la pesca de arrastre en la costa del Mediterráneo en ninguna temporada ni zona. Es necesario prever algún tipo de veda estacional.

Las mejores perspectivas en términos de cantidad, o incluso de valor, se hallan en el aumento de la producción de peces pelágicos. Reconocimientos acústicos han indicado la posibilidad de aumentar las capturas en la pesca de altura a profundidades mayores de 150 m. Sin embargo, para conseguirlo, es necesario introducir barcos, equipo y métodos de pesca más modernos (p. ej. arrastre entre dos aguas).

Existen perspectivas razonablemente buenas para la pesca artesanal, especialmente para la que utiliza líneas de mano en fondos rocosos en muchas partes de las zonas costeras de Egipto (p. ej. en la región sur del Mar Rojo y en el triángulo de Halayb). Será necesario mejorar también la estructura en tierra, sobre todo las instalaciones de reparación y mantenimiento de embarcaciones y las fábricas de hielo.

Aunque las poblaciones locales de peces de agua dulce tienen dimensiones limitadas y están plenamente explotadas, la utilización generalizada y sin control de métodos de pesca ilegales exige, como meta importante, la introducción de la ordenación encaminada a la conservación.

INVESTIGACIÓN

Se han realizado algunos estudios de investigación en el Ministerio de Agricultura, General Authority for Fish Resources Development (GAFRD), 4 Tayaran St, Cairo. (http://www.agri.gov.eg/authfish.htm).

Sin embargo, la mayor parte de la investigación pesquera se realiza en Egipto en el Instituto Nacional de Oceanografía y Pesca, que cuenta con 1 500 miembros de personal, 400 de los cuales son investigadores y asistentes de investigación. Sus investigaciones abarcan tanto recursos vivos (biología de los peces, seguimiento y evaluación de poblaciones, tecnología pesquera, acuicultura, estadísticas y economía de la pesca, y seguimiento y control de la contaminación) como limnología y oceanografía física. Cuenta con varias centrales en distintas masas de agua de Egipto y realiza reconocimientos ecológicos y pesqueros a lo largo de las costas del Mediterráneo y Mar Rojo de Egipto y en varias masas de agua continentales. Está realizando un programa de evaluación de recursos, especialmente de las poblaciones pelágicas, con la utilización de técnicas de ecosonda. Se están realizando también investigaciones sobre aparejos para la captura de especies pelágicas con arrastre entre dos aguas. La oficina central del instituto se halla en 101 kasr Al Ainy St. Cairo. (Véase http://www.niof.sci.eg/.)

Se realizan investigaciones básicas sobre pesca y acuicultura en departamentos de algunas universidades, como el Departamento de Oceanografía de la Universidad de Alejandría; el Departamento de Biología Marina de la Universidad del Canal de Suez; el Departamento de Oceanografía de la Universidad Al Azhar y la Academia Árabe de Ciencias, Tecnología y Transporte Marítimo (AASTMT) de Alejandría.

AYUDA

USAID ha aportado fondos para desarrollar la producción pesquera. El primer proyecto sobre Producción alimentaria en el ecosistema de agua dulce, se realizó en los lagos del Wadi Al Raiyan, mientras que el segundo, realizado en la costa del Mediterráneo, tuvo por objeto la Trofodinámica del Mar Mediterráneo sudoriental.

El Organismo japonés de cooperación internacional (JICA) ha contribuido a la modernización y desarrollo del puerto pesquero de Meaddea y al desarrollo de la pesca en el Lago Nasser.

El PNUD ha financiado proyectos ambientales en los lagos Manzala y Burollus.

La Organización regional para la conservación del medio ambiente del Mar Rojo y Golfo de Adén (PERSGA) ha contribuido a la utilización sostenible de los recursos marinos vivos del Mar Rojo.

Necesidades futuras

Si no se establece un adecuado plan de créditos para el sector pesquero, no se podrá rebitalizar la pesca marítima mediante la adquisición de nuevas unidades y equipo de pesca.

Es preciso revisar la legislación pesquera y mejorar el sistema de recolección y compilación de estadísticas pesqueras.

La recuperación de los lagos del norte del Delta es una inversión decisiva para el futuro del país.

Es urgente crear condiciones para una negociación adecuada de acuerdos internacionales sobre la pesca.

Hay que mejorar las instalaciones de los puertos de pesca en lugares estratégicos.

Se necesitarán proyectos de investigación específicos, como los relativos al desarrollo de artes de pesca y la ordenación de artes de pesca de especies múltiples.

El apoyo financiero centrado en la pesca artesanal podría abrir nuevas perspectivas para el desarrollo del sector socioeconómico.

Fuentes de información

Abdallah, M. & El-Haweet, A. E. 2000. Stock assessment of sardine in the Egyptian Mediterranean waters by virtual population analysis: case for the coast from Alexandria to Abu-Qir. Egypt. J. Aquat. Biol. & Fish., 4(3): 173–191.

Azab, A.M., El Hakim, N.F.A. & Younis, T.M. 1998. Studies on the fisheries of the Suez Gulf, Red Sea, Egypt. Egypt. J. Aquat. Biol. & Fish., 2(4): 505–525.

Breikaa, M.I. 1997. Fisheries management studies on the Bardawil Lagoon, Northern Sinai, Egypt. Egypt. J. Aquat. Biol. & Fish., 1(2): 291–307.

GAFRD [General Authority for Fish Resources Development]. 1995–2001. Annual fishery statistics reports. General Authority for Fish Resources Development, Cairo.

Hussein, K.A. 1994. Open water fisheries development in Lake Manzallah. National Institute of Oceanography and Fisheries.

Ibrahim, E.A. 2002. Food production from freshwater ecosystem project. USAID report.

Khalifa, U.S., Agaypi, M.Z. & Adam, H.A. 2000. Population dynamics of Oreochromis niloticus L. and Sarotherodon galilaeus Art. pp. 87–90, in: Sustainable Fish Production in Lake Nasser: Ecological Basis and Management Policy. Aswan, Egypt: ICLARM.

Kilada, R. & El Ganainy, A. 1999. Stock assessment of the giant clam (Tridacna maxima) in the Egyptian Red Sea. Egypt. J. Aquat. Biol. & Fish., 3(4): 145–156.

Mehanna, S.F. 1999. An assessment and management of the coral reef fish stocks in the Gulf of Suez. Egypt. J. Aquat. Biol. & Fish., 3(2): 103–114.

Tharwat, A.A., El Nady, M.A. & Kamer, G.A. 1997. Fish stock assessment of Oreochromis niloticus (L) from the River Nile at Cairo Sector. Egypt. J. Aquat. Biol. & Fish., 1(1): 67–81.