FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский
  1. Características, estructura y recursos del sector
    1. Resumen
    2. Historia y visión general
    3. Recursos humanos
    4. Distribución y características de los sistemas de cultivo
    5. Especies cultivadas
    6. Sistemas de cultivo
  2. Desempeño del sector
    1. Producción
    2. Mercado y comercio
    3. Contribución a la economía
  3. Promoción y manejo del sector
    1. Marco institucional
    2. Legislación y regulaciones
    3. Investigación aplicada, educación y capacitación
  1. Tendencias, asuntos y desarrollo
    1. Referencias
      1. Bibliografía
      2. Vínculos relacionados
    Características, estructura y recursos del sector
    Resumen
    La acuicultura en Belice comenzó formalmente en 1982 con el desarrollo de 4 ha (10 acres) de estanques experimentales, por parte de una compañía privada, en el sur del país. Desde entonces, la industria se ha desarrollado rápidamente y ha llegado a establecerse firmemente como un contribuyente significativo a la economía beliceña en términos de generación de divisas, ingreso, empleo y aporte a la nutrición y seguridad alimentaria.

    En Belice, la industria acuícola se basa principalmente en la producción de Camarón Blanco del Pacífico (Liptopenaeus vannamei). La acuicultura en Belice se ha extendido en volumen y valor más rápidamente que la producción de capturas pesqueras, que la producción ganadera, pecuaria y agro-industrial. El comportamiento del crecimiento del sector acuícola se refleja en un crecimiento del 160 por ciento anual en el volumen de producción de camarón de cultivo durante la última década. La producción para exportación y sus ingresos han aumentadode 545,4 toneladas (1,2 millones de libras) y de BZ$ 10,4 millones (5,2 millones de dólares EE.UU.) en 1995 a 7 684 toneladas (16,86 millones libras) y BZ$ 84,28 millones (42,14 millones de dólares EE.UU.) en 2004.

    La contribución de la Pesca (incluida la acuicultura) al Producto Interno Bruto (PIB) en 2003 fue de 5 por ciento. Los ingresos por exportación de productos acuícolas fue de BZ$ 107 millones (53,5 millones de dólares EE.UU.) en 2004. Esta cantidad fue superada solamente por la caña de azúcar que ingresó BZ$ 114 millones.

    El PIB per capita en el año 2003 fue BZ$ 7 223 (3 612 dólares EE.UU.). El PIB a precios de mercado fue BZ$ 1 974 millones (987 millones de dólares EE.UU.). El PIB pesquero ha aumentado constantemente a través de los años, pasando de 2,2 por ciento en 1995 a 3,7 en 2000 y según los más recientes datos disponibles a 5 por ciento en 2003. Esto ha sido muy significativo en relación al Caribe, donde la contribución al PIB de las pesquerías es generalmente inferior al 2 por ciento.

    Se espera que la producción de la camaronicultura en Belice permanezca estable durante los siguientes dos años. Los camaronicultores han estado titubeantes sobre si continuar la expansión de las granjas desde los últimos años y están estudiando las opciones que ostensiblemente les permitirían subsistir y sortear la crisis actual. Se espera que las mejoras en las tecnologías en el cultivo del camarón gradualmente bajen los costos de producción; sin embargo, dadas las severas reducciones del los precios del camarón en los mercados mundiales como las que ocurrieron en los años pasados, los camaronicultores están en el proceso de reducir los costos de operación al nivel de granjas y mejorando la productividad por unidad de superficie

    El creciente interés por la diversificación del sector acuícola se ha orientado hacia el cultivo en jaulas marinas. Hasta ahora, el Departamento de Pesca, junto con otras agencias reguladoras ha analizado dos propuestas de proyecto para desarrollar dos empresas de maricultura en jaulas a escala comercial (“Dyer Aqua Belice Limited” y “Marine Faros Belice Limited). Las especies propuestas para cultivo incluyen la Cobia (Rachycentron canadum) y el Pámpano de Florida (Trachinotus carolinus). Se espera que los proyectos sean autorizados a fines del 2005.

    Aunque se ha expresado preocupación por el medio ambiente en relación con los posibles impactos adversos sociales y ecológicos de la acuicultura, no se han realizado evaluaciones formales. En relación con la destrucción de los manglares, no ha habido problemas puesto que las granjas se han desarrollado atrás de la zona de manglares.
    Historia y visión general
    La acuicultura en Belice comenzó formalmente en 1982 con el desarrollo de 4 Ha (10 acres) de estanques experimentales por parte de una compañía privada en la parte sur del país. Esta iniciativa fue diseñada para probar ciertas funciones de producción primaria del camarón marino (Penaeus vannamei), tales como la tasa de crecimiento, sobrevivencia y tasas de conversión alimenticia (TCA).

    Los éxitos en estos esfuerzos condujeron subsecuentemente a la expansión de la granja a una empresa a escala comercial. Desde entonces, la industria se ha desarrollado rápidamente y se ha establecido como un firme contribuyente a la economía beliceña en términos de generación de divisas, ingresos y de empleos, así como de aporte a la nutrición y a la seguridad alimentaria. El comportamiento de crecimiento en este sector se refleja en el aumento de la producción para exportación e ingresos pasando de 86 toneladas (189 000 libras) y BZ$ 1,8 millones (900 millones de dólares EE.UU.) en 1990 a 7 227 toneladas (15,9 millones de libras) y BZ$ 91,8 millones (45,9 millones de dólares EE.UU.) en 2003.

    En 2004 el volumen de camarón exportado continuó en aumento de manera significativa. Las exportaciones totales de camarón cultivado fueron de 7 664 toneladas (16,86 millones lb) valoradas en BZ$ 84,28 (42,14 dólares EE.UU.) (Environmental Statistics, 2004), con un aumento en el volumen de exportación de 5,6 por ciento. Sin embargo, para este período hubo un descenso de 8,2 por ciento en valor comparado con el escenario en 2003. La tendencia descendente en valor de exportación ha sido resultado de una baja en el precio global del precio del camarón desde el año 2000 debido a los crecientes volúmenes de producción camarón de los países asiáticos a costos muy bajos y competitivos.

    En relación con la superficie dedicada a granjas camaroneras en 2004, habían 2 789 hectáreas (6 888 acres) en producción pertenecientes a 14 granjas en funcionamiento. Esto representa 12,5 por ciento del área total bajo la tenencia de los camaronicultores.

    Aparte del cultivo del camarón blanco del Pacífico (Penaeus vannamei ) como especie exótica, en Belice también se ha ensayado el cultivo de otras especies de pendidos. Éstas han sido el camarón azul del Pacífico (Penaeus stylirostris), el camarón gigante exótico del Sureste Asiático ( Penaeus monodon ) y el camarón endémico blanco caribeño (Penaeus schmitti). El cultivo de estas especies se ha intentado en fases iniciales del desarrollo de la industria. Sin embargo, estas pruebas no satisficieron las expectativas de los productores y en consecuencia fueron abandonadas.

    Aunque la acuicultura en Belice se ha basada casi exclusivamente en el cultivo de camarones peneidos, también se ha intentado el cultivo de otras especies. Estas incluyen el cultivo de la Tilapia del Nilo (Oreochromis niloticus), la langosta australiana de tenaza roja de agua dulce (Cherax guadricarinatus), el pargo rojo (Sciaenops ocellatus) y varias otras especies ornamentales del Lago Rift de África, tales como Haplochromis spp. Labeochromis spp., Melanochromis spp., Tropheus spp., Pseudotropheus spp., y Awlenocara spp. El cultivo de estas especies también ha topado con fracasos comerciales, exceptuando el de la Tilapia, que después de algunas decepciones iniciales, se ha visto un resurgimiento en su interés, principalmente en la experimentación comercial.

    “Fresh Catch Belice, Limited”, la única granja piscícola de tilapia orientada hacia al comercio, se inauguró formalmente en diciembre de 2002. Esta empresa ha desarrollado 60,7 ha (150 acres) de estanques de producción. Estas instalaciones tienen una capacidad productiva de 4 000 toneladas métricas anuales, estimándose su ingreso anual en más de BZ$ 12 millones (6 millones de dólares EE.UU.). Desde mayo de 2004 las exportaciones de Tilapia de Belice han sido exclusivamente al mercado de los. Estados Unidos. Las exportaciones de filete de Tilapia alcanzaron 98,1 toneladas métricas (215 000 libras) valoradas en BZ$ 1,1 millón (550 millones de dólares EE.UU.).

    “Fresh Catch Belice Limited” produce básicamente híbridos rojos de Oreochromis niloticus para el mercado de pescado entero, e híbridos de O. niloticus para el mercado de pescado en filetes. La granja está integrada verticalmente con estanques de producción, incubadora, sistemas de crianza e instalaciones para procesamiento.

    Aparte del cultivo de Tilapia en gran escala, también se ha emprendido cultivo de varias especies de peces cíclidos nativos durante los últimos 3 a 4 años a pequeña escala en plan experimental. Actualmente hay más de 6,4 ha de cultivo en granjas a pequeña escala dedicadas a la crianza de varias especies nativas de cíclidos, tales como el robalo de agua dulce (Petenia splendida ), la mojarra (Cichlasoma urophtalmus) y la tuba o guapote (Cichlasoma synspilum), así como de la especie exótica Tilapia del Nilo (Oreochromis niloticus). También se han propuesto varias otras especies para cultivo en Belice a corto y mediano plazo.

    El creciente interés por diversificar el sector de la acuicultura ha sido orientado hacia las granjas de cultivo en jaulas marinas. Hasta ahora, el Departamento de Pesca, junto con otras agencias relevantes ha revisado dos propuestas de proyecto para desarrollar cultivos marinos en jaulas (Dyer Aqua Belice Limited y Marine Farms Belice Limited) cerca del área de Robinson Point sobre la laguna interior de la barrera de arrecife. Las especies propuestas para cultivo incluyen: Cobia ( Rachycentron canadum ) y Pámpano de Florida (Trachinotus carolinus) que se encuentran ampliamente distribuidos en el Mar Caribe. Los proponentes del proyectota ya recibieron la respectiva autorización ambiental y firmaron el Plan de Cumplimiento del Medio Ambiente, quedando pendiente la aprobación respecto a la concesión de la zona propuesta para cultivo por parte del Ministerio de Recursos Naturales.
    Recursos humanos
    De las catorce granjas que operaron en 2004, por lo menos cuatro granjas pertenecen a extranjeros. Las demás pertenecen a inversionistas locales, o en pocos casos son co-inversiones entre beliceños y de extranjeros.

    El cultivo de camarón también ha hecho contribuciones significativas al desarrollo de Belice en relación con el empleo y generación de ingresos, especialmente en las comunidades rurales. Actualmente, la acuicultura proporciona empleo de tiempo complete para aproximadamente 853 empleados permanentes y 206 trabajadores temporales o estacionales. Se espera que el número de empleados a nivel de granjas permanezca bastante estable durante los siguientes dos años.

    Los trabajadores de tiempo completo, generalmente están asociados con el cultivo y administración de la acuicultura, mientras que los trabajadores temporales están implicados con los aspectos de procesamiento. La mayoría del personal de procesamiento son mujeres originarias de las comunidades rurales, donde los niveles de desempleo y pobreza son muy elevados.

    En general, solo hay un empleo permanente de tiempo completo a nivel de dirección de la producción por cada 10 hectáreas (25 acres) de cultivo. Hay aproximadamente 275 técnicos en cultivo responsables de las 2 787 hectáreas (6 888 acres) de estanquería actualmente en operación. Las oportunidades de empleo directo están también asociadas con los servicios de soporte a las granjas, tales como las operaciones de los laboratorios de producción de postlarva y las plantas de procesamiento.

    Otro factor que es importante para el desarrollo de acuicultura es la disponibilidad de un grupo de expertos bien capacitados. Aunque Belice no esté particularmente bien dotado de un equipo de profesionales en acuicultura, el nivel relativamente alto de alfabetismo entre la población, permite una buena disponibilidad de trabajadores que pueden ser sujetos de capacitación.

    La consecución de un sistema de educación secundaria razonablemente bueno y el rápido desarrollo de instituciones de enseñanza superior, tales como la Universidad de Belice (UB) y la Universidad Galen, poseen implicaciones positivas para satisfacer las necesidades educacionales de la industria.

    Aunque no se ha emprendido una evaluación formal relativa a los impactos económicos de la acuicultura sobre los servicios complementarios, sería razonable suponer que dado el importante valor de los ingresos por exportación, la industria ha impactado positiva y significativamente a toda la gama de servicios de soporte. Estos incluyen: agencias aduanales, servicios de mantenimiento de instalaciones eléctricas y mecánicas, servicios de instalación y mantenimiento de equipos de refrigeración, servicios de fletes terrestres y aéreos, así como servicios de procesamiento, empaque y comercialización.
    Distribución y características de los sistemas de cultivo
    Las catorce granjas camaroneras en funcionamiento, están todas ubicadas en la parte baja de la llanura costera de la parte continental de Belice. Las dos más septentrionales (Ladyville Shrimp Farm, Caribbean Shrimp Farm) están ubicadas en la zona de Ladyville, justo al nor-este del aeropuerto “PSW Goldson International Airport”. Hay tres granjas camaroneras (Crown Shrimp Limited, Paradise Shrimp Farm, Melinda Mariculture Limited) ubicadas entre el camino costero y área de Dangriga. Hay dos granjas camaroneras (Triton Mariculture, Haney’s Shrimp Farm) situadas entre Dangriga y Riversdale. Hay otras cuatro granjas (Belice Acuaculture Limited, Royal Mayan Shrimp Farm, Texmar Shrimp Farm, Crustaceans Shrimp Farm) situadas entre Riversdale y las vecindades de la laguna Placencia. Tres de estas granjas (Aquamar Shrimp Farm, Nova Toledo Shrimp Farm, Toledo Fish Farm) están también ubicadas en la zona de “Big Creek/Monkey River”.

    Algunas de las granjas en Belice están integradas verticalmente con servicios e instalaciones complementarias. A este respecto, la mayoría de las grandes empresas cuentan con plantas de proceso y poseen instalaciones o laboratorios para producción de post-larvas in situ (adyacentes a los estanques de cultivo).

    En 2004 había en Belice cuatro incubadoras o laboratorios de camarón completamente integrados. Estas incubadoras tenían en conjunto una capacidad mensual de producción de 215 millones de post larvas (PL). Esta capacidad excede la demanda actual que es de 950 millones de PL por año. Todas las incubadoras han adoptado una estrategia para la producción de semilla de “Resistencia Patogénica Específica” (SPR) para combatir las infecciones del virus del “Síndrome de Taura” que han impactado a la industria desde finales del año 2000 hasta el presente. Esto ha resultado en mejores tasas de crecimiento y sobrevivencia de las poblaciones, y más altos rendimientos por unidad de producción durante los últimos años.

    Actualmente hay cuatro plantas procesadoras o de empaque en presentación de camarón con cabeza funcionando en Belice con una capacidad total de 86 toneladas métricas (190 000 libras) por día. Estas instalaciones de proceso actualmente satisfacen las demandas de la industria. Tres de las cuatro plantas han sido certificadas por la Autoridad Agrícola Sanitaria de Belice (Belize Agricultural Health Authority) para exportar camarón al Mercado de los Estados Unidos de América.
    Especies cultivadas
    En Belice la industria acuícola se basa primariamente en el cultivo del camarón blanco del Pacífico (Penaeus vannamei ). El comportamiento del crecimiento del sector se refleja en el aumento de la producción para exportación y los ingresos generados pasando de 86 ton m. métricas (189 millones libras) y BZ$ 1,8 millón (900 millones de dólares EE.UU.) respectivamente en 1990, a 7 227 toneladas (15,9 millones de libras) y BZ$ 91,8 millones (45,9 dólares EE.UU.) respectivamente en 2003. En 2004 el volumen de camarón exportado continuó creciendo de modo significativo. El total del camarón de cultivo fue de 7 664 toneladas métricas (16,86 millones de libras) valuadas en BZ$ 84,28 millones (42,14 millones de dólares EE.UU.) (Environmental Statistics, 2004).

    Aparte de las contribuciones del camarón cultivado en granjas a la economía beliceña, se espera que en un futuro cercano el cultivo comercial y exportación de tilapia al mercado de EE.UU. hará contribuciones substanciales en términos de la generación de divisas. La capacidad instalada de producción de tilapia se estima en 4 000 ton/año con ingresos aproximados de BZ$ 12 millones (6 millones de dólares EE.UU.). Desde mayo del 2004 las exportaciones de tilapia de Belice han sido exclusivamente al mercado de EE UU. En 2004 las exportaciones de filete de tilapia ascendieron a 98,1 toneladas. (215 800 lb) valuadas en BZ$ 1,1 millones (550 millones de dólares EE.UU.). La producción reportada por “Fresh Catch Belize Limited” de pescado entero para 2004 fue de 386 toneladas. (850 000 libras) (Environmental Statistics 2004).

    La acuicultura en Belice comenzó formalmente en 1982 con el desarrollo de cuatro 4 ha (10 acres) de estanques experimentales por parte de una compañía privada en el sur del país. Esta iniciativa fue diseñada para evaluar ciertas funciones de producción primaria del camarón marino (Penaeus vannamei), tales como la tasa de crecimiento, sobrevivencia y factor de conversión alimenticia (FCR).

    Los primeros lotes de tilapia (Oreochromis niloticus ) fueron traídos a Belice en 1995 por “Cherax Belize Limited”. La granja sufrió fracasos comerciales durante la última parte de 1997 y se abandonó el proyecto. No fue sino hasta principios del 2000 que variedades híbridas de tilapia (Oreochromis niloticus) procedentes de Taiwán se introdujeron para experimentación comercial por la granja “Beaver Dam Acuaculture Farm”.

    Una vez más, en octubre del 2002, “Fresh Catch Belize Limited”, una empresa comercial, introdujo la tilapia de Israel. Ésta incluyó al híbrido plateado ND-21 (Oreochromis niloticus X Oreochromis aureus), a la tilapia roja ND-56 (Oreochromis niloticus). El ND-21 es utilizado actualmente para la producción de filete y el ND-56 para el pescado entero. Las exportaciones de Belice hacia EE.UU. se iniciaron en mayo del 2004.

    Además del cultivo de camarón y tilapia, se condujeron otros ensayos en el pasado con la langosta australiana de tenaza roja (Cherax quadricaricatus), el pargo rojo ( Sciaenops ocellatus) y varias especies de peces ornamentales del lago “African Rift”, tales como Haplochomis spp., Labeochomis spp., Melanochromis spp., Tropheus spp., Pseudothropheus spp. y Awlenocara spp. El cultivo de estas especies también concluyó en fracasos comerciales.

    En Belice la industria de la acuicultura no ha incorporado especies mejoradas genéticamente. El único trabajo implementado en Belice ha sido la adopción de un programa para la selección y la producción de larva de “Resistencia Patógena Específica” (SPR) contra la infestación del Síndrome del Taura, que ha permanecido en el país desde mediados del 2000.

    Los proyectos de acuicultura en Belice tienen que ser sancionadas por el comité de evaluación de impacto ambiental (NEAC), antes de su implementación como parte de los requisitos para la obtención de los permisos de cultivo. El NEAC está constituido por varias organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, tales como el Departamento de Pesca, el Departamento del Medio Ambiente, el Departamento Forestal, el Departamento de Tierras y Topografía, la Oficina de Salud Pública, el Instituto para la Administración de Zonas Costeras, el Departamento de Hidrología, el Departamento de Agricultura, la Sociedad Audubon de Belice, el Departamento de Vivienda y Planeación, y el Instituto de Arqueología. De los miembros del NEAC mencionados, no todos son instituciones reguladoras del sector de acuicultura, sino que son parte del proceso para proveer recomendaciones Regulaciones Relativas a la Acuicultura.
    Sistemas de cultivo
    Hacia finales del 2004, existían catorce granjas camaroneras en operación. Estas granjas utilizaban cuatro sistemas de cultivo diferentes:
    • Sistemas semi-intensivos de cultivo con densidades de siembra de 250 000 postlarvas por hectárea (100 000 PI/acre), con rendimientos de 2 000 kg/ha/cosecha (1 800 lb/acre/cosecha) de colas de camarón. Estos sistemas se basan en un solo ciclo de cultivo prolongado, con duración de hasta nueve meses con una sola siembra de semilla, seguido por una serie de tres o cuatro cosechas intermitentes con énfasis en una cosecha final de camarones relativamente grandes (20 a 25 g).
    • Sistemas semi-intensivos de cultivo con bajas densidades de siembra de 120 000 postlarvas/hectárea (49 000 PI/ acre), con rendimientos de 1 200 kg/ha/cosecha (1 100 lb/acre/cosecha) de colas de camarón. Estos sistemas se basan en dos ciclos de cultivo por año; cada ciclo con duración de cuatro a cinco meses con una sola cosecha por ciclo, y con tallas en el rango de mediano a grande (15–18g).
    • Sistemas intensivos de cultivo con una siembra y una cosecha por ciclo después de cuatro a cinco meses. Las densidades de siembra son de 590 000 postlarvas/ha (240 000 PI/acre, con rendimientos de 5 000 kg/ha/cosecha (4 500 lb/acre/cosecha) de colas de camarón de talla de mediana a grande (15–18 g). El sistema también es dependiente de aireación complementaria o artificial y se estructura en torno a los dos ciclos de cosecha por año.
    • Sistemas súper-intensivos de cultivo, con una siembra y una cosecha por ciclo después de cuatro a cinco meses. Las densidades de siembra son de 1 235 millones de postlarvas/hectárea (500 000 PI/acre), con rendimientos de 10 890 kg/ha/ciclo (9 700 lb/acre/ciclo) de colas de camarón y el camarón de talla mediana a grande (15–18 g). El sistema se basa en tecnología de re-circulación con una demanda reducida de agua y pocos o nulo drenado. El sistema también se basa en aireación artificial intensiva.

    Fresh Catch Belize Limited, la única granja comercial de tilapia en Belice, utiliza un sistema de cultivo semi-intenso con una etapa de precría y dos de engorda; las cuales consisten en:
    • Fase de crianza: densidad de siembra de 40 alevines/m2 con ciclo de cultivo de 120 días y peso a la cosecha de 100–120 g.
    • Fase de crecimiento I: densidad de siembra 13 alevines/m2 con ciclo de cultivo de 120 días y peso de cosecha de 350 g.
    • Fase de crecimiento II: densidad de población de 4 alevines/m2 con ciclo de cultivo de 120 días y peso de cosecha de 850 gr.
    Desempeño del sector
    Producción
    El gráfico abajo muestra la producción acuícola total en Belice según las estádisticas FAO:
     

    Producción de la acuicultura reportada en Belice (a partir de 1950)
    (FAO Fishery Statistic)

    Mercado y comercio
    Los principales productos acuícolas, que son camarón y tilapia, se han destinado al mercado de exportación, principalmente a los EE.UU. Aproximadamente de un 3 a 5 por ciento de la producción total se comercializa localmente; principalmente en restaurantes, hoteles y supermercados. La mayor parte se consume por el sector turismo. No existen estadísticas actuales del volumen de camarón y tilapia comercializados en el mercado local.

    Las exportaciones de tilapia a EE.UU. fueron exclusivamente en presentación de filetes. Los camarones se exportan como colas, pelados y desvenados (PD), pelados y no desvenados (PUD), camarón mariposa, congelado rápido individualmente (IQF), con cabeza y con caparazón. Algunas exportaciones de camarón entero cultivado también se han exportado a México en la presentación de camarón fresco congelado.
    Respecto al etiquetado y certificación de productos acuícolas, el mandato está a cargo de la Autoridad de Sanidad Agrícola de Belice (Belize Agricultural Health Authority (BAHA)”. BAHA es responsable de emitir los permisos de exportación, así como la certificación HACCP e inspección de las instalaciones acuícolas en Belice.
    Los mercados de Estados Unidos se abrieron para Belice después de que el programa de certificación para plantas procesadoras fue implementado por BAHA en 2004. Tres de las cuatro plantas han sido certificadas por BAHA para exportar al Mercado de EE.UU. (Nova Shrimp Farm, Aquamar Belize Limited y Belize Aquaculture Limited). Desde hace tres años, Nova Shrimp Farm ha sido certificada bajo el programa “Consejo de Certificación de la Acuicultura” (Aquaculture Certification Counsil), que certifica practicas de producción responsables y e inocuidad alimenticia en las granjas camaroneras, plantas de procesamiento y otras instalaciones de acuicultura en una certificación orientada hacia el procesamiento para compradores de mariscos. El programa está representado visualmente por una marca de certificación de Buenas Prácticas de Acuicultura, cuyo uso es restringido.
    Contribución a la economía
    El Departamento de Pesca opera actualmente la única incubadora de peces de agua dulce a pequeña escala para fomentar el desarrollo de la piscicultura a pequeña escala en Belice. Las principales especies cultivadas en esa instalación son: la tilapia y otras especies nativas de cíclidos, principalmente “Baysnook” (Petenia splendida), Tuba (Cichlasoma synpilum), y “Crana” (Cichlasoma uropthalmus). Los ensayos con los cíclidos nativos no han tenido éxito debido al mal desempeño en relación con las lentas tasas de crecimiento. Por tanto, se ha puesto gran énfasis en el cultivo de Tilapia a pequeña escala en Belice.

    La única actividad acuícola a pequeña escala en Belice es el cultivo de varios cíclidos, incluida la tilapia exótica. En Belice, actualmente hay en producción 6 hectáreas (15 acres) de piscicultura de agua dulce a pequeña escala. La mayoría de estas granjas están ubicadas en comunidades rurales. Todo el pescado producido por estos campesinos se destina para consumo familiar, con pequeñas ventas dentro de la propia comunidad. Se estima que más de 500 miembros de las familias se benefician con esta iniciativa, principalmente a través del consumo directo del pescado. Se prevé que este sector se expandirá rápidamente en un futuro cercano, proveyendo una fuente de ingreso, consumo de pescado y una fuente de nutrientes en la dieta de comunidades rurales pobres.
    Promoción y manejo del sector
    Marco institucional
    Sector Gubernamental
    Las instituciones implicadas en los aspectos regulatorios de la industria acuícola en Belice, son un indicador del nivel de compromiso del Gobierno de Belice. Estas instituciones pueden dividirse en dos grupos principales, a saber:
    • Aquellas directamente asociadas con la asistencia al proceso productivo, y
    • Aquellas asociadas indirecta o tangencialmente con este proceso.

    Respecto a esas instituciones inminentemente asociadas con la asistencia a procesos de producción, el Departamento de Pesca es considerado como la institución reguladora, con el liderazgo técnico para supervisar el desarrollo de la industria. Las funciones del Departamento incluyen: la aplicación de políticas nacionales y legislación para guiar el desarrollo de la industria, la administración de permisos y licencias para cultivos, proveer asesoría técnica para productores y para acuicultores potenciales, monitoreo ambiental y su cumplimiento y la aplicación de las leyes respectivas.

    La Autoridad e Instituto para la Administración de la Zona Costera (CZMA/I) está encargada de la coordinación de los esfuerzos para administración de los recursos costeros. El CZMA/I también está involucrado en la supervisión del medio ambiente, en particular la supervisión de la calidad del agua y emitir la zonificación para la industria.

    El Departamento el Medio Ambiente (DOE) está a cargo del liderazgo regulatorio del proceso de evaluación de impacto ambiental y está obligado conceptualmente a salvaguardar y mantener la integridad del medio ambiente.

    La Autoridad de Sanidad Agrícola de Belice (BAHA) está en la fase concluyente de consolidar y reforzar las funciones de inspección y certificación para los productos pesqueros y acuícolas. Estas funciones estaban anteriormente bajo el mandato legislativo del Departamento de Pesca.

    El Departamento de Tierras y Topografía del Ministerio de Recursos Naturales está a cargo de las responsabilidades de supervisar la tenencia de la tierra. Esto incluye la concesión de tierras nacionales, y aplicar y ejercer la legislación sobre la tenencia de la tierra.

    Las instituciones gubernamentales de Belice (GOB) que no poseen responsabilidad directa sobre el proceso de la producción acuícola incluyen: la Oficina de Petróleo y Geología y el Ministerio del Desarrollo Económico.
    La Oficina de Petróleo y Geología ha extendido su mandato para incluir “movimientos de tierra” en relación con la construcción de estanques. Esta organización ha llegado a ser, en efecto, una agencia emisora de permisos, puesto que incluso existe la necesidad de que las operaciones de acuicultura obtengan un “Permiso para Canteras” o una licencia de explotación de minas, antes de proceder a las actividades de construcción de estanques.

    El Ministerio del Desarrollo Económico está implicado en el procesamiento de permisos respecto a las solicitudes aplicación de incentivos para el desarrollo. Esto incluye previsiones para la exención de aranceles e impuestos de importación previstos bajo el decreto de “Incentivos Fiscales”, Capítulo 54 - Edición Revisada 2000, así como el Decreto “Zona de Procesos para Exportación”, Capítulo 280 - Edición Revisada, 2000.

    Sector privado

    Todas las actividades de producción comercial acuícola están en manos del sector privado. Después de algunos titubeos a mediados y fines de los años noventa se constituyó hasta mediados del 2000 una “Asociación de Camaronicultores”. La Asociación tiene un mandato amplio que es atender conceptualmente todos los asuntos relativos a los intereses y condiciones de vida de los camaronicultores.

    La Comunidad de las Organizaciones No-Gubernamentales

    La participación de la Comunidad de las Organizaciones No-Gubernamentales (ONG) en asuntos del desarrollo de la acuicultura se limita a las organizaciones orientadas hacia la conservación. La participación de estas ONGs en asuntos relacionados con la camaronicultura y otros aspectos de la acuicultura ha sido relativamente limitada. La intervención más significativa de las ONGs orientadas a la conservación ha sido la de la Sociedad Audubon de Belice (BAZ) a principios de los noventas en relación con los impactos del cultivo de camarón en las aves acuáticas, y más recientemente los probables impactos de la Tilapia en la ecología de la laguna “Crooked Tree”.

    La comunidad de las ONGs no ha expresado preocupación en relación con los impactos sociales de las granjas camaroneras u otras formas de acuicultura.
    Legislación y regulaciones
    La legislación relevante para el desarrollo de la acuicultura en Belice puede dividirse en dos grandes grupos
    1. La que se refiere a, o alude al proceso de producción acuícola y/o sus impactos sobre el medio ambiente.
    2. La que afecta al desarrollo de la acuicultura, pero no conectada directamente al proceso de producción.

    En relación con la legislación directamente ligada al proceso de producción acuícola – el Decreto Fundamental de Pesquerías (Principal Fisheries Ordinance or Act), capitulo 210 de las leyes de Belice sección 2 de la Enmienda de 1972, estipula que “pesca comercial significa tomar, capturar, vender, reproducir o producir cualquier pez.

    El Decreto Fundamental de Pesquerías (Principal Fisheries Act) también alude, por inferencia, a la necesidad de obtener una licencia para todas las operaciones de acuicultura, como se establece en la sección 7, que a la letra dice: “ninguna persona podrá dedicarse a la pesca comercial, salvo que sea poseedor de una licencia válida de pescador….”

    Su Reglamento correspondiente, S.I. 66 DE 1977, Sec. 56 a 127 prevé ampliamente los aspectos de aseguramiento de calidad para los productos pesqueros, infiriendo que entre ellos se incluyen los productos procedentes de la acuicultura. Las disposiciones recientes “S.I. 66 de 2002 (tabla G a J) prevén el cobro de derechos relativos a licencias para realizar operaciones de acuicultura así como para operar plantas procesadoras. La Sección G1 de la misma S.I. también proporciona la forma en la cual tales solicitudes deben someterse al Departamento de Pesca.

    El otro conjunto de regulaciones directamente relacionadas al proceso de producción acuícola o sus impactos sobre el medio ambiente, lo constituye la legislación sobre el medio ambiente. Ésta incluye el “Decreto Fundamental de Protección Ambiental (Principal Environmental Protection Act) (S.I. 22 de 1992) y su correspondiente reglamento S.I.94 de 1995 y S.I. 107 de 1995.
    El Decreto Fundamental de Protección Ambiental otorga poder al Ministro para “emitir regulaciones” que establezcan los tipos de proyectos, programas o actividades para los cuales se requiere una Evaluación de Impacto Ambiental, definiendo así mismo los procedimientos, contenidos, lineamientos y otras materias relevantes a esa Evaluación. Estas disposiciones se han concretado en las Regulaciones de Evaluación de Impacto Ambienta (S.I. 107 DE 1995) las cuales estipulan que: “El desarrollo de más de 500 acres de Terrenos Nacionales, así como las cuencas mayores y trabajos hidráulicos costeros, requiere un profundo estudio de Evaluación de Impacto Ambiental”. Existen ciertas debilidades u omisiones inherentes en estas disposiciones; por ejemplo, puede desarrollarse un proyecto mayor de acuicultura situado en tierra que excede 500 acres y que no esté ubicado en terrenos Nacionales sino en terrenos libres o de propiedad privada. Inversamente, puede desarrollarse un proyecto acuícola mayor ubicado en menos de 500 acres de Terrenos Nacionales, el cuál pueda generar graves impactos ambientales, particularmente en relación con formas más intensas de acuicultura.

    El Reglamento de Limitaciones de Descargas Residuales (Effluent Limitation Regulations, S.I. 94 de 1995) permite al Ministro: “ordenar la construcción de instalaciones para tratamiento de residuos, establecer limitaciones en los parámetros de los residuos, asegurar el monitoreo sobre la calidad de los residuos y las condiciones del sistema de descargas y aprobar el(los) punto(s) de emisión o descarga”. Estas regulaciones también restringen la descarga de residuos en tierra abierta.
    La mayor debilidad de esta regulación (S.I. 94 de 1995) es que no establece limitaciones a la descarga de residuos generados o derivados específicamente por la producción acuícola.
    Entre las regulaciones pertinentes y directamente relevantes a la producción acuícola, se incluye también el “Decreto para Utilización de la Tierra” de 1981. Este instrumento legislativo controla el uso de la tierra y prevé medidas de conservación.

    También relevante es el “Decreto de Tierras Nacionales” de 1992, sección 9(4) el cual dispone que: “toda concesión para desarrollos mayores a 500 acres deberá someterse a un estudio de impacto ambiental”. El Ministro puede también, bajo criterio propio, exigir la elaboración de estudios de impacto ambiental para desarrollos menores a 500 acres.

    El acuerdo de concesión, en relación a esta legislación, obliga al concesionario a tomar medidas para evitar la contaminación, no obstruir los drenajes naturales y se reserva libertad para monitoreo por parte del Ministerio de Agricultura, Peca y, Cooperativas, así como de otras agencias gubernamentales.
    Bajo el Decreto de Tenencia de Tierra por Extranjeros (Alien Landholding Act) , capítulo 144 del “Decreto de Tierras Nacionales” de 1992, el concesionario debe obtener licencia del Ministro para permitírsele el desarrollo de más de 10 acres de tierra rural. En general, se desarrollan condiciones para licencias que pueden incluir temas relacionados con el medio ambiente.

    La legislación que no está directamente relacionada con las actividades de producción acuícola incluye: “Decreto de Minas y Minerales” (Mines and Minerals Act), “Decreto de Incentivos para el Desarrollo” (Development Incentives Act) “Decreto de Incentivos Fiscales para Empresas Industriales (Fiscal Incentives Industrial Enterprises Act) y “Decreto de Zona de Procesamiento para Exportaciones” (Export processing Zones Act).
    El Decreto de Minas y Minerales No. 14 de 1988 y el Reglamento de Seguridad, Salud y Medio Ambiente S.I. 33 de 1994 estipulan la necesidad de obtener, ya sea un Permiso de Canteras o Licencia para Minas, dependiendo del volumen de material en cuestión para extraer o redistribuir minerales. Esta condicionante se amplió para incluir a la acuicultura en su aplicación.

    El Decreto de Incentivos Fiscales Capítulo 54 de las Leyes de Belice y el “Decreto de Zona de procesamiento para exportaciones, Capítulo 280 de las Leyes de Belice, proporcionan varios grados de incentivos en la forma de exenciones a varios gravámenes e impuestos.
    Investigación aplicada, educación y capacitación
    Aunque Belice no es actualmente notable por tener un reconocido equipo de profesionales en acuicultura, el nivel relativamente alto de alfabetismo de la población en general, presagia la buena disponibilidad de una fuerza de trabajo capaz. No hay una capacitación formal para acuicultura en las instituciones educacionales de Belice
    Los logros de un sistema razonablemente bueno de educación secundaria y un rápido desarrollo de instituciones de educación superior, tales como la Universidad de Belice (UB) y la Universidad Galen, generan implicaciones positivas en torno a las necesidades educativas futuras de la industria.

    Actualmente no existen actividades de investigación en curso en las instalaciones de acuicultura de Belice, así como tampoco hay capacitación formal para acuicultura en escuelas técnicas ni en universidades.
    Tendencias, asuntos y desarrollo
    La camaronicultura, al igual que la ganadería y la agricultura en Belice, ha pasado por un proceso de sucesión en el cual la falta de recursos materiales, financieros, recursos humanos capacitados y servicios de apoyo tales como la construcción, reparaciones eléctricas, instalación de aire acondicionado, servicios de mantenimiento de automóviles en las etapas iniciales de la industria, ha evolucionado en forma tal que en la actualidad se dispone ya de casi todos ellos. Al evaluar el nivel de desarrollo en acuicultura en un país o en una región en particular, Pretto (1987) ha teorizado que la acuicultura atraviesa por etapas definitivas de sucesión, que pueden clasificarse como:
    • Etapa I - desarrollo nulo.
    • Eapa II -previa al desarrollo.
    • Etapa III -desarrollo inicial.
    • Etapa IV -desarrollo acelerado.
    • Etapa V -desarrollo inmaduro.
    • Etapa VI -desarrollo maduro.
    Conforme a esta clasificación, en Belice, la camaronicultura está en transición entre la Etapa IV (desarrollo acelerado) y la Etapa V (desarrollo inmaduro), donde el desarrollo de la acuicultura es acelerado como resultado de las actividades de los productores y las instituciones, y donde la producción está orientada hacia la generación de ingresos.

    En esta etapa del desarrollo, los programas del sector público para apoyar al desarrollo de la acuicultura no están completamente enfocados, y la escasez de personal capacitado es la principal restricción para institucionalizar los servicios y desarrollo de la industria
    Para que la camaronicultura tenga éxito en la etapa de “desarrollo maduro”, en donde es autosuficiente a un nivel tecnológico avanzado y no se requiere ayuda o asistencia externa por parte de agencias donadoras; es necesario sintetizar e implementar un plan completo y definitivo para el desarrollo del sector.

    La respuesta más significativa en materia de política a la fecha ha sido un documento de política generado a finales del 2002 por la Unidad de Acuicultura y Pesca Continental, dependiente del Departamento de Pesca y la iniciativa conducida por el Departamento de Pesca/CZMA en la cual se incorporó a un consultor a mediados del 2002 para desarrollar una “Política Nacional de Acuicultura”. En relación a esta última, después de haber sido sometida a consulta pública, el documento final se presentó al Departamento de Pesca durante el primer trimestre de de 2004 para el sometimiento y aprobación ulterior a nivel de Ministerio.

    Otra iniciativa conducida por la Unidad de Pesca ha sido la elaboración hacia mediados del 2004, de un borrador de un Decreto de Acuicultura y su Reglamento, los cuales aún no han sido sometidos a consulta pública para su posterior aprobación a nivel ministerial. En este punto, el documento ha pasado por el proceso de consulta con las instituciones relevantes de regulación, tales como el Departamento de Tierras, la Autoridad de Salud Agrícola de Belice y el Departamento del Medio Ambiente.
    Referencias
    Bibliografía

    Belize Fisheries Department. 2001. Fisheries Statistical Report, (unpublished).

    Belize Fisheries Department. 2003. Fisheries Statistical Report, (unpublished).

    Dixon, H. & Dorado, J. 1995. Managing Taura Syndrom virus in Belize-a case study. 16 pp. (unpublished).

    Huntington, T. & Dixon, H. 1997. A review of the environmental impact of aquaculture in Belize and guidelines for sustainable development. Final report by MacAlister, Elliot Partners. Belize City, Government of Belize, GEF/UNDP.

    Myvett, G. & Quintana, R. 2001. The status of aquaculture in Belize 2001, 50 pp. (unpublished).

    Myvett, G. & Quintana, R. 2002. The status of aquaculture in Belize 2002, 64 pp. (unpublished).
    Vínculos relacionados
     
    Powered by FIGIS