FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский
  1. Características, estructura y recursos del sector
    1. Resumen
    2. Historia y visión general
    3. Recursos humanos
    4. Distribución y características de los sistemas de cultivo
    5. Especies cultivadas
    6. Sistemas de cultivo
  2. Desempeño del sector
    1. Producción
    2. Mercado y comercio
    3. Contribución a la economía
  3. Promoción y manejo del sector
    1. Marco institucional
    2. Legislación y regulaciones
    3. Investigación aplicada, educación y capacitación
  1. Tendencias, asuntos y desarrollo
    1. Referencias
      1. Bibliografía
      2. Vínculos relacionados
    Características, estructura y recursos del sector
    Resumen
    La acuicultura actualmente es la mayor fuente de suministro de pescado en Egipto; representa el 51 por ciento de la producción total de pescado del país, de la cual 98 por ciento es producida en granjas particulares.

    El desarrollo y la expansión de la acuicultura moderna comenzó en Egipto hace dos décadas, tras las cuales el sector ha atestiguado un desarrollo significativo y rápido que durante los últimos años la han llevado a un fuerte incremento en la producción. Este sector detenta el crecimiento más vigoroso que cualquier otra actividad relacionada con la pesca en el país y por consiguiente la acuicultura es considerada como la única opción viable para reducir la brecha entre la producción y el consumo de pescado en Egipto.

    Exceptuando un reducido número de casos aislados, la mayor parte de las actividades acuícolas se localizan en la Región del Delta del Nilo. La acuicultura se practica usando una gama de sistemas con diversos de niveles de tecnología. Hasta ahora la mayoría de las especies cultivadas son de agua dulce o aquellas que puedan crecer en aguas salobres. La producción de pescado y crustáceos en aguas marinas o aguas salobres se encuentra todavía en sus etapas tempranas y su desarrollo se encuentra influenciado por problemas técnicos y económicos.

    La mayoría de las piscifactorías en Egipto pueden ser clasificadas como granjas de estanques semiintensivos de aguas salobres. Su número sufrió una marcada reducción a principios de los años noventas como consecuencia de la competencia por el suelo y agua durante la expansión de actividades relacionadas con la agricultura. La acuicultura intensiva, tanto en estanques de tierra como en tanques, se ha desarrollado rápidamente como respuesta a la reducción del área total disponible para las actividades acuícolas.

    Los recientes esfuerzos de desarrollo en la producción se centran en el uso de tecnologías modernas y son resultado de cambios en la estructura de la comunidad de piscicultores. La alta tasa de rendimiento de la inversión en la acuicultura ha atraído un gran número de pequeños a medianos inversionistas que tienden a tener un historial con formación científica que los piscicultores tradicionales. El sector se hace más sofisticado y diverso y esto también está asociado con una rápida expansión de actividades de apoyo como molinos locales de alimentos balanceados e incubadoras. El número de incubadoras de peces ha aumentado de 14 en 1998 (Barrania et Al, 1999) a más de 230 (GAFRD, 2004). Durante el transcurso de los últimos ocho años han sido establecidas más de 12 empresas de fabricación de alimento para peces.
    Historia y visión general
    La acuicultura en Egipto se conoce desde el principio de la historia escrita; los frisos de las tumbas nos remontan al año 2500 A.C. e ilustran la cosecha de tilapia en estanques (Bardach et Al, 1972). Una forma tradicional de acuicultura, conocida como "hosha", fue comúnmente practicada durante muchos siglos y hasta hace unas décadas (Eisawy y el Bolok, 1975) en la Región de los Lagos del Delta Norte.

    La acuicultura moderna comenzó a mediados de los años treintas después de la introducción de la carpa común en dos granjas de investigación, hasta que a principios de los años sesenta la carpa fuera mantenida únicamente como objeto de investigación. La primera granja moderna semiintensiva comercial fue construida por el Gobierno en 1961. Esta granja cubría una superficie de 120 hectáreas de estanques de tierra en los que se cultivaba tilapia del Nilo, carpa común y la lisa gris.

    A finales de los años setenta se propuso un plan de desarrollo de acuicultura para impulsar el desarrollo del sector; al término de éste, a mediados de los años ochenta, la producción anual de la acuicultura se había elevado de 17 000 a 45 000 toneladas. Durante este período el gobierno construyó cuatro grandes criaderos, seis piscifactorías y cinco estaciones para la colecta de alevines. La extensa promoción de la acuicultura y el fácil acceso al suelo promovieron la rápida expansión del sector acuícola privado. Este período también atestiguó la introducción de nuevos sistemas de acuicultura. Hacia 1984 se llevaron a cabo los primeros experimentos de cultivo de tilapia en jaulas en el Nilo y el cultivo de carpa común en arrozales fue emprendido como parte de los programas gubernamentales de extensionismo.

    Hasta mediados de los años ochenta, las actividades de acuicultura fueron limitadas a las Regiones del Delta Oriental y del Norte. Toda la producción fue obtenida bajo sistemas de estanques semiextensivos o semiintensivos que usaban aguas dulces o salobres de muy baja salinidad. La acuicultura tradicional y privada produjo sobre todo tilapia y lisa en estanques de hasta 25 hectáreas de extensión. La producción por unidad de superficie era baja (250–400 kilogramos/hectárea). Estos sistemas de cultivo dependen principalmente de la productividad natural favorecida mediante el empleo de fertilizantes naturales (estiércol) y limitado empleo de alimentos artificiales (por lo general el salvado de arroz).

    La acuicultura semiintensiva fue comúnmente realizada en granjas operadas por el gobierno en las que se practicaba el policultivo en pequeños estanques de entre 2 y 6 hectáreas con el empleo de fertilizantes y alimentación suplementaria. La producción media anual de estos sistemas semiintensivos oscilaba en el rango de 1,5 a 2,5 toneladas por hectárea.

    El cultivo de especies marinas como la lubina, la dorada, el lenguado, la corvina y los camarones pendidos comenzó a finales de los años 1980 y principios de los años 1990. En gran parte, el cultivo de estas especies aún depende de la recolección de semilla silvestre. La acuicultura marina en Egipto está lejos aún de ser tan exitosa como la de agua dulce.

    A mediados de los años 1990, la acuicultura intensiva en estanques fue introducida con el objetivo de sustituir las granjas semiintensivas y tradicionales. Los cultivos intensivos se están ampliando como consecuencia de los altos rendimientos de la inversión. Estos sistemas usan estanques más pequeños y profundos, las densidades de siembra son mayores y se suministra alimentación intensiva así como aireación. La producción promedio anual se encuentra en el rango de 17,5 a 30 toneladas por hectárea. A finales de los años noventa se emprendieron actividades de acuicultura integrada a la agricultura en el desierto, generalmente en forma de acuicultura intensiva en tanques. Esta forma de acuicultura también se está ampliando rápidamente, particularmente en la región del desierto occidental.

    En 2003, la producción total de la acuicultura en Egipto alcanzó 445 100 toneladas con un valor total de mercado de 584 662 millones de dólares EE.UU. (1 dólares EE.UU. = 5,78 libras egipcias) (GAFRD, 2004).
    Recursos humanos
    No existen datos estadísticos exactos relativos al número de personas involucradas en la acuicultura y actividades conexas; sin embargo, la fuerza de trabajo relacionada con la acuicultura puede ser dividida en cuatro grupos:
    1. El primero son los dueños de tierra y aquellos con contratos de arrendamiento de la tierra para piscifactorías tradicionales, emitidos por el gobierno. Estas personas generalmente controlan un negocio familiar donde la mayor parte de los miembros de familia (a veces dos generaciones) trabajan en la granja. En estos tipos de granjas generalmente se emplea mucha mano de obra con una infraestructura y tecnologías de producción simples. La mayor parte de los granjeros tienen una educación limitada y aplican técnicas de producción heredadas a través de varias generaciones. El número total estimado de personas involucradas en este tipo de actividad, fluctúa entre 35 000 y 40 000 personas.
    2. El segundo grupo incluye a la gente que trabaja en criaderos o incubadoras de pescado, granjas de jaulas flotantes y la acuicultura intensiva en estanques. La mayoría de la gente que trabaja en este sector son empleados e incluyen tanto técnicos capacitados como obreros calificados. La cifra dada en los documentos oficiales de la Autoridad General para el Desarrollo de Recursos Pesqueros (GAFRD) estima un total de 22 000 personas.
    3. El tercer grupo incluye el personal que trabaja en criaderos gubernamentales, estaciones de producción de alevines y piscifactorías. Este personal posee diversos niveles de educación y capacitación, desde expertos altamente capacitados a trabajadores no calificados. El número total de empleados gubernamentales que trabajan en la acuicultura en el campo es aproximadamente de 780 personas.
    4. El cuarto grupo incluye a consultores, el personal de plantas productoras de alimento, ingenieros, transporte, procesamiento y otras actividades de apoyo. Hay 128 consultores certificados y se estima que 380 personas trabajan en la producción de alimentos para peces.
    Tanto mujeres como hombres trabajan en las actividades del primer, tercer y cuarto grupo, mientras que el género masculino es dominante en el segundo grupo, exceptuando algunas granjas privadas.
    Distribución y características de los sistemas de cultivo
    La acuicultura se desarrolla principalmente en la Región Norte del Delta del Nilo. La mayor parte de las granjas se agrupan en los alrededores de los cuatro Lagos del Delta. Los criaderos o incubadoras se localizan próximos a las piscifactorías, con excepción de los cinco grandes criaderos gubernamentales que están dispersos a lo largo del cauce del Nilo en el Alto Egipto.
    Especies cultivadas
    Actualmente, en Egipto se cultivan 14 especies diferentes de peces y dos especies de crustáceo; diez son nativas y seis introducidas. Las especies nativas son: tilapia del Nilo (Oreochromis niloticus ), tilapia azul (Oreochromis aureus), bagre del Norte de Africa (Clarias gariepinus), lisa gris o pardote (Mugil cephalus), morrugata (Liza ramada), lisa de mancha azul (Valamugil seheli), lubina (Dicentrarchus labrax), dorada (Sparus aurata), corvina (Argyrosomus regius) y camarones peneidos. Las especies introducidas son: carpa común (Cyprinus carpio), carpa herbívora (Ctenopharyngodon idellus), carpa plateada (Hypophthalmichthys molitrix), carpa cabezona (Hypophthalmichthys nobilis), carpa negra (Mylopharyngodon piceus) y el langostino gigante de agua dulce (Macrobrachium rosenbergii).

    La carpa común y la lisa gris fueron las primeras especies cultivadas en el país. La carpa común fue introducida en 1936 con fines experimentales. Con la introducción de la acuicultura moderna comercial a finales de los años 1970 y a principios de los años 1980, Egipto construyó cuatro criaderos de carpa e importó progenitores de la ex República Democrática de Alemania y Hungría. Las carpas comunes también fueron usadas extensivamente en los programas de cultivo de peces en arrozales financiados por gobierno nacional. La producción total de carpa común en 2003 fue de 17 000 toneladas o aproximadamente el 4 por ciento de la producción total de la acuicultura, principalmente del policultivo en arrozales.

    La lisa parda ha sido cultivada desde mediados de los años treinta en granjas experimentales y en el tradicional "hosha". La producción de esta especie dependía de alevines silvestres recolectados en esteros. Con la expansión de la acuicultura a mediados de los años ochenta, Egipto estableció seis estaciones que recogen millones de alevines silvestres de diversas especies marinas comercialmente valiosas. Actualmente la producción anual de lisa cultivada es de aproximadamente 136 000 toneladas; aproximadamente el 30 por ciento de la producción total de la en 2003.

    Las carpas herbívora, plateada y cabezona fueron traídas de Hungría a finales de los años ochentas. La carpa herbívora es usada principalmente en un programa de escala nacional para el control de hierbajo biológico en sistemas de irrigación y drenaje. Los datos de producción de este programa no están incluidos en las estadísticas de acuicultura. La carpa plateada es producida principalmente en jaulas en el Nilo aunque también es comúnmente usada en la acuicultura de estanques. La producción acuícola total de las tres especies de carpa fue de 88 500 toneladas o aproximadamente el 20 por ciento de la cosecha total en 2003.

    Hasta finales de los años ochenta, la presencia de tilapia del Nilo en las cosechas de estanques, fue considerada un signo de una mala administración acuícola. Durante los inicios del desarrollo de la acuicultura, la tilapia no era considerada una especie de cultivo y cuando aparecía en la cosecha era considerada como un producto accidental indeseado. Fue hasta los años noventas que fue descubierta de nuevo como una especie importante para la acuicultura. Este redescubrimiento estuvo asociado con el inicio de la acuicultura intensiva en estanques. La expansión del cultivo intensivo de tilapia causó un auge en el desarrollo de criaderos privados y de fábricas de alimentos balanceados. La expansión de la tilapia del Nilo también fué propiciada por la producción de tilapia macho y desde entonces se ha convertido en la especie de acuicultura más importante con una cosecha total de aproximadamente 200 000 toneladas, equivalente al 48 por ciento de la producción total de la acuicultura en 2003 (GAFRD, 2004).

    El langostino gigante de río fue introducido a Egipto proveniente de Tailandia en 1989. Sin embargo, esta especie no ha sido ampliamente aceptada por el mercado Egipcio; aún así se sigue produciendo en cantidades limitadas (10–12 toneladas por año).

    La lubina, la dorada y la corvina también se producen en cantidades limitadas en piscifactorías marinas. Aunque dos criaderos (uno privado y uno gubernamental)producen alevines la mayor parte de producción todavía depende de semilla colectada en el medio silvestre. La producción total de la lubina y la dorada en 2003 fue de 2 400 y 1 800 toneladas, respectivamente.

    La producción de corvina, bagre y camarón asciende a solo unos cuantos cientos de toneladas anualmente.
    Sistemas de cultivo
    La acuicultura semiintensiva en estanques es el sistema básico usado en el país; la mayoría de los estanques son grandes (entre 2–8 hectáreas) con una producción registrada total de 240 000 toneladas en 2003 (GAFRD, 2004) o aproximadamente el 54 por ciento de la producción total de la acuicultura. La mayor parte de las granjas se localizan en las partes del norte y este del Delta del Nilo donde se utilizan tanto agua salada como agua dulce. Las densidades de siembra, aportes de energía, el nivel de manejo así como el tamaño y el tipo de infraestructura varía enormemente entre granjas. La superficie total de terrenos destinados para este tipo de acuicultura es 64 100 hectáreas con una producción anual por hectárea de entre 0,7 a 6 toneladas.

    La acuicultura intensiva en estanques se esta ampliando para sustituir las grandes áreas utilizadas en el sistema de estanques semiintensivos. Los sistemas de estanques intensivos dependen de estanques bien diseñados y construidos en tierra (a veces recubiertos con láminas de polietileno). Los estanques son dimensiones menores (0,3 a 0,6 hectáreas) con diques más altos que permiten alcanzar profundidades hasta de 1,5–1,75 metros. Los estanques son oxigenados mediante arreadores eléctricos de paletas y su tasa de recambio de agua es mayor (entre el 2–10 por ciento por día). La producción total de sistemas de estanques intensivos fue de 155 000 toneladas o aproximadamente el 35 por ciento de la producción total en 2003. La superficie total utilizada para esta clase de acuicultura es 7 050 hectáreas con una producción media por hectárea de 17,5–30 toneladas (sobre todo de tilapia).

    La acuicultura intensiva en tanques es el otro el sector que se ha desarrollado rápidamente durante los últimos cinco años. Los tanques de concreto son usados para la acuicultura integrada y los sistemas de agricultura en el desierto. Este tipo de producción gana una aceptación creciente como consecuencia de una alta tasa de rendimiento sobre la utilización del agua. El número total de granjas registradas es actualmente de 120 con una producción anual de 3 500 toneladas. Otros sistemas intensivos de cultivos continentales se limita a cinco granjas con una producción total de 500 toneladas por año, principalmente de tilapia.

    El cultivo en jaula es común sobre todo en las ramificaciones del norte del Delta del Nilo. Más de 4 428 jaulas, con un volumen total de 1,3 millones de metros cúbicos, se encuentran en operación actualmente. La producción total de pescado proveniente del cultivo en jaulas fue de 32 000 toneladas en 2003.

    El policultivo en arrozales ha sido practicado en Egipto desde mediados de los años ochenta. Esta actividad agropecuaria fluctúa cambiasen función del área cultivada dedicada a la producción de arroz, que a su vez depende del presupuesto anual de agua. Sin embargo el policultilvo se encuentra en aumento tras las subvenciones de precios de los alevines por parte del Ministerio de Agricultura y Recuperación de Tierras. La producción total fue de 17 000 toneladas en 2003 (GAFRD, 2004).
    Desempeño del sector
    Producción
    La acuicultura se considera como la única solución posible para aumentar la producción de pescado en Egipto. En su estrategia de desarrollo, el Ministerio de Agricultura y de Recuperación de Tierra, planea incrementar la producción de pescado total de Egipto a 1,5 millones de toneladas en el año 2017 y apunta a una cosecha de 1 millón de tonelada de la acuicultura. El sector crece en niveles que exceden a aquellos proyectados por el plan. Este aumento esperado, junto al desarrollo planeado en la producción de aves, asistirá en el mejoramiento del consumo de proteína animal per cápita. La acuicultura también crea oportunidades de empleo para un gran número de profesionales desempleados.

    La acuicultura integrada, junto con la producción de arroz es considerada por el Gobierno como un subsidio indirecto en el consumo de proteína de animal entre la población rural más pobre. Aproximadamente 20 millones de alevines/año son comprados por el Gobierno a criaderos privados para ser distribuidos gratuitamente a agricultores de arroz. Esto asegura un suministro de proteína de animal a agricultores ya que el pescado no es comercializado, sino consumido directamente por ellos.

    La producción acuícola total en Egipto alcanzó 445 100 toneladas en 2003 con un valor total de mercado de 584 662 millones de dólares EE.UU. (1 dólar EE.UU. = 5,78 libras egipcias) (GAFRD, 2004). Esta cifra de producción incluye todos los tipos de sistemas de acuicultura con excepción del pescado capturado por las pesquerías basadas en la acuicultura (1200 toneladas),programas de repoblamiento (2 600 toneladas) y capturas de carpa herbívora producida en los programas de control de malesas (18 060 toneladas). Estas tres actividades dependen de crías y alevines producidos por la acuicultura y estabulados en cuerpos naturales de agua.

    El gráfico abajo muestra la producción acuícola total en Egipto según las estádisticas FAO:
     

    Producción de la acuicultura reportada en Egipto (a partir de 1950)
    (FAO Fishery Statistic)

    Mercado y comercio
    A nivel de venta de menudeo al público, los productos de la acuicultura son vendidos junto con los productos silvestres de la pesca. El pescado cultivado es considerado de inferior calidad por la mayor parte de consumidores aunque ellos sean por lo general incapaces de distinguir entre el pescado de la misma especie cultivado y el capturado. Actualmente no existen regulaciones que establezcan el requisito de identificación del origen del pescado y si éstos son cultivados o capturados.

    El sistema de control de comercialización para el pescado es simple, pero eficiente. El mercado es controlado por un número limitado de mayoristas que determinan el precio de mercado principalmente en respuesta a oferta y demanda. Los acuicultores son libres de vender sus productos a través de mayoristas o directamente a minoristas. En todas las ciudades principales hay por lo general un mercado público mayorista de frutas y verduras al cuál pueden acudir los acuicultores para la venta de sus productos. En dichos mercados se realizan subastas de pescado diariamente.

    Los acuicultores también celebran acuerdos con los mayoristas que compran su cosecha directamente de la granja. Estos acuerdos son por lo general informales y en muchos casos el mayorista financía las operaciones de producción y recibe el pescado cosechado al precio acordado previamente.

    Los productos de la acuicultura tienden a ser consumidos en el mercado interior ya que Egipto aún no es autosuficiente en el abasto de pescado (anualmente se importan aproximadamente 150 000 toneladas para asegurar un consumo anual per cápita de 15 kilogramos).
    Contribución a la economía
    La acuicultura es la fuente más importante de producción de pescado en el país, reconociendo el Gobierno que es el único sector dentro de la industria pesquera capaz de abastecer la creciente demanda de pescado. La acuicultura se está desarrollando rápidamente, pasando de ser negocios de tradición familiar a constituirse como modernas industrias. Por consiguiente, el número de granjas familiares esta disminuyendo y están siendo substituidas por operaciones agroindustriales semiintensivas e intensivas.

    El rápido desarrollo de la acuicultura ha creado un gran número de empleos para técnicos y mano de obra calificada. Además, las nuevas industrias y los servicios financieros de apoyo a la acuicultura también proporcionan oportunidades de empleo. La expansión de la acuicultura ha tenido éxito en la reducción y estabilización del costo del pescado en Egipto, permitiendo a la población rural más pobre tener acceso a proteína animal saludable y económica.
    Promoción y manejo del sector
    Marco institucional
    La Autoridad General para el Desarrollo de Recursos Pesqueros (GAFRD), adscrita al Ministerio de Agricultura y Recuperación de la Tierra, es la agencia responsable de toda la planificación y actividades de control relacionadas con la producción pesquera y es a la vez la autoridad competente responsable de aplicar. La Ley de Pesca No. 124 de 1983. El presidente de la organización tiene la autoridad de un vice-ministro y, en consecuencia, tiene la autorización para emitir decretos y reglamentos relevantes a la industria pesquera y acuícola. La sede de la organización está en El Cairo y sus tres subsedes se localizan en las principales regiones en las que se asienta la industria pescquera. Siete direcciones generales cubren las áreas geográficas restantes.

    La GAFRD, además ser responsable de aplicar la legislación que regula las actividades de la industria pesquera en el país, es también responsable de las actividades de apoyo y extensión. Cada una de las subsedes principales opera un centro de extensión que incluye una granja piloto, el criadero y laboratorios de análisis de suelo y agua; ofreciendo gratuitamente sus servicios a los solicitantes. La cría y alevines producidos en los criaderos gubernamentales son vendidos a precios nominales a los acuicultores privados.
    Legislación y regulaciones
    La ley No. 124 de 1983 sobre la pesca, la vida acuática y la regulación de piscifactorías es el cuerpo principal de legislación de la industria pesquera. Esta Ley reincluye disposiciones sobre la acuicultura. La Ley es administrada por la Autoridad General para el Desarrollo de Recursos Pesqueros (GAFRD), creada por el Decreto Presidencial No. 190 de 1983, y adscrita al Ministerio de Agricultura.

    Para mayor información sobre la legislación de la acuicultura en Egipto pulse sobre el siguiente vínculo:
    Visión general de la legislación acuícola nacional – Egipto
    Investigación aplicada, educación y capacitación
    Existe un gran número de instituciones gubernamentales de investigación y universidades (por ejemplo las universidades de El Cairo, Ein Shams, Alejandría, Suez Canal, El Azhar, El Mansura, Tanta, Asuit, Zagazig y el Alto Egipto) que se especializan en la investigación pesquera y en materias de educación. La investigación por lo general es aplicada y se enfoca en la eficiencia de producción y su mejora. Los temas de investigación específicos por lo general son seleccionados mediante el diálogo cercano entre instituciones de investigación, la GAFRD, la Sociedad Egipcia de Acuicultura y los productores. Con frecuencia se sostienen conferencias, talleres y reuniones y se invitan a productores para dialogar con científicos acerca de los problemas de producción.

    La investigación participativa en granjas es frecuente en la instalaciones gubernamentales y en empresas privadas. Los resultados de investigación por lo general son publicados en revistas científicas, pero simplificados, los artículos pueden ser publicados en revistas y otras publicaciones producidas por las sociedades locales de acuicultura a las cuales los acuicultores, los expertos y los ténicos pueden tener más fácil acceso. Las Direcciones de Extensón y Capacitación de la GAFRD son responsables de transferir la información a los acuicultores con un grado menor de educación mediante la publicación de folletos simples de extensionismo. La GAFRD también organiza y brinda gratuitamente cursos de capacitación en acuicultura.
    Tendencias, asuntos y desarrollo
    La acuicultura ha atestiguado el rápido crecimiento durante la segunda mitad de los años noventa, en particular con la introducción y el aumento en el uso de tecnologías de acuicultura intensiva en estanques. Hacia 1999 el número de piscifactorías que utilizaban éstas técnicas aumentó a 68 granjas con un área total de 1 088 hectáreas. Tal extensión ha creado un incremento en la demanda de juveniles (sobre todo tilapia monosexada), en alimentos balanceados y en especialistas técnicos. Por consiguiente, en menos de seis años, el número de criaderos de peces aumentó de 28 incubadoras de agua dulce a más de 230 en 2004. Los criaderos privados producen principalmente tilapia monosexada macho y carpa plateada. Asimismo el número de fábricas de alimentos ha aumentado de sólo dos a catorce dentro del mismo período, produciendo también pellets flotantes.

    En 1997, al inicio del período de la revolución tecnológica de la acuicultura, la producción acuícola totalizó 73 500 toneladas que representan sólo el 16 por ciento de la producción pesquera total (GAFRD, 1997). Dentro de este total, la acuicultura en estanques de aguas dulces y salobres produjo 64 500 toneladas, la producción en jaulas 2 100 toneladas y el policultivo en arrozales 6 900 toneladas. De las 64 500 toneladas producidas en estanques, 56 600 toneladas correspondieron a la producción de granjas privadas y 7 900 toneladas a granjas piloto administradas por el gobierno. La producción en estanques consistió en aproximadamente el 41 por ciento de tilapia, el 30 porciento a la carpa y el 22 porciento a la lisa.

    Hacia el año 2003, la producción total de la acuicultura alcanzó 445 100 toneladas, representando aproximadamente el 51 por ciento de la producción pesquera total. Dentro de este total, la acuicultura en estanques de aguas dulces y salobres produjo 394 770 toneladas, 32 050 toneladas fueron producidas en jaulas, 17 010 toneladas se produjeron en arrozales y 1 344 toneladas provino de sitemas intensivos en tanques. De las 394 770 toneladas producidas en estanques, 387 520 toneladas fueron producidas por granjas privadas y 7 300 toneladas por granjas estatales. La reproducción en estanques consistió en un 42 por ciento de tilapia, 22 por ciento de carpa y 34 por ciento de lisa.

    La producción intensiva en estanques ascendió a 155 000 toneladas en 2003 (GAFRD, 2004) equivalente al 39 por ciento de la cosecha total proveniente de estanques de aguas dulces y salobres; en tan solo una superficie que representa sólo el 10 por ciento del área total usada para la acuicultura en estanques. La tilapia constituye el 78 por ciento de la producción total, la lisa el 12 por ciento y la carpa el 10 por ciento.

    La acuicultura tradicional también ha atestiguado grandes mejoras de los sistemas de producción. La acuicultura tradicional extensiva y semi-intensiva, evolucionó hacia la semi-intensiva incorporando en forma regular la práctica de la alimentación suplementaria La producción anual por hectárea aumentó de un promedio de 250–400 kilogramos a 0,7–6 toneladas. La acuicultura en jaula prosperó rápidamente apoyada por expertos y técnicos con las habilidades técnicas requeridas. La GAFRD también proporcionó el apoyo al desarrollo de acuicultura en jaulas como medio para la generación de empleo para nuevos profesionistas (mediante créditos blandos de 50 000 libras egipcias).

    Hasta 1999, la tilapia solía ser la única especie producida en jaulas de agua dulce, y a partir de ese año se inició el cultivo de la carpa en jaulas, principalmente en las fértiles aguas de las ramificciones del Río Nilo cerca de Rosetta. La producción de decampas en jaulas ha aumentado drásticamente durante la década pasada. En 1993 el número total de jaulas era 355 con una cosecha anual de 340 toneladas; hacia 2003 la producción alcanzó 32 060 toneladas con 3 753 jaulas. Es importante hacer notar que los cultivos en jaulas en el Nilo están enfrentando fuerte oposición por parte de grupos ambientalistas, por lo que cabría esperar que el sector sufriese una significtiva disminución tanto en el número de jaulas como en los volúmenes totales de producción.

    Se tienes planes para continuar desarrollando en el sector de acuicultura de agua dulce y salobre a pesar de que la mayor parte de las tierras aptas para la acuicultura en estanques se encuentra ya ocupada. Según la GAFRD, una proporción importante del crecimiento proyectado como parte de su estrategia de desarrollo de la acuicultura, es decir, un millón de toneladas hacia 2017, podrá ser alcanzado al convertir granjas tradicionales a sistemas intensivos de cultivo en estanques. Para incentivar esta transformación, la GAFRD recientemente ha publicado un decreto limitando las concesiones para acuicultura a un máximo de 10 hectáreas. Además, los contratos de arrendamiento de terrenos tendrán una validez de solo cinco años y su renovación dependerá de las condicionantes que determine la GAFRD.

    La integración acuicultura - agricultura en el desierto ha crecido rápidamente desde el principio del milenio. Los terratenientes de grandes áreas de desierto han establecido instalaciones para acuicultura aprovechando aguas subterráneas. La acuicultura en el desierto comenzó cultivando peces en reservorios para la irrigación. Los éxitos animaron a algunos dueños de granjas a buscar soporte técnico para integrar la piscicultura a sus negocios de producción agrícola. La producción ha alcanzado las 1 030 toneladas (principalmente tilapia cultivada en unidades intensivas). El Ministerio de Agricultura apoya esta tendencia y espera que en cinco años se encuentren en operación cientos de este tipo de granjas. En la zona se han establecido múltiples criaderos o incubadoras privadas de tilapia y carpa que suministran la gran demanda generada de alevines.

    En la estrategia de desarrollo de la acuicultura de la GAFRD, la acuicultura marítima es considerada como una oportunidad de aumentar la producción de pescado en un país limitado en recursos de agua dulce. Este sector sin embargo se enfrenta a numerosos problemas técnicos (principalmente la producción de semilla) y problemas legislativos. Los inversionistas privados, aunque atraídos por los réditos potenciales de las ventas, son disuadidos por los elevados costos de inversión y por los riesgos asociados. La complicación legislativa es resultado de la complejidad de regulaciones en torno a las concesiones en áreas costeras y por la competencia por el uso del suelo conforme el turismo adquiere prioridad.
    Referencias
    Bibliografía

    FAO. 2005. Aquaculture production, 2003. Year book of Fishery Statistics - Vol.96/2. Food and Agriculture organization of the United Nations, Rome, Italy.

    Bardach, J.E., Ryther, J.H. & McLarney, W.O. 1972. Aquaculture – the farming and husbandry of freshwater and marine organisms. John Wiley & Sons, INC. 351 pp.

    Barrania, A., Rackowe, R., Gleason, J., Hussein, S. & Abdelaal, M. 1999. Identifying Policy Barriers for Fisheries Development, Agriculture Policy Reform Program, Ministry of Agriculture and Land Reclamation, Report No.76.

    Eisawy, A.M. & El-Bolok, A. 1975. Status of aquaculture in the Arab Republic of Egypt. CIFA Tech. Pap. (4. Suppl. 1).

    General Authority for Fish Resources Development. 2004. The 2003 Statistics Yearbook. Ministry of Agriculture Publications.

    Ministry of Agriculture and Land Reclamation. 1996. National Agriculture Development Strategy 1997–2017.
    Vínculos relacionados
     
    Powered by FIGIS