FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский
  1. Características, estructura y recursos del sector
    1. Resumen
    2. Historia y visión general
    3. Recursos humanos
    4. Distribución y características de los sistemas de cultivo
    5. Especies cultivadas
    6. Sistemas de cultivo
  2. Desempeño del sector
    1. Producción
    2. Mercado y comercio
    3. Contribución a la economía
  3. Promoción y manejo del sector
    1. Marco institucional
    2. Legislación y regulaciones
    3. Investigación aplicada, educación y capacitación
  1. Tendencias, asuntos y desarrollo
    1. Referencias
      1. Bibliografía
      2. Vínculos relacionados
    Características, estructura y recursos del sector
    Resumen
    La acuicultura en Malta es principalmente marina. Consiste en la engorda del atún aleta azul del Atlántico (Thunnus thynnus thynnus) capturado del medio natural, así como el cultivo de lubina (Dicentrarchus labrax) y de dorada (Sparus aurata). El atún aleta azul del Atlántico se exporta principalmente a Japón, mientras que la lubina y la dorada se exportan a Europa, sobre todo a Italia. Toda la acuacultura se lleva a cabo en jaulas flotantes, aproximadamente a un kilómetro de la costa.
    En 2005, la producción de lubina y de dorada, de dos granjas (MRAE, 2005) fue de 772 toneladas. Los números de producción de atún aleta azul del Atlántico para 2005 no han sido publicados, pero las exportaciones a Japón fueron de aproximadamente 3 000 toneladas.

    La incubadora marina piloto en el Centro de Ciencias Pesqueras de Malta recomenzó operaciones en noviembre de 2005, enfocándose en la investigación para la diversificación de especies acuícolas. Malta también participa en la investigación cooperativa y el desarrollo de la domesticación del atún aleta azul del Atlántico para establecer una industria piscícola sostenible a largo plazo para esta especie, con el apoyo de la Comisión Europea (Proyecto REPRODOTT).

    Debido a la superficie del país, existe una gran competencia por el espacio y los recursos. El gobierno está muy consciente de los costos ambientales por lo que se requiere una evaluación ambiental antes de iniciar el desarrollo acuícola. Se está creando una zona acuícola cerca de la costa para trasladar el cultivo del atún lejos de la costa dado que causa problemas a la industria turística.
    Historia y visión general
    La acuicultura en Malta fue introducida después del establecimiento del Centro Nacional Acuícola (CNA) en 1988, cuando se demostraron técnicas de cultivo básicas para la tilapia (Oreochromis spilurus, Oreochromis mossambicus y Oreochromis niloticus) en agua salada (SIPAM, 2002). A principios de la década de 1990, las granjas piscícolas comerciales comenzaron a producir lubina (D. labrax) y dorada (S. aurata). Se usan varios tipos de jaulas concéntricas, en particular Dunlop y Farmocean para las granjas distantes de la costa, y Floatex y Kames para las incubadoras en tierra. Para fines del siglo 20, las compañías maltesas mostraron interés en cultivar atún aleta azul del Atlántico (T. thynnus thynnus), en grandes jaulas circulares en la costa. (SIPAM, 2002).

    El CNA desarrolló su propia incubadora marina piloto para la producción de crías de dorada y lubina en 1992. Inicialmente se programó una producción anual de 400 000 crías (de 2 g) habiéndose logrado esta meta en 1994 (NAC, 1998). Durante el siguiente periodo, de 1995 a 1998, la producción se incrementó a 1 500 000 crías, con la mejora de tecnología de cultivo.

    En 2001 el Centro Nacional Acuícola fue renombrado como Centro de Ciencias Pesqueras de Malta (MCFS, por sus siglas en inglés) y ahora ofrece experiencia a los organismos reguladores y soporte técnico a la industria local. (http://www.maltafisheries.gov.mt/mcfs_aquaculture_fishrearing.htm).

    Actualmente hay dos granjas de lubina y dorada operando en tres sitios. En 2005, la producción total de lubina y dorada fue de 772 toneladas. La producción de dorada fue de 567 toneladas, de las cuales se exportaron 529. La producción de lubina fue de 205 toneladas, de las cuales 174 fueron de exportación. Las ventas locales y las exportaciones tienen un valor estimado de 5 300 000 dólares EE.UU. (€4 400 000) (MRAE, 2005). En el caso del atún aleta azul del Atlántico, la producción se ubica en aproximadamente 3 000 toneladas, con un valor estimado de 55 000 000 dólares EE.UU. (€46 000 000) (MCFS, 2006).
    Recursos humanos
    El sector acuícola emplea aproximadamente 120 obreros de tiempo completo y 64 de medio tiempo. Estos incluyen gerentes, personal de oficina, antiguos pescadores o pescadores de medio tiempo, obreros y buzos. La mayoría son hombres, sólo se emplea a algunas mujeres en actividades de procesamiento.
    Distribución y características de los sistemas de cultivo
    Especies cultivadas
    Las especies cultivadas en Malta son lubina (Dicentrarchus labrax) y dorada (Sparus aurata). La engorda del atún aleta azul del Atlántico (T. thynnus thynnus) inicia con la captura con redes de atunes de diversas tallas, normalmente de entre 80 y 620 kg, posteriormente se engordan durante seis meses hasta su exportación. Todas las crías de lubina y dorada se importan de criaderos certificados de Italia, Francia o España. En 2005, se importaron aproximadamente 2,7 millones de crías de lubina, dorada y corvina (Argyrosomus regius). Una compañía local importó algunas crías de corvina café (Sciaena umbra) para intentar cultivarla.
    Sistemas de cultivo
    Todos los peces cultivados en Malta se crían en jaulas marinas flotantes. Se usan varias jaulas de granja para la lubina y la dorada: se emplean jaulas Dunlop y Corelsa en sitios fuera de la costa, mientras que jaulas Floatex y Kames en en los criaderos de la costa. Las jaulas de criadero miden 5x5x5 m o 10 m de profundidad, mientras que las jaulas para cría fuera de la costa son de 15x15x5 m o de 20 m de diámetro x 10 m de profundidad. En granjas comerciales, se almacenan en jaulas las crías de 2 g y se les alimenta con productos peletizados secos, importados de Europa. Los peces se crían hasta que alcanzan un tamaño de 350-450 g. El ciclo promedio en las granjas es de aproximadamente 15 meses. Todas las granjas de lubina y dorada son certificadas por la Unión Europea (UE) y reciben un certificado de Análisis de Riesgos y Puntos Crítico de Control (HACCP, por sus siglas en inglés).

    En el caso del atún aleta azul del Atlántico se utilizan jaulas grandes (de 50 m de diámetro y 30 m de profundidad). Desde 2003 también se han utilizado algunas jaulas de 90 m de diámetro. Las jaulas de 50 m de diámetro son españolas, italianas o inglesas, las cuales están ancladas en aguas hasta 50 ó 60 m de profundidad, aproximadamente de 1 a 2 km de la costa. La tecnología utilizada para el cultivo del atún es similar a la empleada en otros países mediterráneos, en particular España, Croacia, Turquía e Italia. Generalmente, los peces se capturan con red de cerco en aguas internacionales durante los meses de junio y julio. Después se transfieren a las jaulas, donde se les alimenta con peces crudos y calamares, dependiendo de los requerimientos y manejo de las granjas. Los peces se mantienen en las jaulas hasta su cosecha y exportación entre octubre y junio, a los mercados asiáticos (sobre todo Japón) como productos frescos o congelados. Los precios de los peces exportados dependen de su tamaño que puede variar entre 80 y 620 kg. Dado que el atún cultivado se captura en su hábitat natural, la sustentabilidad de las reservas de peces y de los ecosistemas costeros es un tema de preocupación para la autoridad pesquera local. Las evaluaciones llevadas a cabo por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (CICAA) indican un descenso en la biomasa de las reservas desde 1993 (FAO/GFCM/ICCAT, 2005).
    Desempeño del sector
    Producción
    La acuacultura comercial en Malta comenzó en 1991 con la producción de 60 toneladas de lubina y dorada. La producción aumentó gradualmente hasta alcanzar un record de 2 300 toneladas en 1999 (SIPAM, 1999), después de lo cual la producción decayó a 770 toneladas en 2005, como se muestra en la Cuadro 1 (MRAE, 2005). Este descenso en la producción de lubina y dorada contrastó con un aumento en la producción de atún aleta azul del Atlántico por medio de la acuicultura basada en la captura. Esta actividad de cultivo comenzó en el año 2 000 con una producción de 300 toneladas. En 2003, Malta produjo 3 550 toneladas de atún aleta azul del Atlántico de tres granjas (MRAE, 2004). Se espera un incremento en la producción con el desarrollo de una Zona Acuícola para el cultivo del atún, ubicada a seis kilómetros de la costa de Malta. Se espera también que la producción de lubina y dorada se mantenga constante, con la posibilidad de un pequeño aumento en los próximos años.

    Cuadro 1. Producción (volumen y valores) de las principales especies cultivadas (fuente: MRAE, 2005)
    Especies producidas 2005 Cantidad producida (toneladas) Cantidad exportada (toneladas) Valor en millones de dólares Valor en millones de euros
    Lubina (Dicentrarchus labrax) 205 174 1,4 1,2
    Dorada (Sparus aurata) 567 529 3,9 3,3
    Atún aleta azul del Atlántico (Thunnus thynnus thynnus)* 3 550 3 550 65,5 50,0
    *El último valor disponible publicado de atún aleta azul del Atlántico corresponde a la producción de 2003.

    En comparación con las estadísticas generadas nacionalmente y presentadas en la Cuadro 1, la siguiente gráfica que muestra la producción acuícola total reportada a la FAO, no incluye pesca por captura.
     

    Producción de la acuicultura reportada en Malta (de 1950)
    (FAO Fishery Statistic)

    Mercado y comercio
    El consumo local de peces varía a lo largo del año. El consumo anual total de lubina y dorada es de entre 90 y 100 toneladas. Las tendencias de consumo dependen de la disponibilidad y oferta de otros sustitutos frescos importados a precios bajos o peces locales de bajo precio como por ejemplo el pez delfín Coryphaena hippurus, atún o pez espada Xiphias gladius. La dorada normalmente se vende a precios locales que varían de 7,23 dólares EE.UU. (€ 5,59) a 8,29 dólares EE.UU. (€ 6,41) a lo largo del año. Los precios de la lubina son un poco más altos y por lo tanto se vende en cantidades menores. El consumidor reconoce que los peces cultivados son frescos debido a que se crían y cultivan localmente habiendo una oferta constante a lo largo del año. Con los peces cultivados el consumidor dispone siempre de un producto de alta calidad a precios razonables.

    Respecto a las exportaciones, la lubina y la dorada se exportan enteros al centro y norte de Italia, siendo las cadenas de supermercados e hipermercados y los vendedores mayoristas los principales consumidores. El precio en Italia fluctúa de acuerdo con la demanda, pero normalmente su variación es del 8 al 12 por ciento. Por su parte, el intermediario aumenta el precio entre un 15 y un 20 por ciento adicional. Las plantas productoras de lubina y dorada tienen un código de exportación a la UE para los productos. La legislación en vigor incluye la Decisión de la Comisión 94/356/EC del 20/05/1994, que establece reglas detalladas sobre la aplicación de la Directriz del Consejo 91/493/EEC, respecto a las normas de sanidad de los productos pesqueros. También rige la legislación subsidiaria local SL231.43 (LN 255 del 2000) relativa al procesamiento y empaque.

    Para el atún aleta azul del Atlántico, los peces se exportan frescos o congelados a los mercados asiáticos, sobre todo a Japón. El producto fresco se exporta sobre hielo y por aire, mientras que el producto congelado se corta antes de congelarlo a -80°C y se transporta por mar.
    Contribución a la economía
    El cultivo de peces ha tenido un efecto positivo en el empleo de trabajadores capacitados y no capacitados, atrae divisas de las exportaciones y tiene un alto valor agregado local.
    Promoción y manejo del sector
    Marco institucional
    La División de Control y Conservación de la Pesca, dentro del Ministerio de Asuntos Rurales y Medio Ambiente (MRAE, por sus siglas en inglés) regula y administra la captura de las industrias pesquera y acuícola y es directamente responsable de otorgar los permisos acuícolas. Esta División también brinda asesoría técnica y asistencia a compañías locales. La investigación y desarrollo de la acuicultura se lleva a cabo por el Centro de Ciencias Pesqueras de Malta, el cual depende administrativamente de la División de Control y Conservación de la Pesca.
    Legislación y regulaciones
    El desarrollo acuícola está regulado por la Parte IX del Capítulo 425, de la Ley para la Conservación y Manejo de la Pesca del 2001 y legislación correlativa (Reglamento de Operaciones Acuícolas) del 2004 y los Reglamentos Acuícolas 36.34 (LN73 de 1990) promulgado bajo el Capítulo 36 del Ordenamiento para la Prevención de Enfermedades, y cubierto por el capítulo 437 de la Ley de Servicios Veterinarios y el Capítulo 439 de la Ley para el Bienestar Animal. La División de Control y Conservación de la Pesca tiene responsabilidad directa sobre la emisión de permisos de operación.

    Se requiere de un permiso para el desarrollo de actividades acuícola tanto en tierra como en el mar, tal como lo establece el Capítulo 356 de la Ley de Planeación del Desarrollo y su legislación correlativa. La acuicultura también está sujeta a reglamentos ambientales derivados de la Ley de Protección Ambiental de 2001.

    La legislación local que aplica directamente a la industria acuícola es responsabilidad de los siguientes Departamentos y Autoridades:
    • La División de Alimentos y Veterinaria regula los aspectos veterinarios de la producción, incluyendo la salud y bienestar animal, procesamiento de peces, empacado y operaciones relacionadas que involucran barcos, botes, fábricas, plantas y mercados.
    • La Autoridad Marítima Maltesa regula y gestiona las actividades portuarias y marinas, mantenimiento del orden en aguas maltesas, seguridad en la navegación, y prevención y control de la contaminación.
    • La Autoridad Maltesa del Ambiente y Planeación (MEPA, por sus siglas en inglés) regula el desarrollo en tierra y mar por medio de permisos de desarrollo y gestión del proceso de Evaluación del Impacto Ambiental (EIA), conservación de la biodiversidad, y regula las descargas de basura y aguas negras en el medio marino, así como la prevención y control de la contaminación.
    Investigación aplicada, educación y capacitación
    El Centro de Ciencias Pesqueras de Malta (MCFS), dentro de la División de Conservación y Control de Pesca, es el único centro de investigación acuícola gubernamental en Malta. La investigación aplicada se enfoca en la diversisficación de especies. Las especies estudiadas incluyen jurel o pez limón (Seriola dumerilii), atún aleta azul del Atlántico (T. thynnus thynnus) y otras especies como el pulpo común Octopus vulgari.

    Próximamente se establecerá una empresa mixta entre el gobierno y una compañía privada maltesa para llevar a cabo investigación sobre la reproducción del jurel o pez limón. Malta es parte del proyecto REPRODOTT, fundado por la Unión Europea. En el caso del pulpo común, se capturaron especimenes silvestres y se realizaron pruebas de crecimiento. En 2004, cuatro hembras desovaron, pero las larvas sólo sobrevivieron tres semanas. Se hicieron otros intentos en el MCFS, incluyendo experimentos de vacunación por parte de una empresa extranjera.

    La Universidad de Malta ofrece una materia de licenciatura en ciencias, con algunos créditos basados en la acuicultura, pero no hay títulos específicos en acuicultura.
    Tendencias, asuntos y desarrollo
    Durante la última década, se ha observado un marcado cambio en las especies cultivadas, pasando de la lubina y la dorada al atún aleta azul del Atlántico. El Ministerio de Asuntos Rurales y Medio Ambiente fomenta la diversificación de especies a través del MCFS, esperando desarrollar técnicas de cultivo para el pez de limón en colaboración con el sector privado.

    Debido a un conflicto entre turismo y la acuicultura, el MRAE está creando una zona acuícola, a seis kilómetros de la costa de Malta, para que las operaciones de cultivo de atún estén más alejadas de la costa. Debido a las pequeñas dimensiones del país, hay una gran competencia por el aprovechamiento del espacio y los recursos; por lo tanto el gobierno está muy consciente de los asuntos ambientales.
    Por esta razón los desarrollos acuícolas requieren una evaluación ambiental apropiada. Los estudios preliminares requeridos son los relacionados con la Evaluación de Impacto Ambiental, incluyendo prospecciones bénticas y la recopilación de datos acerca de parámetros ambientales tales como la calidad del agua y análisis de sedimentos. Los procedimientos de impacto ambiental también evalúan la calidad y magnitud del impacto ambiental esperado. La evaluación de impacto ambiental establece los monitoreos ambientales requeridos. Esto incluye el monitoreo de la calidad del agua y los sedimentos, flora y fauna béntica y una inspección visual del fondo del mar bajo las jaulas (mediante imágenes de video). El monitoreo se lleva a cabo en los sitios de control y en las jaulas. Otras formas de monitoreo: por video o monitoreo de los parámetros del alga Posidonia oceanica, se llevan a cabo en áreas identificadas como particularmente sensibles. El objetivo del programa de monitoreo es minimizar los cambios ambientales adversos y consecuencias económicas relacionadas, resultado del uso del agua, la tierra, desechos, uso de medicamentos y químicos y otras actividades relacionadas. Los insumos de químicos dañinos para la salud humana y el ambiente están regulados y deben ser registrados y monitoreados durante cualquier operación. Debe garantizarse el uso seguro, efectivo y mínimo de productos terapéuticos, hormonas, medicamentos, antibióticos y otros químicos de control de enfermedades. Estos programas deben ser aprobados por las Autoridades ambientales, de pesca y veterinarias, de acuerdo con sus facultades. Los desarrollos acuícolas deben cumplir con todos los sistemas de gestión, locales, regionales y globales, para la conservación de las especies.
    Referencias
    Bibliografía
    FAO/GFCM/ICCAT. 2005 . Report of the third meeting of the ad hoc GFCM/ICCAT Working Group on Sustainable Tuna Farming/Fattening Practices in the Mediterranean. Malta National Report Survey form on current bluefin tuna farming practices in the Mediterranean. 10pp.
    MCFS. 2006 . Malta Centre for Fisheries Sciences. Data estimates compiled directly from farms. Fisheries Conservation and Control Division, Malta. 2006
    MRAE. 2004 . Ministry for Rural Affairs and the Environment, Fisheries Conservation and Control Division, Annual Report. Malta 2004. 12pp.
    MRAE. 2005 . Ministry for Rural Affairs and the Environment, Fisheries Conservation and Control Division, Annual Report. Malta 2005. 20pp.
    NAC. 1998 . National Aquaculture Centre, Malta. Brochure. 15pp.
    SIPAM. 1999 . SIPAM Annual Report, Malta.
    SIPAM. 2002 . SIPAM Annual Report, Malta.
    Vínculos relacionados
     
    Powered by FIGIS