FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский
  1. Características, estructura y recursos del sector
    1. Resumen
    2. Historia y visión general
    3. Recursos humanos
    4. Distribución y características de los sistemas de cultivo
    5. Especies cultivadas
    6. Sistemas de cultivo
  2. Desempeño del sector
    1. Producción
    2. Mercado y comercio
    3. Contribución a la economía
  3. Promoción y manejo del sector
    1. Marco institucional
    2. Legislación y regulaciones
    3. Investigación aplicada, educación y capacitación
  1. Tendencias, asuntos y desarrollo
    1. Referencias
      1. Bibliografía
      2. Vínculos relacionados
    Características, estructura y recursos del sector
    Resumen
    La acuicultura en Panamá se inicia formalmente en los primeros años de la década de los años 1970, dirigida a atender las áreas marginadas mediante proyectos comunitarios con el propósito de atender sus necesidades nutricionales. Esta acción se ve complementada por la incursión de la empresa privada en el ámbito del cultivo de camarones marinos
    La generación y transferencia de tecnología como soporte a las actividades privada y la inclusión de nuevas especies con potencial, así como la implementación de proyectos integrados fue una acción que permitió una ampliación de la acuicultura panameña, atendiendo tanto la seguridad alimentaria como la generación de empleos, representando para 1998 la industria del camarón (cultivo y extracción) el segundo rubro de exportación.

    La presencia de enfermedades en los cultivos, la falta de financiamiento y la disminución de los precios internacionales a nivel mundial, reforzó la integración del sector público y privado a través de alianzas estratégicas para reforzar las investigaciones, la promoción de nuevas áreas de cultivo y del desarrollo de tecnologías para nuevos cultivos de especies acuícolas.

    En 2005, el desarrollo de la acuicultura en Panamá, se desarrollad en 9 354,49 ha para el cultivo de camarones marinos 152,45 ha de estanques y 800 m3 , para el cultivo de peces de agua dulce y 84 663 ha en embalses.
    Los sistemas de cultivo se contemplan desde extensivos a hiperintensivos, en estanques de tierra o revestidos de plástico y uso de aireadores para los camarones y de extensivos a intensivos para los peces.

    Los principales rubros de exportación acuícola lo conforman los camarones marinos (nauplios y postlarvas y producto entero o cola congelado), las truchas y la tilapia proveniente de la pesca en los grandes embalses.
    Historia y visión general
    La introducción de especies en la República de Panamá data del año 1925 con la importación de la trucha arco iris (Oncorhynchus mykiss ), para la pesca deportiva. A ella, le siguen en los años de 1940 la tilapia de java (Oreochromis mossambicus ) y en la década de los años 1950 el sargento (Cichla ocellaris ), la mojarra de agallas azules (Lepomis macrochirus ) y la lobina negra (Micropterus salmoides) con la misma finalidad.
    La acuicultura como tal, tienen sus orígenes a partir del año 1972, en la búsqueda de fuentes más prácticas y baratas de proteína animal para mejorar la dieta del pueblo panameño, especialmente la gente del campo, por parte del Gobierno Nacional. En dicho marco se construyen los primeros estanques en las poblaciones de la provincia de Veraguas, una pequeña piscifactoría en el Instituto Nacional de Agricultura, ubicado en la localidad de Divisa a 213 kilómetros de la ciudad de Panamá y se establece el Proyecto de Piscicultura en el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), hoy día Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA).

    En 1974, la Empresa Agromarina de Panamá, inicia operaciones en cuanto al cultivo de camarones marinos, al construir una finca de 34 hectáreas en el distrito de Aguadulce, provincia de Coclé y un laboratorio de producción de postlarvas en la localidad de Veracruz, provincia de Panamá.

    En este año, la Dirección General de Recursos Marinos del Ministerio de Comercio e Industrias realiza estudios sobre mejillones (Mytella speciosa ) y ostras (Ostrea palmula ) en la isla de Taboga. Mientras que en 1979 sobre el cultivo de Crassostrea rhizophorae en la provincia de Bocas del Toro.

    Para el año de 1976, en Proyecto de Piscicultura se convierte en la Dirección Nacional de Acuicultura, la cual es reconocida oficialmente mediante el Decreto Ejecutivo No.11 de 16 de mayo de 1979.

    A mediados de los años de 1970 surge el primer intento privado de acuicultura comercial de agua dulce al dedicarse la firma Camarpan S.A. con un laboratorio en la ciudad de Panamá y estanques en la localidad de Bique (provincia de Panamá), para la reproducción y cultivo de camarón de río Macrobrachium rosenbergii . De igual forma se establecen cultivos de trucha en las tierras altas de la provincia de Chiriquí.

    Durante 1981, mediante la Universidad de Panamá, reciben su título como Técnicos en Acuicultura 21 jóvenes, que van a jugar un papel preponderante en los programas de extensión acuícola y en la profundización del concepto de producción agropecuaria sostenible con la agroacuicultura, es decir la crianza de peces y otros organismos acuáticos en un sistema de estanques modulares, integrada a actividades agrícolas, pecuarias y forestales.

    En el año 1986, dentro del programa de "Producción de Alimentos y Desarrollo Comunitario en Comunidades Marginadas mediante un Programa de Agroacuicultura", se implementa la agroacuicultura y se pone en práctica en cultivo de peces en arrozales, con la utilización de la tilapia como pez principal y la carpa como suplemento.

    A la ampliación de la Estación Dulceacuícola de Divisa, en el Ministerio de Desarrollo Agropecuario le sigue la construcción de otras estaciones dedicadas a la producción e investigaciones de organismos acuáticos de aguas salobres y marinas (Estación Experimental de Aguas Estuarinas "Ing. Enrique Enseñat", la Estación de Maricultura del Pacífico y la Estación de Maricultura del Atlántico), así como de especies de aguas dulces (Estación Dulceacuícola de Gualaca, la Estación Acuícola Lago Gatún y el antiguo Laboratorio Larvario de Carrasquilla).

    Para 1987, inicia operaciones una finca comercial de peces asociada con proyectos pecuarios y agrícolas en la comunidad de Pacora, a 39 kilómetros de la ciudad de Panamá, con una superficie de 4 hectáreas y producción de 1 361 a 1 633 kg/ha/año.

    En los años 1990, se establecen cultivos comerciales de tilapia en jaulas y estanques, así como proyectos pilotos para el cultivo de moluscos bivalvos (conchuelas y ostras) y algas marinas.
    Durante la década de los años de 1990, se establece la Carrera de Postmedia en Acuicultura, donde se gradúan 24 jóvenes que ingresan al mercado laborar y el Bachillerato Agropecuario con Énfasis en Acuicultura donde se han graduado cinco técnicos.

    De igual forma, se encuentra en inicios la Licenciatura en Acuicultura y el estudio del programa de Maestría en Acuicultura en el marco del Convenio del Ministerio de Desarrollo Agropecuario y la Universidad de Panamá.

    Los esfuerzos a nivel nacional para el año 2004, para el caso de los camarones marinos indican una producción de 6 535 toneladas por valor de 30 061 828 dólares EE.UU., mientras que en el caso de los peces una producción de 488 toneladas con valor de 795 587 dólares EE.UU.

    De acuerdo a cifras de la Dirección Nacional de Acuicultura (MIDA-DINAAC, 2005), para la producción de nauplios y postlarvas, el país cuenta con 9 centros para una capacidad instalada de 3 000 millones de nauplios y 415 millones de postlarvas mensuales. Siendo que la producción represento una entrega de 1 556 867 000 000 nauplios para la exportación, 358 291 275 000 postlarvas para cultivos a nivel nacional y 20 600 000 000 postlarvas para exportación durante el 2004.

    Los rendimientos para el caso de los camarones marinos para el año fue de 814,88 kilogramos/ha/año (1 796,5 lb/ha/año), similares a los obtenidos en 1998 antes de la Enfermedad de la Macha Blanca de 662,24 kg/ha/año (1 460 lb/ha/año).

    En cuanto a la tilapia los rendimientos se encuentran entre 0,4 a 1,8 kg/m2 (1-4 lb/m2 ) y la trucha en 14-15 kg/m2 (30-33 lb/m2 ).
    Recursos humanos
    Las personas dedicadas a la acuicultura en el país representan un número de 1 500 personas, siendo la industria del camarón representando unos 1 000 empleos de forma directa y unos 3 000 indirectos.

    Se estima que unos 60 profesionales (técnicos medios, licenciados o ingenieros, y grado de postgrado - maestrías y doctorados- ), se dediquen a la actividad en la empresa privada, unas 130 dedicadas a la administración y 1 010 a las tareas de campo.

    Se considera que en torno a un promedio de 20 personas mensuales dedicadas temporalmente a la actividad, lo que representa unos 300 puestos de trabajo al año.

    La relación de género en la acuicultura es de 93 por ciento de hombres y 7 por ciento de mujeres; mientras que en las plantas procesadoras es una relación inversa, siendo las mujeres en torno a 80 por ciento y un 20 por ciento de hombre.

    Distribución y características de los sistemas de cultivo
    La República de Panamá, está ubicada entre los 7º12'07" y 9º38'46" de Latitud Norte y los 77º09'24" y 83º03'07" de Longitud Oeste, limitando al Norte con el Mar Caribe, al Este con la República de Colombia, al Sur con el Océano Pacífico y al Oeste con la República de Costa Rica. La división política del país comprende 9 provincias, 75 distritos o municipios y 3 comarcas indígenas (Kuna Yala, Emberá, Ngöbe Buglé).
    El clima y la vegetación son típicamente tropicales. El clima tropical marítimo con influencia de los dos mares, se caracteriza por temperaturas moderadamente altas constantes durante todo el año, con débil oscilación diaria y anual, abundante precipitación pluvial y elevada humedad relativa del aire. Se encuentras dos estaciones climáticas anuales bien definidas: la seca desde mediados de diciembre hasta abril y la lluviosa de mayo a diciembre.
    Panamá, tiene una superficie de 75 517 kilómetros cuadrados, con una línea de costa de 2 988,3 kilómetros (1 700,6 km en el Litoral Pacífico y 1 287.7 km en el Caribe) y una superficie de 319 823,9 km2 de mar territorial, 1 231,23 km2 en cuerpos de agua continentales superiores a 1 hectárea, así como importantes recursos hidrobiológicos en las áreas marinas y continentales.

    El cultivo de camarones marinos se realiza en 9 354,49 ha, ubicadas principalmente en el área central del país, 5 904,06 ha en las provincias de Coclé (distritos de Aguadulce, Antón, Natá y Penonomé), 1 393,56 ha en la provincia de Herrera (distrito de Parita, Chitré), 508,67 ha en la provincia de Los Santos (distrito de Los Santos, Guarare, Las Tablas y Tonosí), 1 003,71 ha en la provincia de Panamá (distrito de Chame, Capira y Panamá), 542,52 ha en la provincia de Veraguas (distrito de Montijo y Las Palmas) y 1,98 ha en la provincia de Chiriquí (distrito de Barú).

    Los sistemas de cultivo se contemplan desde extensivos a hiperintensivos, en estanques de tierra o revestidos de plástico y uso de aireadores.

    El cultivo de tilapia a nivel comercial se desarrolla en jaulas flotantes (800 m3 ) en el área de Lagarterita, provincia de Panamá (distrito de La Chorrera) y en estanques en la provincia de Chiriquí (distrito de Gualaca, Dolega).

    En todo el país se encuentran productores de peces de agua dulce (tilapias, carpas, colosomas, entre otras) que desarrollan cultivos de extensivos a semi-intensivos para autoconsumo y ventas locales en un área productiva de 151,35 ha de estanques y 84 663 ha en embalses.

    El cultivo de truchas se realiza en las tierras altas de la provincia de Chiriquí, en el distrito de Boquete mediante sistemas de cultivo semi-intensivo en estanques de tierra para un área de 7 200 m2 , mientras que en el distrito de Volcán se realiza el cultivo semi-intensivo en un área de 826,1 m2 y en piletas de concreto con área de 2 980 m2 , en el distrito de Volcán.Los cultivos de moluscos a nivel piloto se encuentran en la provincia de Los Santos (distrito de Tonosi), mediante el uso de long line.
    Especies cultivadas
    Las principales especies cultivadas, en el país son los camarones marinos (Litopenaeus vannamei ), con una producción de 6 339 toneladas en una superficie de 9 345,5 hectáreas en 87 fincas.

    El cultivo de camarones marinos, que tiene sus inicios en 1974, se ve rápidamente incrementado a finales de dicha década. En el año 1995 con la aprobación de la Ley 58 se establecen incentivos a la industria camaronera en cuanto al uso de las concesiones de tierra junto a la banca como garantías, el reconocimiento de los avances tecnológicos (uso de postlarvas de laboratorio) y conservación de los recursos naturales (repoblamiento al mar de organismos juveniles y/o adultos, reforestación con mangle, construcción de caminos de acceso) y exoneraciones del canon de arrendamiento de acuerdo a los contratos con la nación entre otros. De igual forma, reglamenta el trámite para las solicitudes de concesiones de tierra y agua a través de la creación de la Oficina de la Ventanilla Unica de Acuicultura.

    Estas acciones permitieron el crecimiento anual de la actividad en un 30 por ciento anual durante los próximos años, representando ingresos en exportación del orden de los 120 millones de dólares americanos, estableciendo se la industria del camarón en su conjunto (cultivo y extracción) en la segunda industria de exportación del país, lo que se vio seriamente afectada por la Enfermedad de la Macha Blanca.

    Es importante resaltar las gestiones realizadas a nivel gubernamental y productivo para el mejoramiento genético de la especie, así como las investigaciones que conducen a mejores manejos de los cultivos en cuanto a infraestructuras, producción, agua, suelos y fauna microbiana entre otras.

    Hoy día, luego de la Enfermedad de la Mancha Blanca, la industria del camarón reflejan para el primer cuatrimestre del presente año un incremento en la exportación de 43,7 y 16,3 por ciento respectivamente en cuanto a kilos y valor, gracias a la liberación de las restricciones en los Estados Unidos referente a las medidas de exclusión de la tortuga y la producción de 519,3 toneladas. De igual forma la larva de camarón continua presentando signos positivos con un incremento de 1,3 por ciento en kilos y valor exportado de 27,3 por ciento.

    El cultivo de la trucha iniciada en 1992, mantiene una producción dirigida principalmente al mercado internacional, representando para el 2004 la cantidad de 15 150 kilos por valor de 68 273 dólares EE.UU.

    En el caso de la tilapia, cuyo destino primario fue el área rural, a partir de la segunda parte de los años de 1980, se inicia el proceso de comercialización y el 1994 se dan las primeras exportaciones de tilapias de cultivo a los Estados Unidos.

    Se introducen diferentes especies adicionales a la nilotica, como la rendalli, hornorum, mossambica, aurea, y líneas de roja para su desarrollo en diferentes cuerpos de agua de acuerdo a las características del ambiente.

    La producción de la tilapia de cultivo es reemplazada en la exportación por la tilapia proveniente de los grandes embalses, principalmente Bayano, donde la actividad de la pesca es realizada por más de 1 200 pescadores.

    Las exportaciones de tilapia a los Estados Unidos para el año 2004, la cantidad de 288 737 kilos por valor de 919 055 dólares EE.UU.

    Los pequeños y medianos productores a pesar de que no hay un mercado nacional para las especies de agua dulce, venden su limitada producción con relativa facilidad en las áreas cercanas a los cultivos, pueblos, supermercados y restaurantes de las localidades y ciudades.

    A pesar de haber presentado cifras superiores de producción y valor el colosoma, es utilizada para consumo en las áreas rurales y una pequeña cantidad comercializada hacia la etnia china radicada en Panamá.

    Las especies dulceacuícolas como las carpa común, chinas (plateada, cabezona, herbívora), camarones de río, en sus pequeños volúmenes son destinados a la comecialización a la venta directa o intermediaros de la etnia china.
    Sistemas de cultivo
    Cultivo de camarones marinos
    Los cultivos de camarones marinos se desarrollan de acuerdo a sistemas donde se clasifican de acuerdo a los criterios de infraestructuras, manejo de la producción, soporte técnico, manejo del suelo, del agua y la flora microbiana, así como el rendimiento.

    Los sistemas extensivos se caracterizan en cuanto a infraestructuras por capacidades de bombeo y filtración bajos y sistemas deficientes de estructuras de llenado y drenado. En cuanto a manejo de la producción las densidades son bajas, contando con soporte técnico esporádico y sin manejo del suelo, agua y flora microbiana. Los rendimientos son menores a 362,9 kg/ha (800 lb/ha).

    El sistema semi-intensivo se clasifica en Bajo, Medio y Alto. El Bajo presenta en infraestructuras capacidad de bombeo, sistemas de filtración y estructuras de llenado y drenados ajos. En el manejo de la producción el uso de alimento es determinante así como la asistencia técnica, realizándose el manejo del suelo (roturación, encalado, desinfección) y del agua (fertilización, encalado y recambios). Los rendimientos obtenidos son de 362,9 - 453,6 kg/ha (800 - 1 000 lb/ha).

    En el sistema semi-intensivo medio, la capacidad de bombeo y el sistema de filtración tienen una preponderancia media y los sistemas de llenado y drenado son regulares. El uso de alimento, el monitoreo de los parámetros y el soporte técnico es determinante, realizándose el manejo del suelo (roturación, encalado, desinfección) del agua (fertilización, encalado y recambios) y la flora microbiana (encalado). Los rendimientos obtenidos son de 680,4 - 907,2 kg/ha (1 500 - 2 000 lb/ha).

    En el sistema semi-intensivo alto, referente a la infraestructura, la capacidad de bombeo, el sistema de filtración es alta; el sistema de llenado y drenado bueno, el tamaño de los estanques es mediano y la presencia de áreas de sedimentación e infraestructuras y equipos de laboratorio determinantes. En relación al manejo se hace determinante (densidad de siembra, uso y tipo de alimento, monitoreo de parámetros, uso de probioticos e inmunoestimulantes, así como el soporte técnico, realizándose el manejo completo del suelo, agua y flora microbiana. Los rendimientos están de 1 134 - 1 687,6 kg/ha (2 500 - 3 500 lb/ha).

    Para el sistema intensivo en cuanto a infraestructura los estanques son pequeños, la capacidad de bombeo y filtración alta, los sistemas de sedimentación, aireación e infraestructuras y equipos de laboratorio determinantes y el sistema de llenado y drenados excelentes. El manejo de la producción es determinante al igual que el soporte técnico, efectuándose todo el manejo de suelo, agua y flora microbiana. Los rendimientos esperados están entre 2 721,5 - 4 535,9 kg/ha (6 000 - 10 000 lb/ha).

    En los hiperintensivos referente a la infraestructura los estanques son pequeños, la capacidad de bombeo y filtración alta, siendo determinantes el área de sedimentación, aireación, cubierta de fondos, infraestructuras de laboratorio y excelentes los sistemas de llenado y drenado. El manejo de la producción y el soporte técnico son determinantes y se aplica el manejo completo del suelo (excepto roturación), agua y flora microbiana. Los rendimientos están entre 6 803,8 - 11 339,8 kg/ha (15 000 - 25 000 lb/ha).

    Cultivo de tilapias
    El sistema de cultivo extensivo es el más utilizado, en estanques de 100 a 10 000 metros cuadrados, con densidad de siembra de 0,5 a 2 peces/m2 y peso promedio de 1-5 gramos, recambios de agua casi nulos, sin uso de alimento balanceado, fertilizándose el agua con gallinaza (500-1 000 kg/ha) en su mayoría o alimentación con subproductos agrícolas. Se realiza el policultivo con carpas chinas (plateada, cabezona 1/10m2 ; herbívora 1/50 -100 m2 ), carpa común (1/10 m2 ), colosoma (1/5-10 m2 ) y guapote tigre (1/5-10 m2 ) y las cosechas se efectúan de 180 a 365 días con peces promedios de 250-400 gramos.

    En los cultivos semi-intensivos se utilizan estanques de 500 a 10 000 m2 , con recambios de agua del orden de 5-10 por ciento del volumen total por día. La preparación del estanque se realiza con cal hidratada (50 kg/ha) y fertilización orgánica (gallinaza 1 000-2 000 kg/ha), y/o química (urea 50 kg/ha o abono completo 60 kg/ha), utilizándose alimento balanceado de 25 a 30 por ciento de proteína cruda, en adición a la alimentación. La densidad de siembra es de 2-7 alevines/m2 con peso promedio de 2-5 gramos, siendo la cosecha al cabo de 160-300 días con peso promedio de 280 a 500 gramos, siendo utilizado en policultivo en las mismas densidades.
    En el cultivo intensivo se utilizan jaulas flotantes (18-40 m2 ), tinas de concreto (214 m2 ) y estanques de 180 a 240 m2 , con densidades de 10-30 alevines/m2 en los estanques y de 100-150/m3 en las jaulas. Los recambios de agua se estiman de 20 a 50 por ciento.

    Cultivo de truchas
    El sistema de semi-intensivo utiliza estanques de tierra en forma de rosario para aprovechar el terrero y la fuente de agua, la cual es transportada por canales abiertos. Se utiliza la fase de pre-cria por un término de 3-4 meses para pasar a las tinas de engorde hasta alcanzar peso comercial entre 500 a 700 gramos.

    En el cultivo en las piletas de concreto la precría se realiza en tinas bajo techo, donde permanecen los peces por un periodo de 60 días hasta alcanzar 30 a 40 gramos; de allí se transfieren a tinas tipo raceway con densidades de 70 a 90 peces por metro cúbico hasta lograr el tamaño comercial en 9 a 10 meses.

    En ambos casos, las ovas de trucha son importadas fértiles de los Estados Unidos, siendo incubadas por unos 30 días en incubadores verticales u horizontales plásticos durante unos 30 días que dura el proceso.

    Cultivo de Colosoma
    Los colosomas son cultivados en policultivos donde las tilapias se utilizan como peces principales. Las densidades utilizadas para los colosomas es de 1 pez por cada 5 o 10 metros cuadrados, dependiendo del uso de alimento balanceado o subproductos agrícolas en el primer caso y alimentación natural o fertilización orgánica en el segundo caso.

    Los cultivos se realizan por 8 a 10 meses, obteniéndose peces entre 500 a 1 000 gramos los cuales son comercializados vivos a la colonia china. Para el caso de autoconsumo el pez es cosechado luego de un año con pesos promedios superiores al kilogramo.

    Cultivo de moluscos
    Las experiencia de moluscos en el país se concretizan a proyectos pilotos con productores donde se estudia la tasa de crecimiento y la afectación de los cultivos por depredadores en áreas marinas y reservorios de fincas de camarones marinos.

    Las especies estudiadas son las conchuelas (Argopecten ventricosus ) y las ostras (Crassostrea gigas, Crassostrea cortiziensis )
    Las conchuelas y ostras adultas, son comercializadas en restaurantes y hoteles en la ciudad de Panamá.

    También se realizan estudios para el condicionamiento gonadal y reproducción en laboratorio, así como pruebas experimentales de procesamiento (ahumado).
    Desempeño del sector
    Producción
    La producción de la acuicultura en Panamá, en su crecimiento se ha visto afectada por condiciones ajenas a la misma, como son los aspectos políticos, económicos y nuevas metodologías para el registro estadístico de las producciones principalmente de los peces de agua dulce, a finales de la década de los años 1980 y principios de los años 1990. Durante los primeros años de la década de los años 90, la producción se presenta en un nivel ascendente principalmente por los cultivos de camarones marinos, lo cual se ve reforzado a partir de 1995 con la implementación de la ley 58.
    No obstante, a pesar de haberse dado en 1998 el mayor volumen de producción (7 233 toneladas), esta tiene una fuerte caída debido a la Enfermedad de la Mancha Blanca, lo que se traduce en una producción de 1 779 tonelada en el año 2000.
    Los esfuerzos conjuntos del sector productivo, académico y gubernamental han permitido que se observe un incremento en la producción gracias a la eficiencia de los cultivos al obtener mejores rendimientos.

    Los datos de producción para el año 2004, de acuerdo a información de la Dirección Nacional de Acuicultura la producción por acuicultura es la siguiente:

    Cuadro 1.
    EspecieNombre científicoProducción (toneladas)Valor (dólares EE.UU.)
    Tilapia nilotica revertidaOreochromis sp102,44112 684
    Tilapia rojaOreochromis sp4,054 455
    TruchaOncorhynchus mykiss168,18463 210
    Carpa comúnCyprinus carpio41,3982 780
    Carpa plateadaHypophthalmichthys molitrix8,1616 320
    ColossomaColossoma macropomum163,29252 270
    Guapote tigreParachromis managuense0,453498
    Camarón marinoPenaeus vannamei6 53530 061 828
    Camarón de ríoMacrobrachium rosenbergii0,154462

    De igual forma mediante la pesca artesanal de los cuerpos de aguas continentales se han obtenido las siguientes producciones

    Cuadro 2.
    EspecieNombre científicoProducción (toneladas)Valor (dólares EE.UU.)
    SargentoCichla ocellaris12,212 200
    TilapiaOreochromis sp 3,8721 703,682


    El gráfico abajo muestra la producción acuícola total en Panamá según las estádisticas FAO:
    Chart 

    Producción de la acuicultura reportada de Panamá (a partir de 1950)
    (FAO Fishery Statistic)

    (Fuente: Estadística Pesquera de la FAO, Producción en Acuicultura)

    Mercado y comercio
    La producción de la acuicultura panameña en cuanto a los mercados nacionales esta orientada particularmente a restaurantes populares y supermercados, gozando de una buena aceptación para el caso de los peces de agua dulce, donde se presenta el producto en filete o entero fresco y congelado. La mayoría de los pequeños proyectos, destinan su producción al autoconsumo o a pequeñas ventas en los entornos de la ubicación de la finca.

    La exportación de nauplios y postlarvas de camarones marinos se destina a los países de Centro y Sur América como es el caso de Nicaragua, Honduras, Ecuador y Belice entre otros.

    En cuanto al rubro camarón marino la producción es destinada a los mercados internacionales de Estados Unidos en cola congelado y la Unión Europea (España, Francia, Reino Unido, Países Bajos) entero congelado.

    La trucha tiene como principal mercado de exportación los Estados Unidos donde se presenta en filete fresca y entera congelada.

    En el caso de la tilapia capturada en los principales embalses, la misma se destina a la exportación a Estados Unidos, México, República Dominicana, entera y filete frescos y la Comunidad Europea, entera fresca.

    En el mercado nacional, la cadena de comercialización es muy poco articulada y consiste de uno o dos eslabones solamente, no existiendo una clara estratificación en relación al segmento de mercado que abastece cada tipo de intermediario.

    En las pequeñas fincas de piscicultura (tilapia, carpas, colosoma), los productores veden directamente a los consumidores, a los centros de expendio o a pequeños intermediarios quienes la comercializan localmente. También ocurre el caso de la venta directa a Supermercados o Mercados.

    La trucha comercializada en primera instancia hacia el mercado internacional, es procesada por plantas de los mismos propietarios de la fincas y a nivel nacional por restaurantes también de propiedad de los dueños de la finca.

    Los camarones marinos son comercializados de las fincas a las plantas procesadores quienes luego del proceso (entero, cola, corte mariposa, pelado, etc.), se envía a los mercados internacionales.

    Los pequeños pescadores artesanales lacustres encuentran en las ventas directas su mayor forma de comercialización, llegando en casos a los supermercados de los centros urbanos mediante las asociaciones o intermediarios. Similar situación ocurre con la tilapia que es capturada en el Lago Bayano
    Contribución a la economía
    La acuicultura continental ha destinado sus producciones de forma prioritaria al autoconsumo de las personas dedicadas a este rubro, encontrándose a través de programas de asistencia social, contribuir a la seguridad alimentaria de las poblaciones rurales de escasos recursos.

    Los programas de agricultura integrada con la presencia de la acuicultura, en el cultivo de tilapias y carpas, vienen sirviendo para solventar los niveles bajos de nutrición y la búsqueda de actividades sostenibles.

    La principal contribución de la acuicultura a la economía son los camarones de cultivo, que han tenido un incremento del 6,6 por ciento en el 2004, con valores de producción de 29 998 785 dólares EE.UU.. De igual forma, esta industria es la mayor, proporcionando en promedio 846 empleos mensuales en las fincas y cerca de 400 en las industrias anexas como las plantas procesadoras, plantas de alimento y laboratorios de producción de nauplios y postlarvas.

    Las truchas es otro producto de exportación del país a los Estados Unidos, representando aportes a la economía durante el año 2004 de 15 150 kilos de producto fresco y filete congelado por valor de 68 273 dólares EE.UU. de acuerdo a cifras de la División de Estadísticas y Economía de Estados Unidos.
    Promoción y manejo del sector
    Marco institucional
    El Ministerio de Desarrollo Agropecuario mediante la Dirección Nacional de Acuicultura es el organismo responsable por el desarrollo de la Acuicultura en la República de Panamá.
    El objetivo de la Dirección Nacional de Acuicultura (DINAAC), es el Optimizar el aprovechamiento de los recursos acuícolas, asegurando su sostenibilidad biológica en beneficio de la población en general y del subsector acuícola en particular.

    La Dirección Nacional de Acuicultura es una dependencia subordinada al Despacho Ministerial conformado por el Ministro, Viceministro y la Secretaría General como nivel político.

    La Comisión Nacional de Acuicultura es un órgano de consulta a nivel del Despacho Superior, conformado por las instituciones u organizaciones relacionadas con la actividad acuícola.

    Entre sus principales funciones se pueden destacar el recomendar políticas, normas jurídicas y técnicas; velar por la solución de conflictos; aprobar el Plan Nacional del uso de tierras albinas y elaborar la reglamentación de la Ley, entre otras.

    Esta integrada por el Ministro de Desarrollo Agropecuario (Presidente), el Ministro de Planificación y Política Económica, el Administrador de la Autoridad Marítima de Panamá, el Administrador de la Autoridad Nacional del Ambiente, el Gerente General del Banco Nacional de Panamá, un Representante de las Asociaciones de Productores Acuícolas y un representante de la Asociación Panameña de Profesionales Especializados en Acuicultura y el Director Nacional de Acuicultura (Secretario).

    La Dirección Nacional de Acuicultura es conformada por un Director y un Sub-Director, como nivel normativo, responsables de supervisar a nivel nacional el cumplimiento de las políticas, planes, programas y proyectos del sub-sector acuícola en el Ministerio de Desarrollo Agropecuario.

    La Dirección cuenta con la Oficina de la Ventanilla Única de Acuicultura, Oficina de Administración, Oficina de Planificación Acuícola, el Departamento de Supervisión de la Extensión Acuícola, el Departamento de Investigaciones y Desarrollo, y seis (6) Estaciones Experimentales Acuícolas (Estación Dulceacuícola de Divisa, Estación Experimental de Aguas Estuarinas "Ing. Enrique Enseñat", Estación de Maricultura del Pacífico, Estación Experimental Dulceacuícola de Gualaca, Estación Acuícola Lago Gatún y Estación de Maricultura del Atlántico.

    En el país con participación activa se encuentras tres (3) asociaciones de productores, de las cuales dos (2) son de camarones marinos - Asociación Panameña de Acuicultores y Asociación Panameña de Camaronicultores - una de ricipiscicultura - Asociación de Ricipisciultores -.

    De igual forma existen 12 asociaciones de pescadores lacustres en los principales embalses del país (2 Gatún, 2 Alajuela, 7 Bayano y 1 en La Yeguada).

    Los profesionales dedicados a la acuicultura se agremian en la Asociación Panameña de Profesionales Especializados en la Acuicultura y la Asociación de Técnicos Acuícolas.

    Estas asociaciones tienen representantes en la Comisión Nacional de Acuicultura ente de consulta del Ministerio, en cuanto a la definición de políticas, planes, y programas de fomento y manejo.

    Legislación y regulaciones
    La legislación referente a la acuicultura en Panamá se enmarca en Leyes y Decretos, entre los cuales se pueden destacar:

    Leyes:
    • Decreto Ley 35 de 22 de septiembre de 1966.

      Sobre el uso de las Aguas.

      Establece la reglamentación de la explotación de las aguas del Estado para su aprovechamiento conforme al interés social.
    • Ley 58 de 28 de diciembre de 1995.

      Por la cual se define la acuicultura como una actividad agropecuaria, se establecen incentivos y se dictan otras disposiciones.

      La ley promueve el fortalecimiento de la acuicultura mediante su ordenamiento se crean inventivos que garantizan la inversión privada, dentro del concepto de desarrollo sostenible. De igual forma establece que el Ministerio de Desarrollo Agropecuario es el ente responsable por el desarrollo de la actividad.
    • Ley 41 de 1º de julio de 1998.

      General de ambiente de la República de Panamá.

      Presenta los principios y normas básicos para la protección, conservación y recuperación del ambiente, promoviendo el uso sostenible de los recursos naturales. En su artículo 94, establece que los recursos marino costeros constituyen patrimonio natural, y su aprovechamiento, manejo y conservación, estarán sujetos a las disposiciones que, par tal efecto, emita la Autoridad Marítima de Panamá.
    • Decreto Ley 7 de 10 de febrero de 1998.

      Por el cual se crea la Autoridad Marítima de Panamá, se unifican las distintas competencias marítimas de la administración pública y se dictan otras disposiciones.

      Se crea la Autoridad Marítima de Panamá y se institucionaliza como se ejecutará la coordinación de todas las instituciones y autoridades de la República vinculadas al Sector Marítimo.
      En su artículo 4 como funciones instrumentar las medidas para salvaguardar los intereses nacionales en los espacios marinos y aguas interiores, así como administrar los recursos marinos y costeros, de igual forma coordinar con el MIDA para asegurar que la acuicultura se desarrollo en estricto cumplimiento de las obligaciones internacionales del Estado Panameño.
    • Ley 23 de 30 de junio de 1999.

      Por la cual se autoriza al Ministerio de Desarrollo Agropecuario a cobrar por algunos servicios y se dictan otras disposiciones.

      Se autoriza al Ministerio de Desarrollo Agropecuario para que, a través de la Dirección Nacional de Acuicultura, se establezcan y cobren tarifas por los servicios prestados en concepto de soporte técnico, levantamiento topográfico, capacitación, documentos y trámites realizados en la Ventanilla Única, así como por otros servicios que pueda prestar.
    • Ley 9 de 21 de enero de 2004.

      Por la cual se modifica el artículo 18 de la Ley 58 de 1995.

      La ley establece que en función del plan de cumplimiento de los planes de desarrollo, los productores que se dediquen a la acuicultura, podrán solicitar exoneraciones sobre el canon de arrendamiento de concesiones de tierra y agua con el Estado.
    • Ley 24 de 4 de junio de 2001.

      Por la cual se establecen medidas para apoyar a los productores agropecuarios afectados por las condiciones climatológicas adversas y otras contingencias.
    • Ley 25 de 4 de junio de 2001.

      Que dicta disposiciones sobre la política nacional para la transformación agropecuaria y su ejecución.

      Se crea un fondo para el apoyo a los productores agropecuarios en aspectos administrativos, laboral, financiero y de servicio en el proceso de adaptación de tecnologías con el propósito de mejorar la productividad, competitividad y desarrollo integral del sector.
    Decretos:
    • Decreto 11 de febrero de 1997.

      Por el cual se reglamenta la Ventanilla Única para el trámite de las solicitudes de concesión, certificaciones y permisos para el desarrollo de la actividad acuícola.

      Establece el procedimiento y normas para los trámites que se deben cumplir para el desarrollo de proyectos acuícolas en el territorio de la República de Panamá.
    • Decreto 58 de 22 de septiembre de 1998.

      Por el cual se crea la Dirección Nacional de Acuicultura en el Ministerio de Desarrollo Agropecuario.

      Se le vuelve a dar fundamento legal a la Dirección Nacional de Acuicultura y se establecen sus funciones de acuerdo a las nuevas políticas y necesidades de los sectores productivos, además se estableció la organización funcional de la Dirección.
    • Decreto 39 de 31 de agosto de 1999.

      Por el cual se oficializa la organización administrativa, estructural y funcional del Ministerio de Desarrollo Agropecuario.

      Se ajusta la organización administrativa del Ministerio de acuerdo a las políticas trazadas. En dicho sentido se establece en el Nivel de Coordinación a la Comisión Nacional de Acuicultura y en el Nivel Operativo a la Dirección Nacional de Acuicultura.
    • Decreto Ejecutivo 59 de 16 de marzo de 2000.

      Por el cual se reglamentan el Capitulo II Titulo IV de la Ley 41 de 1º de julio de 1998, General de Ambiente de la República de Panamá.

      Establece el reglamento del proceso de evaluación de impacto ambiental para la implementación de proyectos públicos y privados que por sus características, efectos, ubicación o recursos puedan generar riesgo ambiental.
    Investigación aplicada, educación y capacitación
    La investigación es realizada en primera instancia por la Dirección Nacional de Acuicultura, quien define los temas luego de la consulta con los productores de las diferentes especies que se cultivan en el país.

    La Universidad de Panamá, a través de la Escuela de Biología, el Centro de Ciencias del Mar y Limnología y el Centro de Estudios Bióticos han efectuado esfuerzos para el desarrollo de investigaciones básicas de algunas especies y su relación con el entorno. A su vez, estudiantes de la Escuela de Biología, la Facultad de Ciencias Agropecuarias, la Escuela de Administración Pública y Economía, han realizado su tesis de grado en el área acuícola.

    El área de la patología se ha contado con la participación del Laboratorio de Diagnóstico e Investigaciones de Enfermedades Veterinarias Dr. Gerardino Medina del Ministerio de Desarrollo Agropecuario y el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI).

    La empresa privada mediante los recursos de que dispone realiza investigaciones aplicadas para atender los problemas que tienen una incidencia importante en la producción.

    Los programas de investigación en general y particularmente los acuícolas se han visto directamente afectados por las limitaciones presupuestarias, por lo cual mediante el desarrollo de Convenios de Cooperación el gobierno a través de la Dirección Nacional de Acuicultura, viene atendiendo temas relevantes para el sector productivo con el concurso de los productores, organismos internacionales y entidades nacionales públicas y privadas.

    De igual forma la Secretaria Nacional de Ciencia y Tecnología (SENACYT), en su programa de Fomento a la Investigación, los diferentes entes nacionales presentan proyectos para accesar fondos destinados a la investigación.

    Los resultados obtenidos son transferidos mediante la publicación de informes, presentación en Congresos y Seminarios.

    Cuadro 3.
    Centros de Investigación 
    InstituciónDependencia
    Ministerio de Desarrollo AgropecuarioDirección Nacional de Acuicultura
    Universidad de PanamáEscuela de Biología
     Centro de Ciencias del Mar y Limnología
    Centros Educativos 
    InstituciónTítulos otorgados
    Universidad de PanamáLicenciatura en Acuicultura
    Instituto Nacional de Agricultura (Ministerio de Educación)Técnico en Acuicultura
    Instituto Profesional, Técnico e Industrial de Aguadulce (Ministerio de Educación)Bachiller Industrial en Agropecuaria con Énfasis en Acuicultura
    Tendencias, asuntos y desarrollo
    El Plan Nacional para el Desarrollo de la Acuicultura 1995-1999, tuvo como objetivo central establecer las condiciones que permitieran el óptimo aprovechamiento de los recursos acuícolas, para lograr su máxima sostenibilidad biológica y económica, en beneficio del interés nacional, de la población en general y del sector pesquero en particular.Específicamente se planteó:
    • Lograr un mejor conocimiento acerca de los aspectos biológicos, tecnológicos, económicos y del ambiente de los recursos acuícolas.
    • Establecer la normatividad y el marco institucional adecuado, con una orientación que facilite la administración del uso ordenado de los recursos acuícolas y pesqueros.
    • Elevar la producción acuícola actual.
    • Incrementar los beneficios de la actividad acuícola hacia nuevos y mayores productores, de forma a multiplicar los beneficios directos e indirectos.
    Para el logro de dichos objetivos, se estableció como estrategia la conjunción de los esfuerzos sectoriales, públicos y privados, de manera a fortalecer la función normativa que le compete al Estado, así como dinamizar la función productiva que le corresponde al sector privado. La política nacional, emprendida fue la activación a corto plazo de la producción nacional y la dinamización de la expansión de nuevas áreas de cultivo. Para ello se desarrollaron las siguientes áreas: Investigaciones, Extensión Pesquera, Capacitación, Normatividad Pesquera, Desarrollo Institucional.

    La promulgación de la Ley 58 de 1995, le dio a la acuicultura en su definición como una actividad agropecuaria, le brindo los incentivos destinados en su momento al agro, adicional a los incentivos al cultivo de camarones marinos, que experimento un importante desarrollo al contar con el apoyo de la banca, lo que permitió un crecimiento del 30 por ciento anual.

    A cinco años de la experiencia del Plan 1995-1999, se reconocen cambios sectoriales importantes que deben ser tomados en cuenta, para atender la problemática existente en áreas como Patología, Genética, Nutrición y Ambiente, las cuales deben ser temas de investigación, en busca de una permanente actualización de las distintas tecnologías acuícolas para optimizar la rentabilidad sin degradar el ambiente.

    Existen además temas como calidad del agua, calidad de la semilla, infraestructuras de producción, alimento balanceado y lo concerniente a la bioseguridad, entendida ésta como las prácticas encaminadas a reducir las probabilidades de contaminación con alguna enfermedad y su consecuente diseminación.

    La presencia del virus de la Mancha Blanca deja claro el acercamiento de los productores en la búsqueda de respuestas concretas e inmediatas para el control y manejo de la enfermedad. Esto implica que la generación y transferencia de tecnología deben ser temas que deben mantenerse en escala de prioridad para dar respuestas oportunas y no solo cuando suceda una particularidad como la Mancha Blanca.

    La creación de condiciones para que se impulsen nuevas alternativas de cultivo, es otro elemento de análisis para no depender solamente de dos o tres especies, presentándose como una alternativa el cultivo de moluscos bivalvos.

    En síntesis la acuicultura, en su expectativa de expansión, afronto durante la época de 2000-2004 desafíos para:
    • Satisfacer las necesidades de semillas, alimentos y fertilizantes en términos cuantitativos y cualitativos.
    • Reducir las pérdidas de la producción a través del perfeccionamiento de la gestión sanitaria en el manejo de la actividad.
    • Mejorar la gestión ambiental a través de la implementación de medidas de mitigación.
    • Garantizar la inocuidad alimentaria y la calidad de los productos.
    Todos estos elementos buscaban determinar los puntos neurálgicos que se debían afrontar, para alcanzar un crecimiento sostenible en beneficio económico del país y por ende la población en general mediante el cultivo de organismos acuáticos.

    La presencia de la Enfermedad de la Mancha Blanca, así como la caída de los precios internacionales de los camarones marinos y la tilapia, provoco la pedida de importantes capitales en las empresas productoras y la desconfianza del sector financiero.
    A su vez, el surgimiento de la pesca de tilapia en los embalses del país, principalmente Bayano, se convierte en una importante fuente de trabajo para los pobladores de las comunidades cercanas y la Comarca de Madungandí de la etnia Kuna.

    Las acciones de la acuicultura panameña, durante los últimos años han estado dirigidas a solucionar los problemas referentes a las enfermedades en los camarones marinos y establecer los manejos de acuerdo a las condiciones ambientales de forma que la actividad sea sustentable y reducir los costos operativos debido a las fluctuaciones en los precios del producto a nivel internacional.

    En el área de la acuicultura de agua dulce, si bien se ha visto mermada por los precios ofrecidos al producto de la pesca oscilan entre dólares EE.UU. 0,37 a 0,55 por kilo (dólares EE.UU. 0,17 a 0,25/libra), los trabajos vienen siendo orientados en la búsqueda de reducir los costos de producción.

    En dicho sentido, se plantea en los próximos años activar en el corto plazo la actual producción acuícola y dinamizar la expansión de nuevas áreas de cultivo aunando esfuerzos públicos y privados en los temas relacionados a la ordenación e integración de la pesca y acuicultura, maricultura, manejo de aguas continentales, acuicultura rural, piscicultura comercial, sanidad e inocuidad, valor agregado, fortalecimiento institucional y formación de recursos humanos.

    De igual forma, se vienen desarrollando proyectos pilotos con especies potenciales de cultivo como peces marinos (róbalos) en áreas abandonadas de camarones por factores económicos, así como la diversificación de cultivos en las mismas fincas con el uso de moluscos bivalvos en los reservorios.

    La introducción de nuevas especies se orienta a la consolidación de los cultivos acuícolas en la apertura de la nueva frontera de cara al mar, implementando cultivos de peces, moluscos y macroalgas entre otras especies ya tradicionales como son el cultivo de tilapias y truchas en aguas dulces.
    Referencias
    Bibliografía
    FAO . 2005 . Aquaculture production, 2004. Year book of Fishery Statistics - Vol.96/2. Food and Agriculture organization of the United Nations, Rome, Italy.
    Eijs, Sjef van. 2001 . Estudio de Mercadeo de Peces de Agua Dulce producidos en la República de Panamá. Ministerio de Desarrollo Agropecuario, Programa de Modernización de los Servicios Agropecuarios. Préstamo BID No.924/OC/PN. 63 pag.
    FAO-AQUILA II. 1994 . Diagnóstico sorbe el Estado de la Acuicultura en América Latina y El Caribe, Síntesis Regional. Documento de Campo No.11. México. 213.
    Lara, C. 1996 . Panamá: Ordenación y Desarrollo del Cultivo del Camarón Marino. PRADEPESCA. Panamá. 66 pag.
    MIDA-PRADEPESCA. 1995 . Plan Nacional para el Desarrollo de la Acuicultura 1995-1999. Ministerio de Desarrollo Agropecuario-Panamá. 57 pag.
    MIDA-DINAAC. 1989 . Primer Congreso Nacional de Acuicultura. Situación Actual y Perspectivas de la acuicultura en Panamá.
    MIDA-DINAAC. 1991 . Memoria II Congreso Nacional de Acuicultura. Panamá. 334 pag.
    MIDA-DINAAC. 2004 . Informe de Gestión 1999-2004. Panamá.
    MIDA-DINAAC. 2005 . Estadísticas de Acuicultura de 2004. Panamá.
    Ríos, R. Informe sobre el estado actual de la truchicultura en la provincia de Chiriquí. Informe presentado a la Dirección Nacional de Acuicultura del Ministerio de Desarrollo Agropecuario. 5 pag.
    Morales R., R. Situación del Cultivo de Tilapia en Panamá en Actas del 1er. Simposio Centroamericano sobre cultivo de Tilapia. Costa Rica. pag. 1-9.
    Morales R., R. F. Tsai., O. Olivares. 2002 . Informe Evaluación del Impacto del cultivo de peces en jaulas flotantes en el Lago Gatún. 14 p.
    Vínculos relacionados
     
    Powered by FIGIS