1. Identidad
    1. Rasgos biológicos
    2. Galería de imágenes
  2. Perfil
    1. Antecedentes históricos
    2. Principales países productores
    3. Hábitat y biología
  3. Producción
    1. Ciclo de producción
    2. Sistemas de producción
    3. Enfermedades y medidas de control
  4. Estadísticas
    1. Estadísticas de producción
    2. Mercado y comercio
  1. Estatus y tendencias
    1. Principales asuntos
      1. Prácticas de acuicultura responsable
    2. Referencias
      1. Vínculos relacionados
    Identidad


    Procambarus clarkii  Girard, 1852 [Cambaridae]
    FAO Names:  En - Red swamp crawfish,   Fr - Écrevisse rouge de marais,  Es - Cangrejo de las marismas
       
    Rasgos biológicos
    Forma de cuerpo cilíndrica. Cefalotórax conspicuamente granular (rugoso) en adultos, provisto de numerosos pequeños tubérculos; también tiene una serie de espinas cervicales, cefálicas, branquiostegales y marginales. Rostrum largo con márgenes rectos, convergentes, con espinas marginales cerca de la punta, terminando en un acumen triangular. Quela o tenaza angosta y larga, nudo en la porción proximal del dáctilo, dejando un espacio delimitado por el tubérculo. Tubérculo grande en el extremo opuesto del espacio sobre el dedo fijo; tubérculos grandes color escarlata en la palma de los dedos. El caparazón no está separado dorsalmente por un espacio (la areola) en el centro. El color de los adultos es rojo oscuro, algunos sombreados color café. Franja negra presente en el abdomen. Quelas o tenazas con tubérculos rojos brillantes. Los jóvenes tienen color gris uniforme, a veces con líneas oscuras onduladas.
    Galería de imágenes
    Cangrejo de las marismasCangrejo de las marismasSiembra de cangrejo de las marismasSiembra de cangrejo de las marismas
    Procambarus clarkii y P. zonangulusProcambarus clarkii y P. zonangulus
    Estanque de cangrejos de las marismas al finalizar la temporada de cosechaEstanque de cangrejos de las marismas al finalizar la temporada de cosechaCosecha de cangrejo de las marismasCosecha de cangrejo de las marismas
    Perfil
    Antecedentes históricos
    Aunque existe la práctica de las pesquerías de captura basadas en el repoblamiento del Procambarus clarkii en varios países (tales como China, España y Portugal), no hay otro lugar en que se aprecie tanto al cangrejo de las marismas, y que tenga tanto impacto en la economía de la región como en el sur de los Estados Unidos. El cangrejo de las marismas se cultiva y se consume como alimento en varios estados del sur de los Estados Unidos, pero Louisiana domina la industria del cangrejo de las marismas, tanto en producción acuícola como en captura silvestre, en donde esta industria contribuye con más de 150 millones de USD anuales a la economía estatal. Las ventas comerciales del cangrejo de las marismas de cuerpos de agua naturales iniciaron en Louisiana a finales del siglo 19, y con el desarrollo y mejora del transporte y el almacenamiento en frío, el mercado del cangrejo de las marismas cambió de consumo local en áreas rurales a mercados de gran volumen en ciudades como Baton Rouge y Nueva Orleáns, y otras más distantes. El suministro anual de las cosechas silvestres era extremadamente variable año con año, en ocasiones la temporada era muy corta. Por lo tanto, los empresarios empezaron a experimentar el cultivo del cangrejo de las marismas a mediados del siglo XX como una fuente confiable para abastecer al mercado. El cultivo en estanques del cangrejo de las marismas pronto se integró con otras operaciones; a la fecha el cangrejo de las marismas criado en estanques constituye la mayor proporción de la captura total anual. En la última década, el cangrejo de las marismas criado en granjas ha contribuido con más del 75 por ciento de la captura total. Se dedican aproximadamente 48 000 ha al cultivo del cangrejo de las marismas en Louisiana y el estado contribuye con un 90 a 95 por ciento de la producción total de Estados Unidos.

    Al momento de la elaboración de la presente ficha técnica, no se disponía de información ni documentación que indicara que China esté cultivando P. clarkii a escala comercial, a pesar del gran volumen reportado a la FAO en sus estadísticas de acuicultura. Es posible que existan algunos estanques de cultivo de P. clarkii pero no disponemos de detalles sobre su número ni dimensiones. Se cree que la exportación de China del cangrejo de las marismas son el resultado tanto de la captura (de ríos, canales, etc.) como de la captura incidental de la pesca en estanques de peces.
    Principales países productores
    Principales países productores de Procambarus clarkii (FAO Estadísticas de pesca, 2006)
    Hábitat y biología
    La distribución natural del Procambarus clarkii se extiende desde el norte de México y Florida al sur, hasta la región sur de Illinois y Ohio al norte. Se ha expandido ampliamente por Estados Unidos (Arizona, California, Georgia, Hawaii, Idaho, Indiana, Maryland, Nevada, Nuevo Mexico, Carolina del Norte, Ohio, Oregon, Carolina del Sur, Utah, Oklahoma), Centro y Sur América (Belice, Brasil, Costa Rica, República Dominicana), Europa (Portugal, España, Francia, Chipre), y otras áreas más distantes (Japón, Kenya, China, Provincia China de Taiwán y Uganda).

    El P. clarkii se encuentra tanto en habitats de agua dulce lénticas y lóticas: arroyos tranquilos, pantanos, pantanos, acequias, ciénagas y estanques, etc., especialmente entre la vegetación, hojarasca, etc. Esta especie evita los arroyos y acequias con fuertes corrientes, en los que es sustituida por otras especies. Muestra un comportamiento territorial y es agresivo con su propia especie. Hiberna enterrándose durante períodos de sequía o frío. Es bentónico y omnívoro, se alimenta de insectos, larvas, detritos, etc., con preferencia por materia animal. Los cangrejos procambáridos en su hábitat natural, han sido clasificados como carnívoros obligados, lo que significa que puede subsistir a partir de materia orgánica y vegetal pero requieren alguna forma de materia animal en su dieta para su óptimo crecimiento y salud.

    El ciclo de vida de este cangrejo de las marismas que se entierra, está bien adaptado a la secuencia anual de inundaciones en primavera y sequía de verano, típico de los sistemas de los grandes ríos y planicies inundables del sur de los Estados Unidos, en donde abunda.

    Los animales maduros se aparean en aguas abiertas, y si bien el desove puede ocurrir en aguas abiertas, su guarida les ofrece mayor protección mientras los huevos y la cría permanecen adheridos al abdomen. La actividad de enterrarse para la reproducción puede ocurrir en cualquier momento del año, pero prevalece hacia finales de la primavera o inicios del verano en la región sur de Estados Unidos. El desarrollo de los huevos en las hembras maduras, generalmente comienza antes de enterrarse y la maduración se completa en la guarida. Al madurar, los huevos se expulsan a través de los oviductos y son fertilizados externamente con el esperma que se ha almacenado en el receptáculo seminal y entonces se adhieren a los pleópodos de la cola (abdomen). Si bien el cangrejo de las marismas puede sobrevivir en ambientes altamente húmedos en el interior de la guarida, para el desove se requiere agua estancada. El número de huevos varía según el tamaño y condiciones de la hembra y generalmente varía entre 200 y 500 huevos.

    Las crías permanecen adheridas a los pleópodos de las hembras durante dos meses, tras los cuales se liberan y pueden rastrear el alimento por sí mismas. Es una especie de rápido crecimiento; en condiciones adecuadas las larvas nacen tras 21 días de incubación (alcanzando 5 mm de longitud en 2 días), crecen hasta alcanzar 20 mm en un mes y hasta 8 mm en 3 meses. Es una especie euritérmica (10-22 ºC hasta > 30 ºC) y habita todo tipo de aguas, con preferencia por las aguas duras.
    Si bien el cangrejo de las marismas P. clarkii es la especie objetivo de la mayoría de las empresas acuícolas de cangrejo, otras especies tienen requerimientos ecológicos similares y frecuentemente coexisten en los estanques de producción. La variedad de cangrejos nativos P. zonangulus (cangrejo del río blanco) se traslapa con el P. clarkii en el centro y sur de Estados Unidos, y el P. clarkii introducido coexiste con el cangrejo autóctono P. acutus acutus (cangrejo del río blanco del este) en los estanques de cultivo a lo largo de la costa atlántica. Si bien la abundancia de cada especie puede variar entre estanques de la misma región y, en menor medida, dentro de un mismo estanque durante el ciclo anual de producción, el cangrejo de las marismas generalmente predomina en la captura y es la especie más apreciada en el mercado, particularmente en Louisiana. El cangrejo del río blanco se encuentra principalmente en los estanques que han estado en cultivo continuo durante varios años. No hay evidencia de cruces interespecíficos. La principal diferencia biológica es que el P. clarkii es capaz de desovar durante todo el año en el sur de Estados Unidos mientras que las especies de cangrejo del río blanco se consideran especies de desove estacional.
    Producción
    Ciclo de producción

    Ciclo de producción de Procambarus clarkii

    Sistemas de producción
    Suministro de semilla 
    Dado que el desove, en gran medida se sincroniza en los estanques de cultivo de cangrejo de las marismas, los estanques de producción, rutinariamente se desbordan en el otoño para coincidir con el momento pico de desove. El reclutamiento continuo y el crecimiento diferencial producen una población mixta en tallas y cohortes de edades del cangrejo de las marismas. Las frecuentes mudas y rápido crecimiento ocurren en los estanques de producción cuando las condiciones son apropiadas. Tras un período de crecimiento, tanto los machos como las hembras adquieren la madurez sexual y se detiene su crecimiento. Cuando los individuos maduros aumentan en abundancia típicamente a fines de la primavera, inicia su franco entierro. Bajo condiciones ambientales favorables, el cangrejo de las marismas maduro puede revertirse a un estadío sexualmente inactivo y continuar su crecimiento.

    Dado que las poblaciones del cangrejo de las marismas son auto sustentables, generalmente la siembra sólo se requiere en nuevos estanques, cuando un estanque ha estado ocioso durante un año o más, o tras la renovación completa de los bordos de los estanques. Los cultivos subsecuentes de cangrejo de las marismas dependen de reproductores obtenidos de ciclos previos. Las siembras simplemente se conforman de organismos capturados bien sea del hábitat natural o de estanques de cultivo aledaños en donde existe un alto porcentaje de individuos sexualmente maduros.
    Técnicas de engorda 
    Como se indicó más arriba, el ciclo de vida de este cangrejo de las marismas con hábitos de enterrarse, es apropiado a la secuencia estacional de inundaciones en primavera y sequía en verano, común a los grandes sistemas ribereños y planicies inundables en el sur de Estados Unidos, y por ello abunda en estas condiciones. La acuicultura comercial de cangrejo de las marismas simula este ciclo hidrobiológico, pero con control preciso sobre el momento de inundación de los estanques y del momento de su drenado para optimizar el reclutamiento y las subsecuentes cosechas de cangrejo de las marismas. Los tapones de suelo seco a la entrada a las madrigueras se suaviza cuando existe suficiente humedad. Así la inundación de los estanques, en combinación con la lluvia, permite que surjan los animales que quedaron atrapados en sus guaridas.

    La acuicultura del cangrejo procambárido se practica en estanques de tierra bajo métodos extensivos. Estos métodos son poco menos que un limitado control de las condiciones ambientales bajo las cuales estos animales evolucionaron. Períodos prolongados de cuerpos de agua inundados permiten al cangrejo alimentarse, crecer y madurar. El drenado temporal promueve la aireación de los sedimentos del fondo, reduce la abundancia de depredadores acuáticos, y permite el establecimiento de vegetación que sirve de protección al cangrejo, así como de fuente alimenticia cuando vuelve la inundación. El cangrejo de las marismas sobrevive a los intervalos de sequía excavando sus guaridas en donde pueden evitar a los depredadores y adquirir la humedad necesaria para sobrevivir y reproducirse con seguridad.

    El cangrejo de las marismas se cultiva en estanques de tierra someros de 20 a 60 cm de profundidad. Se requieren terrenos relativamente planos y arcillosos, con drenaje natural. Los requerimientos de agua son similares a aquellos para otros tipos de acuicultura de agua dulce, con la posible excepción de cantidad de agua, que puede ser mayor. Los estanques se llenan y drenan cada año, pero debido a la demanda de oxígeno de la vegetación decadente, en ocasiones se requiere un recambio de agua.

    Las estrategias de producción para el cultivo de cangrejo de las marismas se pueden clasificar conforme a dos enfoques básicos:

    Una estrategia es la monocosecha (o monocultivo) en la que el cangrejo de las marismas es la única especie producida, y la producción normalmente ocurre en la misma ubicación física para varios ciclos de producción. Una segunda estrategia es el sistema de rotación de cultivo, en la que el arroz y otros cultivos se alternan con el cangrejo de las marismas. La rotación de cultivos puede dividirse en dos categorías. El cangrejo de las marismas puede rotarse con el arroz manteniendo la misma localización física año tras año, o el cangrejo se cultiva en diferentes ubicaciones cada año para ajustarse a la rotación normal de terrenos de cultivo de arroz. Si bien estas estrategias de manejo tienen muchas similitudes, las diversas metas de producción dictan la selección de técnicas y tienen diferentes ventajas y desventajas.

    Monocultivo (monocosecha)

    La monocosecha del cangrejo de las marismas (sistema de 'cultivo único') es el método de producción seleccionado por los pequeños acuicultores o en tierras marginales e inadecuadas para otras cosechas. Normalmente se utilizan estanques permanentes. a dimensión de los estanques y los insumos pueden variar de grandes humedales (mayores de 120 ha) con poco manejo hasta pequeños sistemas intensivos (menores de 6 ha). La principal ventaja de una estrategia de monocultivo es que los productores pueden administrar al máximo la producción del cangrejo de las marismas sin las restricciones asociadas a otros cultivos, tales como exposición a pesticidas, limitantes estacionales y otras asociadas a la rotación de cultivos.

    Los rendimientos en sistemas de monocultivo de cangrejo de las marismas normalmente varían desde menos de 225 kg /ha en grandes estanques con pocos insumos, hasta más de 1 300 kg/ha con administración intensiva. Los rendimientos de algunos estanques han excedido los 2 800 kg/ha. Los estanques más pequeños generalmente tienen mayores rendimientos que los estanques grandes, especialmente cuando no es problema la comercialización de animales más pequeños de menor valor. Ocasionalmente se justifican las cosechas tempranas e intensivas en este sistema, porque hay tendencia a la densificación de las poblaciones tras varios años consecutivos de producción. Las cosechas tempranas casi siempre se asocian a los precios estacionales más altos.

    Las desventajas del monocultivo frecuentemente incluyen:
    • La necesidad de construir estanques para el uso específico, en tanto que en la rotación de cultivos, los arrozales sirven para el cultivo de cangrejo de las marismas.
    • Los costos de tierra, operación y costos fijos deben amortizarse en un solo cultivo.
    • La sobrepoblación ocurre frecuentemente tras varios ciclos anuales, particularmente en los estanques más pequeños; por lo tanto los rendimientos son menores por enanismo y bajo precio del producto dado que es difícil comercializarlo.

    Como se mencionó anteriormente, solo se requiere practicar la siembra en estanques nuevos. Los pies de cría se introducen en los nuevos estanques en una densidad de 45-89 kg/ha durante la primavera. Las fechas de siembra y las densidades se determinan en base a la disponibilidad y el costo de los animales maduros.

    Los estanques se drenan totalmente varias semanas después de la cosecha y también se drenan anualmente. La vegetación cultivada o silvestre se radica en el fondo de los estanques durante el verano cuando se han desaguado los estanques. El arroz es el cultivo más frecuente, enfatizando la producción de forraje (tallo y hojas). En todo caso, si se produce grano, este no se cosecha en los monocultivos de cangrejo de las marismas. Durante el otoño, tras el llenado de los estanques, los productores monitorean las poblaciones del cangrejo de las marismas en trampas con carnada e inician la cosecha cuando las condiciones de mercado y captura justifican los gastos de este trabajo. La cosecha continua (frecuentemente a intervalos intermitentes) hasta los estanques son drenados en el verano siguiente, y se reinicia el ciclo.

    Sistemas de rotación de cosecha

    El cangrejo de las marismas puede cultivarse en dos sistemas básicos de rotación de cultivos. Uno es arroz-cangrejo de las marismas-arroz; y el otro es arroz-cangrejo de las marismas-barbecho (o bien puede cultivarse la soya después de la cosecha del cangrejo de las marismas). En ambas estrategias, el cultivo de cangrejo de las marismas se realiza a continuación de la cosecha de arroz, y el forraje utilizado para la cría del cangrejo es el residuo y el brote del rastrojo tras la cosecha del grano. Las ventajas de estas estrategias de rotación de cultivos incluyen el uso eficiente de la tierra, equipo y mano de obra. Además, algunos costos fijos y el costo de la siembra de arroz pueden amortizarse en dos o más cosechas, en vez de que se tengan que amortizar en sólo una.

    Arroz-cangrejo de las marismas-arroz

    Este sistema aprovecha la estacionalidad de cada cosecha, para lograr dos ciclos en un año en el mismo terreno. El arroz se cultiva y cosecha durante el verano y el cangrejo de las marismas se cría durante el otoño, invierno e inicios de la primavera. Como en el monocultivo, el cangrejo de las marismas sólo se siembra inicialmente, introduciéndolo directamente al arrozal unas seis semanas después de la siembra. Después de la cosecha del grano, el rastrojo de arroz generalmente se fertiliza con un producto a base de nitrógeno y se riega para lograr un abundante cultivo de forraje. El campo se inunda y las prácticas de cultivo son similares a las del sistema de monocultivo, excepto porque la temporada de cría y cosecha es más corta, con el fin de poder acondicionar el campo para el siguiente cultivo de arroz.

    Una gran desventaja de este sistema de rotación de cultivo es que ninguna de las dos cosechas puede administrarse para lograr el máximo rendimiento. Los rendimientos del arroz en el sur de Estados Unidos se maximizan cuando el arroz se planta a principios de la primavera. El drenado de los estanques de cultivo de cangrejo de las marismas para plantar el arroz disminuye el rendimiento del cultivo de cangrejo. El uso de pesticidas es otro asunto de particular cuidado, y es una limitante en este sistema de producción. Los rendimientos de cangrejo y del arroz varían dependiendo de la intensidad de las medidas de manejo de ambos cultivos. Los sistemas que se enfocan principalmente al cultivo de cangrejo de las marismas pueden lograr rendimientos similares a los que se generan en sistemas de monocultivo, pero ello es a costa del rendimiento de la producción de arroz y viceversa.

    Arroz-cangrejo de las marismas-barbecho (o arroz-cangrejo de las marismas-fríjol de soya)

    El otro sistema de rotación de cultivos combina al cangrejo de las marismas en un sistema rotativo de arroz y en ocasiones de fríjol de soya. La principal diferencia en este sistema de rotación es que el arroz no se cultiva típicamente en el mismo campo por años consecutivos, para contribuir a controlar las enfermedades del arroz y la maleza a fin de lograr los máximos rendimientos del arroz. En el sistema de rotación arroz-cangrejo-arroz, el cultivo del cangrejo es subsecuente al del arroz; por lo tanto la producción del cangrejo no ocurre en el mismo sitio físico de un año a otro. Bajo este método, si se incorpora el cultivo de fríjol de soya, pueden realizarse tres cosechas por campo en un lapso de dos años. Dependiendo de diversos factores, algunos productores pueden elegir plantar diferentes cultivos (paja, pastura o sorgo) o, más comúnmente, sencillamente dejar el rastrojo del campo en vez de plantar fríjol de soya cuando concluye la cosecha del cangrejo de las marismas.

    El sistema de rotación de campos requiere abundante recurso tierra para posibilitar empalmar cultivos en diferentes campos dentro de la granja, y es el sistema predilecto de cultivo de los grandes productores comerciales de arroz. Esta estrategia de cultivo abarca gran parte de la superficie de Louisiana dedicada al cultivo del cangrejo de las marismas. Tiene varias ventajas sobre el sistema de rotación de cultivos en el mismo campo. Cada cosecha puede administrarse mejor y la temporada de producción del cangrejo de las marismas puede prolongarse. Por ejemplo, en lugar de drenar los estanques de cangrejo de las marismas a principios de la primavera, la cría del cangrejo de las marismas puede continuar hasta el fin de la primavera o el principio de verano, cuando se drena el estanque para plantar fríjol de soya (u otras cosechas), o aún más si se tienen planes de dejar el rastrojo en el campo. Además, mediante la rotación física de sitios cada año, la sobrepoblación del cangrejo rara vez llega a convertirse en un problema y la talla del cangrejo de las marismas suele ser mayor debido a la menor densidad de las poblaciones.

    Generalmente, los rendimientos del cangrejo de las marismas bajo este método de administración no son tan altos como los del monocultivo, pero con una adecuada administración, los rendimientos generalmente superan los 1 000 kg/ha. Algunas desventajas de este método de rotación relativo a la producción del cangrejo de las marismas en estanques permanentes o semi-permanentes son:
    • La necesidad de resembrar cada año.
    • Bajas densidades de población permanente.
    • Frecuentemente una cosecha tardía cuando los precios empiezan a declinar y el mercado es más difícil debido al abundante abasto.
    Suministro de alimento 
    Generalmente no se utiliza alimentación complementaria en la mayor parte de las granjas acuícolas dedicadas al cultivo de cangrejo de las marismas. Por el contrario, el cultivo de forrajes sirve para procurar la base de la alimentación con la cual el cangrejo satisface la mayoría de sus necesidades nutricionales. Fragmentos de plantas del cultivo de forrajes genera las bases de la cadena alimenticia necesaria para el sistema de producción basado en el aprovechamiento de detritos; el cangrejo está en la cima de la cadena alimenticia. Algunos elementoss nutricionales para los cangrejos jóvenes también se generan a partir de las partículas residuales asociadas a las actividades de cosecha.
    Técnicas de cosecha 
    La espesa capa de vegetación que cubre virtualmente toda el área del estanque, limita las opciones de cosecha. La cosecha mediante redes de cerco, método común a muchas prácticas acuícolas, no es eficiente. Adicionalmente, dado que el reclutamiento del cangrejo de las marismas es continuo durante la mayor parte de la temporada, se requieren cosechas regulares y frecuentes, a diferencia de las cosechas intermitentes más comúnmente empleadas para la mayoría de las especies de cultivo. Además, la presencia de cangrejos que apenas recientemente han mudado, hace indeseable el uso de métodos de cosecha más activos. Por lo tanto, esta industria depende únicamente en la técnica pasiva consistente en el uso de trampas encebadas.

    Se ha diseñado una jaula de malla de alambre, piramidal de tres lados para uso en aguas someras cuya operación es efectiva y eficiente. Esta trampa se coloca de manera vertical en el estanque con la punta por encima del nivel del agua. La punta está abierta, para facilitar el rápido retiro del cangrejo y la reposición de carnada y contiene un collar de retención para minimizar que los cangrejos se escapen, a la vez que sirve de asidera. La forma y medida de la malla de alambre utilizada para la construcción de la trampa determina el tamaño del cangrejo que se retendrá en ellas. La mayoría de las trampas generalmente se construyen con malla cuadrada de 1,9 cm de alambre recubierto de plástico que retienen cangrejo 12 g (aproximadamente de 70 mm de longitud total) y mayores; aunque las preferencias del consumidor son por los cangrejos mayores de 20 g.

    Se utilizan dos tipos de carnada para atraer al cangrejo de las marismas hacia la jaula–carnada natural de pescado, y carnada manufacturada por formulación del propietario. Si bien es más cara, es preferible la carnada natural de pescado y más efectiva en temperaturas del agua menores a 20 ºC. Las carnadas manufacturadas son más efectivas a temperaturas superiores a los 20 ºC. La mayoría de los regímenes de cebado con carnadas, se basan en la colocación de trampas cada 24 horas, si bien también se utilizan series de 12 y 48 horas (o de mayor duración).

    Las trampas de utilizan más eficientemente cuando se distribuyen por el estanque y se colocan en filas para facilitar la cosecha en lancha. La mayoría de los estanques comerciales mayores de 2 ó 3 ha se cosechan con el apoyo de lanchas motorizadas de fondo plano, diseñadas para aguas someras. Existen diversos diseños y formas de propulsión de las lanchas, pero los aparatos más empleados son embarcaciones de aluminio equipadas con una rueda hidráulica de metal que se coloca atrás de la lancha para empujarla o jalarla por el estanque. Un motor de gasolina en el interior de la lancha impulsa un sistema hidráulico. Comúnmente, la lancha se desplaza entre las filas de trampas y los pescadores (a veces dos) vacían las tramas y vuelven a colocar la carnada desde un lado de la lancha, frecuentemente sin detenerse totalmente ante cada trampa.

    La densidad de las trampas puede variar de 20-60/ha, dependiendo de la intensidad de operación. La cosecha inicia tan pronto se justifica la captura- generalmente de 2 a 4 meses después de inundar los campos. La frecuencia de captura y la duración también varía. Las trampas se vacían de 2 a 7 días por semana, frecuentemente de manera intermitente durante un lapso de 3 a 8 meses. La frecuencia y duración de la cosecha depende en gran medida del costo de la cosecha, los precios del mercado y la disponibilidad de captura. La captura diaria queda determinada por la densidad y la estructura de la población del cangrejo, el esfuerzo de captura, disponibilidad de alimentos, cantidad y calidad de la carnada y las condiciones ambientales, pero rara vez excede de 1,0 kg/trampa/día cuando es en forma sostenida.
    Manipulación y procesamiento 
    La mayor parte de la producción de cangrejo de las marismas se vendo a intermediarios mayoristas, especialmente en Louisiana, aunque una parte se vende directamente a los restaurantes y a los consumidores minoristas. En general, todas las ventas iniciales y una gran proporción de las ventas finales son de cangrejo vivo. El método preferido de transportación y almacenamiento del cangrejo es en costales plásticos de malla abierta, de aproximadamente 18 kg. Ese método es preferido por sobre el de contenedores rígidos, ya que se empaca fácilmente y se dañan menos entre sí con sus tenazas. El cangrejo de las marismas saludable puede almacenarse a temperaturas de entre 4 y 8 ºC, con humedad hasta por 6 ó 7 días sin mayor mortalidad.

    Dado que la demanda y el diferencial de precio del cangrejo vivo favorece a los animales grandes, la selección por tallas se ha convertido en una práctica de rutina para algunos mercados. Si bien la práctica es común, no hay una talla estándar preferida. Basado en diversas de condiciones de mercado y producción, el cangrejo de las marismas, se clasifica en dos o tres tamaños. Generalmente los cangrejos de mayor talla se venden a restaurantes de especialidades y los menores se procesan para extraer la carne abdominal o se mezclan con animales de menor tamaño para las ventas en volumen. Casi toda la clasificación se realiza en los puntos de ventas de mayoreo o en las plantas de procesamiento, utilizando seleccionadores para vegetales o construídos ex profeso. A los productores se les paga de acuerdo al rendimiento por talla; la categoría de mayor tamaño algunas veces alcanza un precio hasta cinco veces más alto por kilo, que la categoría de menor tamaño.
    Costos de producción 
    A pesar del volumen de producción y la importancia actual de la industria acuícola del cangrejo de las marismas, pocas personas viven exclusivamente del cultivo de esta especie; en general es una industria secundaria. Los productores de arroz constituyen la mayor parte de los productores comerciales de cangrejo, pero falta información sobre presupuestos detallados, amortización de los costos de producción de cada cosecha, etc. Además, dada la diversidad de las características del cultivo del cangrejo y la naturaleza secundaria de estas empresas, no se llevan registros detallados por lo que se desconocen los costos reales de producción. La cosecha es la parte que requiere mayor cantidad de mano de obra y por lo general entre un 50 y 70 por ciento del gasto directo total se asocia al proceso de cosecha. La mano de obra y la carnada constituyen los mayores costos de producción.
    Enfermedades y medidas de control
    Son raras las enfermedades graves en la acuicultura del cangrejo procambárido de las marismas. Algunos individuos ocasionalmente muestran síntomas de enfermedad, y no se han evidenciado epidemias en los estanques en tierra. Algunos agentes afectan ocasionalmente al cangrejo que afecten su mercadeo, generalmente como resultado de exoesqueletos sumamente manchados. Dada la insignificancia de las enfermedades en los cultivos en estanques, el manejo de las enfermedades no es deliberado. Las prácticas que evitan la escasez de alimentos, sobre población y falta de oxígeno (estresantes comunes) son las prácticas relativas al manejo de las enfermedades del cangrejo de las marismas a las que se les refiere como Manejo Mejorado (IH, por sus siglas en inglés) en la siguiente tabla. No obstante, debe resaltarse que se considera que todo el cangrejo de las marismas de Estados Unidos es un vector potencial de la plaga de hongo (Aphanomyces astaci), notable porque eliminó muchas de las poblaciones de cangrejo europeo nativo. Sin embargo, aunque son portadores, los cangrejos de las marismas normalmente no se ven afectados por el hongo.

    ENFERMEDADAGENTETIPOSÍNDROMEMEDIDAS
    Enfermedad del CaparazónChitinoclastic Bacterias Lesiones negras o café oscuro en el exoesqueleto Manejo Mejorado
    Septicemia bacteriana Vibrio mimicus; V. choleraBacteriasIndividuos letárgicos Manejo Mejorado
    Infecciones por HongosAphanomyces laevis, Fusarium and Ramularia spp. HongosHeridas por parásitos que infectan la cutícula y la carneManejo Mejorado
    Enfermedad de porcelana ThelohaniaMicrosporideos Apariencia lechosa del abdomenManejo Mejorado
    Infestaciones de Ecto-comensales Peritrichs and suctorians Protozoarios ectocomensales Infestaciones sobre branquias pueden incrementar la susceptibilidad a bajas concentraciones de oxígeno disuelto; disminución de la aceptación del mercado por infestaciones masivasManejo Mejorado
    Quistes parasitarios Southwellinia dimorphaParásito Los quistes se alojan en la porción anterior del abdomen, generalmente a lo largo del intestion; la aceptación en el mercado se ve afectada en casos severos.Manejo Mejorado
    Crecimiento sobre el CaparazónBranchiobdellidae y huevos de ciertos insectos hemípteros Ectocomensales La comercialización puede verse afectada en casos severosManejo Mejorado

    Expertos en patología

    Pocas personas se han especializado o tienen conocimientos profundos de las enfermedades del cangrejo, especialmente las relativas a las especies de procambáridos cultivados. Los pocos expertos generalmente laboran en laboratorios gubernamentales y/o universitarios en los estados del sureste de Estados Unidos en donde se produce comercialmente el cangrejo de las marismas. Las personas con la mayor experiencia en Procambarus clarkii son:
    Estadísticas
    Estadísticas de producción
     
    Hasta 2002 casi toda la producción acuícola registrada de esta especie, proviene de Estados Unidos. El nivel de producción de este país es extremadamente variable, dependiendo principalmente de las condiciones climatológicas. Por ejemplo, en el período 1993-2002, alcanzó niveles pico de 26 375 toneladas en 1995 y 27 825 toneladas en 2002 y por el contrario, caídas hasta 7 713 toneladas en 2000 y 13 847 toneladas en 2001. La producción de Estados Unidos volvió a crecer en 2003 hasta las 33 498 toneladas y se mantuvo en ese nivel durante 2004 pero tuvo una caída hasta 16 355 toneladas en 2005. En su pico más alto (2003), el valor de la producción del cangrejo de las marismas de Estados Unidos fue de 48,6 millones de USD, algo menor al valor de una producción de menor tonelaje del 2002 (50,4 millones de USD).

    En 2003, las estadísticas de la China presentadas a la FAO, empezaron a registrar una importante producción acuícola de cangrejo de las marismas. De aproximadamente 51 600 toneladas en 2003, se alcanzaron más de 88 000 toneladas en 2005, con un valor superior a 303 millones de USD, llevando a la producción global acuícola de esta especie, en ese año, a casi 105 000 toneladas. Sin embargo, existe controversia relativa a la producción reportada por China, en el sentido de que el total de su producción puede ser que no provenga exclusivamente de la acuicultura. Se espera que este dato se haya precisado cuando se realice la actualización de esta ficha técnica.

    Además de Estados Unidos y China, ningún otro país reportó producción acuícola de esta especie en 2005. No obstante, existen granjas en Kenya, Portugal y España y cuatro países (Costa Rica, México, España y Zambia) están presentes en el mapa de distribución geográfica de la acuicultura de esta especie en el mapa de esta ficha técnica ya que ellos habían reportado a la FAO producción de esta especie en años anteriores.
    Mercado y comercio
    La oferta de cangrejo de las marismas vivo, sea producto procedente de la acuicultura o de captura, en gran medida es estacional; los picos de cosecha en Louisiana se producen de marzo a junio. Históricamente, la mayor parte de la producción doméstica en Estados Unidos se consume en Louisiana y los estados circunvecinos, particularmente Texas, la costa del Golfo de Mississippi y la península de Florida. Debido a las áreas geográficas restringidas de producción, el abasto estacional, los precios inestable y aspectos culturales, las ventas de cangrejo han sido siempre limitadas internamente. Las ventas a nivel nacional se han incrementado en los últimos años, pero principalmente a partir de producto congelado y procesado. Las importaciones de P. clarkii vivo a algunos estados fuera del radio en el que es nativo, así como a otros países, están prohibidas por razones ecológicas.

    La demanda de cangrejo de las marismas vivo alcanza los precios más altos en el sur de Estados Unidos, pero cuando existe una sobreabundancia de este producto y se satura el mercado, el producto se procesa para su venta como producto fresco o congelado. Una presentación es el cangrejo entero preparado y congelado. El producto más popular, es cocinado, pelado a mano y con el abdomen desvenado (carne de la cola). Puede empacarse con o sin el hepatopáncreas, considerado como un ingrediente importante en la cocina típica de Louisiana (Cajun). Los rendimientos de la carne varían dependiendo de factores tales como la madurez sexual y la edad, pero en general la carne abdominal ya cocinada equivale al 15 por ciento del peso vivo. Los volúmenes de cangrejo de las marismas que se procesan en Louisiana varían cada año, pero en los últimos años, los volúmenes de carne de congraje importados de China han desplazado en gran medida la demanda del producto de Louisiana.

    La relación oferta y demanda se refleja en las variaciones semanales y anuales de precio durante la temporada de cosecha de cangrejo de las marismas en Estados Unidos. Por temporada, los precios pagados a los productores suelen ser mayores en invierno e inicios de primavera, cuando la oferta es relativamente baja. Los precios generalmente bajan de manera notoria a finales de primavera y durante el verano cuando se incrementa la producción de cangrejo coincidiendo con un incremento en la demanda de otros mariscos tales como el camarón y el cangrejo.
    Estatus y tendencias
    La acuicultura del cangrejo de las marismas, tal como se practica en el sur de los Estados Unidos, representa una de las oportunidades agropecuarias de mayor potencial en esa región. Al tiempo cuando las utilidades de las industrias agropecuarias se encuentran en declive, el potencial acuícola del cangrejo de las marismas continúa siendo fuerte. A pesar de no estar libre de dificultades y restricciones, la acuicultura del cangrejo de las marismas parece ser la opción para muchos productores que enfrentan problemas con sus cosechas, así como para el propietario de terrenos que desea incorporar usos del suelo alternativos o complementarios con actividades recreativas y ecológicas. Esta práctica acuícola extensiva continúa siendo una estrategia eficiente para los productores tradicionales y los de tiempo parcial, debido a que tiene bajos requerimientos de insumos y tecnología. A pesar de estos mínimos requerimientos, la acuicultura del cangrejo de las marismas también se adecúa a los productores progresistas que se percatan de los rendimientos potenciales cuando las operaciones se administran adecuadamente.

    Las perspectivas a largo plazo de la acuicultura del cangrejo de las marismas, especialmente de la manera en que se practica con base a sistemas forrajeros, es sólido dado que esta práctica posiblemente es uno de los modelos genuinos de acuicultura sustentable y de bajos insumos. En tanto que ningún sistema comercial agropecuario es absolutamente sostenible sin insumos adicionales, el cultivo del cangrejo de las marismas se aproxima a esta visión académica. Los sistemas de producción de cangrejo de las marismas, basados en forrajes, ejemplifican el aprovechamiento racional de los recursos con mínimos impactos ambientales, al tiempo que generan beneficios económicos sólidos a las comunidades. Además, estos sistemas de producción permiten que se generen humedales importantes, que son un importante hábitat para la vida silvestre y una adecuada reposición de las deterioradas zonas de humedal.

    La expansión global del cangrejo de las marismas en cultivos en estanques se debe a las preocupaciones asociadas a la introducción de especies exóticas en general y a esta especie en particular. El P. clarkii se ha introducido a varios países, generalmente con resultados negativos para el ambiente. La expansión de la producción a otras zonas fuera del sur de los Estados Unidos estará regulada por las oportunidades de mercado y posiblemente por tecnologías de procesamiento. Actualmente, el procesamiento del cangrejo de las marismas se desarrolla por medios no mecánicos, y posiblemente la tecnología de procesamiento constituya la clave para expandir su mercado en Estados Unidos.
    Principales asuntos
    En Louisiana y los estados circunvecinos, casi el 100 por ciento del P. clarkii se cultiva en estanques. La acuicultura de esta especie implica una mínima amenaza al ambiente. Esta especie es nativa de dicha región y las prácticas de manejo son relativamente benignas. Las aguas residuales del cultivo del cangrejo de las marismas generalmente es baja en nutrientes y en oxígeno, pero la turbidez y los sólidos en suspensión pueden ser elevados en ciertas épocas del año. Se han identificado Mejores Prácticas de Manejo (BMPs) que minimizan el impacto potencial de las aguas residuales sobre el ambiente; los productores las están adoptando de manera voluntaria. Además, los estanques de cultivo del cangrejo de las marismas sirven como humedales y habitats favorables a muchas especies como aves acuáticas y jadeantes, así como otros animales apreciados por sus pieles, además de generar mariscos de alta demanda y valor. La integración de la acuicultura del cangrejo de las marismas en tierras agropecuarias tradicionales también sirve como un método práctico para la conservación de tierra y agua.

    Surgen preocupaciones serias con la introducción de P. clarkii y otras especies de cangrejo en regiones que no constituyen su medio natural. El cangrejo de las marismas es sumamente resistente y de fácil adaptación habiendo creado severos trastornos ecológicos en diversos habitats o ecosistemas frágiles. Puede desplazar a algunas especies acuáticas de un ecosistema y causar daños irreversibles a especies vegetales y, según se ha observado en Europa, puede actuar como vector de enfermedades. Sus características de enterrarse en madrigueras también pueden dañar otros cultivos así como las estructuras de conservación del agua.

    Actualmente en China existe una población muy importante de cangrejo de las marismas, habiéndose expandido ampliamente en las regiones del sur. En tanto exista un mercado para esta especie, es previsible que su cultivo o captura continúen. No queda claro hasta qué grado pueda expandirse la acuicultura tradicional del cangrejo de las marismas debido a su baja productividad y a la aparente abundancia de poblaciones ferales. Se asume que muchas especies de peces piscívoros, aves y mamíferos se han visto diezmados en las aguas interiores de China, dejando grandes oportunidades para que prolifere el cangrejo de las marismas. Precisamente por la abundancia natural del cangrejo de las marismas, pareciera ser poco atractiva la acuicultura de esta especie- al menos en el corto plazo.
    Prácticas de acuicultura responsable
    Dado que el cangrejo de las marismas puede escapar fácilmente de las instalaciones acuícolas y establecer poblaciones en diversos habitats, frecuentemente dañando los ecosistemas acuáticos, y dado que pueden diseminar enfermedades tales como la plaga del hongo del cangrejos (Aphanomyces astaci), las actividades acuícolas no deberán desarrollarse en zonas donde no sea una especie autóctona o no se haya establecido. Las prácticas acuícolas responsables también deben incluir la incorporación de prácticas de conservación y Mejores Prácticas Ambientales (BMPs) para conservar los recursos (agua y energía) y evitar la contaminación por sus aguas residuales. Se recomienda adherirse al Código de Conducta de Pesca Responsable de la FAO.
    Referencias
    Bibliografía 
    Eversole, A.G. & McClain, W.R. 2000. Crawfish culture. In: Robert R. Stickney (ed.), Encyclopedia of Aquaculture, pp. 185-198. John Wiley & Sons, Inc., New York, New York, USA.
    Holdich, D.M. (ed.). 2002. Biology of freshwater crayfish. Blackwell Science Ltd., Oxford, England, 702 pp.
    Huner, J.V. 1994. Cultivation of freshwater crayfishes in North America. Section I. Freshwater Crayfish Culture. In: J.V. Huner (ed.), Freshwater Crayfish Aquaculture in North America, Europe, and Australia. Families Astacidae, Cambaridae, and Parastacidae, pp. 5-89. Haworth Press, Binghamton, New York, USA.
    McClain, W.R. 2006. Crawfish culture in forage-based production systems. In: A.M. Kelly and J. Silverstein (eds.), Aquaculture in the 21st Century, pp. 151-169. American Fisheries Society, Bethesda, Maryland, USA.
    McClain, W.R. & Romaire, R.P. 2004. Crawfish culture: a Louisiana aquaculture success story. World Aquaculture, 35(4):31-34.
    McClain, W.R., Romaire, R.P., Lutz, C.G. & Shirley, M.G. 2007. Crawfish production manual. Publication #2637. Louisiana State University Agricultural Center. Baton Rouge, Louisiana, USA. 57 pp.
    Momot, W.T. 1995. Redefining the role of crayfish in aquatic ecosystems. Reviews in Fisheries Science, 3:33-65.
    Romaire, R.P., McClain, W.R. & Lutz, C.G. 2004. Crawfish production: harvesting. SRAC Publication No. 2400. Southern Regional Aquaculture Center, Mississippi, USA. 6 pp.
    Romaire, R.P., McClain, W.R., Shirley, M.G. & Lutz, C.G. 2005. Crawfish aquaculture: marketing. SRAC Publication No. 2402. Southern Regional Aquaculture Center, Mississippi, USA. 8 pp.
    Thune, R. 1994. Cultivation of freshwater crayfishes in North America. Section III. Diseases of Louisiana Crayfish. In: J.V. Huner (ed.), Freshwater Crayfish Aquaculture in North America, Europe, and Australia. Families Astacidae, Cambaridae, and Parastacidae, pp. 117-135. Haworth Press, Binghamton, New York, USA.
    Vínculos relacionados
     
    Powered by FIGIS