1. Identidad
    1. Rasgos biológicos
    2. Galería de imágenes
  2. Perfil
    1. Antecedentes históricos
    2. Principales países productores
    3. Hábitat y biología
  3. Producción
    1. Ciclo de producción
    2. Sistemas de producción
    3. Enfermedades y medidas de control
  4. Estadísticas
    1. Estadísticas de producción
    2. Mercado y comercio
  1. Estatus y tendencias
    1. Principales asuntos
      1. Prácticas de acuicultura responsable
    2. Referencias
      1. Vínculos relacionados
    Identidad


    Venerupis pullastra  Montagu, 1803 [Veneridae]
    FAO Names:  En - Pullet carpet shell,   Fr - Palourde bleue,  Es - Almeja babosa
       
    Rasgos biológicos
    Concha sólida, equivalva; inequilateral, con picos en la mitad anterior; perímetro abiertamente ovalado. El inserto del ligamento no se encuentra escondido, cuerpo elíptico, ancho, café, arqueado, que se extiende casi hasta la mitad del margen posterior. Lúnula alongada en forma de corazón, de color clara aunque no está bien definida, con crestas radiales de color café claro y oscuro. Escudo reducido a un mero borde de la región posterior del ligamento. En la superficie se distinguen ligeras líneas paralelas al borde de la concha. Etapas de crecimiento definidas. Seno palial relativamente profundo, aunque no se extiende más allá del centro de la concha; deja un espacio con forma de cuña entre su extremidad inferior y la línea palial. Margen suave. Color gris a cremoso con bandas de color más oscuro. Sifones adheridos a todo lo largo; esta característica distingue a la especie de la Ruditapes decussatus.
    Galería de imágenes
    Venerupis pullastraVenerupis pullastraCosecha de Almeja babosaCosecha de Almeja babosa
    Perfil
    Antecedentes históricos
    La cosecha de Venerupis pullastra se lleva a cabo principalmente en España, Italia, Portugal y Francia. En España, los primeros registros de pesca y consumo de molusco del siglo XVI, tratan principalmente del ostión plano y en menor medida de las almejas, pero sí se menciona la venta de almejas en Portugal y otros lugares. El cultivo intensivo de almejas comenzó en 1926 y 1927. Se cavaba indiscriminadamente, ya que los pescadores usaban herramientas prohibidas y tomaban almejas de todos tamaños.

    A pesar de las grandes cosechas, su repoblamiento es rápido. En 1948, se estimó que las poblaciones de Ruditapes decussatus y Venerupis pullastra en Ría del Burgo (España) se recuperaron en menos de un año, pasando de una densidad de 1-5 a 30-50 almejas/m2. Hacia 1956, la producción de almeja en Galicia alcanzó el 60 por ciento de la producción nacional. En aquel entonces, 250 barcas capturaban bivalvos cerca de San Simón en la ría de Vigo; cada una capturanba de 10 a 12 kg de V. pollastra por día (unos 2 500 kg en total). La temporada se extiende de Octubre a Marzo; en regiones más cercanas a la boca de la Ría trabajaban 60 barcos alcanzando una producción de 3 000 kg por día. Estas diferencias se asocian con la gran mortandad que ocurrió al interior de Ría de Vigo, debido a las lluvias que produjeron una reducción de la salinidad. En los años siguientes, la producción ha variado, siendo escasa la información estadística sobre la producción total. Sin embargo, la captura sistemática de las poblaciones silvestres condujo a su casi exterminio y a la diversificación en la captura de otras especies, incluyendo V. rhomboideus así como en la búsqueda de nuevos bancos. De 1985 a 1986, la producción de las almejas V. pullastra y V. rhomboideus, tanto de captura como de acuicultura, alcanzó las 1 700 toneladas.
    Principales países productores
    La Venerupis pullastra se cosecha principalmente en España, Portugal, Francia e Italia. En España y Portugal, la captura de almeja se centra en tres especies: Ruditapes decussatus, conocida localmente como 'almeja fina'; Venerupis pullastra, llamada 'almeja babosa'; y V. rhomboideus, llamada 'almeja rubia'. La producción total de las cosechas de bancos naturales en las bahías gallegas se estimó en 2 000 toneladas en 1990. Otras áreas de producción son Cádiz y Huelva, al sur de España.

    Principales países productores de Venerupis pullastra (Estadísticas de Pesca FAO, 2006)
    Hábitat y biología
    La almeja babosa vive enterrada en arena y lodo arcilloso. Es un molusco bivalvo lamelibranqueo que filtra agua a través de sus dos sifones (uno de entrada y otro de salida), capturando la materia orgánica (desechos) y fitoplancton como alimentos. Las branquias son dos pares de placas compuestas por filamentos. Las almejas viven en las playas arenosas de las rías (valles ribereños inundados). La Venerupis pullastra se entierra en la arena, grava o fondos lodosos, generalmente a partir del límite de la bajamar hasta una profundidad de 40 m. Sus sexos están diferenciados, aunque algunas veces se pueden encontrar hermafroditas. La reproducción es externa y se lleva a cabo durante el verano, en el medio silvestre y/o en criaderos. En primavera, las almejas pueden ser condicionadas artificialmente para el desove mediante la elevación de la temperatura del agua y suministro de abundante alimento. Las larvas nadan libremente durante 10 a15 días antes de la fijación de la semilla en la arena y sustrato de lodo arcilloso.
    Producción
    Ciclo de producción

    Ciclo de producción de Venerupis pullastra

    Sistemas de producción
    Suministro de semilla 
    Los acuicultores obtienen su semilla de sus propios parques (fondos protegidos) o de las poblaciones silvestres durante la primavera. Cavan la semilla con arena utilizando una pequeña pala, la tamizan para separar la semilla, la llevan a sus parques de crecimiento o áreas de engorda y la distribuye a densidades de aproximadamente 800 almejas/m2. También pueden desenterrar almejas adultas de las radas de los puertos y transferirlas a sus parques. Periódicamente deben limpiar los parques de depredadores y lodo.
    Producción en viveros 
    La semilla también puede obtenerse en criaderos, donde se mantienen reproductores de no más de 40 mm por 30 a 40 días a una temperatura de 20 °C. Los reproductores son alimentados con algas unicelulares hasta la inducción de la liberación de los gametos. La liberación de los gametos puede inducirse aumentando la temperatura de 10 a 26 °C, manteniéndola durante 30 minutos y luego reduciéndola a 15 °C durante varios minutos; el ciclo de aumentar la temperatura a 26 °C y luego disminuirla se repite hasta que los gametos son liberados. También puede ayudar a la liberación el agregar esperma de un animal sacrificado. La fertilización ocurre en pequeños contenedores donde los animales se mantienen aislados entre sí. Los huevos se tamizan a través de una malla de 40 µm, y son transferidos a un tanque de 10 litros, donde la larva veliger aparece después de 48 horas. Las larvas se recolectan en una malla de 40 µm y son criadas en densidades de 3 000 larvas/litro. Son alimentadas con algas unicelulares diariamente durante la primera semana y después cada dos días hasta que ocurre la metamorfosis.
    Criadero 
    Las almejas pueden ser criadas en incubadoras o laboratorios dentro de invernaderos, con alimentación controlada utilizando algas unicelulares, o criadas en contenedores de malla sobre mesas de cultivo. Alternativamente se puede bombear agua controlada ambientalmente en tanques interiores donde las almejas se colocan en contenedores cilíndricos de cerca de 50 cm de diámetro y 20 cm de alto, con un fondo de malla rígida.
    Técnicas de engorda 
    Las técnicas de cultivo son sencillas, consistentes en sembrar juveniles de almeja; el mantenimiento constante del sustrato; evitar algas y depredadores como cangrejos y estrellas de mar; oxigenar el sustrato con palas y rastrillos y descartar las algas; y mantener una densidad apropiada. El crecimiento requiere que las almejas estén sumergidas; al mantenerse enterradas se reducen las posibilidades de malformación de las conchas. La mayoría de las almejas se sumergen en el sustrato una hora después de la siembra. Las almejas pueden colocarse en camas sin más control que la limpieza periódica o en estructuras como redes que minimizan el impacto de los depredadores pero aumentan los costos de mantenimiento. En resumen, las técnicas de cultivo son sencillas.
    Técnicas de cosecha 
    En Galicia (España), los pescadores cosechan almejas caminando en las zonas intermareales, empleando palas especiales; otras veces, utilizan los mismos rastrillos que se utilizan para la limpieza de los bancos. Las almejas también pueden cosecharse desde los botes, los cuales varían en tamaño entre menos de 1 tonelada y 12 toneladas. Algunos son propulsados por remos y otros a motor. Se utilizan varias herramientas, incluyendo el rastro y el raño (rastrillo), los cuales operan desde los barcos con ayuda de una manivela. La estación de veda es de marzo a octubre y la talla mínima permitida para Venerupis pullastra es de 25 mm. Algunas regiones gallegas tienen fondos protegidos llamados parques para el cultivo extensivo de almejas.
    Manipulación y procesamiento 
    Los pescadores llevan sus almejas a estaciones de depuración donde se les coloca en tanques durante al menos 42 horas. Las almejas se empacan en bolsas de red de 0,5 - 1 y 2 kg, y se destinan para enlatados o para su consumo en fresco. Se transportan en camiones refrigerados para mantener su temperatura a 3-10 °C; las almejas tienen una vida de anaquel de 5 días.
    Costos de producción 
    Los costos de producción están influenciados por el entorno socio-económico y el tamaño de las semillas. Si el tiempo de cría comienza en la primavera, la cosecha ocurre a fines del otoño y principios del invierno del año siguiente. Los factores importantes en los costos totales son la renta de zonas concesionadas y el pago de derechos por explotación de las instalaciones de incubadoras, criaderos, herramientas de manejo y cosecha y la mano de obra.
    Enfermedades y medidas de control
    ENFERMEDADAGENTETIPOSÍNDROMEMEDIDAS
    Perkinsosis; enfermedad de Perkinsus en almejaPerkinsus olseni; P. atlanticusParásito protistaQuistes o nódulos lechosos visibles en las branquias, pie, intestino, glándula digestiva, riñón, gónada y manto de las almejas infectadas; puede inducir mortandad masivaLas almejas de zonas con registro de infección no deben transplantarse; reducir la densidad
    Enfermedad viral Icosahedrica de la almeja babosa Organismo icosahédrico tipo virus Virus El impacto en el hospedador no se puede describir específicamente pero la mortandad puede ser importanteNo se conocen
    Enfermedad de anillo caféVibrio tapetisBacteria Las bacterias se adhieren a la superficie de la lamina periostracal en el borde del manto de la concha y coloniza de manera progresiva la secreción, causando depósitos cafés de materia orgánica (conquiiolina) adhiriéndose al interior de la concha; se distorsiona el proceso normal de calcificación; se detiene el crecimiento.Las almejas de zonas con registro de infección no deben ser trasplantadas; reducir la densidad
    Infestación de ciliados Trichodina sp. Trichodinid ciliate La mayoría de las infecciones son inocuas; la intensidad de la infección es reducida cuando los cilidados se adhieren o se localizados cerca del manto, a lo largo de los sifones o en la superficie de las branquiasNo se conocen métodos de prevención o control
    Infestación de turbelaria Paravortex sp. Gusano plano parásitoNo se conocen los efectos en las almejas infectadas; se piensa que se pasan libremente de la cavidad del manto al canal alimentario; se observa en la superficie de las branquias, rara vez en el lumen del riñón; probablemente se encuentre en el intermedio entre un parásito y un endocomensalLa prevención y el control no son prácticos
    Infestación de TremátodosCercarias y metacercarias no identificadasTremátodos Normalmente inocuasLa prevención y el control no son prácticos

    Entre las especies bivalvas en competencia con Venerupis pullastra se encuentran Venerupis rhomboideus, Venerupis aurea, Ruditapes decussatus, Dosinia exoleta y Tellina incarnata. Los principales depredadores son el cangrejo costero (Carcinus maenas); estrellas (Asteria rubens y Marthasterias glaciais); gasterópodos (Natica sp.); y aves (Larus sp.). Un cangrejo costero (6,5 cm de ancho) puede consumir 5 a 6 almejas al día. En algunas áreas de cultivo se utilizan redes para controlar a los depredadores.

    Expertos en patologías:

    Dr. Antonio Figueras
    Instituto Investigaciones Marinas, CSIC
    Spanish National Reference Laboratory for Mollusc Diseases
    Eduardo Cabello 6
    36208 VIGO
    Spain
    Teléfono: +34 986 21 44 62
    Facsímil: +34 986 292 762
    Send an email
    Dr. Isabelle Arzul
    IFREMER, Laboratoire de Génétique et Pathologie
    BP 133
    17390 La Tremblade
    France
    Teléfono: +33 5 46 36 98 43
    Facsímil: +33 5 46 36 37 51
    Send an email
    Dr. E.M. Burreson
    Director for Research and Advisory Services
    Virginia Institute of Marine Science
    College of William and Mary
    P.O. Box 1346 Gloucester Point
    VA 23062
    United States of America
    Teléfono: +1 804 684 7015
    Facsímil: +1 804 684 7097
    Send an email
    Dr. S. Bower
    Department of Fisheries and Oceans Pacific Biological Station
    3190 Hammond Bay Road
    Nanaimo
    British Columbia V9R 5K6
    Canada
    Teléfono: +1 250 756 7077
    Facsímil: +1 250 756 7053
    Send an email
    Dr. Jorge Cáceras Martínez
    Instituto de Sanidad Acuícola, A.C.
    Calle 9 y Gastelum # 468,13,14. CP. 22800
    Ensenada Baja California
    Mexico
    Teléfono: +52 646 1783473
    Facsímil: +52 646 1783473
    Send an email
    Estadísticas
    Estadísticas de producción
     
    Los niveles de producción en España variaron de 1 900 a 3 100 toneladas/año de 1996 a 2002, cuando decayó a sólo 50 toneladas. Para 2004, la producción se recuperó alcanzando las 300 toneladas, posiblemente debido a problemas de enfermedades, especialmente la enfermedad del anillo café, y una pobre administración. Se ha reportado una producción limitada en Portugal, que nunca ha superado las 2 toneladas/año.
    Mercado y comercio
    Todas las almejas (Ruditapes decussatus, conocida localmente como 'almeja fina'; Venerupis pullastra, llamada 'almeja babosa'; y Venerupis rhomboideus, llamada 'almeja rubia') cosechadas en Galicia son valiosas y la V. pullastra es considerada un alimento tradicional. La calidad de V. pullastra es similar a la de otras especies, pero su vida de anaquel es menor. Esto se debe a que su hábitat es de mayor profundidad y falta de exposición a la marea baja. Por estas razones, su vida de anaquel y su precio de mercado son más bajos que los de otras especies. Los precios varían de acuerdo con su abundancia en el mercado. En 2005, el precio para V. pullastra viva en España fue de 10 EUR/kg.
    Estatus y tendencias
    La historia de las pequerías de moluscos en Galicia, España, muestra que los moluscos se manejaban de manera inadecuada y esto ha afectado a varias especies. La primera en se exterminada fue el ostión plano (Ostrea edulis); posteriormente comenzó la búsqueda de otros bivalvos, incluyendo almejas, y conforme la Ruditapes decussatus se hacía más escasa, comenzó la búsqueda de Venerupis pullastra. Actualmente, las poblaciones de otros bivalvos comerciales están decayendo. Además de la sobrepesca intensiva, las almejas han decaído por el aumento en contaminación y el crecimiento de puertos y áreas urbanas, los cuales degradan su hábitat.
    Principales asuntos
    El futuro de la producción de moluscos en Galicia necesita planearse como un programa integral de reorganización que incluya los siguientes aspectos:
    • Reorganización de los cosechadores y la estructura de mercado para mejorar su responsabilidad y maximizar sus ganancias.
    • Creación de áreas protegidas para la recuperación y crecimiento de las poblaciones naturales.
    • Creación de un programa general para el tratamiento de aguas residuales de las áreas industriales y urbanas.
    • Establecimiento de un proyecto permanente sobre el estudio de la dinámica poblacional de las almejas, así como de su biología para mejorar la genética.
    • Difusión de un programa popular para la protección y consumo de moluscos bivalvos.
    • Creación de un programa especial de investigación sobre patología de moluscos.
    Prácticas de acuicultura responsable
    No se han esclarecido efectos negativos en otras especies, pero deben llevarse a cabo prácticas acuícolas responsables (ver Temas Principales).
    Referencias
    Bibliografía 
    Abella, E., Martinez, M., Sebe, M., Alcalde, A., Mosquera, P. & Parada, J. 2001. Experiments on the culture of the clam (Venerupis pullastra): Nursery and growth in Ria de Arousa, Galicia, Spain. In: H.F. Barber & M.I. Lopez.(eds.), Actas del VII Congreso Nacional de Acuicultura, pp. 118-122. Dirección General de Universidades e Investigacion Consejeria de Educación Cultura y Deportes Gobierno de Canarias: Instituto Canario de Ciencias Marinas (CCM), Spain.
    Arnaiz, R. & De Coo, A. 1977. Artes de marisqueo usadas en la ria de Arosa. Plan de Explotacion Marisquera de Galicia. Santiago, Galicia, Espana. 102 pp.
    Cáceres-Martínez, J. & Figueras, A. 1997. The mussel, oyster, cockle, clam and pectinid fisheries in Spain. NOAA Technical Report NMFS 129:165-190. NOAA/NMFS, Washington DC., USA.
    Ferreira, E. P. 1988. Galicia en el comercio maritimo medieval. Fundacion 'Pedro Barrie de la Maza'. Coleccion de Documentos Historicos. 903 pp.
    Figueras, A. 1956. Moluscos de las playas de la ria de Vigo. I. Ecologia y distribucion. Investigacion Pesquera, 5:51-88.
    Figueras, A. 1957. Moluscos de las playas de la ria de Vigo. II. crecimiento y reproduccion. Investigacion Pesquera, 7:49-97.
    Figueras, A., Robledo, J.A. & Novoa, B. 1992. Occurrence of Haplosporidian and Perkinsus-like infections in carpet-shell clams, Ruditapes decussatus (Linnaeus, 1758), of the Ría de Vigo (Galicia, NW Spain). Journal of Shellfish Research, 11(2):377-384.
    Figueras, A., Robledo, J.A.F. & Novoa, B. 1996. The brown ring disease in clams (Ruditapes decussatus and R. philippinarum) from Spain and Portugal. Relation with parasitism. Journal of Shellfish Research, 15(12):1-6.
    Navaz y Sanz, J.M. 1942. Estudio de los yacimientos de moluscos comestibles de la ria de Vigo. Instituto Espanol de Oceanografia, 16:74.
    Novoa, B. & Figueras, A. 2000. Viral like particles associated to mortalities of carpet shell clam (Ruditapes decussatus). Diseases of Aquatic Organisms, 39(29):147-149.
    Novoa, B., Luque, A. Borrego, J.J. & Figueras, A. 1998. Characterization and infectivity of four bacterial strains isolated from brown ring disease affected clams. Journal of Invertebrate Pathology, 71:34-41.
    Novoa, B., Ordás, C. & Figueras, A. 2002. Hypnospores detected by RFTM in clam (Ruditapes decussatus) tissues belong to two different organisms, Perkinsus atlanticus and a Perkinsus-like organisms. Aquaculture, 209:11-18.
    Ordás, M.C. & Figueras, A. 2001. Histopathology of the infection by Perkinsus atlanticus in three clam species (Ruditapes decussatus, R. philippinarum and R. pullastra) from Galicia (NW Spain). Journal of Shellfish Research, 20(3):1019-1024.
    Ordás, M.C., Ordás A., Beloso, C. & Figueras, A. 2000. Immune parameters in carpet shell clams naturally infected with Perkinsus atlanticus. Fish and Shellfish Immunology, 10(7):597-609.
    Vilela, H. 1950. Vida bentonica de Tapes decussatus (L.). Travaux de la Station de Biologie Maritime de Lisbonne, 53:1-114.
    Vínculos relacionados
     
    Powered by FIGIS