FAO>Pesca y Acuicultura
FAO de la O.N.U
EnglishFrançaisРусский
Las fronteras mostradas y los nombres y las designaciones empleados en este mapa no implican, por parte de la FAO, juicio alguno sobre la condición jurídica de países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. Las líneas discontinuas en los mapas representan fronteras aproximadas respecto de las cuales puede que no haya todavía pleno acuerdo.

Parte I Visión sintetica y principales indicadores

  1. Perfil del país
  2. Datos geográficos generales y indicadores económicos
  3. Estadísticas de pesca de la FAO

Parte II Presentación (2018)

  1. Sector de la producción
    • Subsector de la pesca marítima
      • Perfil de las capturas
      • Puntos de desembarque
      • Prácticas y sistemas de pesca
      • Principales recursos
      • Ordenación aplicada a las principales actividades pesqueras
      • Comunidades de pescadores
    • Subsector de la pesca continental
      • Perfil de las capturas
      • Puntos de desembarque
      • Prácticas y sistemas de pesca
      • Principales recursos
      • Ordenación aplicada a las principales actividades pesqueras
      • Comunidades de pescadores
    • Subsector de la acuicultura - NASO
    • Subsector de la pesca recreativa
  2. Sector de postcaptura
    • Utilización del pescado
    • Mercados del pescado
  3. Contribución socio-económica del sector pesquero
    • Función económica de la pesca en la economía nacional
    • Comercio
    • Seguridad alimentaria
    • Empleo
    • Desarrollo rural
  4. Tendencias, asuntos y desarrollo
    • Limitaciones y oportunidades
    • Políticas y estrategias de desarrollo del gobierno y el sector privado
    • Investigación, educación y capacitación
      • Investigación
      • Educación y capacitación
  5. Instituciones del sector pesquero
  6. Marco jurídico
    • Marco jurídico regional e internacional
  7. Anexos
  8. Referencias

Información adicional

  1. Bases de datos temáticas de la FAO
  2. Publicaciones
  3. Archivo de Reuniones y Noticias

Parte I Visión sintetica y principales indicadores

La Parte I del Perfil sobre la Pesca y la Acuicultura ha sido preparada utilizando la información más actual disponible en los Perfiles de País de la FAO y en los programas de Estadística disponible al momento de la publicación. Algunas inconsistencias podrían explicarse a partir del hecho que dicha información podría haber sido generada en momentos distintos.

Perfil del paísPrepared: February, 2018.

El sector pesquero panameño contribuye a la oferta de alimentos y a la seguridad alimentaria, esto último especialmente en zonas costeras y alejadas de los centros urbanos. En muchas zonas costeras la pesca constituye el único medio de vida para miles de personas ocupando aproximadamente 44 800 personas en el país, de las cuales alrededor del 11 por ciento corresponden a pesca en aguas continentales y el resto a pesca marina. El consumo anual de pescado por habitante ha sido entre 10 y 14 kg en los últimos 10 años, siendo uno de los más altos de Centro América. El impacto del sector sobre el balance de divisas es altamente positivo y los productos pesqueros son el segundo rubro de exportación después del banano. Las exportaciones de productos pesqueros alcanzaron un máximo de USD 439 millones en 2004, bajando a USD 177 millones en 2016. Por su parte, en 2018 las importaciones fueron de USD 73 millones.

Las capturas totales fueron de 144 450 toneladas en 2016. La mayoría de las actividades pesqueras tienen lugar en la costa del Pacífico donde reside 80 por ciento de la población del país. Casi todas las capturas del Pacífico están constituidas por dos grupos de especies: atún (54 por ciento) y pequeños pelágicos (43 por ciento) que abastecen la industria de harina de pescado. Además, hay capturas en otras áreas (por ejemplo en el Atlántico centro-oriental) procedentes de barcos con bandera panameña.Panamá es reconocido mundialmente como destino de primera clase para varias especies de peces de gran valor para la pesca deportiva, incluyendo los peces picudos. Panamá ha prohibido el uso de palangres por embarcaciones industriales, para fomentar la pesca deportiva.

La estructura de la industria pesquera panameña es compleja y variada. La flota abarca embarcaciones desde las pequeñas artesanales (cayucos, botes y lanchas) hasta buques industriales. En 2016, la flota artesanal marina incluía unas 9 915 embarcaciones de menos de 18 m que emplean principalmente redes agalleras y el palangre. Por su parte, la flota industrial registraba un total de 184 embarcaciones de 18 a 24 m. En la actualidad, Panamá registra una flota atunera de 552 buques, con 383 en la IATTC, 7 en la IOTC, 112 en ICCAT y 110 la WCPFC. Algunos de los buques están autorizados para operar en múltiples áreas. El 95 por ciento son palangreros y el resto son cerqueros o de redes agalleras. Existe una flota dedicada a la pesca continental en el Lago Bayano que en 2015 se componía de 205 embarcaciones de pequeño tamaño (hasta 6 m), y que emplea redes agalleras para la captura principalmente de tilapia para exportación. Prácticamente todos los segmentos de flota y de procesamiento abastecen tanto el mercado interno como externo. El empleo total reportado en 2015 fue de 43.641 personas en pesquerías continentales, marinas y acuicultura. De estos, 5750 personas estaban empleadas en pesquerías continentales, cerca de 37000 en pesquerías marinas costeras, 10% empleadas en pesca de altura y circa de 614 personas estaban empleadas en acuicultura. Del total de trabajadores en la acuicultura, el 11% son mujeres.

Panamá fue un país pionero en el desarrollo de la camaronicultura en América Latina siendo el principal productor de Centro América hasta fines de la década de los 80, para luego ser sobrepasado considerablemente por países vecinos. Panamá también se ha destacado en el desarrollo de la acuicultura de agua dulce a través de la implementación de modelos de desarrollo acuícola integrado con la producción rural. La producción acuícola en 2016 fue de 8 800 toneladas de las cuales 7 500 toneladas fueron de camarón patiblanco de cultivo y cobia (1 200 toneladas).
 
Datos geográficos generales y indicadores económicos

Table 1 - General Geographic and Economic Data - Panamá

    Source
Shelf area 40,712 km2 http://www.seaaroundus.org
Length of continental coastline 2 490 Km http://world.bymap.org/Coastlines.html
Fisheries GDP (year) N/A  


Estadísticas clave

Población-Estimaciones3988FAOSTAT. Datos oficiales, 2019
Superficie de la Zona económica exclusive (ZEE)332 707km2VLIZ
GDP (current US$)62 284millonesBanco Mundial. 2017
GDP per capita (current US$)15 196US$Banco Mundial. 2017
Agriculture, forestry, and fishing, value added2.36% of GDPBanco Mundial. 2017

Fuente: Perfiles de países de la FAO

Estadísticas de pesca de la FAOTable 2 in this section is based on statistics prepared by the FAO Fishery Information, Data and Statistics Unit and disseminated in 2018. The charts are based on the same source but these are automatically updated every year with the most recent statistics.



Table 2 — FAO fisheries statistics - Panamá

      1980 1990 2000 2010 2015 2016 2017
EMPLOYMENT (thousands)              
  Aquaculture 0.00 0.00 0.00 0.92 0.61
  Capture 6.00 8.50 13.06 44.78 43.03
    Inland 0.00 0.00 0.00 4.80 5.75
    Marine 6.00 8.50 13.06 39.98 37.28
                   
FLEET(thousands boats) 6.19 11.47 10.68
                   
Source: FAO Fishery and Aquaculture Statistics
1) Due to roundings total may not sum up




Please Note:Fishery statistical data here presented exclude the production for marine mammals, crocodiles, corals, sponges, pearls, mother-of-pearl and aquatic plants.

:
:
:
:
:
:
:
:
:

Actualizado 2018Parte II Presentación

La Parte II del Perfil sobre la Pesca y la Acuicultura proporciona información adicional basada en fuentes nacionales y de otros orígenes, y válida en el momento de su preparación (véase el año de actualización arriba). Las referencias a estas fuentes se citan en la medida de lo posible.

Sector de la producción

Históricamente la explotación de los recursos acuáticos ha dado grandes beneficios a Panamá en términos de seguridad alimentaria, ingresos económicos y como fuente de empleo. Actualmente esta situación se ve amenazada por el avanzado estado de explotación en que se encuentra la mayoría de los recursos tradicionales y el limitado control que se logra ejercer sobre el esfuerzo pesquero como resultado de un marco jurídico inadecuado y la limitada capacidad de seguimiento a las normativas de ordenación. Desafortunadamente no se cuenta con suficientes datos científicos, a razón de una debilidad institucional en la recolecta y capacidad de análisis de información pertinente, para determinar el estado de los recursos acuáticos con la precisión requerida para una ordenación efectiva y equitativa. Lo que empezó en los años 50 con un esfuerzo plenamente industrial (pequeños pelágicos y camarón), se ha convertido en un sector muy dinámico, dividido en varios subsectores, cada uno con sus características muy particulares.

La vigente Ley de Pesca de 1959 ha dado lugar a un crecimiento del esfuerzo pesquero artesanal sin el debido control y seguimiento. El libre acceso a los recursos pesqueros ha provocado una carrera por pescar donde principios económicos prevalecen sobre los ecológicos, y que fomentó una sobre capitalización en medios de producción. Actualmente los rendimientos por unidad de producción siguen un espiral descendiente y desalientan inversiones en tecnología moderna e innovación. Para la iniciativa privada es importante que dentro de la política pesquera de aprovechamiento sostenible esté contemplado que los subsectores de pesca y acuicultura se pueden seguir desarrollando a mediano y largo plazo como actividades económicas estables para que aporten beneficios socio-económicos óptimos para el país. A pesar de no recibir el debido reconocimiento y acompañamiento oficial, hay también sub-sectores que demuestran una evolución muy positiva, como son la pesca deportiva y recreativa, y la acuicultura comercial.

Panamá cuenta también con una flota pesquera internacional que opera baja la bandera de Panamá en aguas internacionales. Las operaciones de esta flota le han causado bastantes problemas a nivel internacional a Panamá en relación con el tema de INDNR, sin embargo, se espera que con la firma de Acuerdo sobre las Medidas del Estado Rector del Puerto, mejora el control sobre esto tipo de pesca.

Durante las décadas pasadas, la administración de los recursos acuáticos ha sido parte del mandato de varios ministerios, antes de establecerse Finalmente Como Una Institución Autónoma Autoridad De Los Recursos Acuáticos De Panamá ,(ARAP) en el año 2006. Desafortunadamente, cada uno de estos ministerios, se ha quedado con una parte del mandato sobre la actividad pesquera y los ecosistemas pertinentes. Igualmente, con la reciente (2016) creación del nuevo Ministerio del Ambiente, la responsabilidad sobre la zona marina costera pasó de la ARAP a este nuevo ministerio. Esta situación ha tenido repercusiones para el alcance del mandato y la capacidad técnica de la institución que se manifiesta en una gestión que no ha logrado asegurar el óptimo aprovechamiento de estos recursos renovables en el cual los principios de sostenibilidad, transparencia y gobernanza deben prevalecer.

En general, los pocos datos disponibles indican que en los últimos años la pesca de extracción ha experimentado un notable descenso en los volúmenes y valor económico de su producción. Sobre el conjunto de las condiciones que han llevado a esta situación, y el peso de cada uno de ellas, aún no hay consenso, pero los resultados son muy visibles y confirmados por los usuarios. Sin embargo, pese a la crisis que enfrenta el sector desde 2009, continúa generando un aporte socio-económico significativo al sector primario y a la economía nacional.

Subsector de la pesca marítimaPerfil de las capturas

En la actualidad, la flota de la pesca comercial industrial consiste de barcos camaroneros, bolicheros, así como barcos palangreros, estos últimos se dedican a la pesca de pargo, mero, tiburón, dorado y atún. También existe una pesquería de doncella y pajarita por embarcaciones de arrastre de media agua, que son en su mayoría barcos camaroneros que aprovechan el período de veda de camarones, para cambiar de método y arte de pesca. La reciente diversificación en la pesca industrial se da en barcos palangreros que desarrollan actividades de pesca, principalmente dirigida al dorado y el atún. Adicionalmente, se ha formado una flota palangrera de embarcaciones semi-industriales con ayuda mecánica, que ejercen un esfuerzo de pesca importante sobre pargo, mero y tiburón. La pesca de tiburón tuve que adaptarse después de 2005 y poner en práctica lo legislado sobre el aleteo del tiburón.

La pesca de arenque y anchovetas es realizada por naves llamadas bolicheras. Su captura es utilizada casi exclusivamente para la reducción. Las capturas anuales fluctúan bastante pero el promedio anual está en el orden de 120 000 toneladas. La flota consiste de un máximo de 30 embarcaciones por decreto y el área principal de pesca está en la Bahía de Panamá, aunque muy recientemente fue autorizada otra planta de harina de pescado y con esto la cantidad de embarcaciones incrementará.

La pesca de arrastre del camarón que pesca varias especies de camarón, con el camarón blanco como la más lucrativa, ha ido en descenso. También los recursos de las especies de camarón titi, rojo y fiel están a la baja. El número de barcos camaroneros ha bajado de unos 249 en 2005 a menos de 190 en 2015, por los malos rendimientos. La mayoría de estas naves son de edad avanzada. También se ha tomado medidas para la reducción del esfuerzo pesquero a través de vedas y la limitación de días de pesca.

La pesca artesanal opera en todas las aguas de la República y existe gran rivalidad por los recursos entre la pesca industrial y la artesanal, y entre los pescadores artesanales de las diferentes zonas. La pesca artesanal se ha expandido significativamente aprovechando el acceso abierto y la falta de herramientas contundentes de manejo y control en la legislación pesquera nacional. La mayor parte de la flota de pesca artesanal se caracteriza por embarcaciones de menos de 10 TRB.

La pesca de subsistencia existe todavía en áreas marginadas, que incluye principalmente las comarcas. No hay mayor información sobre su tamaño y el nivel de producción. La mayoría de los pescadores tradicionales de subsistencia se ha convertido en pescadores artesanales a tiempo completo u ocasionales, que operan con fines plenamente comerciales.

Puntos de desembarqueEl 90% de la pesca ocurre en las costas del Océano Pacifico y los lugares referenciados son de este sector. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos reporta 188 sitios de desembarco de los cuales ARAP recibe información solamente de 44 puertos (artesanales e industriales) entre las 10 regionales de Panamá para 2017. Así los datos estadísticos coleccionado por ARAP solo dan una idea parcial de la producción total. Además a nivel de control y pesca INDNR, salud pública, manejo de pescado, ARAP no tiene control sobre el producto desembarcado en los 144 puertos no controlados.

De estos sitios los más importantes son el Puerto pesquero de Vacamonte donde desembarca la flota de pesca de camarón, el Puerto de Caimito y el puerto de Isla Taboguilla donde desembarca la flota bolichera (anchoveta y arenque), con algunas excepciones como en el caso de la Bahía de Panamá, Puerto Mutis, Puerto Pedregal en donde también descargan algunos barcos industriales, el resto de los sitios de desembarque corresponde a la pesca artesanal.

Prácticas y sistemas de pesca

La pesca industrial se encuentra operando en el Océano Pacifico y se dedica a la pesca de camarón, pequeños pelágicos para la reducción, atún, dorado y peces de escama. También existe una pesquería de doncella y pajarita por embarcaciones de arrastre de media agua, que son en su mayoría barcos camaroneros que aprovechan el período de veda de camarones, para cambiar de método y arte de pesca.

Sin embargo, la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada» - o pesca INDNR, es un problema en Panamá. Investigadores del Smithsonian ponen la incidencia de la pesca INDNR a nivel nacional en un a 40 por ciento de la captura total - incluyendo el atún, la langosta, los mariscos y el tiburón. Este porcentaje tan alto es debido a la poca información reportada de las capturas incidentales por buques comerciales y de la escasez de datos de pesca recreativa y artesanal. La pesca ilegal por embarcaciones extranjeras y las capturas por buques abanderados en Panamá que operan desde puertos extranjeros, también juegan un papel importante en la pesca INDNR.
Principales recursos

Los recursos de camarón están sobreexplotados en el Pacifico, que resulta también en una disminución de la pesca del camarón en los últimos años. Los recursos de pequeños pelágicos cambian con el clima.

El stock de anchoveta del Pacífico también ha sido muy variable, como se refleja en las capturas anuales de la pesca industrial importante en Panamá. En el nivel actual de explotación (50 000 toneladas en 2014 y 25 000 toneladas en 2015), esta especies es probablemente completamente explotada. Hay una tendencia a la baja, ya que unas 130 000 toneladas de anchoveta del Pacifico fueran pescado en el 2009.
Ordenación aplicada a las principales actividades pesqueras

La ARAP, por su parte, impulsa los instrumentos normativos y de política para ordenar la gestión de los recursos acuáticos, destacando entre ellos: la formulación de la Política sobre los Recursos Acuáticos de Panamá para la Pesca y Acuicultura, un anteproyecto de Ley de Pesca, y el establecimiento de los procedimientos para imponer las sanciones administrativas por infracciones sobre recursos acuáticos.Objetivos del manejoLos objetivos del manejo pesquero son la explotación sustentable de los recursos acuáticos en Panamá.

Medidas de gestión y disposiciones institucionales

Panamá dio un paso importante para una pesca responsable a través de la creación de la Autoridad de los Recursos Acuáticos (ARAP) por medio de la sanción de la Ley 44 del 23 de noviembre de 2006.

En materia de protección de recursos acuáticos de interés comercial, se fijaron normas para proteger algunas especies, como el camarón marino, el pepino de mar, el caracol marino, la langosta del Caribe, y los tiburones. Complementariamente, se crearon, por parte de la ARAP, dos áreas de reserva: la Zona de Reserva Playa La Marinera y la Zona Especial de Manejo Marino-Costero Zona Sur de Azuero. Hay dos épocas de veda para el camarón marino, que se aplican tanto a la pesca industrial, como artesanal. Es bastante exitosa con control efectivo. Algunas especies de peces están manejados a través vedas y/o licencias. La langosta del Caribe sigue en parte el ordenamiento de OSPESCA, en parte los propios arreglos de la comunidad Guna. La Comarca Guna Yala como región autónoma bajo el gobierno del Congreso General Guna regula todas sus pesquerías y cuentan con una veda, de marzo a mayo, de todos los mariscos incluyendo langosta desde 2004 y están de acuerdo de extenderla hasta junio.

La ARAP concentra actualmente sus acciones sobre las siguientes prioridades:
  • Mejoramiento integral del manejo marino costero, conjuntamente con el Ministerio del Ambiente y de la ordenación de las pesquerías artesanales e industriales de camarón y langosta, de las pesquería bolichera de arenque y sardina y de la pesquería palangrera de atunes, dorado y tiburón.
  • Impulso al desarrollo de la acuicultura, con el “Proyecto de Desarrollo y Masificación de la Acuicultura Rural” y el “Proyecto de Desarrollo de una Maricultura Competitiva”; y
  • Promoción del desarrollo económico y social de pequeños pescadores y acuicultores y de sus respectivas comunidades a través de la creación de infraestructura adecuada, la transferencia tecnológica, el apoyo al asociacionismo y la participación social y al mejoramiento de la gestión de las actividades microempresariales.


Comunidades de pescadores

Hay casi 200 comunidades de pescadores marinos en el país, sin embargo, en los últimos años, la importancia de comunidades pesqueras y el número de pescadores en las mismas comunidades ha bajado, ya que el turismo aumenta de importancia en los lugares costeros, y muchos pescadores se han convertido en operadores turísticos.
Subsector de la pesca continental

En términos de la pesca continental, Panamá cuenta con varios lagos artificiales de gran extensión que forman parte de la cuenca del Canal de Panamá con una superficie de espejo de agua total de 1 232 100 kilómetros cuadrados. Además, hay un número creciente de embalses, creados para abastecer las diferentes plantas hidroeléctricas del volumen de agua requerido durante la mayor parte del año. Son pescadores artesanales que se encarguen de sacar provecho de los recursos acuáticos de los lagos y embalses. Con la excepción de la pesca (cría en jaulas flotantes) de tilapia en el Lago Bayano, esta producción no ha sido un factor importante en el mercado nacional, aunque incide a nivel localPerfil de las capturasLa pesca continental principalmente se hace en el lago Bayano. La producción de tilapia en 2015 fue de 400 toneladas, mientras hace diez años era de 3 000 toneladas. El 95% de la producción de tilapia del Lago Bayano se destina a la exportación.

Puntos de desembarqueEn Panamá existen 188 comunidades de pescadores artesanales, de cuerpos de aguas continentales, de los cuales 47 son naturales y 141 artificiales, Los lugares de descarga de pesca artesanal están ubicados en playas y en puertos encontrados en riberas de los ríos, estuarios, manglares y deltas teniendo como factor común acceso por tierra.

Prácticas y sistemas de pescaLos pescadores de aguas continentales utilizan con mayor regularidad el anzuelo (línea y caña de pescar), red agallera (tapada, tendido y sistema de cerco y arrastre), trasmallo (tendido y sistema de cerco y arrastre), arpón, atarrayas (red redonda para pescar) y la red pequeña (sistema de cerco y arrastre).

Principales recursosHay que dividir la pesca continental de Panamá entre especies introducidas y las nativas. Entre las primeras hay la tilapia (Oreochromis sp), carpa común (Cyprinus sp.), colosomas (Colossomas sp), sargento (Cichla ocellaris) y el oscar (Astronotus ocellatus); mientras que entre las nativas se tienen las sardinas (Astianax sp.), peje perro (Hoplias sp.), chogorro (Aequidens sp.), parivivo (Brachyrhaphis spp.), sábalo pipón (Brycon sp.), entre otras. Entre los crustáceos se reconocieron los camarones de río (Macrobrachium sp.), moluscos como almejas de agua dulce, conchas blancas, mejillones (Mytilides sp.) y ostras de manglar (Crassostrea sp.); entre los reptiles, las tortugas Kinosternon sp.) y los cocodrilos (Caiman crocodilus y Crocodylus sp.); y en el grupo de los mamíferos, el manatí (Trichechus sp.) y nutria de agua (Lontra longicauda).

Ordenación aplicada a las principales actividades pesquerasA partir del año 2009, la producción de tilapia muestra una tendencia a la baja por razones de conflictos sobre acceso al recurso, sobrepesca que impactó en los tamaños promedios, además de problemas con la comercialización en el exterior. La ARAP tiene un programa de repoblación con especies piscícolas, pero parece que le falta el seguimiento científico de rigor. Aparte la repoblación por parte de ARAP, no hay manejo aplicado a la pesca continental. Importante es el manejo tradicional de la pesca continental de los pueblos indígenas.

Comunidades de pescadoresEn Panamá existen casi 200 comunidades de pescadores artesanales, es una parte importante de las comunidades del interior. La mitad de la producción continental es para al autoconsumo y la otra mitad es para la comercialización en el ámbito local, rural, urbano o la exportación. 

Subsector de la acuiculturaLa Autoridad del Canal de Panamá (ACP) aún no permite acuicultura de cualquiera forma en lagos y ríos que forman parte de la Cuenca del Canal de Panamá, o sea la mayor parte de la superficie disponible.

En 1995 se apruebe la Ley 58 que define la acuicultura como actividad agropecuaria y se establecen incentivos. A esta última Ley se ha hecho varios cambios relacionados en torno al tema acuícola. Dentro del sector de la acuicultura es el cultivo de camarones marinos que es ampliamente la actividad más importante en volumen y valor producido. La recuperación después de problemas con enfermedades (años 1999-2001) ha sido muy favorable, aunque Panamá nunca ha logrado retomar el liderazgo de los años 70 y 80. Hay actualmente unas 35 fincas camaroneras con unas 9,320 ha dedicadas al cultivo de camarón marino, con una producción de 8,600 toneladas en 2014. Continúa la producción nacional en laboratorios privados de nauplios para uso local y exportación.

La acuicultura continental es dominada por la tilapia roja y tilapia negra. Además de algunas empresas grandes con jaulas flotantes, estanques y tinas de diferente diseño, la producción por parte de pequeños productores es sustancial, pero no hay datos actualizados para cuantificar la producción. El apoyo gubernamental a la acuicultura rural se ha reducido gradualmente a partir de los años 90 y consiste actualmente en la producción de juveniles para entregarles a pequeños productores interesados

Desde unos años la maricultura se ha hecho presente en Panamá a través de una empresa de capital norteamericana, que tiene una licencia para el cultivo de cobia (Rachycentron canadum). En el año 2015 esta empresa logró una producción de unas 1 500 toneladas y sigue expandiéndose. El impacto socio-económico en las comunidades locales es considerable. También existe una empresa de menor tamaño en área de cultivo y producción final en el área de Bocas del Toro.

El desarrollo de la acuicultura en los lugares de concentración pesquera es escaso, identificándose apenas un proyecto de cultivo de peces en 50 jaulas flotantes con un volumen aproximado de 800 m3 para una producción anual de 100 toneladas de tilapia al año.

Subsector de la pesca recreativaDe acuerdo a la Ley de Pesca vigente (Ley 17 de 1959), la pesca deportiva y recreativa forma parte integral del sector pesquero. En esta misma ley se exime a la pesca deportiva y recreativa de una serie de requisitos, lo que hace factible que cualquiera persona puede incorporarse a la pesca deportiva y recreativa mientras que tiene una licencia de navegación de la AMP y un zarpe, por lo tanto, es muy difícil aplicar medidas de manejo a este importante sub-sector.

Sector de postcapturaUtilización del pescado

El consumo en el país es principalmente en forma de pescado fresco, con algo de productos enlatados importados como la sardina y el atún. La producción de la pesca artesanal suple el mercado nacional, pero, la mayoría de la pesca llamada fina, es decir especies de alto valor, son exportadas a los mercados internacionales. Existe un desaprovechamiento de la pesca pues en la época de abundancia el mercado nacional se abastece rápidamente y la captura no se le da adecuado tratamiento de conservación. Las pérdidas post cosecha son sustanciales en toda la cadena.

En los últimos años la utilización de la fauna acompañante y especies de captura incidental ha aumentado considerablemente debido al aumento de la demanda por crecimiento poblacional y la reciente popularidad de mariscos, además de la disminución en la disponibilidad en el mercado interno de especies tradicionales.

Un gran porcentaje de la pesca para consumo humano se exporta a distintos mercados internacionales. El principal mercado para el camarón de captura son los Estados Unidos y para el camarón de cultivo la Comunidad Europea. En el puerto pesquero de Vacamonte se encuentran casi todas las plantas de proceso de camarón procedente de la pesca. Las plantas de proceso de camarón procedente de cultivo, las más importantes están en la provincia de Coclé. En total existen 15 plantas de proceso de productos pesqueros aprobados por UE. De estos 9 son plantas de procesamiento de pescado, atún, cobia de cultivo y otros pescados, mientras 4 procesan langostino de cultivo. Además existen 9 plantas de proceso para camarón de pesca que sin embargo exportan solo a Estados Unidos. y no tienen la autorización de la UE. Todas estas plantas sin embargo cumplen con las exigencias del HACCP. De igual forma el mercado tradicional de peces es los Estado Unidos aunque se registran importantes exportaciones a Japón, y China existiendo varias plantas de proceso distribuidas en todo el país.

La producción de la captura de anchovetas y arenques se utiliza en la producción de harina y aceite. Existen dos plantas dedicadas a esta actividad en el país.

En la cadena de valores del sector pesquero de Panamá donde se refleja que aproximadamente del 70% al 80% del producto de la pesca artesanal e industrial de Panamá llega a plantas de proceso y centros de acopio.

Mercados del pescadoEl Mercado de Mariscos del Casco Viejo es el mercado más importante en la ciudad y en el país, tratando unos 5 000 toneladas de marisco y pescado al año. Este pescado es de origen del Pacifico. El mercado, completamente renovado en el año 2017, tiene unos 100 bancos de venta, y unos 30 restaurantes de productos pesqueros.

El consumo per cápita del pescado en Panamá alcanza los 13.2 kilogramos por persona, pero en años de El Niño la pesca se baja, y también el consumo de pescado. En el 2017, los precios de pescado aumentaron de más del 5 por ciento, porque la llegado al mercado de mariscos y pescado disminuyó de un 20 por ciento.

La cadena de comercialización de los productos pesqueros de agua dulce es poco articulada y poco funcional. Los reducidos volúmenes de una pesca muy dispersa, la lejanía de los centros de acopio, la poca infraestructura, la baja demanda y los bajos precios para peces de agua dulce no estimulan a los intermediarios a dedicar gran esfuerzo a la comercialización de estos productos. Una excepción a esta situación es la pesca de tilapia en el Lago Bayano. Los artesanales que pescan allí se agregan en la tarde en uno o dos lugares para esperar los compradores que vienen en camiones con tinas grandes con hielo. Este producto se lleva a las plantas procesadoras que también procesan especies de aguas marinas, para su transformación.

En los últimos años, la oferta de pescados y mariscos en los supermercados ha aumentado significativamente, aunque los precios son bastante elevados en comparación de otras fuentes de proteína animal, limitando así el nivel de consumo.

Contribución socio-económica del sector pesqueroFunción económica de la pesca en la economía nacional

La República de Panamá ha logrado un promedio de crecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB) del 7.9% en el período de 2010-2015. La economía de Panamá está centrada, básicamente, en los servicios y no en la agricultura o la industria. Esto enfoque se ve también reflejado en las asignaciones presupuestarias de entidades gubernamentales encargadas de las actividades que conforman el sector primario. Estos presupuestos cubren generalmente el funcionamiento, pero no permiten mayor actividad en investigación, inversión y desarrollo del capital humano.

La contribución al PIB de la pesca fue de USD 225 millones en 2015, menos del USD 260 millones en 2007. Esta baja se refleje también en una disminución de la participación de la pesca y acuicultura en el PIB nacional de 1,27% en 2007 a 0,60% en 2015. Así se puede recalcar que la importancia de la pesca a nivel económico está a la baja.

Es importante notar que una gran parte de la costa Atlántica forma parte de dos comarcas, y que la población de pescadores artesanales consiste en su mayoría de dos grupos originarios, los Gunas y los Ngöbe Buglé. Mientras que los mestizos y afro-antillanos constituyen un estimado 25% de la población de pescadores artesanales. Las dos comarcas proveen acceso directo a las dos zonas más productivas de langosta espinosa.

ComercioPanamá es un importante centro del comercio pesquero internacional, incluyendo importaciones y reexportaciones de productos pesqueros, como el atún. También el país exporta cantidades importantes de camarones, a Estados Unidos y la UE. Panamá es un país exportador neto y el valor de las exportaciones son 2,5 veces más grande que el valor de las importaciones. El país importa productos de bajo precio, como el atún enlatado y la sardina enlatada, que son productos importantes para la seguridad alimentaria del país.

Seguridad alimentariaEl nuevo plan de seguridad alimentaria está en preparación. El papel del pescado en seguridad alimentaria está no evaluado como es en realidad, debido a una falta de información y la dificultad en recabar datos confiables. Seguramente, la importancia de la pesca a nivel de empleo es muy importante al nivel de seguridad alimentaria, especialmente en las comunidades indígnenos.

Empleo

Empleo 2014/2015

Sector/género 2014 2015
Acuicultura/ F 45 61
Acuicultura / M 545 553
Marina costera / M 34 191 33 377
Marina industrial/ M 4 523 3 900
Aguas internas / M 6 077 5 750
 Source: FAO

La pesca marina costera emplea 33 400 pescadores, mientras la pesca en aguas lejanas o pesca industrial crea empleo para 3 900 pescadores en el 2015. En general se denota una disminución del empleo en pesca, ya que las comunidades pesqueras tienen ahora muchas posibilidades de empleo alternativo en el turismo. Los pescadores artesanales en aguas internas son 5 800. Se denota una tendencia a la bajo en el empleo en la pesca. Algunos pescadores se han convertido en operadores turísticos, un empleo con más alto ingreso. En el 2016 y el 2017, el fenómeno de El Niño ha creado ulteriores dificultades a los pescadores artesanales, ya que la presencia de pescado ha bajado, así más personas se han ido desde la pesca.

La acuicultura en el país representa de forma directa unos 614 puestos de trabajo, contabilizándose de forma indirecta 2,000 empleos. Estos puestos de trabajo en cuanto a género constituyen un 90% de hombres y 10% de mujeres.

Desarrollo ruralA pesar de los datos alentadores de crecimiento, persiste una importante desigualdad en la distribución de la riqueza en todo el país, donde un 40% de las familias de menores recursos concentra solamente un 10% del ingreso total. Esta situación se refleja también en la composición del sector pesquero, donde un abundante número de pescadores artesanales generalmente carecen de ingresos para financiar sus operaciones y hacer inversiones en bienes de capital.

Tendencias, asuntos y desarrolloLimitaciones y oportunidades

No siendo un sector importante de la economía, el interés del gobierno en el sector ha disminuido en los últimos diez años. El mayor desafío es la falta de información estadística ya que no hay interés en producir datos de este tipo.
Políticas y estrategias de desarrollo del gobierno y el sector privado

En el 2017, el gobierno de Panamá aprobó el Plan de Acción para la Pesca Sostenible. Históricamente la explotación de los recursos acuáticos ha dado grandes beneficios a Panamá en términos de seguridad alimentaria, ingresos económicos y como fuente de empleo. Sin embargo, el estado de los recursos pesqueros tradicionales y con ello la rentabilidad de la pesca ha seguido una espiral descendiente por un esfuerzo pesquero que fue creciendo sin mayor control debido al libre acceso y la falta de control y seguimiento de rigor. La Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) es el ente gubernamental responsable por la fiscalización de la actividad pesquera en el país, pero el anticuado marco jurídico y los bajos niveles de coordinación a nivel sectorial e interinstitucional le quitan efectividad de gestión a la institución.El Gobierno buscó que el proceso del Diálogo Nacional por la Pesca contribuyera a generar insumos para la elaboración de un Plan Nacional de Acción para la Sostenibilidad de la Pesca en Panamá. Dicho Plan es la Hoja de Ruta para el trabajo de la ARAP y la Comisión Nacional de Pesca Responsable a partir del año 2017. Además, el Plan ha contribuido a identificar ámbitos de coordinación entre la ARAP y las otras instituciones públicas que tienen responsabilidades en áreas que afectan al sector pesquero, así como entre la ARAP y el sector privado.Como punto de partida para ordenar las discusiones, la ARAP identificó cuatro ejes estratégicos para estructurar el Plan de Acción para la Sostenibilidad de la Pesca en Panamá:
  • Fortalecimiento de la institución
  • Pesca y acuicultura responsable y sostenible
  • Optimización de la productividad y la competitividad
  • Ordenación y fiscalización integral


Investigación, educación y capacitaciónInvestigaciónEl Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, Panamá, está haciendo investigaciones sobre la pesca INDNR.

Educación y capacitaciónLa discusión sobre el texto del Plan de Acción creó un dialogo entre gobierno y pescadores, que se puede definir entrenamiento de los pescadores y de los oficiales de gobierno.

Panamá ha sido también beneficiado con los resultados de proyectos multilaterales con FAO (proyectos varios a través de COPACO y COPESCAALC), la Unión Europea (PRADEPESCA y OSPESCA), NORAD/FAO (Ordenación pesquera), y España (cruceros científicos en el Caribe).

Instituciones del sector pesqueroPesca y acuicultura están bajo la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá. (ARAP) escrita al Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA). ARAP es la entidad rectora del Estado para asegurar el cumplimiento y la aplicación de las leyes y los reglamentos en materia de recursos acuáticos y de las políticas nacionales de pesca y acuicultura. La Autoridad tiene jurisdicción territorial en la República de Panamá y en sus aguas jurisdiccionales de acuerdo con la legislación vigente.

Marco jurídico

Con respecto a la normativa relativa a la pesca y la acuicultura, ésta se mantiene en una legislación dispersa y confusa en la responsabilidad de sus actores, con leyes que datan de hace 58 años (Ley 17 de 9 de julio de 1959) y diferentes regulaciones que en una u otro aspecto crean confusiones para los diferentes inversionistas y personas interesadas en el desarrollo de la actividad. En vista de estos problemas, ARAP ha iniciado la compilación de una nueva ley de pesca, que todavía existe solo como borrador, no listo para la divulgación en este momento (enero 2018).

Marco jurídico regional e internacionalDesde julio de 1996, Panamá es parte de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (1982) y, desde diciembre de 2008, del Acuerdo de las Naciones Unidas sobre las Poblaciones de Peces Transzonales y las Poblaciones de Peces Altamente Migratorios (1995). No es parte del Acuerdo para Promover el Cumplimiento de las Medidas Internacionales de Conservación y Ordenación por los Buques Pesqueros que Pescan en Alta Mar (1995) ni ha firmado el recién adoptado Acuerdo sobre Medidas del Estado Rector de Puerto (2009).

Panamá es firmante del Protocolo de Tegucigalpa a la Carta de la Organización de Estados Centroamericanos (ODECA), que crea el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y del Acta de San Salvador por la cual se conforma la Organización del Sector Pesquero y acuícola del Istmo Centroamericano (OSPESCA). OSPESCA es la institución responsable dentro del SICA y en el marco del proceso de integración centroamericana, de promover el desarrollo sostenible y coordinado de la pesca y la acuicultura, definiendo, aprobando y poniendo en marcha políticas, estrategias, programas y proyectos regionales de pesca y acuicultura.

Como país miembro de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Panamá participa en los diferentes órganos directivos relacionados con la pesca y acuicultura (COFI, Subcomité de Acuicultura, Comercio), así como a nivel regional en la Comisión de Pesca Continental y Acuicultura para América Latina y el Caribe (COPESCAALC) y la Comisión de Pesca para el Atlántico Centro Occidental (COPACO).

Con respecto a las Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera (OROP), Panamá es parte contratante del Convenio Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (ICCAT), y es Miembro en la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT). A nivel de América Latina, tiene presencia en la Organización Latinoamericana de Desarrollo Pesquero (OLDEPESCA), y en la Red de Acuicultura de las Américas (RAA).

Anexos









Referencias

Información adicional

Archivo de Reuniones y Noticias

 

 
Powered by FIGIS