FAO>Pesca y Acuicultura
FAO de la O.N.U
EnglishFrançaisРусский
Las fronteras mostradas y los nombres y las designaciones empleados en este mapa no implican, por parte de la FAO, juicio alguno sobre la condición jurídica de países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. Las líneas discontinuas en los mapas representan fronteras aproximadas respecto de las cuales puede que no haya todavía pleno acuerdo.

Parte I Visión sintetica y principales indicadores

  1. Perfil del país
  2. Datos geográficos generales y indicadores económicos
  3. Estadísticas de pesca de la FAO

Parte II Presentación (2018)

  1. Sector de la producción
    • Subsector de la pesca marítima
      • Perfil de las capturas
      • Puntos de desembarque
      • Prácticas y sistemas de pesca
      • Principales recursos
      • Ordenación aplicada a las principales actividades pesqueras
      • Comunidades de pescadores
    • Subsector de la pesca continental
      • Perfil de las capturas
      • Puntos de desembarque
      • Prácticas y sistemas de pesca
      • Principales recursos
      • Ordenación aplicada a las principales actividades pesqueras
      • Comunidades de pescadores
    • Subsector de la acuicultura - NASO
    • Subsector de la pesca recreativa
  2. Sector de postcaptura
    • Utilización del pescado
    • Mercados del pescado
  3. Contribución socio-económica del sector pesquero
    • Función económica de la pesca en la economía nacional
    • Comercio
    • Seguridad alimentaria
    • Empleo
    • Desarrollo rural
  4. Tendencias, asuntos y desarrollo
    • Limitaciones y oportunidades
    • Políticas y estrategias de desarrollo del gobierno y el sector privado
    • Investigación, educación y capacitación
      • Investigación
      • Educación y capacitación
    • Ayuda exterior
  5. Instituciones del sector pesquero
  6. Marco jurídico
    • Marco jurídico regional e internacional
  7. Anexos
  8. Referencias

Información adicional

  1. Bases de datos temáticas de la FAO
  2. Publicaciones
  3. Archivo de Reuniones y Noticias

Parte I Visión sintetica y principales indicadores

La Parte I del Perfil sobre la Pesca y la Acuicultura ha sido preparada utilizando la información más actual disponible en los Perfiles de País de la FAO y en los programas de Estadística disponible al momento de la publicación. Algunas inconsistencias podrían explicarse a partir del hecho que dicha información podría haber sido generada en momentos distintos.

Perfil del paísPrepared: September, 2020.



Argentina has an extensive maritime coastline of more than 5 000 km along the South-western Atlantic Ocean with important fishing resources. The number of direct jobs generated by the sector was estimated at 24 991 people in 2018, of which 13 302 in marine capture fisheries, 7 623 in inland fisheries and 4 066 in aquaculture.

In 2018 total fisheries and aquaculture production was of 838 600 tonnes (97 percent from marine capture fisheries), stable when compared to 2017. This total represents a significant decline respect to the peak reached in 1997 with about 1.4 million tonnes due to the decrease in hake landings (Merluccius hubbsi) caused by overfishing exerted on this resource.

The national industrial fishing fleet is heterogeneous and has diverse production systems. The total number of fishing vessels was reported by the country to FAO at 4 733 units in 2018.  

The aquaculture sector is of incipient development and the total production was 3 200 tonnes.in 2018. The level of aquaculture development is below the existing potential and the Government plans to promote its development.

Almost all fish production is destined for direct human consumption, with the majority exported. Yet, the domestic market has been absorbing in recent years an increasing volume of fish and fishery products and there is a lot of potential to promote the consumption of fishery products in the country, which is very low (7.3 kg per inhabitant in 2017).

In 2019, exports of fish and fishery products reached USD 1 800 million, slightly below the results of previous years. In the same year, fish imports were USD 160 million. Argentina is thus a net exporter of fishery products.
 
Datos geográficos generales y indicadores económicos

Table 1 - General Geographic and Economic Data – Argentina

    Source
Shelf area 795,722 km2 http://www.seaaroundus.org
Length of continental coastline 103 Km http://world.bymap.org
Fisheries GDP (2017) 0.24 percent of GDP UN Statistical Unit

Estadísticas clave

Población-Estimaciones43199FAOSTAT. Datos oficiales, 2018
Superficie de la Zona económica exclusive (ZEE)1 069 356km2VLIZ

Fuente: Perfiles de países de la FAO

Estadísticas de pesca de la FAOTable 2 in this section is based on statistics prepared by the FAO Fishery Information, Data and Statistics Unit and disseminated in 2020. The charts are based on the same source but these are automatically updated every year with the most recent statistics.



Table 2 – FAO fisheries statistics – Argentina

      1995 2000 2005 2010 2015 2016 2017 2018
EMPLOYMENT (thousands) 12.10   13.28 16.62  16.26 24.92   24.07 24.26  24.99 
  Aquaculture 0.00 0.08 0.06 1.00 3.85 3.85 3.85 4.06
  Capture 12.10 13.20 16.56 15.26 21.07 20.22 20.41 20.93
    Inland 0.00 0.00 0.00 0.50 7.21 7.43 7.43 7.62
    Marine 12.10 13.20 16.56 14.76 13.87 12.79 12.98 13.30
                     
FLEET (thousands boats) 2.30 1.34 0.97 1.09 0.94 0.93 0.80 4.73
                     
Source: FAO Fishery and Aquaculture Statistics  
1) Due to roundings total may not sum up  






Please Note:Fishery statistical data here presented exclude the production for marine mammals, crocodiles, corals, sponges, pearls, mother-of-pearl and aquatic plants.

:
:
:
:
:
:
:
:
:

Actualizado 2018Parte II Presentación

La Parte II del Perfil sobre la Pesca y la Acuicultura proporciona información adicional basada en fuentes nacionales y de otros orígenes, y válida en el momento de su preparación (véase el año de actualización arriba). Las referencias a estas fuentes se citan en la medida de lo posible.

Sector de la producciónLa República Argentina es un país donde se desarrolla tanto la pesca continental como la marítima. Esta última representa el 97 por ciento de la actividad pesquera nacional. La pesca se sustenta fundamentalmente sobre especies demersales de aguas frías como la merluza común (Merluccius hubbsi), que es la especie dominante en el sector pesquero y que ha sufrido una importante sobrepesca durante la década de 1990 ante la necesidad de satisfacer las demandas del mercado europeo. En la actualidad, el sector pesquero se enfrenta a varios obstáculos para un correcto desarrollo, dado que varios de sus otros recursos, como el calamar (Illex argentinus), la segunda especie en importancia para la economía pesquera nacional, y el langostino (Pleoticus muelleri), son especies que pueden presentar variaciones anuales de importancia, no solamente por particularidades de sus ciclos de vida, sino también por cambios en las condiciones medioambientales aún poco comprendidas. En los últimos años, el langostino registró capturas muy grandes, haciéndolo el producto de mayor valor entre toda la producción de captura de Argentina.

Subsector de la pesca marítimaPerfil de las capturasLa pesca comercial que se desarrolla en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Argentina se basa en unas 50 especies de peces óseos y cartilaginosos, 5 especies de crustáceos y 7 especies de moluscos. Sin embargo, un grupo reducido de tan solo 10 especies representa casi el 90 por ciento de la captura que se obtiene regularmente.  Este tipo de pesca se desarrolla a lo largo del litoral marítimo, desde la provincia de Buenos Aires hasta la de Tierra del Fuego, y representa más del 90 por ciento de la producción del sector pesquero argentino. La pesca marítima se divide en dos tipos: pesca costera y pesca de altura. La pesca costera se realiza cerca de la costa en embarcaciones con poca capacidad de carga y sin equipamiento de frío. La producción se destina mayormente al consumo en fresco en el mercado interno. La pesca de altura se realiza mar adentro, en barcos con mayor capacidad de carga y con cámaras frigoríficas para almacenar las capturas. Las empresas generalmente tienen instalaciones industriales en puertos que utilizan como base de operaciones. 

Puntos de desembarqueLos desembarques de capturas marítimas se concentran en los puertos de Mar del Plata (53 por ciento), donde opera una importante flota fresquera, seguida por los patagónicos de Puerto Madryn (16 por ciento), Puerto Deseado (10 por ciento) y Ushuaia (6 por ciento), donde opera casi exclusivamente la flota congeladora.   Los puertos del Río de la Plata exterior son utilizados para el desembarco de especies propias de aguas salobres. La captura de crustáceos se desembarca principalmente en los puertos patagónicos, siendo los más importantes Puerto Deseado y Puerto Madryn. En el caso de los moluscos, se destaca Mar del Plata, que recibe el 40 por ciento.

Prácticas y sistemas de pescaLa flota costera está constituida por embarcaciones de autonomía limitada. Entre ellas están los buques de rada o ría (artesanales) y los costeros. Se caracterizan por el color amarillo del casco y la superestructura. Explotan una gran diversidad de especies en zonas costeras restringidas, utilizan múltiples aparejos y artes de pesca, con sistemas manuales o parcialmente mecanizados. Las capturas son vendidas como producto fresco en el puerto para el mercado local o a plantas de procesamiento, en su mayoría de armadores independientes.   La flota industrial o de altura se compone de embarcaciones medianas y grandes que operan en alta mar. Se caracterizan por poseer el casco rojo y la superestructura blanca. Se distinguen en dos categorías de acuerdo con la modalidad de conservación y/o procesamiento de las capturas:   Los buques fresqueros de altura utilizan redes de arrastre con cámaras frigoríficas que conservan el pescado, entero o procesado, enfriado con hielo y/o refrigeración. Históricamente ha sido una flota orientada a la merluza. En general son operados por empresas que tienen instalaciones industriales en tierra.  Los buques procesadores congeladores poseen cámaras frigoríficas, de modo que pueden pasar varios meses en alta mar. Procesan la materia prima, previo a su congelamiento, obteniendo productos intermedios o para consumo final. Pueden ampliar la oferta de productos en plantas de procesamiento en tierra. En este conjunto se destacan los buques con artes de pesca especializadas como los poteros, dedicados al calamar; los tangoneros al langostino y los buques palangreros a la merluza negra.  La flota de altura opera fundamentalmente para la pesca de la merluza hubbsi (fresqueros y congeladores arrastreros), así como la flota costera. La principal arte de pesca es la red de arrastre de fondo.   Las capturas de calamar se realizan con buques poteros, los que tienen actividad nocturna, con un arte de pesca específico para el calamar, concentrando los cardúmenes con lámparas potentes. Mar del Plata es el principal puerto de desembarque. La veda del calamar en la ZEE implica varios meses de inactividad de la flota potera durante el año.  La captura del langostino es realizada principalmente por buques congeladores tangoneros exclusivamente dedicados a esta pesquería y por la flota fresquera que también utiliza tangones durante la temporada de pesca. Los desembarques se realizan en los principales puertos patagónicos. Cabe mencionar que si bien la flota menor (costera de Chubut) pesca todo el año, la temporada en aguas nacionales se extiende generalmente desde fines de mayo hasta octubre.  Principales recursosDe acuerdo al grado de explotación, se distinguen: i) recursos intensamente explotados y/o que han atravesado la sobrepesca: la merluza común, besugo, corvina rubia, pescadilla, merluza austral, polaca, merluza negra; ii) recursos con condiciones próximas a la sobreexplotación: abadejo, gatuzo, mero, salmón, centollón (Parolomis granulosa); iii) recursos de alta variación temporal: el langostino y calamar; iv) recursos subexplotados: anchoíta y merluza de cola principalmente, pero también caballa, castañeta y rubio (Helicolenus dactylopterus), la sardina fueguina (Sprattus fuegensis), savorín, granadero y congrio (Conger orbygnianus).  La pesca de captura marítima involucra alrededor del 98 por ciento de la producción pesquera nacional. El 55 por ciento de la producción de pesca marítima corresponde a peces, principalmente merluza hubbsi (33 por ciento); le siguen los crustáceos con una participación en el total del 32 por ciento, donde se destaca el langostino como la principal especie (22 por ciento), y finalmente los moluscos representan el 13 por ciento de las capturas nacionales, con una participación relativa del calamar Illex equivalente al 16 por ciento.  La merluza, ubicada principalmente en el norte de la plataforma patagónica y frente a la cuenca del Río de la Plata, es tradicionalmente la especie más importante en valor y volumen total capturado. Es una especie demersal, o sea que se halla en las profundidades del fondo marino. Tiene un tamaño promedio de 48 cm, realiza migraciones que abarcan gran parte de la zona económica exclusiva argentina y llega hasta la zona común de pesca argentino-uruguaya. Durante el verano se concentra en la parte sur (42ºS y 44ºS), donde se produce el desove. Argentina ha establecido una zona de veda aquí para preservar el recurso. A fines de verano y durante el otoño, la merluza realiza una migración hasta llegar a la zona común de pesca donde permanece hasta la primavera.  La merluza austral es una especie típica de la corriente de las Malvinas, al sur del paralelo 40ºS. Se diferencia de la merluza común por el color y su tamaño, ya que llega a los 118 cm, mientras que la anterior no pasa los 85 cm. Además, las aletas pectorales son más largas, y los ojos y escamas más grandes.  La anchoíta pertenece a las especies pelágicas. Tiene el cuerpo alargado, y mide alrededor de 17 cm. Debido a su abundancia, es la fuente principal de alimento de numerosos peces carnívoros como la merluza, la caballa y el bonito. Se la utiliza especialmente en el sector de las conservas para elaborar las «sardinas argentinas», las anchoas, el filete de anchoa y productos derivados. Prácticamente no hay consumo en fresco. La anchoíta se encuentra desde la Isla de San Sebastián (24ºS), en Brasil, hasta el extremo sur del golfo de San Jorge, en Argentina (47ºS). En invierno se la encuentra concentrada en la boca del Río de la Plata, en cardúmenes que luego van migrando hacia el sur. Es una de las especies que presenta mayores perspectivas de desarrollo, ya que solo se capturan unas 20 o 30 000 toneladas al año.  La corvina es un pez de aguas templadas que se encuentra en las aguas costeras de Uruguay, el litoral bonaerense y el norte de la Patagonia hasta el golfo de San Matías, siempre cerca de la costa. Habita en fondos arenosos y fangosos, en profundidades menores de 60 metros. Sus carnes son exquisitas y tienen un gran valor para el consumo en fresco. Se exporta congelada, en forma de filetes o de bifes.  Ordenación aplicada a las principales actividades pesquerasLa pesquería de merluza hubbsi está definida por dos unidades de manejo (localizadas al norte y sur del paralelo 41ºS), para los que se establece una Captura Máxima Permisible (CMP) anual. La CMP se cuantifica por buque a partir de Régimen de Cuota Individual Transferible de Captura (CITC). Desde 2000, entre otras medidas, existe una Zona de Veda Permanente de merluza, un área de veda total para la pesca por arrastre para todo tipo de buques (Res. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (SAGPYA) N º 265/2000).   No se define una CMP para el Illex. El manejo se realiza con la evaluación del tamaño de cada población reclutada anualmente y de su evolución a lo largo de la temporada de pesca. Se han establecido dos áreas de manejo, una al sur del paralelo 44°S y otra al norte. Además, se han determinado períodos de veda (septiembre a enero) que contribuyen fundamentalmente a evitar la captura de juveniles y preadultos.  No se define una CMP para el langostino. La gestión del recurso se maneja por aplicación de vedas con límites móviles dinámicos en aguas adyacentes al Golfo San Jorge, y el establecimiento de uso obligatorio de dispositivos de selectividad y de condiciones de la maniobra de arrastre. En los últimos años, a diferencia de lo que sucedía con anterioridad, se captura una mayor proporción en aguas de jurisdicción nacional que en la provincial.

Management objectives 

Se propone fomentar el ejercicio de la pesca marítima en procura del máximo desarrollo compatible con el aprovechamiento racional de los recursos vivos marinos, promover la protección efectiva de los intereses nacionales relacionados con la pesca y la sustentabilidad de la actividad pesquera, y favorecer el desarrollo de procesos industriales ambientalmente apropiados. 

Management measures and institutional arrangements 

El Consejo Federal Pesquero (CFP) establece la política pesquera para el manejo sustentable de los recursos. El CFP es un consejo colegiado conformado por un representante de cada una de las cinco provincias con litoral y cinco provenientes del Estado Nacional. Preside el Subsecretario de Pesca y Acuicultura.

El Instituto de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) tiene por misión y función formular, ejecutar y controlar los proyectos de investigación en prospección, evaluación y desarrollo de pesquerías, de tecnologías de acuicultura, de artes de pesca, de procesos tecnológicos y en economía pesquera, conforme a las pautas y prioridades que en tal sentido establezca la autoridad de aplicación. Asimismo, asesora a la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de la Nación, al Consejo Federal Pesquero y a la Cancillería Argentina en el uso racional de los recursos sostenibles, con el objetivo primordial de preservar el ecosistema marino para las generaciones futuras.

Comunidades de pescadoresExisten varias comunidades de pescadores artesanales dispersas a lo largo de la costa con diferentes características socioeconómicas, pero por lo general disponen de bajos recursos económicos y escaso peso en las políticas de manejo. 

Subsector de la pesca continentalCasi toda la pesca fluvial se desarrolla en los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay y de la Plata. Esta producción es mucho menor que la marítima, aunque está en continuo crecimiento.

Perfil de las capturasLas especies más extraídas son el sábalo (que representan el 90 por ciento de la pesca en aguas continentales), el dorado y el surubí. La producción anual ronda las 20 000 toneladas. Por lo general, los pescadores venden el pescado a los frigoríficos para que los procesen y comercialicen. La producción pesquera fluvial se destina al mercado interno y crecientemente al externo: a Brasil, Colombia, Bolivia, Nigeria, Sudáfrica y Chile, entre otros.  Puntos de desembarqueLa pesca artesanal/comercial es común en todo el sector argentino de la cuenca del Plata. En el caso específico del sábalo, que se captura para su exportación, el desembarque de peces se realiza en los puertos del sector medio y bajo de la cuenca del Río de la Plata. Por su parte, el Tigre (Buenos Aires) representa un puerto de salida para los peces capturados en el frente de avance del delta del Paraná, la desembocadura del río Uruguay y el sector anterior del Río de la Plata.

Prácticas y sistemas de pescaEn general, la pesca se practica de forma artesanal, es decir, sin tecnologías complejas y en embarcaciones pequeñas como lanchas o barcazas. La pesca artesanal/comercial en el área de la confluencia de los ríos Paraná-Paraguay se realiza principalmente con redes de enmalle o agalleras, siendo también muy importante el espinel, y con red de arrastre y redes tijera en sectores del Bermejo y Pilcomayo. Los pescadores del Paraná utilizan embarcaciones con un rango de eslora entre los 2 m y los 7 m, y 1.5 m de manga construidas con madera, chapa o fibra de vidrio. Las embarcaciones son propulsadas a remo cuando las capturas se realizan muy próximas a la costa, y a motor fuera de borda si se calan las redes en sitios más alejados. La pesca en el Río de la Plata medio y externo se realiza mediante redes de arrastre a la pareja desde barcos de pequeña eslora (7- 15 m).  
 
Principales recursosEl pejerrey, la tararira (Hoplias malabaricus), la boga (Leporinus obtusidens), el dorado (Salminus brasilinesis) y el sábalo son las especies con mayores capturas en la confluencia de los ríos Paraná-Paraguay.  La pesca en el Río de la Plata interior y medio, dominada en el pasado por la captura de sábalo, se encuentra virtualmente discontinuada, pero subsiste cierta pesca de pejerrey, boga, patí y dorado, que se practica desde los puertos de Cambaceres y Berisso.  En diversas cuencas de la Patagonia se desarrollan pesquerías de pejerrey patagónico (Odontesthes hatcheri) en ambientes someros, y se pesca perca boca chica (Percichtys trucha) y trucha arco iris en algunos grandes lagos de la meseta patagónica.   Por otra parte, la pesca del pejerrey bonaerense (Odontesthes bonariensis) se autoriza ocasionalmente en las grandes lagunas someras del oeste de la región pampeana y en las grandes lagunas endorreicas de Santa Fe y Córdoba.

Ordenación aplicada a las principales actividades pesquerasLa pesca en todos los espacios fluviales y lacustres bajo jurisdicción argentina estará sujeta a las restricciones que establezca el Consejo Federal Pesquero y que acuerde con las provincias involucradas, con fundamento en la conservación de los recursos. El objetivo es evitar excesos de explotación y prevenir efectos negativos de carácter permanente o temporales, de mediana duración, sobre el entorno y la unidad del sistema ecológico.  Comunidades de pescadoresLas comunidades pesqueras se asientan principalmente en los grandes ríos de la cuenca del Plata. Se estima que esta actividad es practicada por unos 7-10 mil pescadores en la subcuenca del Paraná-Paraguay, dependiendo ello de si se trata de un pescador de tiempo completo o parcial. Estas comunidades están integradas por personas de bajos recursos y con escaso acceso a servicios esenciales, que poseen una fuerte dependencia de las cadenas de mercado integradas por acopiadores. En el caso de las cuencas del Bermejo y Pilcomayo, aparecen comunidades de pobladores nativos muy precarias que poseen una importante dependencia de la pesca para garantizar su alimentación, pero escasas posibilidades de mejorar su calidad de vida.  
Subsector de la acuiculturaLa actividad de la acuicultura comercial semi-industrial en Argentina comenzó a crecer a partir de la década de los ´90; y si bien muestra un crecimiento lento, se ha mantenido firme hasta la actualidad, desde las 1 000 toneladas en 1996, hasta 3 200 toneladas para el 2018, con un máximo de producción en el año 2014 de 4 027 toneladas. El total de especies producidas destinadas al consumo humano pasó de 2 en 1996 a 24 especies en el 2018, incluyendo peces, moluscos bivalvos, reptiles y anfibios.  Los primeros cultivos desarrollados en el país fueron principalmente los de trucha  arco iris (Oncorhynchus mykiss), que han marcado el crecimiento de la actividad al entrar en operación las concesiones otorgadas en el embalse de Alicurá en la región Norpatagónica en la década del ´90. La producción de esta especie representa alrededor del 30 por ciento de la producción acuícola del país, con una tendencia a la baja.  
 
A pesar de ser la especie pionera en la acuicultura comercial del país, el cultivo de trucha arco iris fue superado en el año 2012 por el de pacú (Piaractus mesopotamicus) en la región del noreste argentino. El comercio de esta especie se inició en el año 2000, con 70 toneladas, y ha mantenido su crecimiento hasta la actualidad, con un 56 por ciento de la producción acuícola argentina.   Estas dos especies representan en conjunto cerca del 90 por ciento de la producción acuícola nacional. El 10 por ciento restante de la producción la comprende el grupo de las carpas chinas (carpa común (Cyprinus carpio), herbívora o amur (Ctenopharyngodon idella), plateada (Aristichtys nobilis) y cabezona (Hypopthalmichtys molitrix), cultivadas principalmente en policultivo en una de las provincias de la región del noreste del país donde se registra un gran número de pequeños productores (de recursos limitados). Ellos ubican la totalidad de su producción en el mercado local cuando no es destinada al autoconsumo. El cultivo de moluscos bivalvos es muy limitado.   
Subsector de la pesca recreativaLa pesca deportiva abarca todo el litoral marítimo, donde se reconoce un área bonaerense y un área patagónica. En la primera se practica la pesca variada, destacándose la de corvina rubia (Micropogonias furnieri), corvina negra (Pogonias cromis), pejerrey (Odontesthes argentiniensis), pez limón (Seriola lalandei), mero (Acanthistius brasilianus), salmón de mar (Pseudopercis semifasciata), brótola (Urophycis brasiliensis), róbalo (Eleginops maclovinus) y tiburón. En el litoral patagónico sobresale por su relevancia la pesca de cazón (Galeorhinus galeus), pescadilla (Cynoscion guatucupa), corvina y pejerrey, mero, etc.  La pesca recreativa es importante en los lagos, ríos, y embalses. A veces, las autoridades dan preferencia a los pescadores deportivos frente a los pescadores profesionales o indígenas. La siembra de especies representa una actividad que permite el repoblamiento en ríos, lagos y embalses, usualmente con el propósito de mantener o mejorar la pesca deportiva y recreativa. Sin embargo, ello varía en importancia y éxito con cada provincia, tipo de ambiente y especie. 

Sector de postcaptura

Utilización del pescadoFish which are either caught in South Sudanese waters or imported into the country are utilized in various ways. Subsistence fishers, upon landing the catch, take what quantity they need for food, and sell the rest either fresh or processed. Generally, fish and fish products found in the market for human consumption are in the following forms: fresh fish, smoke-dried fish, or sundried fish .

Fresh fish is prized by South Sudanese consumers, though its high price usually keeps it beyond the reach of the average citizen. Most fresh fish that reach the markets are from the Sudd and the Nile River. With well-defined market linkages, they are transported from Bor in insulated containers, largely by river, to the markets in Juba. The large boat which is operated by the Government of Jongei State transports fresh fish along the same route. In addition, mini-trucks on whose back are mounted broken down chest freezers which serve as insulated compartments, are used to transport fresh fish in ice to the market. Flake ice is not available anywhere but ice blocks can be obtained from any of the five ice plants in Juba. Furthermore, from Terekeka along the Nile, traders speed on motorbikes loaded with fresh fish stuffed in jute sacks, either on ice or not, to the urban markets of Juba, some 80 kilometers away. Once in the market, traders use similar broken down deep freezers as insulated boxes to sell fresh fish. Public power supply is currently unreliable and therefore there is no cold chain to support large-scale frozen fish storage, though frozen fish can be found in top end supermarkets with their own power supply.

Smoke dried fish is very popular with the South Sudanese consumer and can easily be found in the market. It is a very appropriate product when the consumers lack refrigeration in their homes, it keeps well and does not need rapid transport from the landing site to the consumer. Smoked fish is also produced in areas where there is sufficient firewood, and feeds an ever increasing urban population. Where they cannot sell their products fresh, shelve life is prolonged by drying or smoking. The availability and accessibility to markets is the main reason driving the decision to process fish. This is understandable because since there is hardly any steady public power supply and most citizens do not have a domestic refrigerator, the smoked fish readily satisfies the protein need of the family, with the advantage of its long shelf-life under room temperature. Fish are smoked, using firewood as fuel, inside traditional earthen kilns which abound mainly in the landing sites off Terekeka along the Nile. The modern Chorkor kiln has recently been made available to the fishers of Terekeka for improved quality product. Upon landing, the catch is usually sorted, gutted and descaled, where appropriate. The large fish are then split dorso-ventrally, and spread widely open, before being placed on the grid in the kiln.

Like the smoked product, sundried fish is well received by the consumer, both for its gastronomic values and for reasons of convenience, without available refrigeration and, therefore, it is a common product in the market. Sun drying is basically carried out by hanging strips of fillet on horizontal strings which are mounted above the ground, tied on vertical poles, though some processors employ large horizontal racks supported off the ground. Drying is achieved by a combination of the solar heat and the movement of wind. In the market, dried fish is available mainly as plaited products, in strands of two fillets.

The peak fishing period of April – September falls within the rainy season, which is the worst period for sun drying fish. At this glut period, fish take too long to dry, thereby resulting in post-harvest losses as some fish.

Infestation by the dermestid beetle, Dermestes maculatus, poses a significant post-harvest problem, as the pest damage results in the fragmentation of the dried fish, thus causing qualitative loss owing to quality reduction, quantitative (physical) loss, and economic loss to both the fisher/fish marketer and consumer. Not seldom, therefore, the fish trader is observed using vegetable oil on brush to “polish” off dust, mould, insect-frass and cuticles, on long-stored dried fish in a bid to conceal infestation.

Mercados del pescado

Mar del Plata es el principal proveedor de productos pesqueros frescos para el mercado interno. En el Mercado Central de Buenos Aires (MCBA) se comercializan alrededor de 3 600 toneladas de productos pesqueros al año, siendo el 82 por ciento de los productos de origen nacional y el resto importado, principalmente desde Chile. No se comercializa en el MCBA ningún producto proveniente de la pesca continental ni de acuicultura nacional.

Las especies nacionales más importantes que se comercializan en el MCBA son: merluza común, calamar, corvina, gatuzo, langostino, lenguado, mero, abadejo, salmón blanco, cornalito, camarón, pescadilla, anchoa y caballa. El salmón rosado es el producto importado más importante, proveniente de la acuicultura de origen chileno.
Contribución socio-económica del sector pesqueroFunción económica de la pesca en la economía nacionalEl sector de la pesca y de la acuicultura aporta a la sostenibilidad económica, generando empleos e ingresos por exportación. Sin embargo, su papel en la economía nacional es muy bajo; el sector contribuye con el 0,24 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB).

ComercioEl sector pesquero es estructuralmente superavitario. En 2018 el saldo comercial alcanzó los 1 926 millones de dólares.

La demanda externa ha sido el factor dinámico determinante del desarrollo pesquero. Entre 2009 y 2018 las exportaciones pesqueras registraron un alza del 90 por ciento (7,4 por ciento cada año). El crecimiento corresponde al cambio en la composición y al incremento de los precios que se viene dando desde 2006. En 2018, las ventas externas de langostino lideraron las exportaciones de la cadena (61 por ciento), seguidos por el calamar (13 por ciento) y la merluza hubbsi (9 por ciento). También se registraron exportaciones significativas de merluza negra y de vieiras, representando el 3 por ciento cada una.

Los principales mercados de destino han mantenido cierta estabilidad. La UE, fundamentalmente España, ha sido el principal destino de las exportaciones argentinas de productos pesqueros seguida por China, Brasil, Estados Unidos y Japón. El langostino es el principal producto exportado. Históricamente, la UE (España e Italia fundamentalmente) fue el principal mercado de destino. En los últimos años se dio un crecimiento exponencial de las ventas de crustáceos a China, ocupando una cuota de mercado del 26 por ciento en 2019. En cuanto a los peces, Brasil es el destino más importante de las exportaciones de filetes congelados de merluza hubbsi, absorbiendo en 2019 el 39 por ciento del total exportado, seguido por la UE, para quien la Argentina es uno de los principales proveedores. El tercer mayor producto exportado es el calamar Illex. La comercialización se encuentra fuertemente condicionada por los vaivenes de la demanda internacional y la variación de su precio. Los principales mercados de destino en el 2019 son China (60 por ciento) y España (9 por ciento).

El principal rubro importado son las preparaciones y conservas de pescado, en especial las conservas de atún. Estos productos provienen principalmente de Ecuador (64 por ciento), Tailandia (25 por ciento) y Chile (7 por ciento). Los grandes supermercados tienden a importar productos pesqueros enlatados que compiten con la industria conservera local, la que abastece solo una parte del consumo interno, y con precios superiores a los importados. Entre los pescados frescos importados se destacan los salmones, provenientes principalmente de Chile.

Seguridad alimentariaLa cadena pesquera tiene una marcada orientación hacia el mercado externo. El consumo local de productos pesqueros es bajo, en torno a 7 kg por habitante por año, muy por debajo del promedio mundial (20 kg por habitante por año).

EmpleoLa actividad cuenta con alrededor de 22 200 trabajadores registrados, de los cuales el 62 por ciento es personal embarcado. El 60 por ciento realiza actividades de pesca costera y de altura, incluyendo actividades en buques factoría que practican simultáneamente la pesca y la elaboración y conservación. La mayoría de los trabajadores son hombres. El 40 por ciento trabaja en la industria procesadora y el resto en servicios de contratistas de mano de obra. La evolución del empleo registrado estuvo vinculada con los niveles de actividad y la creciente formalización del sector. En los últimos años, el nivel de empleo se mantuvo relativamente estable en la etapa de procesamiento, mientras que en la etapa primaria registró una tendencia a la baja (-7 por ciento en el período 2009-2018).

Desarrollo ruralEn los puertos como Mar del Plata, y en el sur, la pesca tiene su papel en el desarrollo rural, como fuente de empleo y fuente de alimentos.

El desarrollo de la piscicultura rural es aún incipiente y se concentra básicamente en las provincias del Noreste, particularmente Misiones, donde se favorece la cría de pacú, tilapia y carpa. Esta actividad, sin embargo, no es desarrollada por pescadores sino por productores rurales que poseen minifundios de extensión variable. Las comunidades pesqueras no poseen aún la debida capacitación ni ayuda financiera o apoyo del Estado para utilizar la piscicultura rural como un complemento de su seguridad alimentaria o bien como una actividad económica de subsistencia, si bien estos temas figuran en las agendas de algunas provincias.

Tendencias, asuntos y desarrollo

Limitaciones y oportunidadesEl mayor desafío al desarrollo de la pesca marina en Argentina es la sobreexplotación del recurso de merluza. Todas las medidas con los CMPs todavía no han resultado en una recuperación de este recurso.

Otro problema es la pesca excesiva y no controlada apenas afuera de las 200 millas, principalmente dirigida al calamar Illex. El gobierno ha considerado la extensión de la ZEE, pero es un hecho políticamente delicado.

Políticas y estrategias de desarrollo del gobierno y el sector privadoLa planificación gubernamental ha estado orientada a revertir las consecuencias de las estrategias implementadas en los años 90, caracterizadas por un excesivo incremento del esfuerzo pesquero cuyo fin era aumentar la exportación, y que generó reducciones críticas en los stocks pescables de los principales recursos. La estrategia del Consejo Federal Pesquero se basa en fijar anualmente las CMPs por especie, basadas en las Capturas Biológicamente Aceptables (CBA) establecidas por el INIDEP cada año, y utilizar CITC para el sector.

En el sector continental existen diversas estrategias dirigidas al manejo de las pesquerías. Desde 2001, en el bajo Paraná se autoriza la pesca para exportación con cupos de pesca que varían en función de las condiciones hidrológicas y las coyunturas socioeconómicas del mercado.

Investigación, educación y capacitaciónInvestigaciónEl INIDEP tiene por misión y función formular, ejecutar y controlar los proyectos de investigación en prospección, evaluación y desarrollo de pesquerías, de tecnologías de acuicultura, de artes de pesca, de procesos tecnológicos y en economía pesquera, conforme a las pautas y prioridades que en tal sentido establezca la autoridad de aplicación. Asimismo, asesora a la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de la Nación, al CFP y a la Cancillería Argentina en el uso racional de los recursos sostenibles con el objetivo primordial de preservar el ecosistema marino para las generaciones futuras. Además, varias instituciones y organismos técnicos y de investigación se encuentran vinculadas con los recursos pesqueros en diferentes provincias.

Educación y capacitaciónDiversas instituciones educativas superiores (universidades) poseen cursos relacionados con temas de ictiología. La Universidad Nacional de Mar del Plata es la única casa de estudios que posee una especialización de posgrado en pesquerías marinas. Por su parte, la Universidad Nacional del Comahue (San Antonio Oeste, Río Negro) ofrece una carrera de grado que incluye diversos cursos dirigidos a la planificación, uso, evaluación y aprovechamiento de los recursos pesqueros de la plataforma continental marítima. También posee formación a nivel de tecnicatura en producción pesquera y maricultura que se dicta en el Instituto Storni (San Antonio Oeste, Río Negro), mientras que la Universidad del Comahue en su sede de Bariloche (Río Negro) otorga el título de Técnico Superior en Acuicultura. La Facultad de Agronomía y Veterinaria (Universidad de Buenos Aires) ofrece una Maestría en Acuicultura y existe otra de carácter privado (terciaria), dictada en Rosario (Santa Fe). Las carreras relacionadas con las tecnologías pesqueras incluyen las de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), con la carrera de Ingeniería Pesquera, dictada en las Facultades Regionales Chubut, Río Grande y en el Centro de Estudios de Mar del Plata. En la Escuela Superior de Ciencias Marinas de la Universidad Nacional del Comahue se dicta la Tecnicatura en Producción Pesquera y Maricultura. En el ámbito de las aguas continentales, el Centro Nacional de Desarrollo Acuícola (CENADAC) en la provincia de Corrientes ofrece cursos de capacitación a productores de la región y profesionales interesados en el desarrollo de la actividad. Por su parte, el Centro de Ecología Aplicada de Neuquén (CEAN) desarrolla proyectos aplicados a la producción de trucha, ictiopatología y elaboración de raciones. Otras casas de estudios distribuidas en diferentes regiones del país ofrecen diversos cursos a nivel de grado y/o posgrado que cubren en sus currículas aspectos ecológicos y biológicos de organismos acuáticos marinos y continentales, que en alguna medida se vinculan con el uso de numerosos recursos pesqueros.

Ayuda exteriorComo país miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Argentina no es elegible para la ayuda extranjera.

Instituciones del sector pesqueroEl Consejo Federal Pesquero es el organismo responsable del establecimiento de la política pesquera, de la política de desarrollo y de la investigación. Dentro de la estructura del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca existe la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, que comprende la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura. Esta última cuenta con organismos descentralizados, aunque dependientes de ella, como el INIDEP y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA). El SENASA tiene por objetivo principal la fiscalización y certificación de los productos y subproductos de origen animal, como así también sus insumos.

Existen además diversos organismos nacionales que tienen vínculo o relación con la gestión de las pesquerías, como el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, que coordina la política internacional y participa en los organismos multilaterales, así como en los acuerdos con otros países o bloques. También se encuentra la Secretaría de Ambientes y Desarrollo Sustentable, que participa en la preservación, protección, defensa y mejoramiento del ambiente, y en la implementación del desarrollo sustentable, en la utilización racional y en la conservación de los recursos naturales, renovables y no renovables. Por su parte, cada una de las provincias con litoral marítimo cuenta con su propia administración pesquera, autoridades de aplicación específica y regulaciones propias.

Marco jurídicoLa Ley Federal de Pesca del 1998 propone fomentar el ejercicio de la pesca marítima en procura del máximo desarrollo compatible con el aprovechamiento racional de los recursos vivos marinos. También propone promover la protección efectiva de los intereses nacionales relacionados con la pesca y la sustentabilidad de la actividad pesquera, y favorecer el desarrollo de procesos industriales ambientalmente apropiados. En este marco se crea la Secretaría de Pesca, dependiente del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos, quien es la autoridad de aplicación de esta Ley.

La Ley da la autoridad de Aplicación a la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.
  • Dominio y jurisdicción de recursos pesqueros entre nación y provincias: Provincias: aguas interiores y mar territorial, hasta las 12 millas marítimas desde las líneas de base. Nacional: Desde las 12 millas hasta el final de la ZEE (200 millas)
  • La Pesca marítima bajo jurisdicción argentina sólo podrá ser realizada por:
  • Agentes económicos domiciliados y constituidos en el país (art. 24).
  • Mediante buques con matrícula nacional y de bandera argentina (art. 35), con la excepción de permisos temporarios otorgados en el marco de tratados internacionales (art. 37).
  • La producción debe ser desembarcada en los muelles argentinos (art. 24).
  • Cada buque debe poseer un permiso de pesca que sólo habilita para acceder al caladero. Los permisos son otorgados hasta 10 años por buque y pueden extenderse hasta 30 años a buques de empresas con instalaciones de procesamiento en tierra.
  • Los permisos caducarán automáticamente cuando los buques no operen, sin ningún justificativo, durante 180 días consecutivos, o se les dicte sentencia de quiebra (art. 28).
  • Además del permiso de pesca, se debe contar con una cuota de captura o con una autorización de captura si la especie no está sujeta a cuota.
  • CFP determina la Captura Máxima Permisible, por año y especie, en articulación con la información y asesoría proporcionada por el INIDEP. Se establecen las cuotas de captura anual por buque, por especie, por zona de pesca y por tipo de flota. Las cuotas son parcial o totalmente transferibles, excepto entre buques fresqueros a congeladores o factorías (art. 27).
  • El ejercicio de la actividad está sujeto al pago de un derecho único de extracción por especie y modalidad de pesca. El monto de este derecho es fijado por el CFP y es percibido por la Autoridad de Aplicación.
  • Crea el Fondo Nacional Pesquero (FONAPE), constituido por los aranceles de los permisos de pesca, derechos de extracción, cánones, tasas y multas. Como mínimo el 50 por ciento de los recursos deben ser transferidos a las provincias integrantes del Consejo Federal Pesquero y el resto al Estado Nacional, pudiendo financiar capacitación, investigación, equipamiento y gastos administrativos (art. 44 y 45).


La Ley Nº 27.231 – Ley de Desarrollo Sustentable del Sector Acuícola del 2015- tiene por objeto regular, fomentar y administrar, disponiendo las normativas generales necesarias para su ordenamiento, el desarrollo de la actividad de la acuicultura dentro del territorio de la República Argentina, en concordancia con las atribuciones del Gobierno nacional, de los gobiernos provinciales, municipales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Entre los objetivos específicos se destacan los siguientes: a) propiciar el desarrollo integral y sustentable de la actividad productiva de la acuicultura, orientándola como fuente de alimentación, empleo y rentabilidad, garantizando el uso sustentable de los recursos; b) proceder a la preservación o la recuperación de los recursos acuáticos del territorio nacional, por medio de la acuicultura de repoblamiento; c) promover el desarrollo socioeconómico, cultural y profesional de los actores del sector acuícola, mejorando las economías regionales mediante programas específicos; d) apoyar y facilitar la investigación científica. El artículo 2º enumera las competencias del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca en esta materia. El concepto de acuicultura contemplado por la Ley abarca la acuicultura familiar, acuicultura comercial, acuicultura de repoblamiento, acuicultura basada en captura, acuicultura de investigación y acuicultura de recursos limitados (art. 5). Se establecen normas en tema de sanidad e inocuidad acuícola, capacitación, fiscalizaciones y sanciones.

Marco jurídico regional e internacionalArgentina comparte con Uruguay una Zona Común de Pesca que es el Frente Marítimo del Río de la Plata. Es administrada por la Comisión Mixta del Frente Marítimo, creada dentro del Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo, aprobado por Ley 20.645, que fija una zona común de pesca más allá de las 12 millas de cada país.

Argentina está adherida a diferentes acuerdos internacionales para la conservación de los recursos del mar, tales como la Convención de las Naciones de Unidades sobre Derecho del Mar (CONVEMAR) aprobado por Ley 25.543, la Convención para la conservación de los recursos vivos marinos Antárticos (CCRVMA) aprobado por Ley 25.263, el Acuerdo para promover el cumplimiento de las medidas internacionales de conservación y ordenación de los buques pesqueros que pescan en alta mar y aprobado por Ley 24.608, el Tratado del Río de la Plata y su frente marítimo entre Argentina y Uruguay y aprobado por Ley 20.645, la Convención sobre comercio internacional de especies amenazadas de flora y fauna silvestre aprobada por Ley 23.344, y el Acuerdo sobre conservación de albatros y petreles aprobada por Ley 26.107.

Asimismo, Argentina apoya diferentes instrumentos no vinculantes como el Código de Conducta para la Pesca Responsable (CCPR) y diversos planes nacionales para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada; para la conservación y administración de tiburones, rayas y quimeras; para reducir la pesca incidental de aves marinas en las pesquerías de palangres.
Existen diversos organismos bi- o trinacionales que tienen injerencia directa o indirecta sobre los recursos pesqueros compartidos con otros países limítrofes. La Comisión Argentino Paraguaya del Río Paraná (COMIP) se aboca a los recursos comunes con Paraguay en el río Paraguay y Paraná. La Comisión Administrativa del río Uruguay entiende en el manejo de los recursos comunes con Uruguaya en dicho río, la Comisión Administradora del Río de La Plata (CARP) posee competencia en los recursos compartidos con Uruguay en el ámbito del Río de la Plata, la Comisión Trinacional del río Pilcomayo posee injerencia en los recursos de la cuenca que comparte con Paraguay y Bolivia, mientras que la Comisión Regional del río Bermejo (COREBE) posee competencia en los recursos hídricos que comparte con Bolivia en dicha cuenca.

Argentina es país miembro del Centro para los Servicios de Información y Asesoramiento sobre la Comercialización de los Productos Pesqueros de América Latina (INFOPESCA).
Anexos

Fuente: Sector Primario Argentino
Fuente: Sector Primario Argentino


Acronyms

CARP Comisión Administradora del Río de La Plata
CBA Capturas Biológicamente Aceptables
CCPR Código de Conducta para la Pesca Responsable
CCRVMA Convención para la conservación de los recursos vivos marinos Antárticos
CEAN Centro de Ecología Aplicada de Neuquén (CEAN
CENADAC Centro Nacional de Desarrollo Acuícola
CFP Consejo Federal Pesquero
COMIP Comisión Argentino Paraguaya del Río Paraná
COREBE Comisión Regional del río Bermejo
CONVEMAR Convención de las Naciones de Unidades sobre Derecho del Mar
CITC Cuota Individual Transferible de Captura
CMP Captura Máxima Permisible
FAO Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura
FONAPE Fondo Nacional Pesquero
H&G descabezado y eviscerado
INIDEP Instituto de Investigación y Desarrollo Pesquero
INFOPESCA Centro para los Servicios de Información y Asesoramiento sobre la Comercialización de los Productos Pesqueros de América Latina
MCBA Mercado Central de Buenos Aires
OCDE Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico 
PIB Producto Interno Bruto
SAGPYA Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos
SENASA Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria
UE Unión Europea
USD Dólares de Estados Unidos de América
UTN Universidad Tecnológica Nacional
ZEE Zona Económica Exclusiva


Referencias

Albarracín De Sarmiento, P. La pesca en Argentina, 2011, Sector Primario Argentino, Colegio de Educación Técnica N° 663, Paula.
Atlas Total de la República Argentina. 1983. Centro Editor de América Latina.
Baigún, C. 2003. Principales características regionales de las pesquerías recreativas y deportivas continentales en Argentina: características, problemas y perspectivas. En: Pesquerías continentales en América Latina. Hacia la sustentabilidad del manejo pesquero.(Capatto, J., J. Peteán y N. Oldani compiladores). Univ. Nac. Litoral: 77-85.
Dirección Nacional de Pesca Continental. 2011. Informe nacional sobre el repoblamiento de cuerpos de aguas continentales. Dirección de Pesca Continental, Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. http:// www.MAGyP.gob.ar.
FAO. 2020. FISHSTAT.
FAO. 2014a. Visión general del sector acuícola nacional – Argentina [online].
Informes de cadenas de valor, 2019, Ministerio de Hacienda, Argentina .
Wicki, G., Rossi, F., Merino, O. y L. Luchini. 2008. Optimización de la producción de pacu por medio de policultivo. INFOPESCA, 34: 29-35. http://www.MAGyP.gob.ar.

Información adicional

Archivo de Reuniones y Noticias

 

 
Powered by FIGIS