FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский
  1. Perfil
    1. Legislación básica
    2. Definición legal
    3. Pautas y códigos de conducta
    4. Acuerdos internacionales
  2. Planificación
    1. Sistema de autorización
    2. Acceso a la tierra y el agua
    3. EIA
  3. Funcionamiento
    1. Aguas y aguas residuales
    2. Movimientos de peces
    3. Control de enfermedades
    4. Drogas
    5. Alimentos
  4. Seguridad de los alimentos
    1. Misceláneo
      1. Referencias
        1. Legislación
        2. Recursos relacionados
      2. Vínculos relacionados
        Perfil
        Legislación básica
        El marco legal para la regulación y promoción de la actividad acuícola en Angola se encuentra establecido entre otros dispositivos legales, por la Ley N. 6-A/04, Ley de los Recursos Biológicos Acuáticos (Nueva Ley de Pesca) (Lei Dos Recursos Biologicos Aquaticos) (Nova Lei Das Pescas), y el Reglamento de Acuicultura (Regulamento da Aquicultura) aprobado mediante Decreto N. 39/05.

        La Ley de los Recursos Biológicos Acuáticos tiene como objetivo principal establecer las normas para garantizar la conservación y el uso sostenible de los recursos biologicos acuáticos existentes en las aguas de soberanía del Estado Angoleño.

        El Reglamento de Acuicultura establece las normas que regulan las actividades de acuicultura con la finalidad de asegurar que las mismas se desarrollen de manera sostenible y responsable, así como con observancia de la Ley de los Recursos Biológicos Acuáticos y demás legislación aplicable. Las disposiciones establecidas en el mencionado Reglamento son aplicables a todas las actividades de acuicultura, fiscalización y licencia de todas las personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras que quieran ejercer esas actividades en territorio o en aguas jurisdiccionales de Angola.

        El ente rector a nivel nacional responsable por la elaboración, ejecución, supervisión y control de las políticas de pesca y acuicultura en Angola es el Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca (MINADERP). El MINADERP tiene como principales funciones, entre otras, las siguientes:
        • Proponer una estrategia y implementar las políticas de desarrollo de pesca.
        • Promover el desarrollo sostenible del sector.
        • Asegurar la integración armoniosa del sector en el plano del desarrollo económico y social del País.
        • Promover la cooperación internacional y regional en el ámbito de la pesca y acuicultura.
        • Elaborar los planes de desarrollo de acuicultura.
        La Dirección Nacional de Pesca y Acuicultura es un órgano del Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca Pesca (Direcção Nacional de Pesca y Acuicultura) con funciones de dirección, control y ejecución de la política de acuicultura en Angola. De conformidad con lo dispuesto en el Decreto Ejecutivo N. 29/06, la Dirección Nacional de Pesca y Acuicultura tiene como principales funciones entre otras:
        • Asegurar la elaboración de políticas, programas y planos de desarrollo sostenible de la acuicultura así como establecer mecanismos eficaces de monitoreo y control de las actividades de acuicultura.
        • Proponer en la reglamentación la introducción, domesticación, preservación, selección, importación y exportación de las larvas de peces.
        • Promover con las otras entidades competentes de los demás Ministerios, y de los gobiernos de provincias el control de descargas agrícolas, industriales y otros efectos de contaminación sobre el ambiente de la piscicultura, en términos de legislación aplicable.
        • Promover e incentivar la ejecución de politicas y medidas de desarrollo de la acuicultura de conformidad con los respectivos planes rectores y de los patrones de calidad legalmente establecidos para los productos de acuicultura.
        • Promover la adopción así como controlar la ejecución de medidas de ordenamiento de la acuicultura que compatibilicen el desarrollo sostenible de los recursos y la obtención de mejores resultados económicos y sociales.
        El Instituto de Desarrollo de Pesca Artesanal (IPA- Instituto de Desenvolvimento da Pesca Artesanal), es un organismo público, creado para realizar acciones de promoción y desarrollo de la pesca artesanal marítima, continental y de acuicultura. IPA es un organismo con autonomía administrativa, financiera y patrimonial. 
        Definición legal
        La Ley de los Recursos Biológicos Acuáticos define la acuicultura como “todas las actividades, incluyendo la reproducción, el crecimiento, el mantenimiento y/o mejora de especies acuáticas, principalmente peces, moluscos, crustáceos y plantas acuáticas, destinadas a reproducirse en régimen de cautiverio o en áreas restringidas, así como el procesamiento y la comercialización de recursos biológicos acuáticos de aguas dulces, salobres o saladas.”

        El Reglamento de Acuicultura6 clasifica la acuicultura en acuicultura continental o maricultura, señalando también que de acuerdo a su finalidad la acuicultura puede ser comunal, comercial o de investigación. Asimismo, el referido Reglamento establece las siguientes definiciones:
        • Acuicultura.- “Todas las actividades que tienen como finalidad la propagación económica y socialmente sostenible, mejoramiento, cultivo o crecimiento de organismos acuáticos en un ambiente acuático controlado o seleccionado (aguas dulces, salobres o marinas), para cualquier propósito comercial, de subsistencia u otros propósitos públicos.”
        • Acuicultura comunal.- “Aquella que es efectuada con carácter local por las comunidades locales o personas nacionales, con una aplicación de sistemas extensivos de producción y pudiendo producir excedentes para la comercialización.”
        • Acuicultura de investigación.-“Aquella que es realizada para experimentar medios mecánicos de cultivo y técnicas de producción industrial de especies acuáticas, así como para proyectar nuevas especies para cultivo comercial”.
        • Acuicultura comercial.- “Aquella que es efectuada con carácter comercial utilizando para ello medios mecánicos de cultivo”.
        Pautas y códigos de conducta
        Se ha establecido en la nueva Ley de Pesca de Angola que con la finalidad de asegurar el desarrollo sostenible de los recursos biológicos acuáticos, el Gobierno Angoleño o el Ministerio competente, en este caso el Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca, debe elaborar los planos de ordenamiento de la pesca marítima y continental así como los planos de desarrollo de la acuicultura.

        El Reglamento de Acuicultura dispone en su Artículo 8 que el plano de desarrollo de la acuicultura debe integrar además el plano director para el desarrollo del sector de Pesca.

        En este sentido, el Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca debe coordinar con los Ministerios relevantes y los Gobiernos de las Provincias la formulación del plan de desarrollo de la acuicultura nacional y de cada provincia. Los Gobiernos de las Provincias, tomando como base el Plan Director aprobado por el Gobierno y la orientación del Ministerio de Pesca, deben proceder luego a formular un plan específico de desarrollo de la acuicultura en su jurisdicción, debiendo además brindar la debida información al Ministerio de Pesca sobre la ejecución de los mismos.

        Cualquier modificación efectuada al Plan de desarrollo de la acuicultura debe ser aprobada previamente por el Ministro de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca, quien la someterá luego a aprobación del Gobierno Angoleño.

        Dentro de este contexto, la Ley de los Recursos Biológicos Acuáticos establece en su Artículo 203 que el plan de desarrollo de la acuicultura en Angola debe comprender entre otros, los siguientes aspectos:
        • Definición de los objetivos a alcanzar en la gestión del desarrollo de la acuicultura.
        • Especificación de las politicas y medidas de gestión a emprender.
        • Identificación de las provincias y las localidades con potencialidades para las actividades de acuicultura.
        • Medidas de preservación de los ecosistemas acuáticos, costeros y ribereños a adoptar.
        • Sistemas de producción acuícolas prohibidos en cada localidad.
        • Indicación de las especies locales a cultivar.
        • Especificaciones técnicas de las instalaciones de acuicultura así como las reglas a ser observadas en los diferentes sistemas de producción acuícola.
        • Medidas de promoción y formación profesional de los acuicultores.
        Por otro lado, se ha establecido también en el Reglamento de Acuicultura, que las actividades de acuicultura sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley de los Recursos Biológicos Acuáticos deben ser realizadas de acuerdo con los siguientes principios:
        • Los recursos de acuicultura son de propiedad de quien los produce.
        • Deben asegurar la eficiencia económica de acuerdo con la protección, rehabilitación, desarrollo de los recursos pesqueros y la biodiversidad y deben proteger el ambiente y el relieve natural.
        • Deben realizarse de conformidad con lo dispuesto en el plan director de acuicultura.
        El Gobierno Angoleño ha adoptado entre otras medidas, un Plan de Ordenamiento de Pesca y Acuicultura para el período 2006-2010, con la finalidad de asegurar la implementación de las medidas sostenibles de preservación y de gestión de los recursos pesqueros.
        Acuerdos internacionales
        Angola es miembro de las siguientes Organizaciones:
        • Organización Mundial de Comercio (OMC)
        • Organización Mundial de la Salud (OMS)
        • Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)
        • Unión Africana (AU)
        • Comunidad Sudafricana de Desarrollo (SADC).
        Asimismo es parte del programa de la Corriente de Benguela (iniciativa formada por los gobiernos de Angola, Namibia y Sudáfrica).

        Angola es parte además del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD) y del Convenio para la Cooperación en la Protección y Desarrollo del Medio Marino y Costero de la Región Central y Occidental Africana.
        Planificación
        Sistema de autorización
        Las licencias para el ejercicio de la actividad de acuicultura en Angola se clasifican en:
        • Licencia de acuicultura comunal o de subsistencia.
        • Licencia de acuicultura comercial.
        • Licencia de acuicultura de investigación.
        El Reglamento de Acuicultura establece las siguientes disposiciones sobre las licencias otorgadas para el desarrollo de la acuicultura comercial:

        Otorgamiento de licencia.

        Los potenciales acuicultores que deseen llevar a cabo actividades de acuicultura comercial deberán presentar una solicitud de licencia, de conformidad con el modelo aprobado para ello por el Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca. El referido modelo de solicitud debe contener entre otros, los siguientes datos e información:
        • Identificación y el domicilio o sede principal del solicitante.
        • Localización de la iniciativa.
        • Identificación y especificaciones técnicas de la instalación y de los equipamientos.
        • Capacidad de la instalación.
        • Plano de producción indicando las cantidades y las especies a producir.
        • Cláusulas comerciales y financieras que aseguren los pagos de la instalación.
        • Información sobre las condiciones de producción, transformación del producto y de la higiene de la instalación.
        Previamente a la emisión de la licencia correspondiente y al ejercicio de la actividad de acuicultura, la autoridad competente deberá efectuar una visita de inspección para verificar que la instalación cumpla con los términos de aprobación del respectivo proyecto. Aprobada la referida inspección, la autoridad competente deberá emitir la respectiva licencia.

        El Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 207 de la Ley de Recursos Biológicos Acuáticos y del Reglamento de Acuicultura podrá denegar la licencia correspondiente cuando:
        • La instalación no cumple con los requisitos establecidos, en especial con las normas técnicas de prevención de la contaminación, higiene y seguridad, así como con las normas urbanísticas aplicables.
        • Las actividades de acuicultura pudieran atentar con la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos, el ambiente y la salud pública.
        • Las actividades de acuicultura pudieran perturbar el ejercicio de derechos de terceros sobre los recursos naturales, en especial de las comunidades rurales y costeras.
        Las licencias son concedidas por un plazo de hasta diez (10) años, renovables por igual período a pedido de los interesados.

        Revocación de licencia.

        Las licencias de funcionamiento otorgadas podrán ser revocadas por el órgano competente en los siguientes supuestos:
        • No se haya iniciado el funcionamiento del establecimiento dentro de un (1) año posterior a la emisión de la licencia.
        • Se haya comprobado la paralización de las actividades del establecimiento durante un (1) año.
        • Se hayan modificado las características del establecimiento consignadas en la licencia correspondiente, sin la debida autorización.
        • No se hayan cumplido con las obligaciones relacionadas con el pago de las tasas anuales de licencia.
        Caducidad de la licencia.- .

        La licencia caduca al vencimiento del plazo otorgado, y siempre que no se haya solicitado una renovación correspondiente.
        Acceso a la tierra y el agua
        La Ley de Recursos Biológicos y Acuáticos dispone que el uso y aprovechamiento de suelos y de los recursos hídricos para fines de acuicultura se encuentran subordinados al régimen establecido en la legislación sobre tierras y recursos hídricos respectivamente. En este mismo sentido, el Reglamento de Acuicultura establece que la atribución y reserva de zonas para la acuicultura continental debe ser efectuada de conformidad con las disposiciones establecidas en la Ley de Tierras, aprobada mediante Ley N. 9/2004 y demás disposiciones relacionadas.

        La Ley de Aguas aprobada mediante Ley N. 6/02, dispone que las aguas como un recurso natural son propiedad del Estado, constituyendo por tanto las mismas parte del dominio público hídrico. La referida Ley de Aguas establece además que la transferencia de agua de dominio público para la reproducción de especies piscícolas o de otros recursos acuáticos se encuentra sujeta al régimen general de licencias o concesiones según correspondan.

        Asimismo se establece que el título que confiere el derecho de uso del agua es independiente de la actividad y de los fines a los que se destine, debiendo además ser otorgado previamente a la licencia o concesión que se otorgue para el ejercicio o desarrollo de la actividad productiva.

        Las personas naturales o jurídicas que cuenten con licencia o concesión correspondiente para el derecho privativo de uso de aguas deben de cumplir las siguientes condiciones:
        • Respetar las condiciones establecidas en la licencia o concesión otorgada.
        • Utilizar el agua de manera racional y para el destino otorgado.
        • Proceder al pago de las tasas correspondientes.
        • Proporcionar la información solicitada por las entidades competentes.
        • Permitir y facilitar las inspecciones necesarias.
        • Garantizar de conformidad con los términos de la licencia o concesión la minimización de los impactos ambientales negativos.
        Las licencias que se otorguen para el derecho al uso privativo del agua podrán ser otorgadas hasta un plazo máximo de quince (15) años, plazo que podrá ser renovado.
        EIA
        De manera general, el Ministerio del Ambiente es el órgano del Gobierno Central que es responsable por la coordinación, la elaboración, la ejecución de las políticas ambientales del País, como establecido por el Decreto-Ley N. 4/09. Dicho Ministerio debe promover e identificar la prevención de los impactos de las actividades humanas sobre el ambiente; participar a la evaluación e gestión de los riesgos naturales e industriales; efectuar evaluaciones y auditorías de los impactes ambientales.

        La Ley N. 5/98, Ley de Bases del Ambiente (Lei de Bases do Ambiente), establece y define los conceptos básicos para la protección, preservación, y conservación del ambiente, promoción y calidad de vida y de uso racional de los recursos naturales. El referido dispositivo señala que la evaluación de impacto ambiental es uno de los principales instrumentos de gestión ambiental, siendo de ejecución obligatoria para aquellas actividades o proyectos que tengas implicancias o consecuencias en el equilibrio y armonía ambiental y social. Esta evaluación ambiental debe ser efectuada a través de los estudios de impacto ambiental correspondientes.

        El Decreto 51/04 establece disposiciones sobre la evaluación de impacto ambiental, señalando aquellos proyectos públicos y privados que deben encontrarse sujetos a evaluación. En este sentido, se establece que los proyectos agrícolas, forestales, industriales, comerciales, habitacionales, turísticos o de infraestructuras que por su naturaleza, dimensión o ubicación tengan implicancias en el equilibrio y armonía ambiental y social deberán presentar un estudio de impacto ambiental que deberá ser sometido a aprobación del Ministerio de Ambiente. El Anexo de la referida norma, considera a las unidades industriales de acuicultura de grande dimensión dentro de dicho ámbito de aplicación.

        Asimismo, el Reglamento de Acuicultura dispone que los proyectos de acuicultura comercial deberán contar previamente con la opinión o aprobación del Ministerio del Ambiente sobre el impacto ambiental, siempre que el referido proyecto pudiera tener impacto en los ecosistemas, las especies naturales, las aguas marítimas o las cuencas hidrográficas. Se dispone a su vez que el Ministro de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca y el Ministro del Ambiente deberán determinar el tipo de establecimientos que se encuentran sujetos a la evaluación de impacto ambiental.

        El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) debe contener la siguiente información:
        • Descripción del proyecto.
        • Informe del Estudio de Impacto Ambiental.
        • Alternativas tecnológicas y de planeamiento del proyecto.
        • Identificación y evaluación sistemática de los impactos ambientales generados en las fases de implantación y operación de las actividades señaladas en el proyecto.
        • Definición de los límites del área geográfica a ser afectada de manera directa o indirecta por los impactos de la denominada área de influencia del proyecto.
        • Considerar los planos y programas gubernamentales propuestos para la implantación del área de influencia del proyecto y su compatibilidad.
        Dentro de este contexto, cabe señalar que el Gobierno Angoleño ha emitido también mediante Decreto 59/07, disposiciones sobre la regulación de las licencias o permisos ambientales para las actividades que por su naturaleza, localización o dimensión sean susceptibles de provocar impacto ambiental o social significativo. Se dispone así, que cualquier construcción, instalación, reforma, ampliación, alteración u operación de actividades que requieran estudios de evaluación de impacto ambiental estarán sujetas a un previo permiso o licencia ambiental.
        Funcionamiento
        Aguas y aguas residuales
        El Ministerio del Ambiente tiene la responsabilidad de establecer mecanismos de prevención y control de contaminación de las aguas por elementos industriales y domésticos.

        La Ley de Aguas señala que deben protegerse las aguas de dominio público hídrico contra la contaminación para conseguir y mantener un adecuado nivel de calidad del agua y evitar cualquier otra acción que pueda causar alguna degradación del medio hídrico. En este sentido, se encuentran prohibidas entre otras, las siguientes actividades:
        • Efectuar directa o indirectamente despojos que sobrepasen la capacidad de auto depuración de los cuerpos de agua.
        • Acumular residuos sólidos, desperdicios o cualquier sustancia que contamine o pueda causar peligro de contaminar las aguas.
        • Ejercer cualquier actividad que ocasione o pueda ocasionar peligro de contaminación o degradación del dominio público hídrico.
        Asimismo, se establece que el vertimiento de aguas residuales desechos u otras sustancias, así como cualquier actividad susceptible de provocar una contaminación o degradación del dominio público hídrico requerirá de un autorización a ser otorgada por la institución responsable de la gestión de los recursos hídricos de la cuenca respectiva y otras autoridades competentes.

        Dentro de este contexto, el Reglamento de Acuicultura establece que la descarga de aguas de las instalaciones de acuicultura conteniendo productos químicos, agentes patógenos, materia orgánica y sedimentos en terrenos secos, debe ser controlada a través de un sistema apropiado de tratamiento de efluentes. Para la descarga de efluentes deben ser observadas las normas relativas al vertimiento de aguas residuales.
        Movimientos de peces
        La legislación angoleña requiere que para la importación de cualquier especie de acuicultura se cuente con una autorización otorgada por el Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca previa opinión del Instituto Público de Investigación especializado en acuicultura, autorización en la que se deberá especificar las normas de cuarentena que serán aplicables. En este sentido, cabe precisar también que la importación de las larvas de peces se encuentra sujeta a cuarentena, de conformidad con la legislación relacionada con los servicios de veterinaria, el plano de protección y la legislación correspondiente de cuarentena.

        Dentro de este contexto, y de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento de Acuicultura no se pueden importar o exportar peces o productos de acuicultura que se encuentren dentro de la lista de especies prohibidas de importación y exportación.

        Con relación a la introducción de los organismos genéticamente modificados, se establece que mediante requerimiento del interesado los Ministerios de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca y de Salud podrán autorizar de manera conjunta y con la opinión del Instituto Público de Investigación especializado en el dominio de acuicultura, la realización de las manipulaciones genéticas.

        Sobre el cultivo de especies exóticas se dispone que la misma será permitida en condiciones especiales que serán establecidas por el Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca y definidas para cada tipo de acuicultura y región de desarrollo de la actividad.
        Control de enfermedades
        El Reglamento de Acuicultura establece las siguientes medidas de precaución para el control de enfermedades en las actividades acuícolas:
        • Las personas naturales o jurídicas involucradas en la producción de larvas de peces y en el desarrollo de actividades de acuicultura deberán aplicar las medidas adecuadas para prevenir las enfermedades de los peces.
        • Las personas que lleven a cabo actividades de acuicultura tienen la obligación de comunicar en un plazo de hasta cinco (5) días útiles, la ocurrencia de enfermedades con riesgo para la salud pública o que puedan poner en riesgo el ambiente, las actividades productivas u otros establecimientos de acuicultura existentes en la zona del establecimiento de acuicultura que se encuentre afectada por la enfermedad.
        • Los especimenes infectados deberán ser quemados o incinerados de conformidad con las normas emitidas por el Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca.
        • Los establecimientos piscícolas afectados deberán ser tratados de conformidad con la legislación sobre el servicio veterinario, y normas de cuarentena.
        • El Ministerio de Pesca podrá en caso de una epidemia ordenar la suspensión de la licencia de funcionamiento del establecimiento de acuicultura afectado, prohibir la comercialización de la respectiva producción así como ordenar la confiscación e incineración de especímenes.
        • El Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca y los Gobiernos Provinciales son los responsables por la prevención de las enfermedades de los peces, la declaración de las mismas y su publicación y difusión por los medios más eficaces.
        • La elaboración de la lista de enfermedades de peces y epidemias deberá ser hecha de acuerdo con la legislación relacionada con los servicios veterinarios.
        Drogas
        La Legislación Angoleña establece que las personas que importan drogas o químicos empleados en las actividades de acuicultura que se encuentran considerados en la lista de productos especializados de pesca importados, deberán cumplir con la legislación relacionada con los servicios de veterinaria sobre la calidad de los productos de origen animal, comercio y otra legislación relevante. El Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca debe establecer las condiciones y requisitos para llevar a cabo los experimentos y pruebas necesarias para aquellos productos que no se encuentren dentro de la lista especializada de productos de pesca a ser importados.

        Asimismo, las personas que producen o comercializan drogas y químicos para la acuicultura deben dar cumplimiento a las condiciones específicas de comercialización de los referidos productos que establezcan el Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca y el Ministerio de Comercio, así como cumplir entre otras con las disposiciones sobre los servicios de veterinaria, calidad de los productos y protección ambiental.

        El Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca y otras entidades relevantes principalmente sanitarias son las responsables por:
        • La aprobación de las listas y estándares de las drogas y químicos que pueden ser importados y exportados para ser empleados en las actividades de acuicultura.
        • La regulación de la sanidad veterinaria y de los estándares de protección ambiental aplicables a las unidades de comercialización de drogas y químicos empleados en la acuicultura.
        • La aprobación de drogas y químicos que se encuentran permitidos, prohibidos o sujetos a restricciones para ser usados en las actividades de acuicultura.
        Alimentos
        El Reglamento de Acuicultura dispone que las personas que importen alimentos para ser usados como alimento en la acuicultura deben de cumplir con la legislación relacionada con los servicios de veterinaria sobre la calidad de los productos de origen animal. Asimismo, es responsabilidad del Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca y otras entidades vinculadas con el ámbito sanitario, la aprobación de las listas y estándares de los alimentos usados en la acuicultura que pueden ser importados y exportados, siendo además competencia del Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca establecer las condiciones y requisitos para importar aquellos productos o alimentos que no se encuentran dentro de las listas y estándares aprobados.
        Seguridad de los alimentos
        El Gobierno Angoleño mediante Decreto 40/06, del 30 de junio del 2006, ha establecido los requisitos higiénicos sanitarios para los productos de pesca y acuicultura. El referido Decreto contiene entre otras, disposiciones sobre el control de producción, tratamiento, almacenaje y transporte para el consumo humano de los productos de pesca y acuicultura así como los respectivos mecanismos de control, certificación e inspección de los productos mencionados.

        El Ministerio de Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca, es la autoridad competente para ejercer las siguientes funciones:
        • Inspeccionar y certificar la calidad higiénico-sanitaria de los productos de pesca destinados al consumo interno y a la exportación, así como de los productos que van a ser importados.
        • Inspeccionar periódicamente los establecimientos de industria pesquera y acuícola.
        • Proceder a la aprobación de las condiciones higiénico-sanitarias de los establecimientos y a emitir las respectivas autorizaciones.
        • Auditar los sistemas de garantía de seguridad alimenticia (autocontrol) de los establecimientos.
        Cabe señalar que los productos de pesca y acuicultura destinados para el consumo humano, incluyendo los destinados para la exportación, deben cumplir con los siguientes requisitos:
        • Haber sido procesados en establecimientos con autorización sanitaria y con licencia de funcionamiento.
        • Haber sido procesados de conformidad con los sistemas de seguridad alimenticia y envasados y rotulados de acuerdo a lo dispuesto en el Decreto 40/06.
        Los productos de pesca o acuicultura que no pueden ser colocados en el mercado son los siguientes:
        • Peces venenosos de las familias Tetraodontidae y Deodontidae.
        • Productos de pesca o de acuicultura que contengan biotoxinas tales como la cigatoxina, ASP, DSP, o PSP.
        Misceláneo
        La Agencia Nacional para la Inversión Privada (ANIP- Agência Nacional para o Investimento Privado) tiene como función llevar a cabo las políticas de gobierno diseñadas para apoyar el crecimiento y una economía estable que permita al Gobierno Angoleño participar en una economía global. La Ley 11/03, Ley de Inversiones Privadas (Lei do Investimento Privado), tiene como finalidad establecer las bases generales para promover las inversiones privadas en Angola, así como definir los principios y procedimientos para acceder a los beneficios e incentivos a ser otorgados por el Gobierno por tales inversiones. El referido dispositivo establece en el Artículo 24, aquellas actividades que tiene una prioridad económica para el Gobierno Angoleño, entre ellas se menciona de manera general la pesca y sus productos.
        Referencias
        Legislación
        Recursos relacionados
        Vínculos relacionados
        Country profiles: Angola
         
        Powered by FIGIS