FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский
  1. Perfil
    1. Legislación básica
    2. Definición legal
    3. Pautas y códigos de conducta
    4. Acuerdos y Organizaciones Internacionales
  2. Planificación
    1. Sistema de autorización
    2. Acceso a la tierra y el agua
    3. EIA
  3. Operación
    1. Calidad del agua y descarga de aguas residuales
    2. Movimientos de peces
    3. Control de enfermedades
    4. Drogas
    5. Alimentos
  4. Inocuidad de los alimentos
    1. Misceláneo
      1. Referencias
        1. Legislación
        2. Recursos relacionados
      2. Vínculos relacionados
        Perfil
        Legislación básica
        Bajo la Constitución australiana, los gobiernos de los estados y territorios tienen la importante responsabilidad de administrar las tierras y aguas dentro de un estado o territorio y el manejo de las aguas interiores y costeras hasta el límite de las tres millas náuticas. El Gobierno australiano tiene la responsabilidad de la administración de las aguas marinas entre los límites de las tres y las doscientas millas náuticas.

        Todos los estados o territorios tienen legislación pesquera o de acuicultura que regula la producción de acuicultura. En Nueva Gales del Sur, Victoria, Queensland y Australia Occidental, la acuicultura es regulada por la legislación pesquera general que cubre la pesca comercial y recreativa, y la acuicultura. Tasmania tiene dos trozos de legislación relacionados, respectivamente, con las pesquerías marinas y las de aguas interiores (continentales). Legislaciones separadas estipulan respecto a los arriendos/concesiones para acuicultura marina en Victoria (Acta de Tierras 1958), Tasmania (Acta de Planificación de la Acuicultura Marina 1995), y potencialmente en Queensland (Acta de Tierras 1994). En contraste, Australia del Sur tiene una sola Acta de Acuicultura 2001 dedicada, mientras que Australia Occidental también tiene legislación dedicada a la perlicultura (Acta de Perlicultura 1990).

        La producción de acuicultura también puede estar sujeta a una legislación de la Comunidad (Commonwealth), tal como el Acta de Protección del Ambiente y Conservación de la Biodiversidad 1999 y el Acta del Parque Marino de la Gran Barrera de Coral 1975. Otra legislación de la Comunidad que puede ser relevante incluye el Acta de Título Nativo 1993 que puede afectar el uso de tierras y aguas públicas. La legislación de la Comunidad sobre cuarentena puede afectar el acceso de los operadores de acuicultura a nuevas especies, reproductores y alimentos.

        Australia del Sur es el mayor productor del sector acuicultura en Australia, dando cuenta de 38 por ciento del valor bruto de la producción. Por lo tanto, en lo que sigue sólo se tratará la legislación de este Estado. La legislación de la Comunidad se mencionará cuando sea relevante.
        Definición legal
        Según el Acta sobre Acuicultura de Australia del Sur (2001, enmendada en 2003), acuicultura significa “cultivo de organismos acuáticos para los propósitos de comercio o negocios o investigación, pero no incluye una actividad que declarada por reglamento no sea acuicultura”. El término "cultivo de organismos acuáticos" significa “un proceso organizado de crianza que involucra la propagación o siembra regular o alimentación de los organismos o protección de los organismos de los depredadores u otra intervención similar en los ciclos de vida naturales de los organismos”. "Organismo acuático" significa, según el Acta, “un organismo acuático de cualquier especie e incluye los productos reproductivos y partes del cuerpo de un organismo acuático”.
        Pautas y códigos de conducta
        Las asociaciones nacional y de los estados miembros del Foro Australiano de Acuicultura han preparado y suscrito el Código Australiano de Conducta de Acuicultura. El Código apunta a promover una industria de acuicultura ecológica y económicamente sostenible a través del cumplimiento de las regulaciones, respecto a los derechos y seguridad de otros, la protección del ambiente, tratar humanamente a los animales acuáticos y promover la seguridad de los mariscos y otros alimentos acuáticos para consumo humano.
        Acuerdos y Organizaciones Internacionales
        Australia es miembro de los siguientes acuerdos internacionales:
        • La Organización Mundial del Comercio (OMC).
        • La Comisión Pesquera del Asia-Pacífico (APFIC).
        • La Red de Centros de Acuicultura en Asia y el Pacífico (NACA).
        • La Secretaría de la Comunidad del Pacífico (SPC).
        • La Agencia del Foro Pesquero (FFA).
        Australia es parte de la Convención sobre Diversidad Biológica (CBD). El país no ha ratificado el Protocolo de Bioseguridad.
        Planificación
        Sistema de autorización
        El Acta sobre Acuicultura de Australia del Sur (2001, enmendada en 2003) es el principal trozo de legislación que gobierna el manejo, control y desarrollo del sector de acuicultura. El Acta incluye disposiciones que dan al Ministro de Agricultura, Alimentos y Pesca de Australia del Sur los poderes para otorgar licencias de acuicultura y el poder para tomar decisiones sobre los requisitos para licencias, así como las condiciones y los términos de las concesiones. El Acta también establece cuerpos para administrar o asesorar sobre aspectos del Acta, así como dar autoridad legal para actividades asociadas. Las responsabilidades administrativas bajo el Acta han sido delegadas en el Departamento de Industrias y Recursos Primarios de Australia del Sur (PIRSA). Además, el Acta otorga al Gobernador el poder para hacer regulaciones con respecto a las materias indicadas en el Acta.

        Según el Acta, ninguna persona debe realizar acuicultura, ya sea marina, costera con base en tierra o en agua dulce con base en tierra, excepto si está autorizada por una licencia de acuicultura otorgada por el Ministro. Una licencia de acuicultura se otorga por un término de 10 años, o un período menor especificado en la licencia y es renovable por períodos sucesivos. La licencia autoriza a una granja acuícola para operar en una localidad específica y define las especies y tipo de actividad de cultivo a realizar en el sitio.

        Una licencia de acuicultura marina sólo se puede otorgar para un área que está sometida a una concesión, siempre que el área esté dentro de aguas estatales y tierras adyacentes. La concesión es la tenencia/ocupación de un recurso público y permite la ocupación exclusiva del sitio de cultivo por un número específico de años. En estos casos se otorgará la así llamada licencia correspondiente, dándole al acuicultor una licencia con respecto a toda o parte del área de la concesión. El titular de la concesión y de la licencia puede ser la misma o diferentes personas/entidades legales. Ver sección 5 para más detalles sobre concesiones.

        Las solicitudes para licencias de acuicultura dentro de aguas estatales y tierras adyacentes serán una solicitud combinada para ambas, la concesión y la licencia.

        Una licencia de acuicultura puede suspenderse o cancelarse si el titular obtuvo la licencia incorrectamente, si el titular ha sido incapaz de cumplir con alguna condición de la licencia o si el titular ha cometido una infracción contra alguna otra ley relacionada con acuicultura, pesca o protección del ambiente.

        De acuerdo con el Acta, el Ministro puede hacer políticas de acuicultura para cualquier propósito dirigido a asegurar los objetivos del Acta. En la preparación de un anteproyecto de política el Ministro debe obtener y considerar la recomendación del Comité Consultivo de Acuicultura establecido bajo el Acta. El Ministro debe preparar un informe en relación con un anteproyecto de política que contenga una explicación del propósito y efecto del anteproyecto, un resumen de cualquier antecedente y asuntos relevantes para el anteproyecto y del análisis y razonamiento aplicado en la formulación de la política y una evaluación de la consistencia del anteproyecto con la Estrategia de Planificación y cualquier Plan de Desarrollo relevante bajo el Acta de Desarrollo (1993) y política de protección ambiental relevante bajo el Acta de Protección Ambiental (1993) y cualquier otros planes o políticas relevantes.

        El Acta estipula que el anteproyecto de política de acuicultura y el informe relacionado deben estar referidos a los cuerpos señalados y las autoridades públicas relevantes, así como ser sometidos a una consulta pública. Luego de la aprobación del anteproyecto de política por el Ministro, aquel debe ser referido al Parlamento para su aprobación.

        La Política de Concesiones y Otorgamiento de Licencias (2004) ha sido suscrita bajo el Acta para establecer un marco de política para el otorgamiento de licencias y concesiones.
        Acceso a la tierra y el agua
        Todas las decisiones relacionadas con el otorgamiento de licencias marinas deberán tener en consideración los Planes de Manejo de Acuicultura (PMA), las Políticas de Manejo de Recursos de Acuicultura y las Políticas de Zonas de Manejo de Acuicultura relevantes, las cuales están hechas de acuerdo con el Acta sobre Acuicultura de Australia del Sur (2001, enmendada en 2003). Estos documentos forman la base para determinar el tipo y nivel de actividad de acuicultura permitida. En cuanto a las Políticas de Zonas de Manejo de Acuicultura, el Ministro puede identificar las siguientes zonas dentro de las aguas estatales:
        • Zonas de acuicultura, en las cuales se permitirá las clases de acuicultura especificadas.
        • Zonas prospectivas de acuicultura, que tienen efecto por un período especificado no superior a tres años durante el cual se deben completar investigaciones para determinar si la zona debiera convertirse en una zona de acuicultura en la cual se permitirán clases especificadas de acuicultura.
        • Zonas de exclusión de acuicultura, en las cuales no se permitirá acuicultura.
        • Zonas de emergencia de acuicultura, para reubicación/traslado de emergencia de operaciones de acuicultura de una clase especificada.
        El Acta de Acuicultura establece que no se puede otorgar una licencia de acuicultura marina (dentro de aguas estatales y tierras adyacentes) a menos que el área esté sujeta a una concesión de acuicultura otorgada por el Ministro. Tal concesión no se puede otorgar en lo que se refiere a un área dentro de una zona de exclusión de acuicultura. El Ministro no puede otorgar una concesión de acuicultura, o hacer un llamado público para solicitudes de una concesión de acuicultura, a menos que se haya tomado la decisión de que se otorgará la licencia correspondiente.

        Conforme con el Acta, la concesión de acuicultura debe especificar la clase de acuicultura que puede realizarse en el área de la concesión, ya sean éstas concesiones piloto, concesiones de desarrollo o concesiones de producción, y en circunstancias de emergencia, concesiones de emergencia. Las clases indican diferencias en, inter alia, las zonas donde se otorga la concesión y los términos de la concesión.

        Una concesión piloto sólo puede ser otorgada en lo que se refiere a un área que abarca o incluye aguas estatales fuera de una zona de acuicultura o dentro de una zona prospectiva de acuicultura si se determina un solicitante a través de un proceso de asignación aprobado (a través de una recomendación) por el Consejo de Asignación de Tenencia de Acuicultura (CATA). El término de una concesión piloto es 12 meses o un período menor especificado en la concesión. Una concesión piloto es renovable por términos sucesivos, pero el agregado de los términos no puede superar los tres años.

        Una concesión de desarrollo sólo puede ser otorgada en lo que se refiere a un área que abarca o incluye aguas estatales dentro de una zona de acuicultura. Una concesión de desarrollo sólo puede ser otorgada a través de un proceso de asignación aprobado (a través de una recomendación) por el CATA que involucra un concurso o algún otro proceso competitivo similar. El término de una concesión de desarrollo es 3 años o un período menor especificado en la concesión. Además, el titular de una concesión piloto puede solicitar al Ministro la conversión de la concesión a una concesión de desarrollo. Una concesión piloto se puede convertir dentro de los límites de tiempo especificados; en primer lugar, si las aguas estatales incluidas en la concesión están dentro de una zona de acuicultura y el Ministro está conforme con la acuicultura que se ha llevado a cabo y que satisface los criterios de funcionamiento especificados por las condiciones de la concesión piloto. En segundo lugar, una concesión se puede convertir, independiente de dentro de qué zona esté la instalación, si el Ministro está conforme con que la conversión de la concesión sería consistente con los objetivos del Acta y los criterios estipulados u otras disposiciones relevantes de una política de acuicultura aplicable y que la acuicultura que se ha llevado a cabo satisface los criterios de funcionamiento especificados por las condiciones de la concesión piloto. Para este último tipo de conversión, la materia también tiene que ser referida a la Autoridad de Protección Ambiental (APA). La concesión es renovable por términos sucesivos, pero sin que el agregado de los términos supere los nueve años.

        El titular de una concesión de desarrollo puede solicitar al Ministro la conversión de la concesión a una concesión de producción. Una concesión de desarrollo puede convertirse en las mismas condiciones como se hace de concesión piloto a concesión de desarrollo. El término de una concesión de producción es 20 años o un período menor, y es renovable.

        El poder del Ministro de otorgar una concesión de acuicultura está supeditado a los requisitos del Acta sobre Puertos y Navegación de Australia del Sur (1993) , para la concurrencia del Ministro respecto a la propiedad de la Corona.

        Además, previo al otorgamiento de cualquier licencia de acuicultura, se debe obtener aprobación de desarrollo para las obras de edificación, el cambio de uso de suelo, o un acto o actividad en relación con el terreno (incluyendo desarrollo sobre o bajo agua) según el Acta de Desarrollo de Australia del Sur (1993).

        El acceso a tierra de propiedad privada para operar una granja acuícola con base en tierra debe ser convenido con el dueño de la tierra. El otorgamiento del derecho a acceder a tierras públicas podría necesitarse según el Acta de las Tierras de la Corona de Australia del Sur (1997).

        Hay varias aprobaciones que pueden necesitarse para la acuicultura con base en tierra, dependiendo del tipo de acuicultura propuesta. Según el Acta sobre Manejo de Recursos Naturales de Australia del Sur (2004) , se debe obtener una licencia de agua otorgada por el Ministro, que autoriza al titular para extraer agua desde un curso de agua determinado, lago o pozo. De acuerdo con la misma Acta, se podría necesitar un permiso para erigir, construir o ampliar una represa, pozo u otra estructura que recolectará o desviará agua dentro de ciertas áreas, y una licencia para perforación de pozos. Además, se podría necesitar el consentimiento para talar vegetación nativa según el Acta sobre Vegetación Nativa de Australia del Sur (1991).
        EIA
        La principal legislación de la Comunidad (Commonwealth) que trata sobre impacto ambiental es el Acta de Protección del Ambiente y Conservación de la Biodiversidad (Acta PACB 1999, enmendada en 2003). El Departamento del Ambiente y Patrimonio del Gobierno australiano tiene la función de la evaluación y aprobación bajo el Acta. Se puede necesitar una aprobación allí donde un desarrollo de acuicultura tenga, o pueda tener, un impacto significativo sobre ‘materias de importancia ambiental nacional’, siendo esas acciones aquellas que pueden afectar propiedades del Patrimonio Mundial, el patrimonio nacional, humedales de importancia internacional (“humedales Ramsar”), especies y comunidades amenazadas, especies migratorias y el ambiente marino de la Comunidad.

        De acuerdo con el Acta sobre Acuicultura de Australia del Sur (2001) se ha suscrito una Política Marco de Gestión Ambiental para la Acuicultura (2004), que establece un marco para la evaluación, monitoreo y gestión ambiental para todos los sectores de acuicultura. La Política señala disposiciones que formarán la base para las condiciones de licencia y concesión incluyendo la evaluación de la licencia de acuicultura, el manejo y monitoreo ambiental, la administración e indemnidad del sitio, la rehabilitación y remediación del sitio.

        La solicitud para una licencia de acuicultura debe satisfacer los objetivos de la política relevante y será evaluada por el Departamento de Industrias y Recursos Primarios de Australia del Sur (PIRSA) para determinar el probable impacto ambiental que la propuesta tendrá sobre el fondo marino y el área circundante. Además, se considerará el nivel de compromiso del solicitante para asegurar que el sitio será manejado de una manera ambientalmente sostenible. Cuando se consideran los asuntos ambientales asociados con una solicitud dentro de una zona, el PIRSA tomará en consideración:
        • El nivel demostrado de compromiso y conocimientos del solicitante para asegurar que las operaciones del sitio serán manejadas de una manera ambientalmente sostenible.
        • La habilidad del operador para demostrar capacidad para la implementación, análisis y elaboración de informes de los programas de monitoreo ambiental en ambientes marinos.
        Para solicitudes fuera de una zona, el solicitante también necesitará proveer la siguiente información a un nivel adecuado, la cual de lo contrario tendría que haber sido considerada en el desarrollo de una política de zona:
        • La descripción del substrato y el área circundante.
        • Un informe biogeográfico detallando las sensibilidades de los ecosistemas circundantes a lo impactos ambientales de los desarrollos de acuicultura.
        Los Programas de Monitoreo Ambiental (PMA) y los Requisitos de Información para los titulares han sido introducidos por el PIRSA para ambas, la acuicultura marina y aquella basada en tierra. Los requisitos del PMA para un titular comprenderán información sobre manejo de la granja (información sobre siembra, uso de medicinas y químicos, incidentes de enfermedades, plan de reposo del sitio, etc.) y evaluación béntica o requisitos de calidad del agua, que varían según la especie que se cultiva y si se trata de acuicultura basada en tierra o marina.

        Los procedimientos para el informe del PMA incluyen la presentación de un informe al PIRSA 30 días antes del vencimiento de la licencia. Los elementos que deben ser incluidos en el informe para que sea aceptado por el Ministro de Agricultura, Alimentos y Pesca son: plano/diseño del sitio, tipo de alimento y cantidad usada por mes, densidad de siembra, incidentes de enfermedades, etc., dependiendo de la especie que se cultiva y si se trata de acuicultura basada en tierra o marina.

        Además y conforme con el Acta, todas las solicitudes de licencias para acuicultura marina y basada en tierra serán remitidas a la Autoridad de Protección Ambiental (APA) para comentarios. En la evaluación de las solicitudes de licencia, el Acta establece que la APA tendrá en consideración el Acta sobre Protección Ambiental de Australia del Sur (1993), así como “la obligación ambiental general” y cualquier política relevante de protección ambiental bajo esa Acta. Sin embargo, la acuicultura no requiere una autorización bajo el Acta.
        Operación
        Calidad del agua y descarga de aguas residuales
        El Reglamento de Pesca (Peces Exóticos, Cultivo de Peces y Enfermedades de Peces) (2000), adoptado bajo el Acta Pesquera de Australia del Sur (1982), incluye disposiciones respecto a desagües/drenes y suministro de agua; establece que el operador de una granja piscícola en un área de aguas no naturales (que significa cualquier agua permanente en existencia o que fluye en cualquier lugar como resultado de causas no naturales) debe construir y mantener el área de tal manera que el agua no pueda escapar al ambiente fuera del área. Además, el Reglamento establece disposiciones detalladas respecto a suministro de agua, que apuntan a impedir el desborde. Además, el constructor debe asegurar que el agua que se está desaguando hacia fuera pasará a través de una rejilla adecuada que impide que los huevos o larvas de peces se liberen al ambiente.

        Respecto a granjas piscícolas en un área de aguas naturales (que significa cualquier agua permanente o que fluye que ocurre por causas naturales), el Reglamento establece disposiciones respecto a cómo se debe desaguar el agua, que apuntan a, inter alia, impedir que el agua se extienda más allá del nivel promedio y que las aguas naturales fluyan en el área, así como evitar que los huevos o larvas de peces se liberen al ambiente.

        Según el Acta sobre Protección Ambiental de Australia del Sur (1993), la Autoridad de Protección Ambiental (APA) puede hacer políticas de protección del ambiente de acuerdo con el Acta, para cualquier propósito dirigido a asegurar los objetivos del Acta. Tales políticas pueden establecer disposiciones ejecutables obligatorias. La Política de Protección Ambiental (Calidad de Agua) (2003), adoptada bajo el Acta, ha sido introducida por la APA para proveer una aproximación consistente en todo el Estado, para la protección de la calidad del agua en todos los cuerpos de agua, incluyendo aguas marinas, estuarinas e interiores (continentales), y establece los criterios para acuicultura a los cuales se atendrá el PIRSA en relación con los Requisitos de Información de Calidad de Agua. La política incluye la designación de los límites de descarga de contaminantes para amonio, nitrógeno oxidado, fósforo y sedimentos suspendidos.

        El Acta sobre Protección Ambiental de Australia del Sur (1993) también establece un sistema de otorgamiento de licencias para actividades de “relevancia ambiental”. Según el Acta, una persona no debe realizar una actividad señalada como de relevancia ambiental excepto según lo permite una autorización ambiental en la forma de una licencia. El Acta señala el procesamiento de pescado como una de tales actividades, definiéndolo como la realización de labores para descamado, extracción de agallas, eviscerado, fileteo, congelamiento, enfriamiento, embalaje, o también procesamiento de pescado para la venta. El Acta excluye las operaciones de carácter menos considerable, definiéndolas como:
        • Trabajos con una producción de proceso menor que 100 toneladas por año donde el agua residual se vacía en un sistema de disposición de efluente tipo alcantarilla o pozo séptico.
        • Trabajos con una producción de proceso menor que 2 toneladas por año donde el agua residual se dispone de manera diferente que un sistema de disposición de efluente tipo alcantarilla o pozo séptico.
        • Procesamiento de pescado sólo en el curso de un negocio de venta de pescado al por menor.
        El Acta también señala la ejecución de trabajos en los cuales los peces son ahumados, secados o preservados por la aplicación de calor o humo con una capacidad total de procesamiento que supera 250 kilogramos por hora como una actividad de “relevancia ambiental”, la cual necesita una autorización. Se debe presentar una solicitud para una autorización ambiental a la Autoridad de Protección Ambiental (APA). La autorización permanece en vigor por un término determinado por la Autoridad y es renovable.

        Además, el Acta estipula que la APA, por condiciones de una autorización ambiental, requiere que el titular de la autorización lleve a cabo una o ambas de las siguientes acciones: ejecutar pruebas específicas y monitoreo ambiental relacionados con la actividad realizada y elaborar los informes correspondientes sobre los resultados para la APA y/o cumplir con los requisitos de una auditoría ambiental y del programa de cumplimiento a satisfacción de la APA. La auditoría ambiental y el programa de cumplimiento pueden, inter alia, contener requisitos para una evaluación detallada del desempeño del titular de la autorización en el logro del cumplimiento del Acta. Sin embargo, la APA puede imponer estos requisitos sólo cuando existan contravenciones al Acta.

        La APA puede también por condiciones de una autorización ambiental, requerir que el titular prepare un plan de acción para ser adoptado en el evento de emergencias que puedan surgir, así como desarrollar un programa de mejoramiento ambiental que contenga requisitos del tipo especificado por la Autoridad. El Acta también estipula la suspensión o cancelación de una autorización ambiental por la Autoridad si, inter alia, el titular ha contravenido los requisitos impuestos.
        Movimientos de peces
        El Acta de Cuarentena (1908) de la Comunidad establece requisitos de cuarentena diseñados para impedir la introducción en Australia, el establecimiento en Australia, o la propagación dentro de Australia, de plagas y enfermedades humanas, de animales (incluyendo peces) o de plantas. Según el Acta, las medidas de cuarentena incluyen, pero no están limitadas a:
        • Para, o en relación con:
          el examen, exclusión, detención, observación, segregación, aislamiento, protección, tratamiento y regulación de embarcaciones, instalaciones, seres humanos, animales, plantas u otros bienes/productos o cosas,
          la incautación y destrucción de animales, plantas, u otros bienes/productos o cosas,
          la destrucción de locales incluyendo edificios u otras estructuras cuando el tratamiento de esas instalaciones no sea practicable.
        • Tener como su objetivo la prevención o control de la introducción, establecimiento o propagación de enfermedades o plagas que causarán o podrían causar daños significativos a seres humanos, animales, plantas, otros aspectos del ambiente o actividades económicas.
        Según el Acta, el Gobernador General puede prohibir por proclamación la importación en Australia, así como el ingreso en cualquier puerto u otro lugar en Australia, de cualquier animal, o cualquier parte de animales. Además, el Gobernador General puede prohibir por proclamación el retiro/traslado de cualquier animal o cualquier parte de animales desde cualquier parte de la Comunidad a cualquier otra parte de la Comunidad. Las excepciones a estas prohibiciones pueden ser divulgadas, bajo ciertas circunstancias, para animales que sean llevados a una parte de Australia que está en, o en un área en la vecindad de, una Zona Protegida (Zona establecida bajo el Artículo 10 del Tratado del Estrecho de Torres).

        El Gobernador General puede declarar que una cierta enfermedad o plaga sea una enfermedad o plaga que requiere cuarentena. También él puede declarar áreas de cuarentena y que cualquier embarcación, gente, animales, plantas u otros bienes en cualquier área de cuarentena, o en cualquier parte de la Comunidad en la cual existe, o se sospecha que existe, una enfermedad o plaga, deben estar sujetas a una cuarentena. El Gobernador General también puede declarar los primeros puertos de entrada para embarcaciones provenientes del extranjero.

        El Acta también otorga al Ministro los poderes para dar dichas instrucciones y tomar tales acciones/decisiones que él estime necesarias para controlar y erradicar una epidemia, o el peligro de una epidemia, que sea causada por una enfermedad o plaga que requiere cuarentena. El Ministro también puede declarar un área como una Zona Especial de Cuarentena a través de un aviso publicado en la Gaceta.

        Además, un oficial de cuarentena, después de un examen, puede ordenar la cuarentena de cualquier animal importado, ya sea que esté o no sujeto a cuarentena, que en la opinión del oficial esté, o es probable que esté, infectado con una enfermedad o plaga, contenga, o parezca contener, alguna enfermedad o plaga, o haya estado expuesto a la infección de una enfermedad o plaga. El Reglamento de Cuarentena (2000), adoptado bajo el Acta, regula el desempeño de la cuarentena.

        Según el Acta Pesquera de Australia del Sur (1982, enmendada en 2003), ninguna persona debe ingresar/introducir al Estado, vender, comprar, repartir/entregar, poseer o controlar algún pez exótico u otro organismo acuático, excepto si está autorizada por un permiso otorgado por el Director de Pesca. Además, está prohibido liberar/soltar, o permitir que escapen en cualquier tipo de aguas, peces exóticos, peces de cultivo o peces que han sido mantenidos separados de su hábitat natural.

        En el Reglamento de Pesca (Peces Exóticos, Cultivo de Peces y Enfermedades de Peces) (2000), adoptado bajo el Acta, se definen restricciones adicionales respecto a enfermedades y movimientos de animales acuáticos. El Reglamento establece disposiciones que prohíben la importación o posesión de peces vivos. Una persona no debe ingresar/introducir al Estado ningún pez vivo o estar en posesión de algún pez vivo traído al Estado, a menos que el pez haya sido certificado como libre de las enfermedades de declaración obligatoria señaladas, como se describe en el Acta, por un oficial de una autoridad de pesca en el Estado de origen del pez. Sin embargo, esto no se aplica en relación con los peces vivos que son ingresados al Estado por avión y que son mantenidos en un recipiente/contenedor apropiado durante el tránsito dentro del Estado y que son removidos del recipiente/contenedor en un aeropuerto y sometidos a procedimientos de cuarentena bajo el Acta de Cuarentena (1908) de la Comunidad.

        El Acta Ganadera de Australia del Sur (1997, enmendada en 2000) provee disposiciones respecto al movimiento de ganado o productos pecuarios afectados de alguna condición de declaración obligatoria; se incluye a los peces y crustáceos como ganado. Una condición de declaración obligatoria es una enfermedad o un contaminante que debe ser notificado inmediatamente y de manera obligatoria, según lo declarado por el Ministro en aviso publicado en la Gaceta. El Acta establece que si el ganado o productos pecuarios están afectados por una condición de declaración obligatoria, o si hay razón para sospechar aquello, el ganado o productos pecuarios no deben ser traídos al, sacados desde, o movidos dentro del Estado sin la aprobación del Inspector Jefe. Esto no se aplica al movimiento/traslado de ganado o productos pecuarios dentro de una contención/establecimiento. Además, el Acta establece que una persona no debe vender o suministrar ganado o productos pecuarios afectados por una condición de declaración obligatoria, sin la aprobación del Inspector Jefe. Además, para los propósitos de controlar o erradicar las enfermedades o la contaminación, el Ministro puede, por aviso en la Gaceta, prohibir la entrada de ganado o productos pecuarios al Estado, o a una parte especificada del Estado.

        El Departamento de Industrias y Recursos Primarios de Australia del Sur (PIRSA) actualmente está desarrollando un plan de zonación y vigilancia de enfermedades. Estas zonas son las unidades geográficas básicas para evaluar los riesgos asociados con el movimiento/traslado y comercio. Para los propósitos actuales de zonación de enfermedades, el sector marino en Australia del Sur se puede considerar como una sola zona y cada división de cuenca de drenaje continental puede considerarse como una sola zona.
        Control de enfermedades
        El Acta Ganadera de Australia del Sur (1997, enmendada en 2000) estipula medidas para controlar o erradicar condiciones de declaración obligatoria notificadas entre el ganado, incluyendo peces y crustáceos. Una condición de declaración obligatoria es una enfermedad o un contaminante que debe ser notificado inmediatamente y de manera obligatoria, según lo declarado por el Ministro en aviso publicado en la Gaceta.

        El Acta establece que para los propósitos de controlar o erradicar las enfermedades o la contaminación, el Ministro puede, por aviso en la Gaceta, imponer requisitos que incluyen, inter alia, prohibición o restricciones al movimiento de peces y productos pesqueros, examen, pruebas, detención, confinamiento, vacunación, así como someter a los peces, productos pesqueros u otra propiedad a tratamiento, o destrucción y eliminación, o cualquier otra necesidad razonablemente requerida en tales circunstancias.

        El Acta también otorga a un inspector el derecho para imponer órdenes individuales, que imponen las mismas medidas en cuanto a los avisos en la Gaceta. Si un inspector sabe o tiene razones para sospechar que los peces y productos pesqueros u otra propiedad están afectados con, o en peligro de estar afectados con, una enfermedad o contaminante, el inspector puede emitir una orden para los propósitos de controlar o erradicar la enfermedad o contaminación.

        Si una persona que debe realizar alguna acción, en cumplimiento con un aviso u orden, se rehúsa o no lo hace, un inspector puede adoptar alguna acción necesaria, o hacer que se tome tal acción.

        En situaciones de emergencia, el Acta estipula que si un inspector considera sobre bases razonables que se necesita una acción urgente para los propósitos de controlar o erradicar la enfermedad o contaminación, él puede, luego de dar tal aviso como sea razonable en las circunstancias, tomar alguna acción que podría ser necesaria de adoptar por aviso u orden o hacer que dicha acción sea tomada. Tales acciones también se pueden adoptar donde/cuando al parecer no hay alguna persona a cargo, el propietario no puede ser ubicado luego de una búsqueda razonable y el inspector sabe o tiene razones para sospechar que los peces y productos pesqueros están afectados con, o en peligro de estar afectados con, una enfermedad o contaminante.

        Un inspector no puede emitir una orden, adoptar una acción, o hacer que dicha acción sea tomada para la destrucción o eliminación de peces y productos pesqueros, alimentos o equipos o artículos usados en relación con peces, excepto con el consentimiento del propietario o con la aprobación del Inspector Jefe. El Acta también establece reglas sobre la realización de investigaciones por un inspector en relación con la ocurrencia de muertes, enfermedades o contaminantes entre el ganado.

        Cuando se adoptan acciones para controlar o erradicar enfermedades o contaminación, el Acta estipula que el Ministro, el Inspector Jefe o un inspector debe tener en consideración 1) las estrategias acordadas nacionalmente que tratan sobre enfermedades exóticas, 2) en cualquier otro caso la gravedad de las consecuencias de la enfermedad o contaminación para la salud pública y la salud del ganado y los animales nativos o salvajes y la industria ganadera y 3) las pautas aprobadas por el Ministro.

        Además, el Acta establece requisitos respecto a informar sobre las condiciones de declaración obligatoria, considerando que si una persona sabe o tiene razones para sospechar que el ganado o productos pecuarios de su propiedad o bajo su control están afectados con, o han muerto por, una condición de declaración obligatoria, la persona debe informar a un inspector por los medios practicables más rápidos y dar al inspector información adicional razonablemente necesaria. En el caso de una enfermedad de declaración obligatoria la persona tiene que tomar todas las medidas razonables para controlar o erradicar la enfermedad.

        Si un cirujano veterinario o un consultor ganadero sabe o tiene razones para sospechar que el ganado está afectado con, o ha muerto por, una condición de declaración obligatoria, él debe informar de ello a un inspector por los medios practicables más rápidos y dar al inspector información adicional razonablemente necesaria.

        El Reglamento de Pesca (Peces Exóticos, Cultivo de Peces y Enfermedades de Peces) (2000), adoptado bajo el Acta Pesquera de Australia del Sur (1982), establece disposiciones que tratan sobre la prevención y control de enfermedades acuáticas.

        El Reglamento estipula que una persona no debe realizar una operación de cultivo de peces a menos que esté registrada según el Reglamento. El registro según el Reglamento es de por vida, a menos que sea cancelado debido al incumplimiento de las disposiciones indicadas en el Reglamento.

        El Reglamento establece la obligación, para la persona que tiene el control de los peces, de notificar al Director de Pesca si los peces muestran síntomas de enfermedad, o si una cantidad superior a la mortalidad usual de peces muere dentro de un período de 24 horas y que tal exceso puede haber sido el resultado de una enfermedad. Si un oficial pesquero sospecha que los peces pueden estar afectados por tal enfermedad, se deberá exponer un aviso de dicha enfermedad. Si la persona que tiene el control de los peces sospecha que los peces están sufriendo una enfermedad prescrita de declaración obligatoria, no se deberá mover/eliminar ningún pez desde granja piscícola a menos que sea aprobado por un oficial pesquero.

        El Reglamento establece varias disposiciones que otorgan poderes a un oficial pesquero en relación con los peces cultivados que están afectados por una enfermedad prescrita de declaración obligatoria, especificada en un Anexo al Reglamento.

        Si un oficial pesquero razonablemente sospecha que los peces cultivados están o pueden estar afectados por una enfermedad prescrita de declaración obligatoria, el oficial pesquero puede instruir al operador de la granja piscícola para que reduzca o detenga el suministro de agua, así como para que reduzca o detenga inmediatamente la descarga de agua en el ambiente por los períodos que él estime convenientes. Además, él puede adecuar inmediatamente y de la manera prevista, todas las tuberías a través de las cuales el agua es descargada en el ambiente. Respecto a esto último, hay disposiciones detalladas sobre la instalación de equipos de tratamiento de povidone-yodo y sistemas de calentamiento/calefacción. Además, el operador debe, cuando le sea solicitado por un oficial pesquero, facilitar cualquier pescado para su examen. Si, después de examinar los peces, el oficial pesquero razonablemente sospecha que alguno o todos los peces están o pueden estar afectados por una enfermedad prescrita de declaración obligatoria, el oficial pesquero puede instruir al operador para que los destruya inmediatamente o para que tome posesión de los peces cultivados y los destruya. Además, él puede dirigir el agua bombeada desde la granja piscícola sobre un pedazo de tierra seca fuera de la granja piscícola, de tal manera que el agua pueda ser dispuesta/eliminada por evaporación. En las mismas condiciones, el oficial pesquero puede ordenar que se agregue povidone yodo a cualquier agua en la granja piscícola en las cantidades y de las maneras necesarias para minimizar la propagación de la enfermedad.

        Con el propósito de eliminar o controlar una enfermedad prescrita de declaración obligatoria, el Reglamento estipula que un oficial pesquero puede examinar en cualquier momento ciertos equipos a saber, mallas, sistemas de calentamiento o equipos de tratamiento de povidone-yodo instalados, para asegurar que están siendo usados y operados de acuerdo con estas regulaciones. Con el mismo propósito, el oficial pesquero puede ordenar la eliminación de equipos o aparatos de tratamiento, así como el uso de ciertas substancias para ese tratamiento según él lo considere necesario. Los equipos deberían ser destruidos si no pueden tratarse de manera efectiva.

        El Reglamento también establece disposiciones respecto a los peces cultivados en un área de aguas naturales (aguas permanentes o que fluyen y que ocurren por causas naturales), estipulando que los peces tienen que mantenerse en jaulas movibles o unidas a estructuras movibles, de tal manera que los peces sean incapaces de escapar al ambiente y puedan ser sacados rápidamente de las aguas. Si un oficial pesquero razonablemente sospecha que los peces cultivados mantenidos en las jaulas en aguas naturales están o pueden estar afectados por una enfermedad, él puede instruir al operador para sacar una o más jaulas para examen. Si, luego del examen todavía continúa la sospecha, el oficial pesquero puede instruir al operador para que destruya los peces inmediatamente, así como tomar posesión de todos o algunos de esos peces cultivados para exámenes posteriores o para su destrucción.

        Además, una persona que posee peces cultivados debe mantener registros escritos confiables conteniendo la información señalada; permitir al oficial pesquero que examine aquellos registros de acuerdo con una solicitud hecha por el oficial pesquero bajo el Reglamento; y retener los registros por un período de dos años desde la fecha en que se hizo el registro. La información requerida para ser incluida en un registro es como sigue:
        • La fecha en la cual se suministró al dueño los peces vivos para ser cultivados.
        • El nombre y la dirección de la persona que suministró los peces vivos al dueño.
        • La fecha en la cual el dueño suministró los peces vivos al por mayor a otra persona.
        • El nombre y la dirección de la persona a la cual el dueño suministró tales peces cultivados.
        • Detalles de cualquier tratamiento profiláctico o terapéutico administrado a los peces cultivados por el dueño o cualquier otra persona.
        • La fechas en las cuales se administró el tratamiento.
        • El nombre (incluyendo cualquier nombre comercial o de patente) de cualquier sustancia usada como tratamiento, o parte del tratamiento.
        Según el Reglamento de Acuicultura (2002), adoptado bajo el Acta sobre Acuicultura de Australia del Sur (2001), el titular de una licencia de acuicultura debe mantener un registro de existencias. El registro de existencias debe contener lo siguiente, con respecto a los organismos acuáticos vivos suministrados al titular de la licencia:
        • La fecha en la cual fueron recibidos los organismos acuáticos por el titular de la licencia.
        • El nombre y la dirección de la persona que suministró los organismos acuáticos al titular de la licencia.
        • Una copia de la certificación de salud otorgada al titular de la licencia en relación con los organismos acuáticos.
        En lo que se refiere a los organismos acuáticos vivos suministrados por el titular de la licencia a otra persona, el registro de existencias debe contener lo siguiente:
        • La fecha en la cual los organismos acuáticos fueron suministrados a la otra persona.
        • El nombre y la dirección de la persona a la cual se suministró los organismo acuáticos.
        • Una copia de la certificación de salud proporcionada por el titular de la licencia en relación con los organismos acuáticos.
        Además, el registro de existencias debe contener, en lo que se refiere a los organismos acuáticos mantenidos por el titular de la licencia, detalles de cualquier tratamiento profiláctico o terapéutico administrado a los organismos acuáticos por el titular de la licencia o cualquier otra persona, incluyendo:
        • Las razones para el tratamiento.
        • La fechas en la cuales se administró el tratamiento.
        • El nombre (incluyendo cualquier nombre comercial o de patente) de cualquier sustancia usada como parte del tratamiento.
        Los registros mantenidos bajo esta regulación deben retenerse por dos años desde la fecha en que se hizo el registro. El titular de una licencia de acuicultura debe, a solicitud de un oficial pesquero, dar acceso al registro de existencias para su inspección por el oficial pesquero. El oficial pesquero puede hacer copias de, o sacar extractos desde, un registro de existencias presentado para inspección bajo esta regulación.

        De acuerdo con el Acta sobre Acuicultura de Australia del Sur (2001), se ha desarrollado una Política de Salud de Animales Acuáticos (2003), la cual trata sobre la prevención de enfermedades, la respuesta a emergencias, la vigilancia y el manejo de enfermedades y el bienestar animal. Además, se ha desarrollado una Política de Bienestar en Acuicultura, la cual trata sobre la densidad de siembra, la calidad del agua, la nutrición y alimentación, el ambiente físico y la seguridad, los procedimientos de manipulación, la prevención de enfermedades y los procesos de manejo, cosecha y matanza.
        Drogas
        El Acta (de Administración) de Productos Químicos Agrícolas y Veterinarios de la Comunidad (1992, enmendada en 2005) establece la Autoridad Australiana de Pesticidas y Medicamentos Veterinarios (AAPMV). De acuerdo con el Acta, las funciones designadas a la AAPMV incluyen evaluar si es adecuada la venta en Australia de productos químicos, evaluar los efectos del uso de productos químicos, publicar información relacionada con productos químicos y su uso, así como publicar cada año los estándares aprobados para residuos de productos químicos en bienes de consumo.

        El Acta del Código sobre Productos Químicos Agrícolas y Veterinarios de la Comunidad (1994, enmendada en 2005), establece disposiciones para la evaluación, registro y control de productos químicos agrícolas y de uso veterinario, incluyendo aquellos para el tratamiento de peces, crustáceos y moluscos. El Acta establece las definiciones de químicos agrícolas y productos químicos de uso veterinario y establece un sistema para el registro de productos químicos según los peligros o riesgos que ellos representen. La AAPMV está encargada de procesar las solicitudes para el registro, clasificándolos como productos químicos registrados, productos químicos enlistados y productos químicos reservados, los últimos son productos que no necesitan ser registrados.
        La AAPMV también debe mantener un registro de productos químicos agrícolas y de uso veterinario.

        El Acta también incluye disposiciones respecto al control de productos químicos, estipulando que, inter alia, se prohíbe la posesión y el suministro de productos químicos no aprobados/no registrados y el otorgamiento de permisos para experimentar con productos químicos. Además, el Acta determina las reglas para la fabricación de productos químicos, estableciendo un sistema de licencias para la fabricación, así como prohibiendo la fabricación de ciertos productos químicos.

        El Reglamento del Código sobre Productos Químicos Agrícolas y Veterinarios (1995 enmendado en 2004), adoptado bajo el Acta, incluye definiciones adicionales de químicos agrícolas y productos químicos de uso veterinario, reglas para el proceso de solicitud y el registro de productos químicos, así como reglas adicionales respecto al control y fabricación de tales productos. El Reglamento también incluye disposiciones respecto a la obligación de informar sobre el suministro de hormonas promotoras de crecimiento y la obligación que tienen los importadores o fabricantes de mantener un registro sobre cada ocasión en que se suministra el promotor a otra persona, con lo cual se debe entregar una copia del registro a la AAPMV. Además, el Reglamento incluye una lista de productos químicos restringidos.

        El Acta (de Administración) de Productos Químicos Agrícolas y Veterinarios de la Comunidad (1992, enmendada en 2005) establece disposiciones respecto a la importación, fabricación y exportación de químicos agrícolas y productos químicos de uso veterinario. Respecto a la importación, el Acta establece que una persona no debe importar a Australia un producto químico que no esté registrado/aprobado o exento por la AAPMV. Para exportar un producto químico, se necesita un certificado que se debe obtener de la AAPMV.

        El Acta sobre Prácticas Veterinarias de Australia del Sur (2003) establece restricciones respecto a quién puede proporcionar tratamiento veterinario, estableciendo como regla principal que ninguna persona puede proveer dicho tratamiento por honorarios o recompensa, a menos que la persona esté autorizada bajo esta Acta o alguna otra acta.

        El Reglamento de Pesca (Peces Exóticos, Cultivo de Peces y Enfermedades de Peces) (2000), adoptado bajo el Acta Pesquera de Australia del Sur (1982), establece disposiciones que tratan sobre el tratamiento de las enfermedades acuáticas. Según el Reglamento, una persona no debe, excepto con la aprobación y bajo la supervisión de un oficial pesquero, tratar peces cultivados que están, o aparentemente están, sufriendo de, o que se sospecha razonablemente que están sufriendo de, una enfermedad prescrita de declaración obligatoria. Las enfermedades prescritas de declaración obligatoria están especificadas en un Anexo al Reglamento.

        Además, el oficial pesquero puede dar instrucciones al operador de una granja piscícola con respecto al tratamiento de cualquier enfermedad que está, o que él razonablemente sospecha que está, afectando tales peces cultivados y supervisar la realización del tratamiento.
        Alimentos
        Según el Acta Ganadera de Australia del Sur (1997, enmendada en 2000) una persona no debe, sin la aprobación del Inspector Jefe, alimentar al ganado (incluyendo los peces) con, o permitir que el ganado se alimente de, un producto que pueda causar que el ganado sea afectado por una condición de declaración obligatoria, o vender o suministrar alimento para ganado que pueda causar que el ganado sea afectado por una condición de declaración obligatoria.
        Inocuidad de los alimentos
        En 2000 se adoptó el Código sobre Estándares de Alimentos de Australia Nueva Zelanda como parte del Acuerdo Inter-Gubernamental sobre Reglamentación de Alimentos entre los dos países. El Código fue publicado el 20 de diciembre de 2000 tanto en Australia como en Nueva Zelanda como una alternativa a las regulaciones de alimentos existentes hasta el 20 de diciembre de 2002, cuando se convirtió en el único código de alimentos para ambos países. El Código es una colección de estándares individuales de alimentos y apunta a reducir la prescripción de regulaciones de alimentos existentes en ambos países.

        El sistema está implementado por una legislación de alimentos en cada Estado y territorio según el Acta de Estándares de Alimentos de Australia Nueva Zelanda (1991). de la Comunidad de Australia. El Acta establece los mecanismos para el desarrollo conjunto de medidas sobre regulación de alimentos (un estándar de alimentos o un código de prácticas) y crea los Estándares de Alimentos de Australia Nueva Zelanda (EAANZ) como la agencia responsable del desarrollo y mantenimiento de un Código conjunto sobre Estándares de Alimentos de Australia Nueva Zelanda.

        La función de los EAANZ es desarrollar estándares sobre producción primaria y procesamientos que se hagan cumplir nacionalmente para alimento producido por el sector de industria primaria, así como códigos de prácticas, dentro del marco del Acta. El Acta enumera las materias que pueden ser incluidas en los estándares y códigos de prácticas, siendo ellos, inter alia:
        • la composición de los alimentos, incluyendo:
          • las cantidades máximas de contaminantes o residuos que pueden estar presentes en el alimento,
          • las cantidades máximas o mínimas de aditivos que deben o pueden estar presentes en el alimento,
          • su estatus microbiológico y de seguridad,
          • el método de muestreo y pruebas del alimento para determinar su composición.
        • La producción de alimento.
        • La manipulación de alimento.
        • La prohibición de la venta de alimento:
          • ya sea en todas las circunstancias o en circunstancias específicas,
          • ya sea incondicionalmente o sujeta a condiciones específicas.
        • Cualquier información sobre el alimento incluyendo etiquetado, promoción y publicidad.
        • Las necesidades de conocimientos, destrezas, salud e higiene para la gente que manipula el alimento.
        • Las responsabilidades de negocios que manipulan alimentos relacionadas con los requerimientos de higiene, para gente involucrada en los negocios que manipulan alimentos.
        • El diseño, construcción, mantenimiento y limpieza de:
          • locales (incluyendo guarniciones y accesorios) en los cuales se manipulan alimentos,
          • equipos (incluyendo artículos no reutilizables) usados para manipular alimentos,
          • vehículos usados para transportar alimentos.
        • La información que se pueda solicitar que se entregue a las autoridades del Estado o territorio por parte de un negocio que manipula alimentos acerca del propio negocio.
        Al desarrollar estándares y códigos de prácticas, los EAANZ tienen obligaciones reglamentarias con respecto al Acta, la cual establece los siguientes objetivos en orden descendiente de prioridad:
        • La protección de la salud y seguridad públicas.
        • La disposición de información adecuada relacionada con los alimentos para permitir que los consumidores puedan hacer elecciones informadas.
        • La prevención de conductas desorientadoras o engañosas.
        El Reglamento de Estándares de Alimentos de Australia Nueva Zelanda (1994), adoptado bajo el Acta, implementa disposiciones del Acta respecto a materias relacionadas con, inter alia, agencias gubernamentales adecuadas, solicitudes, divulgación de información comercial confidencial y el Consejo de Estándares de Alimentos de Australia Nueva Zelanda.

        El Acta sobre Alimentos de Australia del Sur (2001) dispone sobre la seguridad e idoneidad de los alimentos. El Acta estipula la aplicación en esta jurisdicción del Código sobre Estándares de Alimentos de Australia Nueva Zelanda como se define en el Acta de Estándares de Alimentos de Australia Nueva Zelanda (1991) de la Comunidad. El Reglamento de Alimentos (2002), adoptado bajo el Acta sobre Alimentos de Australia del Sur, adopta el Código sobre Estándares de Alimentos con ciertas modificaciones.

        Según el Acta, una persona no debe manipular alimentos destinados a la venta de una manera en que la persona sabe que dejará, o es probable que deje, el alimento no apto para su consumo. Además, una persona no debe vender alimento que la persona sabe, o debe saber razonablemente, que no es apto para consumo. Además, el Acta establece disposiciones relacionadas con la descripción falsa de alimentos, la manipulación y venta de alimentos inadecuados o no aptos para el consumo, así como la conducta engañosa relacionada con la venta de alimentos.

        El Acta también embiste al Ministro con el poder de hacer ordenanzas toda vez que él tenga argumentos razonables para creer que ello es necesario para evitar, impedir o reducir la posibilidad de algún peligro serio a la salud pública o para mitigar las consecuencias adversas de un peligro serio a la salud pública. Una ordenanza puede ser, inter alia, para prohibir la captura de peces destinados a consumo humano, desde un área especificada; para retirar del mercado alimentos consignados o distribuidos directamente para la venta o vendidos, incautados, aislados o destruidos. El Acta da a los oficiales autorizados los poderes para inspeccionar locales y vehículos, así como registros o documentos, que se relacionan con la manipulación de cualquier alimento destinado a la venta, o la venta de alimentos.

        Según el Acta Pesquera de Australia del Sur (1982), una persona no debe actuar como procesador de pescados a menos que él o ella estén registrados como un procesador de pescados. Además, un procesador de pescados registrado no debe usar ningún local en conexión con el procesamiento, almacenamiento o tratar pescados, a menos que los locales estén especificados en el certificado de registro. Según el Reglamento de Pesca (Procesadores de Pescado) (1991), adoptado bajo el Acta, una persona que está registrada para realizar una operación de cultivo de peces y que sólo procesa pescados tomados en conformidad con una licencia para la venta a un procesador de pescados registrado o directamente a personas que consumen tales peces, no necesita estar registrada como procesador de pescados.

        Según el Acta de Productos Primarios (Planes de Seguridad de los Alimentos) de Nueva Zelanda (2004), el Gobernador puede elaborar reglamentos que establecen un plan de seguridad de los alimentos para una clase de actividades involucradas en la producción de productos primarios. Un productor de productos primarios, incluyendo pescados o productos pesqueros destinados al consumo humano, no debe dedicarse a una clase de actividades para la cual se aplica un plan de seguridad de los alimentos sin una acreditación, si la acreditación es requerida por el plan de seguridad de los alimentos.
        Misceláneo
        El Fondo de Manejo de Recursos de Acuicultura está establecido bajo el Acta sobre Acuicultura de Australia del Sur (2001). El Fondo, que debe ser mantenido según lo indica el Tesorero, consiste del siguiente dinero:
        • El porcentaje prescrito de tarifas (con excepción de las tarifas de compensación/expiación) pagado bajo el Acta.
        • Las tarifas de compensación/expiación y el porcentaje prescrito de sanciones recuperadas en lo que se refiere a infracciones contra el Acta.
        • Arriendos o cualquier otra cantidad (que no sean tarifas) pagadas al Ministro bajo el Acta.
        • Cualquier dinero apropiado por el Parlamento para los propósitos del Fondo.
        • Cualquier dinero pagado al Fondo por instrucción o con la aprobación del Ministro y el Tesorero.
        • Cualquier ingreso generado por inversión del dinero que pertenece al Fondo.
        • Cualquier dinero pagado al Fondo bajo cualquier otra Acta.
        El Fondo puede ser solicitado por el Ministro para los propósitos de algunas investigaciones u otros proyectos relacionados con el manejo de recursos de acuicultura o para cubrir los costos de administración del Acta. El Ministro puede, con la aprobación del Tesorero, invertir algo del dinero que pertenece al Fondo que no sea requerido inmediatamente, para los propósitos del Fondo, de la manera como lo apruebe el Tesorero.
        Referencias
        Legislación
        Base de datos de legislación de la Comunidad y del Estado:
        Commonwealth legislation:
        South Australia legislation:
        Aquaculture Regulations (2005)
        Development Act (1993)
        Agricultural and Veterinary Products (Control of Use) Regulations (2004)
        Veterinary Practices Act (2003)
        The Livestock (Restrictions on Entry of Aquaculture Organisms) Notice (2005)
        South Australian policies:
        Aquaculture (Standard Lease Conditions) Policy (2005)
        Aquaculture Leasing and Licensing Policy (2004)
        Aquaculture Environmental Management Framework Policy (2004)
        Aquatic Animal Health Policy (2003)
        Literature:
        Aquaculture Australia Industry Report, Australian Government, Department of Agriculture, Fisheries and Forestry 2004.
        Recursos relacionados
        Vínculos relacionados
        Country profiles: Australia
         
        Powered by FIGIS