FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский
  1. Perfil
    1. Legislación básica
    2. Definición legal
    3. Pautas y códigos de conducta
    4. Acuerdos internacionales
  2. Planificación
    1. Sistema de autorización
    2. Acceso a la tierra y el agua
    3. EIA
  3. Funcionamiento
    1. Aguas y aguas residuales
    2. Movimientos de peces
    3. Control de enfermedades
    4. Drogas
    5. Alimentos
  4. Seguridad de los alimentos
    1. Misceláneo
      1. Referencias
        1. Legislación
        2. Recursos relacionados
      2. Vínculos relacionados
        Perfil
        Legislación básica
        La Ley de Pesca (1992, enmendada en 2001) y el Reglamento de la Ley de Pesca (1999, enmendado en 2004) son los principales documentos legislativos que gobiernan la conservación, preservación, explotación y manejo de toda la flora y fauna acuática. Además, diversas Normas Oficiales Mexicanas (NOMs) facilitan la implementación de la Ley de Pesca, detallando los requisitos para la realización de las actividades y el desarrollo de las pesquerías y la acuicultura. En general, las NOMs son medidas y estándares específicos requeridos por ley, las cuales son propuestas por las diversas Secretarías administrativas en sus correspondientes áreas de jurisdicción y emitidas por el Ejecutivo Federal.

        Desde 2001, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) está a cargo de administrar la legislación de las pesquerías y la acuicultura. Según la Ley, las tareas y responsabilidades de la SAGARPA incluyen - inter alia - la designación de áreas aptas para acuicultura, la reglamentación de la introducción de especies y la promoción del desarrollo de la acuicultura (ver también Reglamento, Título tercero, Capítulo I). La SAGARPA consiste de numerosas oficinas y entidades administrativas. Se puede encontrar una descripción general de su estructura en su Reglamento (Reglamento Interior de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación).

        La Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), que es una entidad administrativa de la SAGARPA, se creó en 2001 y es responsable del manejo, coordinación y desarrollo de políticas referentes al uso y explotación sostenible de las pesquerías y los recursos acuáticos. La Comisión tiene el apoyo del Instituto Nacional de Pesca (INP), que también es una entidad administrativa de la SAGARPA, que realiza investigaciones científicas y tecnológicas y da asesoría sobre la preservación, repoblación, promoción, cultivo y desarrollo de especies acuáticas. A través del INP, se ha desarrollado un nuevo instrumento para el manejo de pesquerías, la Carta Nacional Pesquera, la cual es un inventario y resumen actualizado anualmente de todos los recursos pesqueros en los cuerpos de agua federales.

        La SAGARPA ha desarrollado el Programa Sectorial de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural Pesca y Alimentación 2001-2006, el cual trata sobre - inter alia - la explotación sostenible de los recursos pesqueros y de acuicultura y la promoción de la rentabilidad, tanto en términos económicos como sociales, del sector de las pesquería y acuicultura. El programa también busca actualizar y promover las medidas legales aplicables a las actividades pesqueras y de acuicultura.
        Definición legal
        El Reglamento de la Ley de Pesca define acuicultura como "el cultivo de especies de la fauna y flora acuáticas mediante el empleo de métodos y técnicas para su desarrollo controlado en todo estadio biológico y ambiente acuático".
        Pautas y códigos de conducta
        No hay pautas o códigos de conducta sobre acuicultura.
        Acuerdos internacionales
        México es miembro de:
        • la Organización Mundial del Comercio (OMC).
        • el Tratado Norteamericano de Libre Comercio (NAFTA).
        • el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).
        México es parte de la Convención sobre Diversidad Biológica (CBD) y del Protocolo de Bioseguridad. México también es parte de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en Peligro de Fauna y Flora Silvestre (CITES).
        Planificación
        Sistema de autorización
        El establecimiento de una instalación de acuicultura en cuerpos de agua federales está manejado y controlado por un sistema de concesiones, permisos y autorizaciones, dependiendo del tipo de acuicultura, el cual es manejado por la CONAPESCA. Según la Ley de Pesca, cuando se otorgan concesiones y autorizaciones, se debe tomar en cuenta los intereses públicos, la disponibilidad y la conservación de los recursos. Además, según la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección Ambiental (1988, enmendada) (de aquí en adelante: Ley Ambiental), la protección de los ecosistemas acuáticos y su balance ecológico deben ser tomados en cuenta cuando se otorgan concesiones para actividades de acuicultura.

        Concesión: La acuicultura comercial, realizada con el fin de obtener beneficios económicos, requiere una concesión, la cual puede ser otorgada a nacionales mexicanos o extranjeros, o a entidades mexicanas (Reglamento, Título tercero, Capítulo II). La Concesión puede ser otorgada por un período máximo de 50 años. La solicitud para una concesión debe contener un estudio técnico y económico, el cual debe proveer información con respecto a:
        • Indicadores técnico-biológicos.
        • Aspectos biológicos de la especie que se va a cultivar.
        • Ubicación, incluyendo las coordenadas geográficas del área de producción.
        • Criterios de selección del sitio.
        • Requerimientos y programas con respecto al suministro de organismos acuáticos.
        • Descripción de las tecnologías que se usarán en cada fase del cultivo, excepto para cosecha.
        • Medidas de salud y técnicas de operación.
        • Distribución y descripción de la infraestructura.
        • Cantidad y distribución de la inversión.
        • Análisis financiero del proyecto.
        • Empleos que se van a generar.
        Además, la solicitud debe ir acompañada por una evaluación de impacto ambiental, informe preventivo o autorización, obtenida de la autoridad competente (ver abajo).

        En general, la concesión debe ser otorgada en un lapso de 45 días. La Ley y el Reglamento tratan en detalle los procedimientos a seguir cuando se requiere una extensión de la concesión. La concesión puede ser transferida y el titular puede ser substituido luego de una autorización de la CONAPESCA.

        El titular de una concesión tiene las siguientes obligaciones:
        • Cultivar exclusivamente las especies o grupo de especies autorizadas en las áreas establecidas en la concesión.
        • Presentar durante los primeros dos meses del año el estatus de la situación técnica y económica de los objetivos del proyecto de la concesión.
        • Presentar información sobre cosecha y datos de producción.
        • Presentar información sobre la cosecha y producción dentro de 72 horas de realizadas; el informe debe ser completado y firmado inmediatamente después de la cosecha y producción.
        • Cumplir con las condiciones técnicas y económicas para la explotación de las especies, grupo de especies o áreas establecidas en la concesión.
        • Ayudar en la preservación del ambiente y de la conservación y la reproducción de especies, incluyendo los programas de repoblación.
        • Informar a las autoridades competentes sobre resultados, hallazgos, investigaciones, estudios y nuevos proyectos en relación con acuicultura, dentro de los términos legales aplicables y tomando en cuenta los derechos de propiedad intelectual, si los hay; la SAGARPA tiene el deber de tratar esta información como confidencial.
        • Cumplir con las normas y medidas de salud acuática.
        • Mantener en buenas condiciones los establecimientos con base en tierra y los equipos de cultivo permanentes o temporales en los cuerpos de agua y remover tales establecimientos y equipos cuando lo solicite la autoridad competente.
        • Permitir y facilitar que el personal de la SAGARPA lleve a cabo inspecciones.
        • Admitir observadores designados por la SAGARPA para recolectar información científica o tecnológica.
        • Colaborar con la SAGARPA en sus programas acuáticos.
        • Mantener un registro que contenga los ingresos y salidas de organismos acuáticos, medidas de prevención y control, así como información sobre enfermedades.

        Permiso: Se requiere un permiso para la acuicultura exploratoria (acuacultura de fomento), la cual se realiza con el objetivo de estudio, investigación científica, experimentación y exploración y que está orientada al desarrollo de biotecnología o cualquier otro tipo de tecnología innovadora en alguna fase del cultivo de especies de flora y fauna acuáticas (Reglamento, Título tercero, Capítulo III). Se puede otorgar un permiso a científicos mexicanos y extranjeros, expertos técnicos e institutos de investigación. Se puede otorgar un permiso a personas o establecimientos que cultivan, comercializan o procesan productos de acuicultura en tanto que ellos cumplan con los requisitos establecidos para institutos de investigación. Además, el permiso puede establecer limitaciones y condiciones a la venta de los productos de acuicultura. El Reglamento exige que un mínimo de 5 por ciento de los beneficios sean usados para el desarrollo de actividades de investigación. Los permisos se pueden otorgar por un período máximo de cuatro años.

        Los solicitantes necesitan demostrar y probar su capacidad científica y técnica. La solicitud para un permiso debe ir acompañada por un programa o proyecto de estudio o investigación científica, el cual debe proveer información con respecto a:
        • Nombres de la persona responsable y de los expertos técnicos del proyecto.
        • Objetivos.
        • Aplicación práctica de los resultados.
        • Nombre común y científico de la especie de estudio o investigación.
        • Ubicación a nivel macro (a nivel local, municipal y estatal).
        • Ubicación a nivel micro, incluyendo las coordenadas geográficas, así como una indicación de la superficie necesaria.
        • Justificación del sitio seleccionado.
        • Descripción de la infraestructura.
        • Sistema y técnica de cultivo, excluyendo cosecha.
        • Origen y cantidad de los organismos.
        • Medidas preventivas para control y diagnóstico sanitario.
        • Comercialización.
        El permiso debe ser emitido en un lapso de 45 días. El permiso puede ser transferido y el titular puede ser substituido luego de una autorización de la CONAPESCA. El titular de un permiso tiene las mismas obligaciones que las de titular de una concesión (ver arriba), con la excepción de presentar informes relacionados con el estatus técnico y económico de los proyectos. En su lugar, el titular de un permiso tiene la obligación de presentar los resultados del proyecto de estudio o investigación en la forma como lo establece el permiso.

        Autorización: Se requiere una autorización para acuicultura para propósitos educativos (acuacultura didáctica), los objetivos de la cual son la capacitación e instrucción de aquellos involucrados en acuicultura (Reglamento, Título tercero, Capítulo IV). Las autorizaciones pueden ser otorgadas sólo a nacionales y entidades mexicanas. Al titular de una autorización se le permite vender los productos de acuicultura obtenidos, siempre que los beneficios sean usados principalmente para el desarrollo de actividades de capacitación e instrucción. La Ley ni el Reglamento especifican un lapso máximo para el otorgamiento de una autorización.

        La solicitud para una autorización debe ir acompañada de una descripción detallada del programa educacional, incluyendo la logística y debe proveer información respecto a:
        • Nombres de la persona responsable y de los expertos técnicos del proyecto.
        • Objetivos.
        • Aplicación práctica de los resultados.
        • Nombre común y científico de la especie cultivada.
        La autorización debe ser emitida en un lapso de 21 días y no es transferible. El titular de la autorización tiene las mismas obligaciones que el titular de una concesión (ver arriba), con la excepción de presentar informes relacionados con el estatus técnico y económico de los proyectos y con la excepción de mantener un registro.

        La recolección de especies reproductivas, larvas, post larvas, juveniles, huevos, semillas o alevines para propósitos de acuicultura o investigación también requiere una autorización (Reglamento, Título segundo, Capítulo II, Sección quinta). Se puede otorgar una autorización sólo a nacionales y entidades mexicanas. La solicitud para una autorización debe proveer información respecto a:
        • Nombre común, nombre científico, estado de desarrollo biológico y número de especies a recolectar.
        • Área de recolección.
        • Descripción de los equipos a usar para la recolección, preservación y transporte.
        • Cronograma de actividades.
        • Lugar de desembarco.
        • Características específicas que determinan la capacidad de los establecimientos acuáticos para la aclimatización de los organismos.
        • Número de estanques o superficies que se van sembrar.
        • Sistema de cultivo.
        Además, el solicitante debe proveer documentación demostrando su capacidad financiera. En caso de recolección para propósitos de acuicultura, el solicitante debe mostrar un contrato con la granja/piscicultura o criadero (hatchery) que va a ser abastecido (o mencionar el nombre y ubicación de la granja/piscicultura cuando la recolección es para su propio uso) y, donde sea aplicable, el número y fecha de la concesión.

        La autorización debe ser emitida en un lapso de 21 días y no es transferible. El titular de la autorización puede tener la obligación de realizar actividades de repoblación según los términos y condiciones establecidos por la CONAPESCA. El otorgamiento de la autorización depende de la información proporcionada por el Instituto Nacional de Pesca con respecto al número de especies, zonas y períodos de recolección. No se otorgará autorización cuando exista un riesgo para la conservación. En el caso de recolección, para propósitos de acuicultura, de organismos acuáticos vivos provenientes de poblaciones naturales, el Reglamento estipula que se deberá seguir las reglas aplicables en la recolección, aclimatización, preservación, transporte y semilla.

        En general, todas las concesiones, permisos y autorizaciones están registradas en el Registro Nacional de Pesca, mantenido por la CONAPESCA. Las concesiones, permisos y autorizaciones se terminan por vencimiento, revocación, estar sin uso o rescisión en los casos especificados por la Ley y el Reglamento. La Ley y el Reglamento también establecen disposiciones detalladas sobre inspección, delitos y sanciones. Estas últimas incluyen la imposición de multas, incautación de productos de acuicultura, suspensión o revocación de concesiones, permisos y autorizaciones y el cierre permanente o temporal de las instalaciones que violan ciertas disposiciones. Las apelaciones se pueden presentar según la Ley Federal de Procedimiento Administrativo (1994).
        Acceso a la tierra y el agua
        La legislación de la tierra en México es compleja, voluminosa y fragmentada entre numerosas promulgaciones. El Artículo 27 de la Constitución Mexicana establece la propiedad original del gobierno sobre las tierras y aguas de la nación y el derecho de transferir su título a personas privadas, creando de tal modo la propiedad privada. Hay dos tipos de tenencia privada de la tierra en México: propiedad privada y propiedad social o común. La última categoría incluye los ejidos y comunidades , que están más a menudo en control de áreas que son aptas para la acuicultura. Desde 1992, la propiedad común de tierras de ejido puede ser transferida a asociaciones de negocios en las cuales participan el ejido o sus miembros. Las tierras de ejido también pueden ser contratadas temporalmente a terceros. Consecuentemente, en la última década se ha alcanzado diferentes tipos de acuerdos entre ejidos y productores de acuicultura privados. En general, los ejidos permiten el acceso a la tierra como su contribución a la empresa. Sin embargo, abrir la posibilidad a los productores privados para iniciar operaciones de acuicultura ha creado problemas sobre los derechos de propiedad. Las tierras privadas, los ejidos y las tierras federales (ver abajo) existen todas lado a lado, y en algunos casos, varios grupos reclaman la propiedad de las mismas parcelas de tierra.

        El Artículo 27 de la Constitución también establece la propiedad inalienable del gobierno sobre tierras, aguas y recursos naturales que constituyen propiedad pública federal. Estos incluyen - inter alia - la zona marítima federal (zona costera), ríos, cursos de agua, lagos y lagunas. La Ley General de Bienes Nacionales (1982) establece un régimen general para el otorgamiento de derechos de uso de la tierra en tierras públicas. El manejo y desarrollo de la zona costera, la cual se extiende 20 metros desde la línea de marea alta, está regulado por el Reglamento para el uso y aprovechamiento del mar territorial, vías navegables, playas, zona federal marítimo terrestre y terrenos ganados al mar (1991). Todos los usos, desarrollo y explotación de la zona costera y playas federales, con excepción de aquellos para disfrute del público general y la realización de operaciones temporales específicamente permitidas, deben ser autorizados. Los titulares de concesiones y permisos a quienes se les ha otorgado derechos para usar terrenos litorales federales están registrados en un registro nacional. Según el Reglamento, no se requiere un permiso o concesión para el establecimiento de canales y tuberías para el transporte de agua para las cooperativas, ejidos, comunidades y personas privadas que realizan actividades de acuicultura. Sin embargo, el establecimiento de tales canales y tuberías no puede obstruir el libre paso a la zona costera.

        La Ley de Aguas Nacionales (1992) establece un régimen legal detallado para la planificación, desarrollo y manejo de los recursos de aguas superficiales y subterráneas. La Ley es administrada por la Comisión Nacional del Agua (CNA), la cual es una entidad autónoma que cae bajo la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), que es la autoridad responsable para todos los asuntos ambientales bajo jurisdicción federal. La Ley especifica el cultivo de peces como una actividad productiva para la cual se pueden usar los recursos hídricos después que se haya obtenido una concesión de la CNA. Las concesiones se pueden otorgar por períodos de hasta 50 años. Según la Ley, las concesiones de agua no son necesarias para operaciones de cultivo que usan sistemas flotantes. La Ley dispone un Registro Público de Derechos de Agua, mantenido por la CNA, el cual contiene una descripción de todas las concesiones de agua otorgadas (y permisos de descarga, ver abajo). La Ley estipula que la CNA, en cooperación con la SAGARPA, debe facilitar el desarrollo de cultivos y el otorgamiento de las concesiones de agua necesarias; también debiera apoyar, a solicitud de las partes interesadas, el uso de la infraestructura federal de aguas para cultivos a condición que sea compatible con otros usos, siempre que los cursos de agua no sean desviados y siempre que no sean afectados la calidad del agua, la navegación, otros usos permisibles y los derechos de terceros. La Ley es implementada por el Reglamento de la Ley de Aguas Nacionales (1994, enmendado en 1997).

        Por último, la Ley Ambiental dispone el desarrollo de planes deordenamientos ecológico. Hay cuatro tipos de planes de ordenamiento ecológico: nacional, regional, local y marino. El plan de ordenamiento ecológico nacional es emitido por la SEMARNAT, mientras que los planes de ordenamiento ecológico regional y local son emitidos, respectivamente, por los gobiernos estatales y las autoridades municipales. Los planes marinos de ordenamiento ecológico también son emitidos por la SEMARNAT y deben ser consistentes con los planes de zonación nacional, regional y local. Los planes marinos de ordenamiento ecológico deben determinar las actividades que se pueden realizar en las áreas designadas, así como pautas, estrategias y otras disposiciones para la preservación, protección y explotación sostenible de los recursos naturales.
        EIA
        La Ley Ambiental requiere una EIA en el caso de obras y actividades que puedan causar desequilibrios ecológicos o sobrepasar los límites y condiciones establecidas en las disposiciones aplicables para proteger el ambiente y preservar y restaurar los ecosistemas. La Ley determina las obras y actividades que requieren autorización previa sobre impacto ambiental de la SEMARNAT, incluyendo - inter alia - actividades acuáticas y de pesca que ponen en peligro la preservación de una o más especies o que causen daños a los ecosistemas. Las actividades se definen en detalle en el Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Evaluación del Impacto Ambiental (2000). Tales actividades incluyen la construcción y operación de granjas/cultivos, estanques y parques de producción acuática, la producción de post-larvas y semilla, la incubación/crianza de especies exóticas, variaciones híbridas y transgenéticas y la construcción de arrecifes artificiales.

        El proceso de EIA comienza con la presentación de un informe preventivo si hay Normas Oficiales Mexicanas (NOMs) u otras disposiciones que regulen las emisiones, descargas, explotación de recursos naturales y, en general, los impactos ambientales causados por las obras o actividades. También se requiere un informe preventivo si las obras o actividades involucradas están estipuladas expresamente por un plan urbano de desarrollo parcial, o un plan de ordenamiento ecológico, o en caso de instalaciones localizadas dentro de parques industriales autorizados. Los contenidos del informe preventivo están especificados en el Reglamento. Una vez que el informe preventivo ha sido presentado y analizado, la SEMARNAT determina, dentro de veinte días, si es que se debe presentar una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) o si el informe preventivo es suficiente.

        Según el Reglamento, la DIA puede ser regional o particular. Se debe someter una DIA - inter alia - en el caso de parques industriales y de acuicultura y granjas de acuicultura superiores a 500 ha. Una DIA regional debe proveer información con respecto a:
        • Detalles del proyecto, el solicitante y de la persona responsable de la EIA.
        • Descripción de las obras o empresas y, donde sea aplicable, de los programas o planes de desarrollo parcial.
        • Vinculación con las leyes de planificación y zonación aplicables.
        • Descripción del sistema ambiental regional y una indicación de las tendencias de desarrollo y deterioro de la región.
        • Identificación, descripción y evaluación de los efectos ambientales acumulativos y residuales del sistema ambiental regional.
        • Estrategias para evitar y mitigar los efectos ambientales acumulativos y residuales del sistema ambiental regional.
        • Pronósticos ambientales regionales y una evaluación de alternativas.
        • Identificación de instrumentos metodológicos y elementos técnicos que respaldan los resultados de la DIA.
        En todos los casos que no están específicamente estipulados en el Reglamento, se debe presentar una DIA particular. Una DIA particular debe proveer información con respecto a:
        • Detalles del proyecto, el solicitante y de la persona responsable de la EIA.
        • Descripción del proyecto.
        • Vinculación con las disposiciones ambientales aplicables y, donde corresponda, con la reglamentación de uso de la tierra.
        • Descripción del sistema ambiental y una indicación de los problemas ambientales en el área del proyecto.
        • Identificación, descripción y evaluación de impactos ambientales.
        • Medidas preventivas y de mitigación.
        • Pronósticos ambientales y la identificación de alternativas.
        • Identificación de instrumentos metodológicos y elementos técnicos que respaldan la información proporcionada.
        Allí donde estén involucradas actividades altamente peligrosas, la DIA debe incluir un estudio de riesgos que contenga escenarios y medidas preventivas que surgen del análisis de riesgos ambientales involucrados en el proyecto, una descripción de las zonas protegidas de las instalaciones y una indicación de las medidas de seguridad ambiental.

        Al evaluar la DIA, la SEMARNAT debe considerar los posibles efectos de la obra o actividad sobre los respectivos ecosistemas, tomando en consideración todos sus elementos y no sólo los recursos que pueden ser usados o afectados. También debe considerar el uso de los recursos naturales con respecto a la integridad funcional y capacidades de carga de los ecosistemas que forman parte de los recursos por períodos indefinidos, así como cualquier prevención, mitigación u otras medidas propuestas voluntariamente por el solicitante para evitar o minimizar los efectos negativos sobre el ambiente. Una vez evaluada la DIA, la SEMARNAT puede autorizar la obra o actividad, con condiciones o no, o denegar la autorización solicitada. La SEMARNAT debe emitir su decisión dentro de sesenta días después de la recepción de la DIA. Excepcionalmente, este período puede ser extendido por hasta sesenta días adicionales.

        La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), establecida como una entidad autónoma bajo la SEMARNAT, en general es responsable de fiscalizar/hacer cumplir las leyes ambientales, reglamentos y NOMs ambientales. La PROFEPA realiza auditorias e inspecciones y supervisa el cumplimiento de las normativas con respecto a la EIA.

        Por último, todos los estados mexicanos han promulgado su propia legislación ambiental y decretado una entidad encargada de la administración de tales leyes. Según la Ley Ambiental, los estados tienen la responsabilidad - inter alia – de evaluar, en coordinación con las municipalidades correspondientes, el impacto ambiental de aquellas obras y actividades que no están expresamente reservadas al gobierno federal.
        Funcionamiento
        Aguas y aguas residuales

        El marco legal que gobierna la contaminación del agua se dispone en dos leyes. La Ley Ambiental establece disposiciones generales referentes a la prevención y control de la contaminación del agua que se aplican en general a todos los ecosistemas acuáticos (incluyendo aguas marinas). La Ley de Aguas Nacionales estipula un régimen legal detallado que apoya estas disposiciones. Además, se han emitido las Normas Oficiales Mexicanas (NOMs) que establecen los estándares de calidad del agua y de las descargas de aguas residuales, los procedimientos de muestreo y monitoreo y otros requisitos. La NOM-001-SEMARNAT-1996 (actualizada en 1997) establece los límites máximos de contaminantes para las descargas de aguas residuales en aguas nacionales (incluyendo aguas marinas).

        Los individuos y las entidades legales, incluyendo las instalaciones de acuicultura, deben obtener un permiso de descarga de la Comisión Nacional del Agua (CNA) para cualquier descarga continua, intermitente o imprevista de aguas residuales en cuerpos de agua receptores (incluyendo aguas marinas). Además de los estándares contenidos en las NOMs correspondientes, la CNA puede promulgar estándares de descarga específicos. Al hacerlo, la CNA precisa tomar en consideración las NOMs pertinentes, su propio sistema de clasificación de aguas, los derechos de terceros para desarrollar o usar los cuerpos de agua receptores, las restricciones impuestas bajo el Plan Nacional de Aguas y otros intereses públicos o asuntos relacionados con la salud en general.

        Según el Reglamento, el titular del permiso tiene las siguientes obligaciones:
        • Tratar todas las aguas residuales de tal manera que se cumpla con las condiciones establecidas en las NOMs y el permiso.
        • Pagar los derechos/tarifas por la descarga de aguas residuales en los cuerpos receptores.
        • Instalar y mantener el equipo de monitoreo en buenas condiciones de trabajo.
        • Informar a la CNA de cualquier cambio de proceso que conlleve cambios en el volumen o características de la descarga de aguas residuales.
        • Notificar a la CNA sobre todos los contaminantes presentes en las descargas de aguas residuales que no fueron considerados originalmente en la solicitud de autorización.
        • Operar y mantener todo el equipo necesario para el manejo y tratamiento de las aguas residuales en buenas condiciones de trabajo para asegurar que la calidad de las aguas residuales, antes de su descarga, se ajusta a las NOMs y a las condiciones de la autorización.
        • Cooperar con las acciones de inspección y fiscalización de la CNA.
        • Realizar el monitoreo y muestreo de la calidad de las aguas residuales de acuerdo con los estándares de muestreo estipulados en las NOMs.
        • Mantener los registros de muestreo por al menos tres años.
        • Cumplir con cualquier otro requisito normativo o de autorización.
        La Ley y el Reglamento incluyen disposiciones detalladas sobre inspección, delitos y sanciones. Estas últimas incluyen la imposición de multas, suspensión o revocación de permisos de descarga y el cierre permanente o temporal de las instalaciones que violan ciertas disposiciones.
        Movimientos de peces
        Según la Ley de Pesca y en particular su Reglamento, la introducción de especies vivas en cuerpos de agua federales requiere una autorización (Reglamento, Título tercero, Capítulo V), que es emitida por la CONAPESCA. La autorización puede ser otorgada sólo a nacionales y entidades mexicanas. La solicitud debe proveer la siguiente información:
        • Nombre científico y común de la especie, indicando si la especie es silvestre o cultivada.
        • Etapa/estado de desarrollo.
        • Cantidad y origen, indicando el nombre y lugar de la zona o embalse de captura o, en caso de cultivo, el nombre y lugar del establecimiento.
        • Nombre y lugar de la zona o embalse donde se pretende introducir la especie.
        Además, el solicitante debe presentar un certificado de salud acuática (ver abajo) e informar si acaso se ha verificado si el genoma de la especie a introducir no alterará el genoma de otras especies. En el caso de especies importadas, se necesita incluir un estudio que contenga los registros de enfermedades en el área de origen así como registros relacionados con la historia genética. En el caso de especies que no existen en su forma natural en las aguas nacionales, se necesita incluir un estudio técnico referente a la biología y hábitos de la especie que se va a introducir. Por último, en el caso de especies exóticas, se necesita incluir una descripción de los posibles efectos sobre la flora y fauna nativas, en particular sobre las especies protegidas. En general, la autorización debe ser extendida dentro de un período de 21 días y no es transferible.

        La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) es una comisión inter-secretarial, creada en 1992, constituida por representantes de - inter alia – la SAGARPA y la SEMARNAT. La CONABIO en general coordina las acciones y estudios relacionados con el conocimiento y preservación de especies biológicas y promueve y desarrolla actividades de investigación científica para la exploración, estudio, protección y uso de los recursos biológicos.

        La Comisión Intersecretarial de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados (CIBIOGEM), creada en 2002, también está constituida por representantes de - inter alia – la SAGARPA y la SEMARNAT. La CIBIOGEM apunta a coordinar políticas federales con respecto a bioseguridad y la producción, importación, exportación, movimiento, propagación, liberación, consumo y uso de OGMs. Según se informa, la CIBIOGEM ha desarrollado una lista de asuntos prioritarios, la cual incluye la transformación genética de peces.
        Control de enfermedades
        El control de enfermedades está regulado por la Ley Federal de Sanidad Animal (1993), la cual es aplicable a los animales acuáticos y la Ley de Pesca, en particular su Reglamento que la implementa, el cual contiene disposiciones detalladas sobre salud acuática (Reglamento, Título tercero, Capítulo VI). El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), siendo un órgano federal bajo la SAGARPA, tiene poder para:
        • Emitir directamente, o a través de laboratorios acreditados, certificados de salud para organismos acuáticos vivos y establecimientos acuáticos.
        • Establecer - en cooperación con las autoridades correspondientes - las drogas/medicamentos, alimentos, hormonas y otros ingredientes que pueden ser usados en acuicultura.
        • Promover el intercambio de información con organizaciones internacionales.
        • Regular los asuntos de cuarentena, operación de establecimientos de cuarentena, manejo genético, campañas y medidas de prevención y diagnóstico y medidas de control sanitario para proteger los recursos pesqueros.
        • Prohibir la introducción de especies acuáticas vivas por razones sanitarias.
        Se necesita incluir un certificado de salud cuando los organismos acuáticos vivos cultivados en pisciculturas en el territorio nacional son movidos desde una granja a otra, introducidos en otro cuerpo de agua bajo jurisdicción federal (ver arriba) o destinados para exportación. Similarmente, se requiere un certificado de salud si se captura individuos de poblaciones naturales para propósitos de acuicultura. Se requiere un certificado especial de salud para la importación de organismos acuáticos vivos, en cuyo caso el solicitante debe presentar - inter alia - un certificado de salud del país de origen. El Reglamento establece en detalle los requisitos y los procedimientos a seguir para el otorgamiento de los certificados de salud.

        Además, el Reglamento trata sobre la certificación y el registro de los establecimientos de cuarentena. El Reglamento establece en detalle el procedimiento de solicitud a seguir. La autorización para operar un establecimiento de cuarentena debe ser extendida dentro de un período de 21 días.

        Las siguientes NOMs, que pueden ser complejas y pueden estar sujetas a revisión frecuente, han sido emitidas sobre salud acuática:
        • La NOM-010-PESC-1993 establece requisitos de salud para la importación de organismos acuáticos vivos para propósitos de acuicultura; la Norma contiene una lista de organismos que pueden ser importados para acuicultura.
        • La NOM-011-PESC-1993 regula la solicitud de cuarentena para impedir la introducción y propagación de enfermedades, así como la importación de organismos acuáticos vivos para propósitos de acuicultura; la Norma contiene listas de enfermedades que requieren certificación y enfermedades que requieren notificación.
        • La NOM-030-PESC-2000 establece requisitos para determinar la presencia de enfermedades virales de crustáceos vivos y muertos, sus productos y sub-productos.
        • La NOM-EM-006-PESC-2004 establece requisitos de salud acuática para la producción de crustáceos vivos y muertos, sus productos y sub-productos; la Norma también regula la introducción de crustáceos vivos y muertos en el territorio nacional, lo cual requiere una autorización de la CONAPESCA; la Norma especifica la información que debe proveerse en la solicitud y los requisitos en el punto de entrada al país.
        Drogas
        En general, las substancias químicas están regidas por un número de leyes y reglamentos que se sobreponen y que caen bajo la jurisdicción de varias agencias diferentes. Las substancias químicas se agrupan en tres categorías: pesticidas, fertilizantes y substancias tóxicas. El trozo de legislación más importante que rige las substancias químicas es la Ley General de Salud (1984, enmendada), administrada por la Secretaría de Salud (SSA), la cual especifica la definición de pesticidas, fertilizantes y substancias tóxicas. Además, la Ley Ambiental provee estándares generales relativos a las substancias químicas, como parte de sus disposiciones relacionadas con prevención y control de la contaminación del suelo.

        Debido al número de leyes y agencias que regulan las substancias químicas, en 1987 se creó una Comisión Intersecretarial para el Control del Proceso y Uso de Plaguicidas, Fertilizantes y Sustancias Tóxicas (CICOPLAFEST). La CICOPLAFEST, que está constituida por representantes de - inter alia – la SAGARPA, la SEMARNAT y la SSA, administra, entre otras cosas, un procedimiento uniforme para todas las licencias, registros y permisos de cualquier uso, desarrollo, manufactura, distribución, almacenamiento, comercialización, exportación o importación de substancias químicas.

        Respecto a la acuicultura, como se indicó arriba, la SAGARPA tiene la autoridad para establecer las drogas/medicamentos, alimentos, hormonas y otros ingredientes que se pueden usar. La NOM-EM-006-PESC-2004 regula el uso y aplicación de antibióticos, incluyendo el establecimiento de los límites mínimo y máximo, para la prevención y control de enfermedades de crustáceos. La Norma estipula que los nuevos fármacos tienen que ser aprobados por la CONAPESCA y describe el procedimiento a seguir.
        Alimentos
        Hay pocas disposiciones sobre el uso de alimentos. Como se indicó arriba, la SAGARPA tiene la autoridad para establecer los alimentos que pueden ser usados en acuicultura. La NOM-EM-006-PESC-2004 especifica que los productores de alimentos deben informar mensualmente a la SAGARPA a cerca de los tipos y dosis de fármacos que son agregados a los alimentos usados en el cultivo de camarón. Además, la Norma estipula que, en el cultivo de camarón, está prohibido el uso de alimentos basados en restos frescos de crustáceos, exceptuando artemia (Artemia spp.).
        Seguridad de los alimentos
        En general, la seguridad de los productos alimenticios vendidos al público es regulada bajo la Ley General de Salud. Todos los productos pesqueros y mariscos, sean frescos, congelados o preservados, deben satisfacer las Normas (NOMs) de seguridad de alimentos, administradas por la Secretaría de Salud (SSA). Las siguientes NOMs, que pueden ser complejas y pueden estar sujetas a revisión frecuente, han sido emitidas sobre la seguridad de productos pesqueros y de acuicultura:
        • La NOM-027-SSA1-1993 establece normas sanitarias para pescado fresco, enfriado y congelado.
        • La NOM-028-SSA1-1993 establece normas sanitarias para pescado en conserva.
        • La NOM-029-SSA1-1993 establece normas sanitarias para crustáceos frescos, enfriados y congelados.
        • La NOM-030-SSA1-1993 establece normas sanitarias para crustáceos en conserva.
        • La NOM-031-SSA1-1993 establece normas sanitarias para moluscos bivalvos frescos, enfriados y congelados.
        • La NOM-032-SSA1-1993 establece normas sanitarias para moluscos bivalvos en conserva.
        • La NOM-128-SSA1-1994 regula el establecimiento del sistema HACCP en la industria pesquera de procesamiento.
        • La NOM-129-SSA1-1995 establece normas sanitarias para productos pesqueros secos, salados y ahumados, así como moluscos cefalópodos y gasterópodos frescos, enfriados y congelados.
        Misceláneo
        Inversión en acuicultura 
        La Ley de Inversión Extranjera (1993, enmendada), implementada por el Reglamento de la Ley de Inversión Extranjera y del Registro Nacional de Inversiones Extranjeras (1998), permite hasta el 100por ciento de la propiedad extranjera de las instalaciones de producción, procesamiento y comercialización de acuicultura. En general, los extranjeros tienen prohibido adquirir dominio directo sobre tierras o aguas en zonas restringidas (las que incluyen la zona costera). Sin embargo, La Ley y el Reglamento permiten la propiedad extranjera en zonas restringidas, siempre que se establezca un fondo de inversión por un período que no exceda los 50 años. La Ley y el Reglamento son administrados por la Dirección General de Inversión Extranjera (DGIE), que cae bajo la Secretaría de Economía y la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras (CNIE). La CNIE es una entidad administrativa intersecretarial con la responsabilidad de establecer directrices políticas y criterios para la aplicación de las disposiciones legales y reguladoras en el área de la inversión extranjera. Se puede obtener más información sobre inversión en México en http://www.economia.gob.mx
        Referencias
        Legislación
        Recursos relacionados

        faolexSearch parameters: country=MEX, Keywords=aquaculture;mariculture
        Records Returned: 27
        Title of textDate of textConsolidated dateEntry into forceCountries
        Norma Oficial Mexicana NOM-060-SAG/PESC-2014: Pesca responsable en cuerpos de aguas continentales dulceacuícolas de jurisdicción federal de los Estados Unidos Mexicanos. Especificaciones para el aprovechamiento de los recursos pesqueros.2014-02-20Mexico

        Norma Oficial Mexicana NOM-047-SAG/PESC-2014: Para la identificación del origen de camarones cultivados, de aguas marinas y de esteros, marismas y bahías.2014-02-20Mexico

        Acuerdo por el que se da a conocer las Reglas de Operación del Programa de Innovación, Investigación, Desarrollo Tecnológico y Educación (PIDETEC), de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.2013-12-09Este Acuerdo entró en vigor el 1º de enero de 2014.Mexico

        Aviso de cancelación de la Norma Oficial Mexicana NOM-010-PESC-1993, Requisitos sanitarios para la importación de organismos acuáticos vivos en cualesquiera de sus fases de desarrollo, destinados a la acuacultura u ornato, en el territorio nacional, publicada el 16 de agosto de 1994.2013-10-14Este Aviso entró en vigencia el 25 de diciembre de 2013.Mexico

        Norma Oficial Mexicana NOM-058-SAG/PESC/SEMARNAT-2013, Para regular el cultivo de las ostras perleras: madreperla (Pinctada mazatlanica), concha nacar (Pteria sterna), madreperla del Atlántico (Pinctada imbricata) y la ostra perlera alada del Atlántico (Pteria colymbus) en aguas marinas de jurisdicción federal de los Estados Unidos Mexicanos.2013-06-06Mexico

        Política, bases y lineamientos en materia de obras públicas y servicios relacionados con las mismas de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca.2013-04-02Mexico

        Convenio de Coordinación para el Desarrollo Rural Sustentable que celebran la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y el Estado de Yucatán.2013-02-28Mexico

        Acuerdo mediante el cual se aprueba la actualización de la Carta Nacional Acuícola.2012-05-17Mexico

        Acuerdo por el que se emiten los Lineamientos específicos para la operación del Proyecto Transversal Trópico Húmedo.2011-04-20Mexico

        Acuerdo por el que se da a conocer la Carta Nacional Acuícola.2011-01-14Mexico

        Norma Oficial Mexicana NOM-242-SSA1-2009 : Productos y servicios. Productos de la pesca frescos, refrigerados, congelados y procesados. Especificaciones sanitarias y métodos de prueba.2010-11-03Mexico

        Decreto Nº 226 - Ley de Pesca y Acuacultura Sustentable para el Estado de Chiapas.2009-05-08Mexico

        Ley de Pesca y Acuacultura Sustentables del Estado de Campeche.2008-11-25Mexico

        Decreto Nº 391 - Ley de Pesca y Acuacultura Sustentables para el Estado de Colima.2008-10-30Mexico

        Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables.2007-04-26Mexico

        Acuerdo que aprueba la actualización de la Carta Nacional Pesquera.2006-08-04Mexico

        Lineamientos que regulan el Programa especial de energía para el campo en materia de uso acuícola.2005-03-02Mexico

        NOMEM-006-PESC-2004: Requisitos de sanidad acuícola para la producción de crustáceos acuáticos vivos, muertos, sus productos y subproductos, así como para su introducción.2004-01-20Mexico

        Decreto por el que se crea la Comisión Nacinal de Acuacultura y Pesca.2001-05-31Mexico

        Reglamento de la Ley de Pesca.1999-09-28Mexico

        Aprueba el Programa de Pesca y Acuacultura 1995-2000.1996-02-08Mexico

        NOM-010-PESC-1993: Requisitos sanitarios para la importacion de organismos acuáticos vivos en cualesquiera de sus fases de desarrollo, destinados a la acuacultura u ornato, en el territorio nacional.1994-07-20Mexico

        NOM-011-PESC-1993: Aplicación de cuarentenas, a efecto de prevenir la introducción y dispersión de enfermedades certificables y notificables, en la importación de organismos acuáticos vivos en cualesquiera de sus fases de desarrollo, destinados a la acuacultura y ornato en los Estados Unidos Mexicanos.1994-07-20Mexico

        Reglamento de la Ley de Pesca.1992-07-17Mexico

        Normas para recolección de las especies de camarón existentes en el medio natural en los estadios de larvas y postlarvas que se utilicen para el desarrollo de actividades acuícolas.1991-02-25Mexico

        Programa Nacional de Desarrollo de la Pesca y sus Recursos, 1990-1994.1990-10-18Mexico

        Reglamento de la Ley Federal de Pesca.1987-12-29Mexico

        DeWalt, B.R., J.R. Ramírez Zavala, L. Noriega and R.E. González. 2002. Shrimp Aquaculture, the People and the Environment in Coastal Mexico. Report prepared under the World Bank, NACA, WWF and FAO Consortium Program on Shrimp Farming and the Environment.
        Intersecretarial Commission on Biosafety and Genetic Modified Organisms (Comisión Intersecretarial de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados) (CIBIOGEM)
        SEMARNAP. Camaronicultura sustentable. In: FAO.1999. Papers presented at the Bangkok FAO Technical Consultation on Policies for Sustainable Shrimp Culture. Bangkok, Thailand, 8-11 December 1997. FAO Fisheries Report No. 572 (Supplement).
        Vínculos relacionados
        Country profiles: México
         
        Powered by FIGIS