FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский
  1. Perfil
    1. Legislación básica
    2. Definición legal
    3. Pautas y códigos de conducta
    4. Acuerdos y Organizaciones Internacionales
  2. Planificación
    1. Sistema de autorización
    2. Acceso a la tierra y el agua
    3. EIA
  3. Operación
    1. Calidad del agua y descarga de aguas residuales
    2. Movimientos de peces
    3. Control de enfermedades
    4. Drogas
    5. Alimentos
  4. Inocuidad de los alimentos
    1. Misceláneo
      1. Referencias
        1. Legislación
        2. Recursos relacionados
      2. Vínculos relacionados
        Perfil
        Legislación básica
        El Código Ambiental de Filipinas (1988) provee el fundamento para todas las medidas que tienen que ver con el ambiente natural de Filipinas, abarca el manejo de la calidad del aire, el agua, el uso del suelo, los recursos naturales y los residuos. El Código, siendo un instrumento marco, contiene un Capítulo sobre pesquerías y recursos acuáticos y requiere que el gobierno establezca un sistema de explotación racional de ellos. El Código Pesquero de Filipinas (1998) dispone el desarrollo, manejo, conservación y utilización de las pesquerías y los recursos acuáticos. El Código integra a todas las leyes que son relevantes para estos asuntos. El Capítulo II, Artículo III (Secciones 45–57) del Código trata sobre la acuicultura. El Reglamento y Normas de Implementación (1998) provee los procedimientos y directrices/pautas para la implementación del Código. El Código además está implementado por numerosas Órdenes Administrativas de Pescas (OAPs) sobre varios temas específicos.

        El Código Pesquero cae bajo la jurisdicción del Departamento de Agricultura. Dentro del Departamento, la Subsecretaría de Pesca y Recursos Acuáticos es responsable de establecer las políticas y formular los estándares y de ejercer la supervisión general. La Oficina de Pesca y Recursos Acuáticos (OPRA) es la agencia encargada del manejo y desarrollo de las pesquerías y los recursos acuáticos. El Código también crea el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDP), el cual actúa como la principal entidad de investigación de la OPRA. Las funciones de la OPRA están definidas en términos generales e incluyen - inter alia - la preparación e implementación del Plan Nacional de Desarrollo de la Industria Pesquera, el hacer cumplir las leyes y regulaciones (excepto en aguas municipales) y el monitoreo y regulación de la importación y exportación de productos pesqueros y de acuicultura y de los establecimientos que procesan pescado y productos pesqueros.

        El Código Pesquero también dispone el establecimiento de los Consejos de Manejo de Pesquerías y Recursos Acuáticos (CMPRAs) a diversos niveles: nacional (CMPRAN), municipal o de ciudad (CMPRAM/C) y de bahías, golfos, lagos, ríos y embalses delimitados por dos o más municipalidades o ciudades el cual se conoce como CMPRA Integrado (CMPRAI). El CMPRAN sirve como un cuerpo asesor/consejero para el Departamento de Agricultura en la formulación de políticas y la preparación del Plan Nacional de Desarrollo de la Industria Pesquera. Los CMPRAM/Cs ayudan en la preparación de los Planes Municipales de Desarrollo Pesquero y en hacer cumplir las leyes y regulaciones con respecto a las aguas municipales, entre otras cosas. El CMPRAI tiene un papel similar a los CMPRAM/C excepto que su alcance cubre más que una sola municipalidad. La Orden Administrativa de Pesca No 196 (2000)   provee directrices/pautas detalladas sobre la creación e implementación de los CMPRAs.

        Otra Acta básica que es relevante a la acuicultura es el Acta de Modernización de Agricultura y Pesca (1997), la cual establece las medidas para modernizar los sectores de agricultura y pesca para mejorar su rentabilidad. Mientras que el Código Pesquero prioriza el manejo, conservación y protección de la pesca y los recursos acuáticos, el Acta de Modernización de Agricultura y Pesca otorga prioridad al aumento de la producción y fomenta un rápido cambio hacia la industrialización. El Consejo Nacional de Agricultura y Pesca (CNAP) ayuda al Departamento de Agricultura en el monitoreo y coordinación del proceso de modernización de los sectores de la agricultura y la pesca.

        Por último, el Acta de Reorganización del Departamento del Ambiente y Recursos Naturales (DARN) (1987) establece la Oficina de Gestión Ambiental (OGA), que incluye al antiguo Consejo Nacional de Protección Ambiental, a la antigua Comisión Nacional de Control de la Contaminación y al antiguo Centro Ambiental de las Filipinas. El Acta también establece una Oficina de Áreas Protegidas y Vida Silvestre. Conviene destacar que el Código Pesquero contiene un número de disposiciones en las que se entrecruzan las jurisdicciones de la OPRA y de la OGA. Tales intersecciones son explícitas, tales como la clasificación de especies raras, amenazadas o en peligro de flora y fauna acuáticas, o la clasificación de áreas de pesca; o implícitas, tales como la formulación de un marco para el manejo costero integrado y el establecimiento, monitoreo y evaluación de los estándares de calidad del agua.
        Definición legal
        El Código Pesquero define acuicultura como "operaciones de pesquerías que involucran todas las formas de criar y cultivar peces y otras especies pesqueras en áreas de agua dulce, salobre y marina".
        Pautas y códigos de conducta
        El Código Pesquero requiere que la OPRA establezca un Código de Práctica para la Acuicultura. La Orden Administrativa de Pesca No. 214 (2001)  establece dicho Código, delineando los principios generales y las directrices/pautas para el diseño y operación ambientalmente sensato para promover el desarrollo sostenible de la industria de la acuicultura. El Código trata sobre muchos de los asuntos mencionados arriba, incluyendo la selección/evaluación del sitio, el diseño y construcción de la granja, la DIA, el uso de agua, la descarga de agua y el manejo de fangos/efluente, uso de drogas/medicamentos, productos químicos, pesticidas y fertilizantes potencialmente tóxicos, selección de reproductores y prácticas de siembra, introducción de especies exóticas/OGMs, alimentos, uso y manejo de la alimentación, manejo de la salud de los peces, manejo de los datos de la acuicultura e incentivos.
        Acuerdos y Organizaciones Internacionales
        Filipinas es un miembro de:
        • La Organización Mundial del Comercio (OMC).
        • La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).
        • La Red de Centros de Acuicultura en Asia y el Pacífico (NACA).
        • El Centro de Desarrollo Pesquero del Sudeste Asiático (SEAFDEC).
        Filipinas es parte de la Convención sobre Diversidad Biológica (CBD) y firmó el Protocolo de Bioseguridad el 24 de mayo de 2000, pero aún no es una parte del Protocolo. Filipinas también es parte de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en Peligro de Fauna y Flora Silvestre (CITES).
        Planificación
        Sistema de autorización
        Las autorizaciones para dedicarse a y establecer una instalación de acuicultura son otorgadas por el organismo que tiene la jurisdicción sobre el lugar de la operación de acuicultura. En aguas municipales, la construcción y operación de corrales, jaulas, trampas y otras estructuras para el cultivo de peces y otros productos pesqueros es la responsabilidad de las Unidades de Gobierno Locales (UGLs), i.e. los gobiernos municipales o de la ciudad. Las aguas municipales son definidas para incluir arroyos, lagos, cuerpos de agua continentales y aguas mareales dentro de la municipalidad (y que no están incluidas dentro de las áreas protegidas, ver abajo), así como las aguas marinas como se establece en el Código (básicamente limitadas a las aguas hasta 15 km desde la orilla). El Código Pesquero requiere que todas las UGLs promulguen, en consulta con los CMPRAs, una Ordenanza Municipal de Pesca (OMP) básica que delinea los límites de las aguas municipales como se define en el Código y provee las normas y regulaciones sobre licencias y autorizaciones y otras actividades pesqueras. Según el Código, sólo diez por ciento de la superficie del área de lagos y ríos puede ser asignada para la construcción y operación de corrales, jaulas, trampas y otras estructuras para el cultivo de peces y otros productos pesqueros. El Código especifica la necesidad de controlar la densidad de siembra y las tasas de alimentación en tales instalaciones de acuicultura. Los alquileres de granjas perleras existentes deberán ser respetados. Las UGLs que tienen jurisdicción sobre el área podrán otorgar nuevos arriendos para granjas perleras a personas calificadas que posean el capital y la tecnología necesarios. Las organizaciones/cooperativas de pescadores artesanales debidamente registradas tienen preferencia en el otorgamiento de derechos pesqueros por las UGLs.

        Más allá de las aguas municipales, los corrales y jaulas deben ser construidos y operados dentro de los cinturones de corrales y jaulas designados por la OPRA y después que se hayan otorgado las correspondientes autorizaciones por la OPRA y se hayan pagado los respectivos derechos. Además, hay comités o autoridades especiales que tienen control y supervisión sobre cuerpos de agua específicos que son regulados por leyes específicas, por ejemplo el Lago Taal; estos comités/autoridades tienen el poder para otorgar licencias para operaciones de acuicultura en esos cuerpos de agua. La Autoridad Nacional de Irrigación, en virtud de su propia investidura, extiende licencias para el Embalse Maga.

        La OPRA también tiene la responsabilidad de autorizar los llamados Convenios para Alquiler de Estanques Piscícolas (CAEPs) en tierras públicas, principalmente a las cooperativas/asociaciones de pescadores artesanales. En general, las tierras públicas "tales como pantanos mareales, manglares, ciénagas, terrenos intermareales y estanques aptos para propósitos pesqueros" están bajo la jurisdicción del DARN. Este último puede declarar tierras públicas como enajenables y disponibles para propósitos de estanques de peces y liberarlos a la jurisdicción de la OPRA. El Código Pesquero expresamente prohíbe la conversión de manglares en estanques piscícolas, limitando así efectivamente el área de estanques a áreas que ya han sido desarrolladas. El DARN, en coordinación con la OPRA, las UGLs, otras agencias relacionadas y los CMPRAs, tiene la tarea de determinar cuáles estanques abandonados, subdesarrollados o subutilizados cubiertos por los CAEPs pueden ser revertidos a su estado original de manglar y, luego de haber tomado tal determinación, debe completar todos los pasos necesarios para restablecer tales áreas a su estado original de manglar.

        Las condiciones que gobiernan el alquiler de tierras públicas para el desarrollo de estanques piscícolas están establecidas en el Código Pesquero y son más específicas y detalladas en la Orden Administrativa de Pesca No 167 (2000)  . Según el Código Pesquero, el arriendo de estanques para peces está sujeto a las siguientes condiciones:
        • Las áreas alquiladas para propósitos de estanques piscícolas no podrán tener más que 50 ha para individuos y 250 ha para corporaciones u organizaciones de pescadores artesanales.
        • El arriendo será por un período de 25 años y renovable por otros 25 años. En caso de la muerte del titular, su cónyuge y/o hijos, como herederos, tendrán derechos de prioridad al plazo aún vigente del CAEP sujetos a los mismos términos y condiciones otorgados ahí y a condición que los mencionados herederos estén calificados.
        • Las tasas de alquiler para las áreas de estanques serán determinadas por la OPRA. Todos los fondos recolectados por concepto de derechos serán remitidos al Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero y a otras instituciones de investigación calificadas, para ser usados en el desarrollo de la investigación en acuicultura.
        • El área alquilada deberá ser desarrollada y estar produciendo a escala comercial dentro de tres años desde la aprobación del CAEP. Todas las áreas que no estén en completa producción dentro de cinco años desde la fecha de aprobación del CAEP serán automáticamente revertidas al dominio público para reforestación.
        • Los estanques no podrán ser subarrendados, en su totalidad o en parte, y el no cumplimiento con esta disposición significará la cancelación del CAEP.
        • La transferencia o asignación de derechos bajo el CAEP se permitirá sólo bajo previa aprobación escrita de la OPRA.
        • El titular deberá realizar la reforestación de las márgenes de ríos, bahías, riachuelos y orilla de la costa que enfrenta al dique de su estanque, sujeto a las normas y regulaciones que sean promulgadas.
        • El titular deberá proveer instalaciones que minimicen la contaminación ambiental, i.e., estanques de sedimentación, embalses de reserva, etc. El no cumplimiento con esta disposición significará la cancelación del CAEP.
        En general, ninguna estructura de acuicultura – ya se trate de jaulas o corrales piscícolas, trampas o estanques para peces – puede obstruir la navegación o "rutas definidas de migración" de especies de peces migratorios. Las Órdenes Administrativas de Pescas 216 y 217 (2001)   contienen normas más específicas y detalladas sobres estos asuntos.

        Todos los criaderos (hatcheries) de peces, instalaciones de cultivo de peces y estanques privados deben estar registrados con las UGLs, las cuales deberán prescribir los estándares mínimos para tales instalaciones en consulta con la OPRA. Además, la OPRA realiza un inventario anual de todos los estanques, corrales y jaulas, ya sea en terrenos privados o públicos. Además, todos los operadores de estanques, corrales y jaulas deben informar anualmente a la OPRA sobre el tipo de especies y el volumen de producción en las áreas dedicadas a la acuicultura. La Orden Administrativa de Pesca 218 (2001)   contiene normas más especificas y detalladas sobre la confección del informe anual.

        Finalmente, también relevante para la acuicultura es el Acta de Conservación y Protección de los Recursos de Vida Silvestre (2001)  , la cual busca - inter alia - conservar y proteger las especies de vida silvestre y sus hábitat y regular la recolección y comercio de vida silvestre. El Acta define "vida silvestre" para este propósito como las formas silvestres de flora y fauna, en todas sus etapas de desarrollo, incluyendo aquellas que están en cautiverio o que están siendo criadas/reproducidas o propagadas. En particular, el Acta fomenta la "crianza con fines de conservación o propagación de especies amenazadas" con el fin de restablecer sus poblaciones en sus hábitat naturales. El Acta establece que la crianza o propagación de vida silvestre con propósitos comerciales puede ser permitida por la Secretaría de la Oficina de Áreas Protegidas y Vida Silvestre, o algún representante autorizado, sujeta a la emisión de una autorización para una granja dedicada al cultivo de vida silvestre, la cual puede ser extendida por 3 a 5 años. Sin embargo, sólo pueden utilizarse para el comercio las progenies de vida silvestre criada, así como los ejemplares reproductores improductivos. Además, las operaciones de crianza comercial de vida silvestre están sujetas a un estudio de EIA, cuando corresponda (ver abajo).
        Acceso a la tierra y el agua
        Las disposiciones del Código Pesquero son aplicables a "todas las aguas de las Filipinas" y a "todos los terrenos dedicados a la acuicultura". Los requisitos de autorización para la construcción y operación de corrales de peces, jaulas y trampas para peces en las aguas filipinas, así como el arriendo de tierras públicas para estanques, han sido discutidos anteriormente arriba.

        El Código de Aguas de Filipinas (1976) gobierna la propiedad, asignación, utilización, explotación, desarrollo, conservación y protección de los recursos hídricos y los derechos de tierra relacionados con ellos. Según el Acta, el agua puede ser asignada para propósitos - inter alia - pesqueros, lo cual se describe posteriormente como "la utilización del agua para la propagación y cultivo de peces como iniciativa comercial". La asignación del agua requiere una autorización de agua, extendida por el Consejo Nacional de Recursos Hídricos (CNRH). La autorización puede estar sujeta a las condiciones de uso beneficioso, estándares adecuados de diseño y construcción y a otros términos y condiciones que puedan ser impuestos por el CNRH. El permiso deberá especificar la cantidad máxima de agua que se puede desviar/extraer, los puntos de desvío/extracción, el propósito para el cual puede usarse el agua, etc. Cada apropiador de agua deberá mantener un control del agua y aparatos de medición y mantener registros de la extracción de agua. El Código de Aguas también enumera las circunstancias bajo las cuales se puede suspender, revocar, modificar o cancelar la autorización de agua.

        También relevante para la acuicultura es el Acta del Sistema Nacional Integrado de Áreas Protegidas (1992)   , la cual gobierna, clasifica y administra áreas protegidas, i.e. áreas excepcionales de características extraordinarias y tierras públicas biológicamente importantes que son hábitat de especies raras y en peligro de plantas y animales, zonas biogeográficas y ecosistemas relacionados, ya sea terrestres, humedales o marinos. El Acta, la cual coloca al SNIAP bajo el control y administración del DARN, requiere que las propuestas de actividades que caen fuera del alcance del plan de manejo para tales áreas protegidas se sometan a una Evaluación de Impacto Ambiental (ver abajo).
        EIA
        El Código Pesquero requiere que todas las agencias de gobierno así como las corporaciones privadas, firmas/empresas y entidades que intentan realizar actividades o proyectos, que afecten la calidad del ambiente, preparen una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) detallada antes de iniciar tal actividad de desarrollo. La preparación de una DIA es una parte integral del proceso completo de planificación de acuerdo con el Decreto Presidencial No. 1586 (1978), que establece un Sistema de Declaración de Impacto Ambiental.Además, la Proclamación Presidencial No. 2146 (1981)  enumera los Proyectos Ambientalmente Críticos (PACs) y las Áreas Ambientalmente Críticas (AACs) que requieren una DIA. Ellos incluyen - inter alia - proyectos pesqueros, i.e. diques para/y proyectos de desarrollo de estanques piscícolas, así como áreas protegidas bajo el Sistema Nacional Integrado de Áreas Protegidas y ciertas áreas de manglares.

        El procedimiento de la DIA está regulado además por la Orden Administrativa No 42 (2002)  , que otorga autoridad al Director y Directores Regionales de la OGA para otorgar o denegar la emisión de los Certificados de Cumplimiento Ambiental (CCE) y el Reglamento y Normas de Implementación (2003). En general, la DIA deberá contener al menos la siguiente información:
        • Resumen ejecutivo de la DIA.
        • Descripción del proyecto.
        • Matriz del convenio de pre-evaluación identificando los asuntos críticos y las preocupaciones, validados por la OGA.
        • Condiciones de la línea base ambiental enfocada sobre los sectores (y recursos) afectados más significativamente por la acción propuesta.
        • Evaluación de impacto enfocada sobre los impactos ambientales significativos (en relación con la construcción/licitación del proyecto, operación y abandono), tomando en consideración los impactos acumulativos.
        • EIA si la OGA lo determina como necesario durante la pre-evaluación.
        • Programa/Plan de Manejo Ambiental.
        • Documentos de respaldo, incluyendo datos técnicos/socio-económicos usados/generados; certificado de viabilidad de la zona y plan municipal de uso de suelo; y prueba de consulta con participación ciudadana.
        • Propuestas de Monitoreo Ambiental y Depósitos de Garantía, incluyendo la justificación de la cantidad, cuando sea necesario.
        • Declaración de responsabilidad de los consultores de la EIA y del proponente del proyecto.
        • Otras autorizaciones y documentos que puedan ser determinados y acordados durante la pre-evaluación.
        Operación
        Calidad del agua y descarga de aguas residuales
        El Acta de Reorganización del DARN encarga a la OGA la formulación de los estándares de calidad del agua y la formulación de normas y regulaciones para la disposición adecuada de los residuos sólidos, las substancias tóxicas y peligrosas. Además, la descarga de contaminantes es un asunto que debe ser considerado en el proceso de la DIA. El Acta del Agua Limpia de Filipinas (2004)   requiere que el DARN, en coordinación con el CNRH, designe ciertas áreas como áreas de manejo de la calidad del agua y que implemente un sistema de tarifas para las aguas residuales en esas áreas. El Acta requiere que los propietarios u operadores de instalaciones que descargan efluentes obtengan una autorización para la descarga de aguas residuales. El permiso deberá especificar, entre otros, la cantidad y calidad del efluente que dichas instalaciones tienen permitido descargar en un cuerpo de agua particular.

        Aunque el DARN tiene un mandato claro en lo que respecta a la contaminación del agua, el Código Pesquero también estipula una prohibición – absoluta – a la contaminación acuática. La contaminación acuática es definida en términos amplios e incluye – por ejemplo – la deforestación y las prácticas agrícolas insensatas tales como el uso de productos químicos prohibidos, el uso excesivo de productos químicos, el uso intensivo de alimentos artificiales para peces, así como la conversión de humedales. Típicamente, esta es un área donde (como se mencionó arriba) las jurisdicciones de la OPRA y del DARN se interceptan.

        Finalmente, el Decreto sobre Contaminación Marina (1976) apunta a prevenir y controlar la contaminación de las aguas marinas a través del vertido de residuos y otras materias que crean riesgo/peligro a la salud humana y daño a los recursos vivos y a la vida marina.
        Movimientos de peces
        El Código Pesquero establece que no se puede introducir en aguas filipinas peces, moluscos, crustáceos o plantas acuáticas extranjeras sin una justificación ecológica, biológica y ambiental sensata y basada en estudios científicos sujetos a los estándares de bioseguridad, como lo disponen las leyes existentes. Sin embargo, la OPRA puede aprobar la introducción de especies acuáticas exóticas para propósitos científicos o de investigación. El Código también establece que todos los peces y productos pesqueros/acuáticos que ingresan y salen del país deben ser inspeccionados para detectar la presencia de plaga y enfermedades.

        Hay dos secciones dentro de la OPRA que tienen responsabilidad sobre el movimiento de animales acuáticos vivos, i.e. la Sección de Salud de Peces (ver abajo) y la Sección de Comercio Exterior y Autorizaciones Diversas bajo la División de Regulaciones Pesqueras y Cuarentena. La Orden Administrativa de Pesca No 207 (2001)   específicamente regula y prohíbe la importación y cultivo de todas las etapas de camarones, langostinos y gambas importados. La Orden Administrativa de Pesca No 221 (2003)   específicamente regula la importación de peces vivos y de productos pesqueros/acuáticos, micro-organismos acuáticos, biomoléculas (incluyendo OGMs) y especies en peligro.

        El Acta de Conservación y Protección de los Recursos de Vida Silvestre admite que las especies de vida silvestre puedan ser exportadas a, o importadas desde, otro país con la autorización de la Secretaría de la Oficina de Áreas Protegidas y Vida Silvestre, o de algún representante autorizado. No se puede introducir al país especies exóticas, a menos que se haya obtenido la aprobación de la Secretaría. En ningún caso se permite la introducción de especies exóticas en áreas protegidas cubiertas por el Acta del Sistema Nacional Integrado de Áreas Protegidas. El Acta también regula la prospección de recursos biológicos y genéticos. Se han formulado nuevas normas sobre bio-prospección que serán promulgadas pronto. El Comité Nacional sobre Bioseguridad de las Filipinas (CNBF) - inter alia - formula las políticas nacionales y las directrices/pautas sobre bioseguridad e identifica y evalúa los riesgos potenciales involucrados en la realización de experimentos de manipulación genética o la introducción de especies exóticas y de organismos genéticamente modificados. El CNBF ha emitido las Pautas de Bioseguridad de las Filipinas (PBF) y las Pautas para la Liberación Planificada de Organismos Genéticamente Manipulados (OGMs) y las Especies Exóticas Potencialmente Dañinas (EEPD).
        Control de enfermedades
        La Sección de Salud de Peces dentro de la OPRA lidera la implementación del monitoreo de las granjas de acuicultura y provee servicios de diagnóstico, asistencia técnica y asesoría a la industria de la acuicultura. Su programa de monitoreo incluye la vigilancia y sistema de información de enfermedades de peces, la certificación de salud de animales acuáticos y la implementación de los procedimientos de cuarentena, la evaluación del estatus de salud de poblaciones de peces seleccionados y el manejo de granjas de otros recursos acuáticos en las Filipinas.

        La Sección de Salud de Peces opera el Laboratorio Central de Salud de Peces el cual es la autoridad competente de las Filipinas, que tiene la responsabilidad y competencia para asegurar o supervisar la implementación de las medidas de salud de animales acuáticos recomendadas por la OIE y la Directiva CE 2003/858/CE. El Laboratorio Central desarrolla procedimientos de rutina estandarizados y directrices/pautas para la operación de 15 Laboratorios Regionales de Salud de Peces y supervisa las actividades de, y establece las indicaciones para, la operación de tales laboratorios. Según la Orden Administrativa de Pesca No 220 (2001)  , las funciones de los laboratorios de salud de peces son:
        • Realizar diagnósticos de enfermedades de peces, realizar análisis de calidad de agua relacionados con el diagnóstico de enfermedades, problemas de salud de peces y mortandades de peces.
        • Proveer asesoría técnica sobre el manejo de la salud de los peces, efectuar la vigilancia y operar el sistema de información de enfermedades de peces.
        • Proveer apoyo técnico a los servicios de inspección y cuarentena de peces.
        • Realizar visitas a los sitios de las granjas piscícolas y lugares donde hay problemas de salud de peces.
        • Realizar investigaciones de las mortandades de peces.
        • Proveer apoyo técnico sobre el control de calidad de los alimentos animales, las drogas/medicamentos veterinarios y productos químicos en la acuicultura.
        La Sección de Salud de Peces provee consejo técnico a los Oficiales de Salud de Peces respecto a la ejecución de actividades de diagnóstico y asistencia técnica sobre problemas relacionados con la salud de los peces. La Sección también imparte programas especializados de capacitación sobre salud de peces para biólogos pesqueros del gobierno, extensionistas pesqueros y piscicultores. El programa de vigilancia y monitoreo de enfermedades en las granjas y el monitoreo de residuos químicos ha sido desarrollado para conocer la situación de la salud animal en las Filipinas y en cumplimiento con los requerimientos de los socios comerciales. Como exportador de productos de acuicultura frescos y congelados a las comunidades europeas, los Oficiales de Salud de Peces implementan el monitoreo y vigilancia de enfermedades para cumplir con los requerimientos de la Directiva CE 2003/858/CE. Ellos también son los oficiales gubernamentales autorizados para certificar la salud animal de la exportación de productos pesqueros de acuicultura a la Comunidad Europea para consumo humano inmediato.
        Drogas
        Como se mencionó arriba, los laboratorios de salud de peces proveen apoyo técnico sobre el control de calidad de alimentos, drogas/medicamentos veterinarios y productos químicos en acuicultura. Actualmente se está implementando un programa nacional sobre monitoreo de residuos, informe y planificación, de acuerdo con la Directiva 96/23/CE del Consejo de la UE. El programa incluye el monitoreo y vigilancia y el uso de drogas/medicamentos veterinarios en las ocurrencias de enfermedades. La Sección de Salud de Peces ha diseñado procedimientos estandarizados de monitoreo en inspecciones e informes de terreno para asegurar la calidad de los alimentos y el cumplimiento con las regulaciones del gobierno y con la Directiva 96/23/CE del Consejo de la UE. El programa también supervisa la implementación y monitoreo de las actividades de los Oficiales de Salud de Peces comisionados como Oficiales de Control de Alimentos para Animales Acuáticos y Medicamentos y Productos Veterinarios.

        Además, la Oficina de la Industria Animal (OIA), bajo la responsabilidad del Departamento de Agricultura, a través de su División de Estándares de Alimentos para Animales (DEAA), en general formula regulaciones sobre alimentos para animales y productos químicos destinados a uso animal. La DEAA evalúa, registra y licencia los establecimientos dedicados a la manufactura, distribución y venta de productos veterinarios, incluyendo aquellos usados para acuicultura. La DEAA inspecciona y examina las drogas/medicamentos veterinarios y adopta y usa los estándares existentes y los requerimientos del Departamento de Salud para su licencia y registro. Según se informa, la DEAA actualmente requiere que los fabricantes de alimentos comerciales para camarones/gambas rotulen completamente sus bolsas de alimentos y contenedores. Dichas etiquetas deben contener, entre otras cosas, los ingredientes del alimento, incluyendo drogas/medicamentos o los ingredientes de los medicamentos para prevención de enfermedades, porcentaje de droga, indicaciones para su uso, advertencias contra su uso bajo condiciones peligrosas para la salud del ganado y seres humanos y el período de carencia.

        La Autoridad de Fertilizantes y Pesticidas (AFP), una agencia adjunta al Departamento de Agricultura, emite directrices/pautas, normas y regulaciones sobre fertilizantes comerciales, acondicionadores de suelo, inoculantes microbiológicos y materias primas para fertilizantes, previo a su distribución y venta. La AFP también registra los pesticidas y subsecuentemente los clasifica para uso general, para uso restringido, o como pesticidas prohibidos. Los fabricantes, distribuidores e importadores también deben obtener una licencia de la AFP. La AFP también monitorea todas las áreas del uso de pesticidas, incluyendo los efectos sobre el ambiente, los residuos de pesticidas en los alimentos, el uso y manipulación de pesticidas, los casos de envenenamiento, la calidad del producto y la venta y distribución. La AFP se coordina con el DARN sobre asuntos ambientales con respecto al uso de pesticidas.
        Alimentos
        Ver la sección de arriba.
        Inocuidad de los alimentos
        Los peces y productos pesqueros/acuáticos deben satisfacer los estándares de calidad y seguridad de productos para el consumidor impuestos bajo el Acta del Consumidor (1992)   y el Código Pesquero. En particular, el Capítulo II, Artículo IV (Secciones 58-62) del Código trata sobre las instalaciones post-cosecha y la comercialización. Todas las instalaciones post-cosecha, tales como las plantas procesadoras de pescado, plantas de hielo y almacenamiento en frío, puertos/terminales pesqueros y otros establecimientos de negocio pesquero deben estar registrados y autorizados por las UGLs, las cuales deben prescribir los estándares mínimos para tales instalaciones en consulta con la OPRA. Los productos pesqueros pueden ser importados sólo cuando la importación haya sido certificada como necesaria por la OPRA y se haya cumplido con todos los requisitos del Código, así como con las normas y regulaciones existentes. Ninguna persona podrá realizar la importación y/o exportación de productos pesqueros de cualquier tamaño, etapa o forma y para cualquier propósito, sin haber conseguido una autorización de la OPRA (ver sección 9). Dentro de la OPRA, la División de Tecnología Pesquera Post Cosecha es responsable del establecimiento e implementación de un sistema de inspección para la importación y exportación de pescados y productos pesqueros/acuáticos y los establecimientos de procesamiento de pescados, para asegurar la calidad y seguridad del producto.

        Se han desarrollado diversas Órdenes Administrativas de Pesca que contienen requisitos específicos y detallados. La Orden Administrativa de Pesca No 195 (1999)   contiene normas y regulaciones que gobiernan la importación de pescados y productos pesqueros/acuáticos frescos/enfriados/congelados. La Orden Administrativa de Pesca No 209 (2001)   contiene una pauta sobre la producción, cosecha, manipulación y transporte de mariscos para su implementación por los gobiernos locales. Orden Administrativa de Pesca No 210 (2001)   contiene normas y regulaciones sobre la exportación de pescados y productos pesqueros/acuáticos frescos/enfriados/congelados. La Orden Administrativa de Pesca No 211 (2001)   contiene requisitos para las plantas de pre-procesamiento y procesamiento, procedimientos estándar de operación sanitaria, así como requisitos de procesamiento y calidad para mariscos. Por último, la Orden Administrativa de Pesca No 212 (2001)   contiene una pauta sobre la implementación del sistema HACCP.
        Misceláneo
        Inversión en acuicultura 
        El Acta de Inversión Extranjera (1991)   pone en su lugar los procedimientos para el registro y otorgamiento de incentivos a los inversionistas extranjeros. La Nómina de Inversión Extranjera cubre todas las áreas/actividades de inversión que se pueden abrir a los inversionistas extranjeros y/o que pueden estar reservadas para los nacionales. Se permite hasta un 40 por ciento de propiedad extranjera para - inter alia - la exploración, desarrollo y utilización de recursos naturales. Se puede obtener más información sobre inversión en las Filipinas del Departamento de Comercio e Industria (DCI).

        Seguros para cosechas/planteles de acuicultura
        La Orden Administrativa de Pesca No 215 (2001)  gobierna la implementación de un programa de aseguramiento para los cultivos/planteles no cosechados en estanques, jaulas y corrales, incluyendo cultivos de algas marinas y otros proyectos de acuicultura.
        Referencias
        Legislación
        Orden Administrativa de Pesca No 195 (1999) (Fisheries Administrative Order No 195 (1999)).
        Orden Administrativa de Pesca No 196 (2000) (Fisheries Administrative Order No 196 (2000))
        Orden Administrativa de Pesca No 197 (2000) (Fisheries Administrative Order No 197 (2000))
        Orden Administrativa de Pesca No 207 (2001) (Fisheries Administrative Order No 207 (2001))
        Orden Administrativa de Pesca No 209 (2001) (Fisheries Administrative Order No 209 (2001))
        Orden Administrativa de Pesca No 210 (2001) (Fisheries Administrative Order No 210 (2001))
        Orden Administrativa de Pesca No 211 (2001) (Fisheries Administrative Order No 211 (2001))
        Orden Administrativa de Pesca No 212 (2001) (Fisheries Administrative Order No 212 (2001))
        Orden Administrativa de Pesca No 214 (2001) (Fisheries Administrative Order No 214 (2001))
        Orden Administrativa de Pesca No 215 (2001) (Fisheries Administrative Order No 215 (2001))
        Orden Administrativa de Pesca No 216 (2001) (Fisheries Administrative Order No 216 (2001))
        Orden Administrativa de Pesca No 217 (2001) (Fisheries Administrative Order No 217 (2001))
        Orden Administrativa de Pesca No 218 (2001) (Fisheries Administrative Order No 218 (2001))
        Orden Administrativa de Pesca No 220 (2001) (Fisheries Administrative Order No 220 (2001))
        Orden Administrativa de Pesca No 221 (2003) (Fisheries Administrative Order No 221 (2003))
        Recursos relacionados

        faolexSearch parameters: country=PHL, Keywords=aquaculture;mariculture
        Records Returned: 13
        Title of textDate of textConsolidated dateEntry into forceCountries
        Republic Act No. 10915 establishing Philippine Agricultural and Biosystems Engineering Act of 2016.2016-05-23This Act enters into force 15 days after its publication in the Official Gazette.Philippines

        Joint DA-DOH Administrative Order No. 2015-0007 implementing Rules and Regulations of the Food Safety Act of 2013.2016-02-29This Act enters into force 15 days after its publication.Philippines

        Republic Act No. 9441 establishing a Marine Research and Breeding Centre in the Municipality of Baler.2007-04-28This Act enters into force on 28 April 2007.Philippines

        Republic Act No. 9459 of 2007 establishing an oyster, mussel, crab, prawn and shrimp farm in the municipality of Calabanga, Province of Camarines Sur.2007-02-19Philippines

        Republic Act No. 9471 Establishing Aquatic Research and Technology Centres in the Province of Camarines Sur.2007-02-19Philippines

        Republic Act No. 9460 of 2007 establishing a marine research and breeding centre in the municipality of Odiongan.2007-02-19Philippines

        Framework Agreement between the Government of the People's Republic of China and the Government of the Republic of the Philippines on Expanding and Deepening Bilateral Economic and Trade Cooperation.2007-01-15China; Philippines

        Implementing Rules and Regulations of the Philippine Fisheries Code of 1998 (Administrative Order No. 3 of 1998 of the Department of Agriculture).1998-05-08Philippines

        Fishery Rentals, Fees and Charges Ordinance of the city of Zamboanga (No. 92-004).1992-12-03Philippines

        Agreement on the network of aquaculture centres in Asia and the Pacific.1988-01-08The Agreement came into force on 11 January 1990.Australia; Bangladesh; Cambodia; China; Korea, Republic of; India; Malaysia; Myanmar; Nepal; Pakistan; Philippines; Sri Lanka; Thailand; Viet Nam; China

        Fisheries Administrative Order No. 146 of 1983 concerning rules and regulations governing the gathering and farming of seaweed.1983-12-08The Order shall enter into force 15 days after publication.Philippines

        Executive Order creating a National Board on the SEAFDEC Aquaculture Department Programs, Budget and Operations (No. 834).1982-10-14Philippines

        Fisheries Administrative Ordinance No. 138 of 1982 concerning rules and regulations governing the culture of mussels (Tahong).1982-01-15Philippines

        Arthur, J.R., Lavilla-Pitogo, C.R. and Subasinghe, R.P. (eds). Use of Chemicals in Aquaculture in Asia. Proceedings of the Meeting on the Use of Chemicals in Aquaculture in Asia. Tigbauan, Iloilo, Philippines, 20 – 22 May 1996
        Howarth, W., Hernandez, A.R. & Van Houtte, A. (2001). Legislation Governing Shrimp Aquaculture: Legal Issues, National Experiences and Options. FAO Legal Paper Online No. 18
        Van Houtte, A. Salient legal and institutional features with regard to the development of shrimp culture in a few countries. In: FAO. 1999. Papers presented at the Bangkok FAO Technical Consultation on Policies for Sustainable Shrimp Culture. Bangkok, Thailand, 8-11 December 1997. FAO Fisheries Report No. 572 (Supplement).
        Vínculos relacionados
        Country profiles: Filipinas
         
        Powered by FIGIS