FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский
  1. Perfil
    1. Legislación básica
    2. Definición legal
    3. Pautas y códigos de conducta
    4. Acuerdos internacionales
  2. Planificación
    1. Sistema de autorización
    2. Acceso a la tierra y el agua
    3. EIA
  3. Funcionamiento
    1. Aguas y aguas residuales
    2. Movimientos de peces
    3. Control de enfermedades
    4. Drogas
    5. Alimentos
  4. Seguridad de los alimentos
    1. Misceláneo
      1. Referencias
        1. Legislación
        2. Recursos relacionados
      2. Vínculos relacionados
        Perfil
        Legislación básica
        La Ley de Pesquerías (1998) (Fisheries Act (1998)) es la principal legislación que regula la pesca y actividades relacionadas. La Ley contiene varias disposiciones sobre acuicultura y otorga al Ministro el poder de regular, en general, cualquier actividad relacionada con la pesca que requiera o necesite control con el fin de desarrollarla o gestionarla. En particular, el Ministro puede emitir reglamentos para el cultivo de algas y otros organismos acuáticos, otorgar licencias para granjas pesqueras y para la importación de peces vivos.

        Recientemente, el Ministerio de Pesca y Recursos Marinos preparó una legislación subordinada a la Ley de Pesca: el Reglamento Pesquero (2003) (Fisheries Regulations (2003)). La Segunda Parte de este Reglamento establece medidas de control sobre la mayoría de los aspectos de la acuicultura y describe con detalle los límites impuestos sobre actividades acuícolas.
        Definición legal
        El Reglamento propuesto define la acuicultura de manera que incluye “la reproducción en laboratorio, la pre-cría, crianza, cultivo y mantenimiento de peces u organismos acuáticos”.
        Pautas y códigos de conducta
        No existen lineamientos ni códigos de conducta para la acuicultura.
        Acuerdos internacionales
        Las Islas Salomón es miembro de:
        • La Organización Mundial de Comercio (OMC).
        • El Grupo de Estados Africanos, Caribeños y del Pacífico (Grupo ACP).
        La Convención de la Biodiversidad (CBD); aunque el Gobierno no ha firmado ni ratificado el Protocolo de Bioseguridad.
        Planificación
        Sistema de autorización
        La Ley de Pesca establece que se requiere un permiso escrito del Director de Pesca, con o sin condiciones, para establecer y operar una granja acuícola. El Director puede especificar condiciones sobre la ubicación de las granjas y su operación, la prevención de enfermedades de peces contagiosas, la inspección de los sitios acuícolas y la provisión de información estadística.

        Los Reglamentos propuestos, aplicables al cultivo de las especies enlistadas en su Apéndice 4, describen con detalle el procedimiento para el trámite de permisos e imponen penas a la violación de los requisitos para dichos permisos. No se requiere permiso para “cualquier práctica tradicional de crianza, cultivo, mantenimiento en cautiverio o aprovechamiento de peces vivos u otros organismos acuáticos cuyo único propósito sea el uso personal o tradicional de subsistencia”, ni tampoco para “el cultivo llevado a cabo por una persona o comunidad local a pequeña escala y con el único fin de subsistir”. Los tenedores de permisos para llevar a cabo operaciones con peces de arrecife también quedan exentos de los requisitos de permisos. Las solicitudes para un permiso deben incluir la siguiente información:
        • Detalles de las especies, etapa del ciclo de vida y cantidad de peces u organismos acuáticos a cultivar o mantener.
        • Planes referentes a la construcción, desarrollo o modificación de la granja acuícola relativa a la solicitud.
        • Detalles sobre la ubicación de la granja acuícola y de todos los sitios, si aplica, en los que el solicitante pretenda cultivar, mantener, procesar o vender peces u otros organismos acuáticos.
        • Detalles de los instrumentos y/o equipos que el solicitante vaya a utilizar para capturar peces u otros organismos acuáticos.
        • Aprobaciones requeridas por cualquier otra ley.
        • Cualquier otra información requerida por el Director.
        Los Reglamentos propuestos también especifican las condicionantes que establecen los permisos, mismas que se enumeran pero no son limitativas:
        • Las especies de peces u organismos acuáticos a cultivar o criar.
        • Las etapas del ciclo de vida de dichos peces u organismos acuáticos en las que puedan ser mantenidos en cautiverio.
        • Límites en cantidad de peces u organismos acuáticos que puede ser mantenidos en cautiverio o comercializados.
        • Métodos de descarga de aguas o eliminación de desechos.
        • La ubicación de las granjas acuícolas.
        • Límites en el uso de químicos o medicamentos, en casos aplicables.
        • Requisitos de seguros, fianzas o garantía que cubra los costos de los daños que puedan surgir por la operación de la granja.


        Los permisos no son transferibles. El Director puede revisar, variar o alterar las condicionantes de los permisos, o suspender temporalmente una condicionante en particular. Bajo condiciones específicas, el Director puede cancelar, revocar o suspender los permisos. Cualquier persona afectada por una decisión del Director, o por la decisión de no otorgar o renovar una licencia, puede apelar ante el Ministro dentro de los 30 días siguientes a la recepción de la notificación de dicha decisión.

        Además de los requisitos para la obtención de permisos, todas las instalaciones y equipos acuícolas deben ser construidos, instalados o conducidos bajo estándares aprobados por el Director. Por ejemplo, todas las instalaciones deben tener un reservorio de aguas de descarga (ver más abajo). Después de inspeccionar la granja, el Director otorga un certificado acreditando que la granja es apropiada para llevar a cabo actividades acuícolas. Sin este certificado, se prohíbe el comercio y la introducción de peces u organismos acuáticos a las instalaciones.
        Acceso a la tierra y el agua
        El Reglamento propuesto estipula que cualquier persona que arriende tierras consuetudinarias para propósitos acuícolas deberá informar al Director 14 días después de la ejecución del acuerdo de arrendamiento e incluir una copia de dicho acuerdo. Si el arrendamiento fue ejecutado antes de solicitar una licencia para acuicultura, la información y una copia del acuerdo deberán ser incluidas en la solicitud. Como se mencionó más arriba, el Director puede imponer condicionantes al permiso relacionadas con la ubicación de las facilidades acuícolas. No se permite subarrendar los predios para fines acuícolas sin el permiso escrito del Director. Cualquier arrendamiento con plazos superiores a dos años deberá ser registrado de acuerdo con la Ley de Tierras y Títulos. La terminación del arrendamiento no afecta el derecho del arrendador a cultivar, disponer o vender las especies cultivadas dentro del término del arrendamiento que ha expirado.

        Generalmente, en las Islas Salomón sólo un pequeño porcentaje de la tierra es propiedad del gobierno. La tierra normalmente se detenta en propiedad consuetudinaria y la Ley de Registros de Tierras Consuetudinarias (1994) (Customary Land Records Act (1994)) prevé el registro de títulos de tenencia de la tierra consuetudinaria. Además, la Ley de Tierras y Títulos (versión consolidada en 1995) (Land and Titles Act (consolidated version of 1995)) estipula que cualquier persona que sostenga tener un interés como propietario o arrendatario, no hipotecado, sobre cualquier tierra, podrá solicitar un registro como el dueño del interés.
        EIA
        No existen disposiciones relativas a las Evaluaciones de Impacto Ambiental.
        Funcionamiento
        Aguas y aguas residuales
        El Reglamento propuesto especifica el requisito de disponer de un reservorio para aguas de descarga, en el cual, de ser necesario, se tratarán las aguas residuales antes de ser desechadas. El Reglamento también establece la implementación de tratamientos por medios biológicos (no químicos) de los efluentes, salvo que las circunstancias lo hagan demasiado costoso o impráctico. Como se menciona más arriba, el Director puede imponer condicionantes para los permisos acuícola relativos al método de descarga de aguas o eliminación de desechos.
        Movimientos de peces
        La Ley de Pesca prohíbe la importación o exportación de peces vivos sin el permiso del Director e impone una evaluación de los posibles impactos que pudiese provocar la liberación de peces vivos importados. El Reglamento también regula la introducción de especies exóticas. Sólo el Departamento de Pesca o cualquier otra autoridad gubernamental a cargo de regular el desarrollo acuícola puede introducir especies exóticas para la acuicultura. Bajo el Reglamento, esta responsabilidad no es transferible y previene el desarrollo e investigación de nuevas especies por terceras personas. La autoridad gubernamental debe informar al público de sus planes para introducir especies exóticas. Las especies introducidas deben mantenerse en facilidades debidamente aseguradas. La introducción de estas especies debe ser evaluada en cuanto a su impacto sobre especies nativas. La certificación para la distribución de especies exóticas sólo podrá ser otorgada tras la provisión de evidencia científica. El Reglamento contiene requisitos sumamente estrictos para el trámite de permisos para cultivar especies certificadas.

        El Director puede prohibir la compra o adquisición de determinadas especies de peces u organismos acuáticos de ciertas instalaciones acuícolas cuando se considere que éstas podrían representar riesgos de inocuidad para la salud humana, o cuando se trate de una especie exótica que pudiese afectar a las especies nativas, o por el riesgo de transmisión de enfermedades a otros organismos. Además, de acuerdo con el Reglamento, el tenedor de un permiso acuícola no puede transferir peces u otros organismos acuáticos a otras áreas o personas no mencionadas en el permiso, a menos que el Director apruebe dicha transferencia.
        Control de enfermedades
        El Reglamento prohíbe el traslado de peces u organismos acuáticos enfermos o contaminados de una granja a otra, así como su venta. El Director puede ordenar la destrucción de peces u organismos acuáticos enfermos o contaminados y mantendrá un registro de los nombres de todos los productos químicos que pueden ser utilizados en la acuicultura para el tratamiento de enfermedades contagiosas.
        Drogas
        De acuerdo con el Reglamento, no pueden usarse químicos para tratar peces u organismos sin una autorización escrita del Director. Dicho permiso no será otorgado sin una evaluación y consideración previa de los efectos o los efectos posibles que el químico pueda tener sobre el medio ambiente o sobre otras especies nativas de peces u organismos acuáticos. Como se mencionó anteriormente, el Director llevará un registro de los químicos que pueden usarse en la acuicultura para el tratamiento de enfermedades. Además, como se mencionó más arriba, el uso de químicos y medicamentos podría haber sido incluido en las condicionantes del permiso.
        Alimentos
        No existen disposiciones específicas para el uso de forraje para peces.
        Seguridad de los alimentos
        El Reglamento propuesto establece estándares para las instalaciones de procesamiento de productos acuícolas, de acuerdo con los estándares de construcción, equipo y sanidad impuestos sobre los establecimientos de procesamiento de productos de la pesca en general. La operación de un establecimiento de procesamiento de pescado requiere una licencia, sujeta a condicionantes, la cual será otorgada por un oficial de pesca autorizado. El tenedor de una licencia deberá disponer de un plan de Análisis de Riesgos y Puntos Críticos de Control (HACCP).

        No podrá exportarse pescado u organismos acuáticos cuya calidad no haya sido previamente examinada por los oficiales de pesca. Nadie podrá exportar peces u otros organismos acuáticos sin una licencia de exportación. El tenedor de una licencia deberá asegurarse que todos los productos están debidamente etiquetados con el nombre de la especie y el nombre y la ubicación de la granja acuícola.
        Misceláneo
        Inversión en acuicultura 
        El marco regulador que cubre la inversión extranjera incluye la Ley de Inversiones (1990, enmendada en 1996) (Investment Act (1990, as amended in 1996)) y el Reglamento de Inversiones (1999) (Investment Regulations (1999)).

        El Consejo de Inversión es el organismo nacional responsable de la aprobación de todas las solicitudes de inversión extranjera. El cultivo de peces (así como el enlatado y procesamiento del atún, y el procesamiento de peces de arrecife) es una de las áreas prioritarias para la inversión y “las propuestas de inversión para cualquiera de estas actividades será considerado favorablemente”.
        Referencias
        Legislación
        Investment Act (1990, as amended in 1996) (Copy not available)
        Investment Regulations (1999) (Copy not available)
        Land and Titles Act (consolidated version of 1995) (Copy not available)
        Recursos relacionados
        Vínculos relacionados
        Country profiles: Islas Salomón
         
        Powered by FIGIS