FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский
  1. Perfil
    1. Legislación básica
    2. Definición legal
    3. Pautas y códigos de conducta
    4. Acuerdos y Organizaciones Internacionales
  2. Planificación
    1. Sistema de autorización
    2. Acceso a la tierra y el agua
    3. EIA
  3. Operación
    1. Calidad del agua y descarga de aguas residuales
    2. Movimientos de peces
    3. Control de enfermedades
    4. Drogas
    5. Alimentos
  4. Inocuidad de los alimentos
    1. Misceláneo
      1. Referencias
        1. Legislación
        2. Recursos relacionados
      2. Vínculos relacionados
        Perfil
        Legislación básica
        El Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (RU) está formado por cuatro países que forman tres distintas jurisdicciones, cada una de las cuales tiene sus propios tribunales y profesión legal: Inglaterra y Gales, Irlanda del Norte y Escocia. El presente documento se enfoca a Escocia ya que en ella se desarrolla aproximadamente el 90por ciento de toda la producción acuícola del Reino Unido. La industria acuícola escocesa se basa en granjas de producción de pescados y mariscos marinos que incluyen gran variedad de especies de moluscos. La producción acuícola marina está dominada por el salmón del Atlántico. También hay un pequeño número de granjas dedicadas a otras especias tales como el lenguado, trucha marina, bacalao y rodaballo. Actualmente, virtualmente toda la producción de mariscos y de peces marinos cultivados en granjas se limita a aguas protegidas de la costa occidental y las islas. Adicionalmente, el cultivo de peces se desarrolla en aguas dulces y tanques en tierra. Esto incluye principalmente la trucha arcoiris y la producción de smolts de salmón para su ulterior engorda granjas marinas.

        El Parlamento Escocés, de acuerdo con la Ley Escocesa (1998) (Scotland Act), está facultado para legislar en material de política interna pero no para asuntos exteriores, defensa y seguridad nacional, política económica y monetaria, empleo y seguridad social. Hasta el establecimiento del Parlamento Escocés, las leyes de aplicación específica a Escocia fueron elaboradas en el Parlamento del Reino Unido. La responsabilidad de la acuicultura recae en el Departamento Ejecutivo Escocés del Ambiente y Asuntos Rurales (SEERAD). Es responsable, entre otos asuntos, de las medidas a adoptar al amparo de la Ley de Enfermedades de Peces (1937, reformada en 1983) (Diseases of Fish Acts) y la legislación de la Unión Europea (UE) en materia de sanidad acuícola a fin de prevenir la introducción y diseminación de plagas y enfermedades de los peces y mariscos que pudieran afectar a las poblaciones silvestres o de cultivo. También tiene responsabilidades más amplias en relación a la protección de la fauna acuática, la pesca y el medio ambiente marino. El SEERAD asesora al Estado Real sobre las implicaciones que podrían tener las solicitudes de concesión para el establecimiento de granjas acuícolas en relación al control de enfermedades, a los intereses de empresas pesqueras existentes y al ambiente en zonas costeras, y es consultado por la Agencia Escocesa de Protección al Ambiente (SEPA) en relación a las autorizaciones para la descarga de aguas residuales. Los Servicios de Investigación Pesquera (FRS - Fisheries Research Services), una agencia ejecutiva del SEERAD, desarrollan una amplia gama de investigaciones básicas sobre granjas piscícolas marinas y ofrece asesoramiento en aspectos de producción y control de enfermedades.

        Un Grupo de Trabajo Tripartita (TWG) se orienta a la solución de problemas comunes tanto para las granjas productoras de salmón como para las empresas pesqueras de salmón silvestre y busca alternativas para un futuro sustentable en ambos sectores. El TWG es encabezado por el SEERAD y lo integran miembros del sector de la salmonicultura industrial y de grupos de interés de pesca del salmón. Asimismo, en 2003 se desarrolló un Marco Estratégico para la Acuicultura Escocesa por parte del Grupo de Trabajo Ministerial para la Acuicultura, que comprende una amplia gama de actores de la industria escocesa acuícola. El Marco Estratégico establece una visión para la industria acuícola en Escocia, describe el contexto en que opera la industria acuícola escocesa y enlista los objetivos e identifica las prioridades de acción. También es igualmente importante el Grupo de Trabajo Conjunto en Sanidad (AHJWG), que es el sucesor del Grupo de Trabajo Conjunto Gobierno/Empresa en Anemia Infecciosa del Salmón (ISA). El AHJWG considera mecanismos para el mejoramiento general de sanidad, bienestar y manejo de organismos acuícolas, hace recomendaciones cuando es apropiado, a los Ministerios y asociaciones de empresarios así como para la investigación y el desarrollo.

        Otros departamentos de pesca del Reino Unido, con responsabilidades generales para la acuicultura incluyen al Departamento del Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA), el Departamento para el Desarrollo de la Agricultura y el Desarrollo Rural para Irlanda del Norte (DARD - Department of Agriculture and Rural Development for Northern Ireland) y el Departamento para el Ambiente, Planeación y Medio Rural (DEPC - Department for Environment, Planning & Countryside; Gales). El Centro de Ciencias Ambientales, Pesqueras y Acuícolas (CEFAS), siendo una agencia ejecutiva del DEFRA, es un centro de investigación científica y asesoramiento cuyas actividades se orientan en manejo de pesquerías, protección ambiental y acuícola y desarrolla una gama de actividades en investigación, asesoría, consultoría, monitoreo y capacitación. También es relevante la Autoridad para la Industria de Pesca Marítima (SFIA o SEAFISH - Sea Fish Industry Authority), establecida al amparo de la Ley de Pesca Marítima (1981) (Sea Fisheries Act), que es la organización del Reino Unido para la industria de alimentos del mar encargado de promover la calidad y sustentabilidad.
        Definición legal
        No se dispone de definición legal de la acuicultura. Sin embargo, las Regulaciones para la Salud de los Peces (1997, ver más abajo) (Fish Health Regulations) contienen definiciones de “animales u organismos acuícolas”, “productos acuícolas” y “granjas”.
        Pautas y códigos de conducta
        El Código de Prácticas para Evitar y Minimizar el Impacto de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISA) es de gran relevancia, y es monitoreado por el FRS. Adicionalmente, el Código de Prácticas para la Piscicultura Escocesa aplicable a toda la industria está en su fase final de elaboración. En general, la industria acuícola escocesa se encuentra bien organizada. Las organizaciones incluyen Calidad Escocesa del Salmón (Scottish Quality Salmon), la Asociación de Salmonicultores de Shetland (British Trout Association), La Asociación Británica de Trucha (British Trout Association) y la Asociación de Acuicultura de las Islas Occidentales (Western Isles Aquaculture Association). En particular, la Scottish Quality Salmon ha adoptado diversos códigos de conducta para diversas prácticas incluyendo el escape de peces, sistemas de manejo ambiental, enfermedades, así como la ubicación y el diseño de desarrollos acuícolas marinos. La Asociación de Salmonicultores de Shetland adoptó en 2000 el Código de Mejores Prácticas para el Cultivo del Salmón en Shetland , con el objetivo de optimizar la calidad del producto final, generar beneficios ambientales y económicos, propiciar la cooperación con las autoridades regulatorias, y mejorar la percepción general de la industria. Todas las organizaciones están al tanto del Código de Conducta para la Acuicultura Europea de la Federación Europea de Productores Acuícolas (FEAP- Federation of European Aquaculture Producers).
        Acuerdos y Organizaciones Internacionales
        El Reino Unido es un miembro de la Unión Europea (EU) que ha adoptado un importante número de regulaciones relevantes para el sector acuícola. La legislación de la Unión Europea, se compone, entre otras, por Regulaciones que son directamente aplicables y vinculantes a todos los miembros de la Unión Europea sin necesidad de implementar legislación nacional alguna, así como por Directivas que vinculan a los Estados Miembro en los objetivos por lograr en un horizonte temporal limitado. Las Directivas permiten a las autoridades nacionales la elección de formas y medios a emplear y que deben ser implementadas en la legislación nacional en concordancia con los procedimientos de los Estados Miembro individuales. En el Reino Unido, las Directivas son generalmente transpuestas por la DEFRA en tanto se envían copias a Escocia e Irlanda del Norte, quienes son responsables de su propia transposición.

        El Reino Unido es un país miembro del Consejo Internacional para la Exploración de los Mares (ICES - International Council for the Exploration of the Sea) . Para el sector acuícola tiene particular relevancia el Código de Prácticas del ICES sobre la Introducción y Transferencia de Organismos Marinos (ICES Code of Practice on the Introductions and Transfers of Marine Organisms). Este Código impulsa procedimientos recomendados y prácticas para disminuir el riesgo de efectos negativos derivados de la introducción intencional y transferencia de organismos marinos (y de aguas salobres). El Código es aplicable al sector público (comercial y gubernamental), al sector privado, a la comunidad científica, incluyendo la introducción de especies en confinamientos cerrados. A los países miembro del ICES que contemplan realizar nuevas introducciones, se les solicita que presenten al Consejo del ICES una síntesis detallada con los fundamentos y consideraciones y que justifiquen el planteamiento para cada nueva introducción de especies marinas (y de aguas salobres). Los contenidos de la síntesis se detallan en el Apéndice A del Código. Si procede la introducción o transferencia, tras su aprobación, el ICES solicita a los países miembro a mantener informado al Consejo sobre la evolución de la acción.

        Adicionalmente, la Unión Europea es miembro de la Organización para la Conservación del Salmón del Atlántico Norte (NASCO - North Atlantic Salmon Conservation Organization). Para el sector acuícola tiene particular trascendencia la Resolución de las Partes de la Convención para la Conservación del Salmón del Atlántico Norte para Minimizar los Impactos de la Acuicultura, de la Introducción y Transferencias y de Transgénicos en las Poblaciones Silvestres de Salmón (2003) (Conservation of Salmon in the North Atlantic Ocean to Minimise Impacts from Aquaculture, Introductions and Transfers, and Transgenics on Wild Salmon Stocks). También es un miembro de la Convención para la Protección del Ambiente Marino del Atlántico Nor-Oriental (Convención OSPAR), que tiene implicaciones directas para la acuicultura marina. Bajo la Convención, la Comisión de París (PARCOM) emitió la Recomendación 94/6 sobre Mejores Prácticas Ambientales (BEP) para la Reducción de Insumos Químicos Potencialmente Tóxicos de la Acuicultura (Recommendation 94/6 on Best Environmental Practice (BEP) for the Reduction of Inputs of Potentially Toxic Chemicals from Aquaculture) .

        Finalmente, el Reino Unido es un miembro de la Organización Mundial de Comercio (WTO) y miembro de la Convención de Comercio Internacional de Especies de Flora y Fauna en Peligro (CITES). Ha ratificado tanto la Convención sobre Biodiversidad y el Protocolo de Bioseguridad.
        Planificación
        Sistema de autorización
        El Estado de la Corona es responsable del manejo del fondo marino y la mayor parte de la zona marítimo terrestre (determinada por las líneas de marea alta y marea baja). Bajo la Ley del Estado de la Corona (1961) (Crown Estate Act), cualquier persona que desee establecer una granja para cultivo de peces marinos deberá solicitar la concesión de fondo marino o de zona marítimo terrestre, según lo requiera para la operación de la granja marina. Se visualiza que en el futuro próximo, las facultades de planeación de las autoridades locales abarcarán el desarrollo de granjas de peces marinos. Actualmente las autoridades locales son invitadas por el Estado de la Corona para debatir sobre desarrollos acuícolas marinos propuestos en su demarcación bajo acuerdos administrativos interinos. El proceso de solicitud actual se señala detalladamente en el “Programa Interino para la Autorización de Granjas Piscícolas Marinas en Aguas Escocesas” (Interim Scheme for the Authorisation of Marine Fish Farms in Scottish Waters). Notas y guías suplementarias para presentar los formularios de solicitud/modificación, distinguiendo entre solicitudes para cultivo de peces y cultivo de mariscos, son publicadas por el Ejecutivo Escocés (Further guidance notes and application/modification forms).

        En el lapso de dos semanas después de la recepción de la solicitud para una granja de mariscos, el Estado de la Corona (Crown Estate) enviará copias a las Autoridades Estatutarias, v.gr. el Patrimonio Escocés de la Naturaleza (Scottish Natural Heritage), la Agencia Escocesa de Protección al Ambiente y el Ejecutivo Escocés (Scottish Executive), y otros cuerpos con intereses en el medio marino así como usuarios vecinos para consulta pública. La solicitud también se publica en un periódico de circulación local o se coloca una copia en una oficina de correos de la localidad. Dentro de las siguientes dos semanas a la recepción de la solicitud para una granja de peces, el Estado de la Corona enviará copias a las Autoridades Estatutarias, para solicitar su opinión sobre el requerimiento de una Manifestación Ambiental (MA) en apoyo a la solicitud. El Estado de la Corona revisará la opinión de las Autoridades Estatutarias y emitirá un punto de vista conocido “Opinión Selectiva”, en la que el Estado de la Corona establece si una MA o si se requiere cualquier información adicional (no en forma de Manifestación Ambiental). En el término de las dos semanas subsiguientes a la emisión de la Opinión Selectiva, la recepción de información adicional o la recepción de la Manifestación Ambiental, según corresponda, se enviarán copias de la solicitud a las Autoridades Estatutarias y otros cuerpos que tengan interés marino así como a usuarios vecinos, para consulta pública. De manera similar al procedimiento para una granja de mariscos, la solicitud se publica en un periódico de circulación local o se coloca una copia en una oficina local de correos.

        Tras el período de consulta, la autoridad local revisa la solicitud para granjas de peces o de mariscos, así como la correspondencia recibida de los sectores consultados durante esa etapa, y hace las recomendaciones pertinentes al Estado de la Corona para la aprobación o denegación de la solicitud. La autoridad local podrá emitir su opinión en términos de una opinión favorable no calificada (aprobación sin cambios), una opinión favorable calificada (aprobada con condicionantes, por ejemplo la reducción de un área o equipamiento) o una opinión desfavorable (rechazo). El Estado de la Corona entonces emitirá un oficio con la decisión basada en las recomendaciones. En el caso de que la recomendación sea la denegación de la solicitud, el solicitante tiene el derecho de apelar a la Unidad Ejecutiva Escocesa de Reportes de Demandas en los siguientes seis meses de la fecha de notificación. No hay disposiciones para que terceras partes puedan apelar alguna decisión. Si se emite una opinión favorable, el Estado de la Corona preparará una concesión que será firmada por el solicitante. Las concesiones se otorgan por un período de diez años. Generalmente se cobra una contraprestación anual basada en el tonelaje de producción.

        En Orkney y en Shetland aplican diferentes acuerdos, donde los respectivos Consejos ejercen control sobre las granjas marinas según sus atribuciones, como autoridades portuarias bajo el mandato que les otorga la Ley de Consejo del Condado de Zetland (1974) (Zetland County Council Act) y la Ley de Consejo del Condado de Orkney (1974) (Orkney County Council Act). Ellas los facultan para emitir licencias en las áreas costeras bajo su jurisdicción. En tanto que se requiere una concesión del Estado de la Corona, la decisión generalmente refleja el resultado de la solicitud de licencia de operación, y se aplican cargos similares.

        A fin de colaborar en la evaluación de propuestas, el Ejecutivo Escocés ha emitido orientación sobre las políticas y recomendaciones para las granjas marinas. La “Nota de Orientación sobre Políticas para la Autorización de Granjas Marinas en Aguas Escocesas” (Policy Guidance Note: Locational Guidelines for the Authorisation of Marine Fish Farms in Scottish Waters)  proporciona orientación sobre los factores que deben tenerse en cuenta al valorar las propuestas para nuevas granjas marinas o las modificaciones para operaciones en curso y establece el contexto nacional para la preparación de planes de marcos no estatutarios para granjas marinas por las autoridades en materia de planeación de para orientar la ubicación de futuras granjas piscícolas marinas. Adicionalmente la “Nota de Consejo: Granjas Piscícolas Marinas y el Ambiente” (Advice Note: Marine Fish Farming and the Environment)  proporciona información acerca de la industria acuícola marina, explica el marco establecido para estimular el desarrollo sustentable de esta industria, brinda consejos prácticas sobre la operación de las granjas marinas de peces y considera los efectos ambientales y restricciones al desarrollo.

        Bajo la Ley de Protección Costera (1949) (Coast Protection Act), se requiere autorización previa emitida por el Ejecutivo Escocés por escrito para la construcción, remodelación o mejora de cualquier obra sobre la costa comprendida por debajo del nivel medio de altamar durante mareas vivas. Esto incluye la instalación de equipamiento para las granjas marinas. La preocupación central de esta autorización se refiere a los efectos sobre la navegación. Para facilidad administrativa, la solicitud de concesión al Estado de la Corona, generalmente también recibe el tratamiento de una solicitud de autorización para la navegación.

        Finalmente, el cultivo de peces en jaulas ubicadas en ríos de agua dulce, lagos o lagunas, requiere un registro y una licencia del SEERAD. Esto también se requiere para el cultivo de peces dulceacuícolas en tanques y estanques, incluyendo a las granjas que producen salmón, trucha y otras especie dulceacuícolas, cultivo para redoblamiento, incubadoras en operación, y centros productores de alevines y juveniles a partir de ovas.
        Acceso a la tierra y el agua
        Actualmente solo hay dos áreas en Escocia en que se controla la extracción del agua mediante Órdenes de Control realizadas por la Ley Escocesa del Patrimonio Natural (1991) (Natural Heritage (Scotland) Act). En general, el propietario de tierras por las que corra un río o arroyo o en el que haya un lago, está facultado para tomar el agua de ese cuerpo, siempre que el propietario no perjudique otros intereses del mismo río, arroyo o lago. Si una persona pretende establecer una granja en un área dónde exista una ordenanza realizada bajo la Ley Escocesa del Patrimonio Nacional, esa persona no podrá tomar el líquido de los cursos de agua (incluyendo las superficiales y las subterráneas) con ningún propósito a menos que tenga la autorización para abastecerse de agua, emitida por la Agencia Escocesa de Protección al Ambiente (SEPA), establecido por la Ley de Protección al Ambiente (1990). Sin embargo, esta situación está próxima a cambiar. A fin de implementar la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo 2000/60/EC, se está diseñando un régimen integral de licencias, con lo que se establece un marco para la acción de la Comunidad en el ámbito de la política del agua (Directiva del Marco del Agua). Esta Directiva ha sido adoptada parcialmente por la legislación escocesa a través de la Ley del Medio y Servicios Acuáticos (2003) (Water Environment and Water Services Act). Esta ley se orienta al manejo del agua a nivel de cuenca hidrológica, con nuevos requerimientos regulatorios para la extracción y uso del agua. El principal objetivo de la ley es lograr la protección del ambiente acuático a través de promover un uso racional y eficiente del agua. Asimismo, le ley establece disposiciones para la elaboración de planes de manejo de las cuencas de los ríos.

        La principal legislación relativa al sistema de planeación en Escocia es la Ley Escocesa de Planeación de Poblados y Comarcas (1997) (Town and County Planning (Scotland) Act), que establece las funciones de los Ministros Escoceses y autoridades locales en relación a los planes de desarrollo, a los mecanismos de control del desarrollo y su aplicación. A las autoridades locales se les solicita que elaboren dos tipos de propuestas de plan de desarrollo para su demarcación. Los Planes Estructurales presentan un panorama estratégico amplio sobre en desarrollo de un área, con un horizonte temporal de al menos diez años. Los Planes Estructurales comprenden una basta área geográfica y comúnmente implican el trabajo conjunto entre autoridades locales. Los Planes Locales establecen las políticas detalladas y propuestas específicas para el desarrollo y uso del suelo que orienta las decisiones cotidianas de planeación. Un Plan Local puede abarcar la totalidad o sólo una parte del territorio de una autoridad local.

        Generalmente, cualquier desarrollo de suelo requiere un permiso de la autoridad de planeación, siendo normalmente de la autoridad local. Las autoridades de planeación son responsables de establecer los mecanismos por los que se solicita un permiso de planeación, tomando en consideración tanto las políticas del Plan Estructural como del Plan Local y, en su caso, otras consideraciones. Al determinar los mecanismos de solicitud, la autoridad de planeación puede emitir autorizaciones sin condicionantes, establecer condicionantes o denegar la autorización. La Ley Escocesa de Planeación de Poblados y Comarcas ha sido reformada recientemente por la Ley del Medio y Servicios Acuáticos teniéndose por resultado que los controles de planeación de las autoridades locales se han extendido a aguas marinas y por tanto al desarrollo de granjas piscícolas marinas.

        La selección de áreas terrestres y ambientes acuáticos también tienen implicaciones significativas en las operaciones acuícolas que merecen protección legal de acuerdo a las Directivas de la Unión Europea. Ello incluye la Directiva de Consejo 92/43/EEC (Directiva del Hábitat), relativa a la conservación del hábitat natural así como de la flora y fauna silvestres que establece las disposiciones para la definición de Áreas Especiales de Conservación (CEAs), y la Directiva de Consejo 79/409/EEC sobre la conservación de aves silvestres (Directiva de Aves Silvestres), que establece las disposiciones para la definición de Áreas Especiales Protegidas (SPAs). Ambas Directivas se implementan en Escocia, Inglaterra y Gales mediante las Regulaciones de Conservación (1994) (Hábitats Naturales) (Conservation (Natural Habitats &c.) Regulations). Otras áreas protegidas en Escocia incluyen, entre otras, las Reservas Naturales Nacionales (RNNs), Áreas Nacionales Escénicas (NSAs) y Humedales de Importancia Mundial (sitios RAMSAR). El Patrimonio Escocés de la Naturaleza (SNH) está a cargo de la tarea de asegurar la conservación y mejoramiento de estas áreas protegidas.

        Adicionalmente, el SEERAD ha emitido la “Circular No. 6/1995”, revisada en Junio de 2000 (Circular (No. 6/1995, as revised in June 2000)) sobre las Directivas de Hábitat y de las Aves, y que proporcionan mayores detalles sobre el mecanismo de aplicación de las Directivas en Escocia. Asimismo, en marzo de 2003, el Ejecutivo Escocés emitió un “Documento de Consulta” (Consultation Paper)  sobre las reformas a las Regulaciones del Hábitat en Escocia. El propósito de las propuestas legislativas que destaca este documento es el de aportar más detalles de la transposición de las Directivas mediante las reformas a las Regulaciones para brindar mayor claridad y certeza legal y asegurar de mejor manera el cumplimiento de los objetivos de las Directivas.
        EIA
        La elaboración de una evaluación de impacto ambiental (EIA) es una parte integral del proceso de valoración de las solicitudes de granjas marinas de peces. La Directiva de Consejo 85/337/EC sobre la evaluación de los efectos sobre el ambiente de determinados proyectos públicos y privados (enmendada mediante la Directiva de Consejo 97/11/EC) pretende asegurar que cuando ocurra un desarrollo que pudiese tener efectos significativos sobre el ambiente, dichos efectos sean sistemáticamente tratados en una manifestación de impacto ambiental formal. Las Regulaciones de Evaluación de Impacto Ambiental (Piscicultura en Aguas Marinas) (1999) (Environmental Impact Assessment (Fish Farming in Marine Waters) Regulations), aplicables para Inglaterra, Gales y Escocia, ponen en vigor las Reformas a la Directiva. El requisito de una Evaluación de Impacto Ambiental es aplicable a todas las granjas piscícolas marinas pero no a las granjas de mariscos.

        La piscicultura marina está contemplada entre los tipos de proyectos enlistados en el Anexo II de la Directiva y por tanto está sujeta a la evaluación de impacto ambiental cuando sea susceptible de generar impacto ambiental significativo. Esto incluye cambios o ampliación de los desarrollos existentes que pudieran provocar efectos significativos adversos sobre el medio ambiente aún cuando el proyecto original no hubiese sido sujeto a dicha evaluación (EIA). Las Regulaciones también aplican a la renovación de concesiones existentes. Las Regulaciones se aplican a solicitudes cuyo desarrollo propuesto se pretenda realizar en un área vulnerable, o donde el desarrollo propuesto esté diseñado para mantener una biomasa de 100 toneladas o más, o donde el desarrollo propuesto ocupe 0.1 hectárea o más de una superficie de agua marina, incluyendo cualquier estructura o excavación propuesta.

        Cualquier solicitud que supere estos parámetros deberá sujetarse a una determinación formal por la autoridad competente sobre la exigencia o no de una EIA (referidas en las Regulaciones como Manifestación de Opinión), En tanto se promulgue la legislación propuesta que transferiría la responsabilidad de la autorización de una granja piscícola marina a las autoridades locales escocesas, la autoridad competente en esta materia continua siendo el Estado de la Corona, con la excepción de los Consejos de las Islas Shetland y Orkney Durante el período interino, en casos específicos el Estado de la Corona tendrá atribuciones en relación a las opiniones de las autoridades locales y otros organismos estatutarios consultados sobre el requerimiento de una EIA.
        Operación
        Calidad del agua y descarga de aguas residuales
        Conforme a la Ley de Control de Contaminación (1974) (Control of Pollution Act), cualquier productor acuícola que desee descargar aguas residuales de una granja, deberá disponer previamente de una autorización otorgada por la Agencia Escocesa de Protección al Ambiente (SEPA). La producción piscícola en jaulas flotantes quedó incluida en las regulaciones sobre la contaminación a partir de la entrada en vigor del Artículo 23 de la Ley de Agua (1989) (Water Act), que reformó a la Ley de Control de Contaminación. Esta Ley específicamente define a la descarga de aguas residuales de granjas piscícolas como descarga de aguas residuales de usos comerciales. Posteriores reformas a esta ley, de acuerdo al Artículo 16 de la Ley de Protección Ambiental (1995) (Environmental Protection Act) actualizan las disposiciones originales al considerar ilícito el causar o permitir deliberadamente cualquier descarga proveniente de actividades comerciales en cuerpos controlados. Toda solicitud presentada para su evaluación se analiza individualmente y la SEPA normalmente solicitará una amplia gama de información al solicitante, para apoyarse en el proceso de aprobación. Ella puede incluir información específica del sitio, tal como características de las mareas, detalles de la flora, fauna y características químicas del lecho marino. Con posterioridad a la revisión de la solicitud, el SEPA podrá autorizar o rechazar la autorización de la descarga. Cuando se emita una autorización positiva, podrán establecerse condicionantes específicas a fin de limitar los impactos que pudieran generar las descargas en el medio receptor. La persona responsable de la descarga deberá efectuar conjuntamente con el SEPA un monitoreo para garantizar que el impacto de la descarga se mantenga dentro de los niveles aceptables.

        Al interior del SEPA, el Grupo de Manejo de Proyectos de Acuicultura (GMPA) se coordina con el Ejecutivo Escocés en la revisión de la regulación de la industria, desarrolla modelos y técnicas más efectivos y eficientes en la búsqueda de la simplificación del procedimiento para las autorizaciones. El GMPA también se vincula con asociaciones empresariales y otros organismos relevantes y grupos relacionados con la materia. El Consejo Regulatorio de Proyectos Acuícolas (ARBP) supervisa el trabajo del GMPA, brinda dirección, monitorea el desempeño de la normatividad a las granjas piscícolas y la protección ambiental, y garantiza la efectiva coordinación de esfuerzos en el SEPA. Cabe destacar que el SEPA ha preparado un borrador de documento titulado “Manual de Granjas Piscícolas Marinas” (Marine Fish Farm Manual) a fin de orientar al público y al personal del SEPA sobre la legislación, políticas y procedimientos que deberán ser considerados en la regulación de la industria escocesa del cultivo marino en jaulas. Supuestamente, el SEPA se encuentra actualmente en el proceso de elaborar un borrador de manual similar para la acuicultura en aguas dulces.

        La Directiva del Consejo 79/923/EEC sobre la calidad del agua requerida para el cultivo de mariscos, establece que los estados miembros determinen las áreas que deberían ser protegidas o mejoradas a fin de contribuir al mejoramiento de la calidad de esos productos. Los estados Miembro deberán establecer programas orientados a la reducción de la contaminación para asegurar que las aguas designadas satisfagan los requerimientos de calidad. Se ha implementado esta Directiva mediante las Regulaciones de Aguas Superficiales (1997) (Mariscos) (Clasificación) (Escocia), que establece la clasificación y criterios de muestreo y confiere al SEPA el deber de investigar y adoptar medidas apropiadas en los casos cuando los resultados del muestro no satisfagan los parámetros de clasificación de las aguas para cultivo de mariscos. Una Dirección ministerial, Aguas Superficiales (1997) (Mariscos) (Escocia) (Surface Waters (Shellfish) (Classification) (Scotland) Regulations), instruye al SEPA para que establezca los lineamientos y normas especificados en los Artículos de la Dirección para las aguas.

        La Directiva de Consejo 76/464/EEC relativo a la contaminación causada por algunas substancias peligrosas descargadas en el medio acuático de la Comunidad, es un marco regulatorio que define los principios para la protección del ambiente acuático de la contaminación causada por substancias que son persistentes, tóxicas y/o acumulativas en la biota acuática. Los grupos y familias de substancias en cuestión, se enlistan en el Anexo de la Directiva. A los Estados Miembro se les conmina a que tomen las medidas apropiadas para eliminar la contaminación causada por substancias que a parecen en la Lista I y que se considera son las más perniciosas, así como a reducir la contaminación por las substancias que se relacionan en la Lista II. Algunos productos químicos que se utilizan en la acuicultura marina caen en la definición de la Lista II. Las normas de calidad ambiental relativas a las substancias de la Lista II se definen en una serie de Regulaciones. La SEPA deberá monitorear la calidad del agua en el área de influencia de las zonas en que se descargan aguas residuales con substancias peligrosas, con el fin de determinar la conformidad con los parámetros de calidad ambiental así como para desarrollar e implementar programas de reducción de contaminación.
        La Directiva de Consejo 96/61/EC relativa a la prevención y control integral de la contaminación (Directiva IPPC) procura prevenir o reducir la contaminación del aire, el agua y el suelo a través de un sistema integral de autorizaciones que incluya la emisión de todos los posibles contaminantes del ambiente. Las exigencias de la Directiva se implementan mediante la Regulación de la Prevención y Control de la Contaminación (2000) (Escocia) (Pollution Prevention and Control (Scotland) Regulations (2000)) , emitida en concordancia con la Ley de Prevención y Control de la Contaminación (1999) (Pollution Prevention and Control Act). Esta Directiva se aplica a una gran cantidad de actividades industriales potencialmente contaminantes, incluyendo ciertas plantas de procesamiento de alimentos pero no aplica a los establecimientos acuícolas.
        Movimientos de peces
        El Ordenamiento de Registro de Granjas Piscícolas y Granjas de Mariscos (1985) (Registration of Fish Farming and Shellfish Farming Businesses Order) establece la obligación a todas las empresas acuícolas de peces y mariscos de registrarse en el transcurso de los siguientes dos meses del inicio de operaciones. El objetivo de esta Orden es el obtener información orientada a la prevención de la propagación de enfermedades entre peces y mariscos. En Escocia, los Servicios de Investigación Pesquera (FRS), que es un brazo ejecutivo del SEERAD, tiene la responsabilidad de mantener el Registro de Empresas Piscícolas y de Mariscos. El Ordenamiento ha sido modificado por la Reforma al Ordenamiento de Registro de Granjas Piscícolas y Granjas de Mariscos (2002) (Escocia) (Registration of Fish Farming and Shellfish Farming Businesses Amendment (Scotland) Order (2002)), que establece que deberán notificarse las circunstancias que originen riesgos significativos derivados de cualquier escape de peces de granjas registradas. El SEERAD ha publicado un documento guía titulado “Qué Hacer en la Eventualidad de un Escape de Peces de una Granja”  (What to Do in the Event of an Escape of Fish From a Fish Farm).

        La oficina de Inspección de Salud Animal del Servicio de Investigaciones Pesqueras (ISA) brinda asesoría a los productores y es la responsable de procesar las solicitudes de registro. No hay costro por el registro de las granjas piscícolas y de las granjas de mariscos. Una vez que ha sido procesada una solicitud de registro, la oficina ISA informará al solicitante su número de registro y los detalles que contiene el registro del FRS. Al solicitante se le asignará una libreta de registro de traslado de peces. En esta libreta se deberán registrar todos los traslados de peces vivos dentro de las siguientes 24 horas de haber realizado cualquier movimiento, cualquier escape de peces, así como la mortalidad observada en las poblaciones de peces sujetas a cultivo. Los registros completos deben conservarse durante cuatro años. Todo sitio asentado en el registro del FRS debe ingresar al programa de inspección de la oficina de FHI para el seguimiento y muestreo periódico. Las visitas al sitio y los muestreos se determinarán en función de la(s) especie(s) cultivadas y las características de de producción de dicho sitio. Para asegurarse de que la información recopilada por el FRS sea precisa y actualizada, el FHI vigila y actualiza los detalles de registro, como parte de los trabajos rutinarios derivados de las visitas al sitio. Adicionalmente, el FRS requiere que se le notifique detalladamente cualquier cambio de una empresa o sus instalaciones para el debido registro dentro del mes subsiguiente a las modificaciones.
        Las Regulaciones de Sanidad Animal (1997), aplicables en Gran Bretaña, implementan la Directiva de Consejo 91/67/EEC relativas a las condiciones de sanidad animal vigentes para la colocación en el mercado de cualquier producto y animal acuícola (reformado por las Directivas de Consejo 93/54/EC, 95/22/EC, 97/79/EC y 98/45/EC). Las Regulaciones han sido modificadas por las Reformas a las Regulaciones de Sanidad Animal (Escocia) (2001) (Fish Health Amendment (Scotland) Regulations). Las Regulaciones, inter alia:
        • Prohíben la colocación en el mercado de cualquier animal o producto acuícola a menos que se satisfagan requisitos establecidos relativos a su estado de sanidad.
        • Prohíben el transporte de animales acuícolas a menos que se satisfagan los requisitos relativos al bienestar de los animales acuícolas y prevención de propagación de enfermedades.
        • Prohíben el despacho de animales y productos acuícolas a menos que se satisfaga los requerimientos de identificación de los productos y animales acuícolas.
        • Contienen algunos requerimientos relativos a los documentos de traslado de animales y productos acuícolas.
        • Prohíben la introducción a la Gran Bretaña desde cualquier otro sitio de la Unión Europea no perteneciente a la Gran Bretaña de peces, vivos, huevos y gametos a menos que sean acompañados de los documentos de traslado apropiados.
        • Prohíben la introducción a la Gran Bretaña desde cualquier otro sitio de la Unión Europea no perteneciente a la Gran Bretaña de ciertos pescados no vivos que no hayan sido eviscerados a menos que provenga de áreas con las condiciones de sanidad adecuadas.
        • Prohíben la introducción a la Gran Bretaña desde cualquier otro sitio de la Unión Europea no perteneciente a la Gran Bretaña de moluscos vivos, huevos y gametos a menos que sean acompañados por la documentación de traslado apropiada.
        • Regulan la reubicación temporal dentro de la Gran Bretaña de moluscos vivos, huevos y gametosprocedentes de ciertas áreas de la Gran Bretaña.
        • Establecen los requisitos de cuarentena para la introducción de ciertos peces, moluscos y crustáceos silvestres provenientes de mar adentro.
        • Prohíben la exportación a otra parte de la Comunidad Europea de productos y animales acuícolas a menos que sean acompañados por los documentos de traslado adecuados, donde sean requeridos de acuerdo a la Directiva.
        • Requieren la notificación de ciertas enfermedades.
        • Facultan al Ministro con algunos poderes para imponer las restricciones al traslado de productos y peces acuícolas así como exigir el sacrificio y desinfección en caso de algunas enfermedades.
        • Establecer los acuerdos y otorgar los poderes para la aplicación de estas Regulaciones.
        Asimismo es importante la Ley de Importación de Peces Vivos (Escocia) (1978) (Import of Live Fish (Scotland) Act). Bajo esta ley, la Ordenanza de Prohibición de Conservación o Liberación de Peces (Especies Especificadas) (Escocia) (2003) (Prohibition of Keeping or Release of Live Fish (Specified Species) (Scotland) Order) prohíbe la conservación o liberación en Escocia de cualquier especie de pez o huevos especificados en los Listados 1 y 2 de la Ordenanza, excepto bajo licencia. Finalmente, las Regulaciones a los Productos de Origen Animal (Importación desde Terceros Países) (Escocia) (2002) (Products of Animal Origin (Third Country Imports) (Scotland) Regulations), y sus diversas reformas, regulan la organización de revisiones veterinarias a los productos que ingresan a la Comunidad desde terceros países. Las Regulaciones son aplicables a productos de origen animal, incluyendo pescados y mariscos y productos derivados de ellos. Se requiere que los productos de origen animal, que ingresen a la Unión Europea, sean sujetos a inspecciones veterinarias en los puntos de inspección fronteriza, para garantizar que satisfagan los requisitos establecidos por la legislación de la Comunidad para la protección de la saluda pública y la salud animal. Cuando se trata de pequeñas cantidades de productos destinados al uso personal, muestras comerciales y productos destinados a exhibiciones, estudios o análisis, quedarán exentos de la mayoría de las Regulaciones anteriormente descritas.
        Control de enfermedades
        Las Regulaciones de Sanidad de Peces (1997), que se aplican en Gran Bretaña, implementan la Directiva de Consejo 91/67/EEC, y sus reformas. La Directiva pretende, entre otros aspectos, prevenir la propagación de enfermedades contagiosas de los peces, simultáneamente a la promoción del comercio de productos y animales acuícolas. La Directiva clasifica las principales enfermedades acuícolas en tres listas. En la Lista I se incluyen las enfermedades exóticas a la Unión Europea y deberán erradicarse en cualquier lugar en que hayan sido detectadas. Las de la Lista II son enfermedades presentes en ciertos sitios de la Unión Europea, pero no en otros, y que pueden provocar un impacto severo a la economía. Las enfermedades de la Lista III son las que se encuentran dispersas en la Unión Europea, pero algunos países tienen granjas o zonas libres de estas enfermedades. La Directiva de Consejo 93/53/EEC que establece las medidas mínimas en la Comunidad para el control de ciertas enfermedades acuícolas, prevé el muestreo y métodos de diagnóstico en laboratorio para las enfermedades de las Listas I y II. Esta Directiva se implementa mediante las Regulaciones para el Control de Enfermedades de los Peces (1994) (Diseases of Fish (Control) Regulations) que se aplican a la Gran Bretaña. Estas Regulaciones requieren, entre otras cosas, que se efectúe un censo oficial de la población piscícola en las granjas bajo sospecha de estar infectadas, y el diseño de diversas medidas de control que habrán de ser implementadas cuando se presente la sospecha o confirmación de la presencia de enfermedades. Las Regulaciones han sido enmendadas por la Reforma a las Regulaciones de Control de Enfermedades de los Peces (Escocia) (2000) (Regulations have been amended by the Diseases of Fish (Control) Amendment (Scotland) Regulations).

        Generalmente, si existen razones suficientes para sospechar que aguas interiores o marinas estén o pudieran infectarse con una enfermedad notificable, los Ministros escoceses podrán determinar la circunscripción de las aguas en que se deberá prevenir el contagio de la enfermedad. La autoridad para determinar las áreas de protección se ejerce en apego a la Ley de Enfermedades de los Peces (1937 y 1983). Se podrá emitir una Notificación de Treinta Días (TDN) a cualquier persona que sea la ocupante de las aguas interiores o a la persona que opera una empresa acuícola en aguas marinas situadas en las áreas de protección designadas. Esta Notificación de Treinta Días, es un aviso temporal como medida precautoria en tanto se realice una investigación que confirme o determine la presencia de una enfermedad notificable. Se podrá emitir una segunda Notificación de Treinta Días, una vez que ha expirado la primera, si no ha sido factible confirmar o determinar la presencia de la enfermedad. La segunda Notificación prorroga el período en que se encuentren controlados los traslados de 30 a 60 días desde la emisión de la primera notificación. Una Notificación de Treinta Días prohíbe el movimiento de peces o huevos hacia y desde la granja bajo sospecha de contagio; así mismo, la Notificación prohíbe el traslado de alimentos para peces desde la granja que esté ubicada en el área protegida especificada en la Notificación, a menos que se disponga de una autorización específica de los Ministros escoceses. Una Notificación de Treinta Días expirará si los resultados de las pruebas resultan negativos. Si continúa una fuerte sospecha de que esté presente una enfermedad notificable, pero no se ha confirmado, se podrá instaurar una Orden de Área Designada (DAO).

        Una Orden de Área Designada se emite cuando se ha confirmado la presencia de una enfermedad notificable y no se han tomado las acciones para eliminar las poblaciones afectadas, o cuando no ha sido posible confirmar o descartar la presencia de la enfermedad, en el período especificado por la Notificación de Treinta Días. Las prohibiciones que establezca una Orden de Área Designada son similares a las de una Notificación de Treinta Días; es decir, una Orden de Area Designada prohíbe el traslado de peces y huevos desde y hacia el sito así como el traslado de alimentos desde el sitio. Adicionalmente, se requiere la remoción de pescado muerto y la disposición final de ese pescado mediante un método autorizado, de acuerdo a lo previsto por la Ordenanza de Sub-Productos Animales (1999, reformada) (Animal By-Products Order).
        Drogas
        En el Reino Unido, todas las medicinas e implementos médicos para uso humano y animal, están sujetos a un sistema de licencias establecidas en una multitud de regulaciones de la Unión Europea, la Ley de Medicamentos (1968) (Medicines Act)  y otra legislación subsiguiente. La Dirección de Medicamentos Veterinarios (DMV - Veterinary Medicines Directorate) adscrita a la DEFRA supervisa todas las medicinas e implementos médicos. La Dirección de Medicamentos Veterinarios tiene la responsabilidad de establecer e implementar la asesoría y evaluación de la política, la emisión y mantenimiento de todas las autorizaciones de comercialización, a nivel nacional, de los medicamentos veterinarios, en concordancia con la legislación de la Comunidad Europea y del Reino Unido. La comercialización de medicamentos veterinarios está regulada por las Regulaciones para la Autorización de la Comercialización de Productos Médico-Veterinarios (1994) (Marketing Authorisations for Veterinary Medicinal Products Regulations), la cuál fué modificada por las Reformas a las Regulaciones para la Autorización de Comercialización de Productos Médico Veterinarios (2000) (Marketing Authorisations for Veterinary Medicinal Products Amendment Regulations). Estas Regulaciones determinan que los productos medico-veterinarios que se colocarán en el mercado, deberán disponer de una autorización de mercadeo y ya no de una licencia de producto, como lo establecía el sistema previo. Estas autorizaciones pueden expedirse tanto por los Ministros de Agricultura y Salud, quienes conjuntamente forman la Autoridad en materia de licencias para medicamentos veterinarios, de acuerdo a la Ley de Medicamentos de 1968, o por la Agencia Europea para la Evaluación de Productos Médicos, de acuerdo a la Regulación de Consejo 2309/93/EEC que establece los procedimientos de la Comunidad para la autorización y supervisión de productos medicinales para uso humano y veterinario y que conforma a la Agencia Europea para la Evaluación de Productos Medicinales. Asimismo, el DMV controla la manufactura y distribución de los productos medico-veterinarios, incluyendo la inspección, y es responsable de la vigilancia de residuos de medicamentos veterinarios en animales y productos de origen animal. El DMV ha publicado una serie de “Notas Guía de Información y Asesoría para las Licencias Europeas sobre Medicina Animal” (AMELIA) ( Animal Medicines European Licensing Information and Advice (AMELIA) Guidance Notes), preparadas para asistir a los clientes en la interpretación y aplicación de la legislación de la Unión Europea sobre medicinas veterinarias.

        Hoy en día existen dos sistemas paralelos para la aprobación y control de pesticidas en el Reino Unido. El primer sistema opera bajo las Regulaciones de Control de Pesticidas (COPR; 1986, reformado en 1997) (Control of Pesticides Regulations). Estas regulaciones implementan los objetivos de la Ley de Protección a los Alimentos y el Ambiente (1985, reformado) (Food and Environment Protection Act). Este sistema de control es a nivel nacional y se aplica al uso de los pesticidas agropecuarios y no agropecuarios. El Segundo sistema de legislación ha sido introducido para posibilitar el desarrollo de un mercado común de productos para el control de plagas entre todos los Estados Miembros de la Unión Europea, en Europa. Eventualmente reemplazará las Regulaciones para el Control de Pesticidas. Bajo este sistema las Regulaciones para Productos de Protección Vegetal (Escocia) (2003, reformadas) (Plant Protection Products (Scotland) Regulations) controlan principalmente los pesticidas agropecuarios, mientras que las Regulaciones para Productos Biocidas (2001, reformado) (Biocidal Products Regulations) regulan otros productos para el control de plagas, consistentes en productos no agropecuarios, incluyendo a los desinfectantes. Existen diversas organizaciones responsables del registro de productos para el control de plagas, dependiendo del tipo y aplicación que tengan. En apego a las Regulaciones para el Control de Pesticidas (Control of Pesticides Regulations), la Dirección de Seguridad de Pesticidas (PSD - Pesticides Safety Directorate) es responsable, entre otros, de los productos empleados en la agricultura, en o cerca de los cuerpos de agua y en el almacenamiento de alimentos. De acuerdo a las Regulaciones para Protección de Productos Vegetales, el PSD es responsable de los productos para la protección de los vegetales. La Unidad de Asesoramiento en Biocidas y Pesticidas (BPAU) del Ejecutivo para la Salud y la Seguridad (HSE - Health and Safety Executive) es responsable de los productos no agropecuarios, incluyendo los agentes anti-fijación (anti-fouling), en concordancia con las Regulaciones para el Control de Pesticidas. Conforme a las Regulaciones de Productos Biocidas, la Unidad BPAU es la encargada de registrar estos productos.
        Alimentos
        Una multitud de regulaciones, tanto a nivel de la Unión Europea como a nivel nacional rigen la manufactura, distribución y uso de alimentos, incluyendo substancias y productos empleados en la manufactura de alimentos. La Ley Agropecuaria (1970, reformada) (Agriculture Act) es la legislación básica vigente para establecer el control sobre productos para la alimentación animal. Esta Ley, que regula la preparación y venta de alimentos animales, señala que éstos deberán ser aptos para el consumo propuesto y libres de ingredientes dañinos. Los comercializadores de productos alimenticios para animales deberán etiquetar los productos, incluyendo toda la información requerida por las regulaciones, según lo establece la Ley. Las Regulaciones sobre Alimentos (Escocia) (2000) (Feeding Stuffs (Scotland) Regulations) (“las Principales Regulaciones”) se refieren a la composición, etiquetado y comercialización de alimentos para animales y contienen disposiciones relativas al contenido permisible de aditivos, elementos traza y vitaminas, los niveles máximos de ciertos contaminantes, información para los consumidores que deben consignarse en las etiquetas, y las declaraciones sobre aspectos nutricionales aplicables a determinados productos. Las principales Regulaciones han sido reformadas por un buen número de enmiendas subsecuentes, mediante las cuales se implementan diversas Directivas de la Unión Europea, incluyendo la Directiva de Consejo 2001/102/EC que modifica a la Directiva 1999/29/EC relativa a las substancias y productos indeseables para la nutrición animal, y la Directiva 2002/32/EC del Parlamento Europeo y del Consejo (reformada), que establece las medidas de control aplicables a substancias indeseables en productos para la alimentación animal.

        Las Regulaciones para Productos Alimenticios de Animales (Establecimientos e Intermediarios) (1999) (Feeding Stuffs (Establishments and Intermediaries) Regulations), aplicables en el Reino Unido, establecen las condiciones y acuerdos para aprobar y registrar una amplia gama de establecimientos e intermediarios que operan en el sector de alimentos para animales, incluyendo a los productores de ciertos aditivos, pre-mezclas y compuestos que los incorporan, algunos comercializadores agropecuarios y granjeros que elaboran sus propios alimentos y establecimientos que incorporan materiales y substancias indeseables en concentraciones superiores a los niveles permisibles especificados. El esquema de aprobación y registro se extiende a productos procedentes de manufacturas en terceros países que exportan a la Unión Europea, a fin de asegurar que los aditivos importados, las pre-mezclas y compuestos satisfagan las mismas normas de control de calidad. Las Regulaciones, que aplican en todo el Reino Unido, implementan la Directiva de Consejo 95/53/EC que fija los principios que rigen para la organización de inspecciones oficiales y la Directiva de Consejo 95/69/EC que establece las condiciones y acuerdos para la aprobación y registro de ciertos establecimientos e intermediarios.

        Las Regulaciones para Productos Alimenticios Medicados (1998) (Medicated Feeding stuffs Regulations) implementan en el Reino Unido las directrices de la Directiva de Consejo 90/167/EEC que establece las condiciones que rigen para la preparación, colocación en el mercado y uso de productos alimenticios medicados para animales en la Comunidad. Las Regulaciones han sido modificadas por las Reformas a las Regulaciones para Productos Alimenticios Medicados (Inglaterra, Escocia y Gales) (2003) (Medicated Feeding stuffs (Amendment) (England, Scotland and Wales) Regulations). La responsabilidad sobre la regulación y uso de productos para alimentación animal en Escocia, recae en la Agencia Escocesa de Normatividad de Alimentos (ver más abajo).
        Inocuidad de los alimentos
        El Reino Unido tiene un extenso y complejo sistema de legislación sobre alimentos. La Ley de Seguridad Alimentaria (1990) (Food Safety Act) brinda el marco legislativo sobre alimentos para toda la Gran Bretaña. La ley se ha implementado a través de una multitud de regulaciones subsidiarias. En concordancia con la Ley de Normas de Alimentos (1999) (Food Standards Act), la Agencia de Normas de Alimentos del Reino Unido (FSA - UK Food Standards Agency (FSA)), establecida en el año 2000, protege la salud pública y los intereses del consumidor en relación a los alimentos. La Agencia Escocesa de Normas de Alimentos (FSAS), establecida también en el año 2000, trata los asuntos escoceses relativos a la calidad y seguridad de los alimentos, incluyendo a pescados y mariscos, así como las regulaciones sobre los alimentos para animales. La FSAS opera en el marco jurídico de la FSA, lo que garantiza la congruencia en el enfoque al atender circunstancias específicas escocesas, que deben ser tomadas en cuenta plenamente para la implementación de las políticas y normas de seguridad alimentaria en Escocia.

        Las Regulaciones de Sanidad Acuícola (1997, reformada), aplicables en la Gran Bretaña, implementan la Directiva de Consejo 91/67/EEC (reformadas), prohíben la comercialización de animales y productos acuícolas a menos que se satisfagan los requisitos relativos a su sanidad. Las Regulaciones de Seguridad Alimentaria (Productos Pesqueros y Mariscos Vivos) (Higiene) (1998) (Food Safety (Fishery Products and Live Shellfish) (Hygiene) Regulations) implementan diversas regulaciones de la Unión Europea incluyendo, entre otras, la Directiva de Consejo 91/492/EEC que fija las condiciones de sanidad para la producción y comercialización de moluscos bivalvos vivos (reformada por las Directivas de Consejo 97/61/EC y 97/79/EC), y la Directiva de Consejo 91/493/EEC que establece las condiciones de sanidad para la producción y comercialización de productos pesqueros (reformada por la Directiva de Consejo 95/71/EC y 97/79/EC). Las Regulaciones tienen concordancia con la Ley de Seguridad Alimentaria y la Ley de las Comunidades Europeas (1972) (Parte V) (European Communities Act). La Parte II de las Regulaciones contiene las disposiciones relativas a la producción y comercialización de mariscos vivos en la Gran Bretaña. Los Ministros tienen facultades para designar determinadas áreas para la producción de moluscos bivalvos vivos. Las áreas de relevo (áreas donde los moluscos pueden permanecer para la remoción de contaminantes posteriormente a su cosecha) son designadas por las autoridades en materia de alimentos. Los Ministros también pueden designar ciertas áreas como prohibidas para la producción de mariscos vivos de diversos tipos y las autoridades en alimentos pueden establecer prohibiciones temporales en relación a los relevos. La recolección de mariscos en áreas sujetas a prohibición es ilícita. Los Ministros pueden modificar y revocar la designación de las áreas de producción y de prohibición, en tanto que las autoridades en materia de alimentos pueden modificar y revocar las áreas designadas para los relevos. Los Ministros tienen obligación de mantener actualizado un listado de áreas designadas como aptas para la producción y para el relevo. La Parte II también contiene requerimientos especiales relativos a la cosecha, transporte y relevo de moluscos vivos, y a la operación de los centros de depuración y empaque de productos, que requieren ser aprobados por la autoridad local en materia de alimentos. Contiene también normas especiales para la modificación y revocación de las aprobaciones a dichos centros. La Parte II asimismo incluye la normatividad para el empaque, desempaque, re-empaque, almacenamiento y transportación de moluscos vivos en el interior de Gran Bretaña, y establece detalladamente las obligaciones relativas a la comercialización de los moluscos vivos. Existen sin embargo, algunas excepciones en la aplicación de la mayoría de estos requisitos de la Parte II, cuando se trata de ventas locales de moluscos vivos en pequeñas cantidades.

        La Parte III de las Regulaciones se refiere a la producción y comercialización de los productos pesqueros. Existe un esquema de registro para las embarcaciones pesqueras en las que se cuecen a bordo los camarones y moluscos, existiendo además reglas de higiene establecidas para todas las embarcaciones pesqueras. Los barcos y establecimientos en tierra, involucrados en la producción de productos pesqueros, tienen que ser aprobados por la autoridad local en materia de alimentos y sus propietarios deben satisfacer cabalmente varios requisitos. Los mercados de mayoreo y subastas también tienen que estar registrados, igualmente por la autoridad en materia de alimentos, y sus propietarios también tienen que cubrir requisitos específicos. En esta Parte III se establecen disposiciones en caso de que se desee apelar contra una decisión que rechace la aprobación o registro o a la aprobación condicionada; se señalan asimismo los procedimientos (incluyendo los de apelación) relativos a la variación y revocación de las aprobaciones o a la cancelación de registros de mercado. Esta Parte, asimismo contiene un reglamento especial relativo al plazo para eviscerar el pescado, y reglas relativas al empacado, almacenamiento y transporte de productos pesqueros al interior de Gran Bretaña. Igualmente, se señalan las obligaciones en relación a la comercialización de todo tipo de producto pesquero, mariscos procesados, peces vivos y otros animales acuáticos. Hay sin embargo, una prohibición a la venta o abastecimiento de productos pesqueros que pudieran estar contaminados. En el caso de los mariscos vivos, existe un esquema de exenciones a la mayoría de los requisitos de esta Parte, relativos esencialmente a la comercialización local de los productos en pequeña escala.

        La Parte IV de las Regulaciones se refiere a las condiciones de importación de productos pesqueros y mariscos vivos, pero hay una exención en esta Parte para algunas consignaciones. La Parte V se relaciona a los cargos de importación en el desembarco directo de productos de terceros países. y la Parte VI contiene más disposiciones de carácter general. Estas incluyen previsiones relacionadas con las responsabilidades de los Ministros y autoridades en materia de alimentación, sobre el control de sanidad, las funciones de aplicación y ejecución de la ley así como la certificación de los productos pesqueros y mariscos en caso de incumplimiento de los requisitos de seguridad alimentaria. Las Regulaciones han sido modificadas por las Reformas a las Regulaciones de Seguridad Alimentaria (Productos Pesqueros y Mariscos Vivos) (Higiene) (1999).

        Las Regulaciones (Escocia) sobre Etiquetado del Pescado (2003), que solamente abarca a Escocia, establece disposiciones para hacer efectiva la Regulación de Consejo (EC) 104/2000 sobre la organización común de mercados de productos pesqueros y acuícolas y la Regulación de la Comisión (EC) 2065/2001 que establece reglas detalladas sobre la aplicación de la Regulación del Consejo (EC) 104/2000 relativa a la información que se debe proporcionar a los consumidores sobre los productos pesqueros y acuícolas. La Regulación del Consejo (EC) 104/2000 impone, entre otros, los requisitos que se refieren a las disposiciones de información acerca de la designación comercial, método de producción y zonas de pesca de algunos productos pesqueros y acuícolas, que se ofrecen en ventas de mayoreo y en ventas al consumidor final. Adicionalmente establece el requisito a los Estados Miembro de elaborar y publicar una lista de designaciones comerciales al menos para las especies registradas en los Anexos I a IV de la Regulación. La Regulación de la Comisión (EC) 2065/2001 describe de manera más detallada la información que se debe proporcionar a los consumidores y sobre las excepciones permitidas. Asimismo proporciona la información necesaria que debe explicitarse en cada etapa de la cadena de mercadeo.

        Las Regulaciones a los Animales y Productos Animales (Evaluación de Residuos y Límites Máximos de Residuos) (1997) (Animals and Animal Products (Examination for Residues and Maximum Residue Limits) Regulations), que también se aplican a los animales acuícolas, implementa diversas regulaciones de la Unión Europea, incluyendo la Regulación del Consejo (EEC) No. 2377/90 y que establece los procedimientos de la comunidad para fijar los límites máximos de residuos de medicamentos veterinarios en alimentos de origen animal. Las Regulaciones prohíben la venta, posesión o suministro a animales de substancias que han sido específicamente desautorizadas, prohíbe la posesión, el sacrificio o procesamiento de la carne de animales destinada al consumo humano que contenga substancias específicamente desautorizadas. Las Regulaciones también prohíben la venta o abastecimiento para el sacrificio de animales si el período apropiado de retiro no ha expirado prohibiendo así mismo el abastecimiento para sacrificio o para la venta, sujeto a excepción, de animales o de productos animales que contengan substancias desautorizadas o un exceso de substancias autorizadas. Las Regulaciones prohíben, sujeto a excepción, la disposición para el consume humano o animal de animales sacrificados que contengan determinadas substancias desautorizadas y facultan a los oficiales para inspeccionar y examinar a los animales y para la toma de muestras a ser entregadas a los oficiales que realizan los análisis. Las Regulaciones también establecen penalidades y disposiciones para su aplicación en caso de incumplimiento de los requisitos, se establecen los métodos de registro y establecen las disposiciones para la suspensión o revocación de licencias a los productores. Las regulaciones han sido modificadas mediante las Reformas a las Regulaciones a los Animales y Productos Animales (Evaluación de Residuos y Límites Máximos de Residuos) (2001) (Animals and Animal Products (Examination for Residues and Maximum Residue Limits) (Amendment) Regulations) y las Reformas a las Regulaciones a los Animales y Productos Animales (Evaluación de Residuos y Límites Máximos de Residuos) (2004) (Animals and Animal Products (Examination for Residues and Maximum Residue Limits) (Amendment) Regulations).

        Finalmente, las Regulaciones de Pesticidas (Niveles Máximos de Residuos en Cosechas, Alimentos y Productos Alimenticios para Animales) (Escocia) (2000) (Pesticides (Maximum Residue Levels in Crops, Food and Feeding Stuffs) (Scotland) Regulations), que han sido reformadas en diversas ocasiones y que aplican exclusivamente en Escocia, especifican los niveles máximos permisibles de residuos de pesticidas para las cosechas, alimentos y productos alimenticios para animales.
        Misceláneo
        Inversión en acuicultura 
        La industria acuícola del Reino Unido recibe ayuda de la Unión Europea mediante el Instrumento Financiero para la Orientación de la Pesca (FIFG). El FIFG opera mediante la Regulación de Consejo (EC) 2792/1999 que establece las reglas detalladas y los acuerdos relativos a la asistencia estructural de la Comunidad al sector pesquero. La FIFG apoya las inversiones en el sector pesquero, incluyendo los proyectos privados de producción acuícola. Normalmente se solicita una participación financiera del inversionista privado, que puede fluctuar entre el 40por ciento y el 60por ciento del total de la inversión, dependiendo del tipo de proyecto. Por ejemplo, los proyectos piloto orientados a la implantación y distribución del conocimiento técnico y económico sobre nuevas especies o tecnologías, puede ser elegible para recibir el apoyo financiero. El FIFG también financia medidas para detectar y promover nuevos mercados para los productos acuícolas. Esto puede incluir, entre otras, las operaciones asociadas a la certificación de calidad, al etiquetado del producto, estandarización del producto y campañas de promoción.

        Las Regulaciones a las Estructuras de Pesca y Acuicultura (Escocia) (2001) (Fisheries and Aquaculture Structures (Grants) (Scotland) Regulations), que abarcan exclusivamente a Escocia, complementan e implementan la legislación de la Unión Europea. Las Regulaciones disponen la aportación de fondos y ayuda de la Comunidad a través de los Ministros escoceses para su aplicación en operaciones relevantes aprobadas conforme a estas Regulaciones y a la legislación de la Unión Europea. Estas Regulaciones establecen el procedimiento para la solicitud de financiamiento para operaciones o actividades consideradas relevantes por los Ministros escoceses En la determinación de incrementar el apoyo de la Comunidad y en caso de aprobar el pago de dicho financiamiento, se pide a los Ministros escoceses la observancia de la legislación de la Unión Europea. Entre otras cosas, la legislación de la Unión Europea establece como requisito cierto grado de participación financiera por parte de los Estados Miembro para posibilitar que operaciones relevantes califiquen en la solicitud de ayuda de la Comunidad. Se establecen disposiciones en relación a la contabilidad y registros por parte de la Autoridad de la Industria Pesquera Marítima (SFIA) cuándo ésta haya ejercido o recibido pagos por el desempeño de cualquier función en apego a las Regulaciones.

        El programa financiero operado por la FIFG abarca el período 200-2006. Actualmente se espera que la FIFG sea sucedida por el Fondo Europeo de Pesca (EFF) para brindar apoyo a la pesca en el período 2007-2013. El EFF tendrá como meta cuatro áreas prioritarias siendo una de ellas la acuicultura, procesamiento y comercialización. Los productores de mariscos, temporalmente sin posibilidad de cosechar su producción debido a circunstancias imprevistas, serán elegibles para recibir un apoyo del EFF. El desarrollo y aplicación de métodos y prácticas que aminoren el impacto de la acuicultura sobre el ambiente, la implementación de medidas que promuevan la higiene y brinden protección a la salud pública así como las iniciativas que incentiven la mejora en las condiciones de mercado de los productos acuícolas, también serán elegibles para recibir apoyo del EFF. Se dará prioridad en estas áreas a los proyectos que generen empleo sin que impliquen una sobre inversión. Se enfatizará el apoyo a las pequeñas empresas. Estos objetivos también guiarán el fondeo a las actividades de procesamiento y mercadeo de productos pesqueros y acuícolas.

        Organismos Genéticamente Modificados (GMOs)
        En la actualidad existen dos áreas principales de aplicación potencial de tecnologías de Modificación Genética en la acuicultura. La primera consiste en el uso de productos vegetales GMOs empleados en la elaboración de alimentos para la acuicultura y el uso de GMOs en medicamentos y productos farmacéuticos. La segunda aplicación se refiere al uso de tecnologías GMO (específicamente los transgénicos) en la reproducción de organismos para su empleo en la acuicultura industrial. A la fecha no existen reportes de que en la acuicultura industrial escocesa se empleen GMOs. Sin embargo, se contempla que la aplicación de técnicas genéticas llegue a emplearse en el futuro. Actualmente las instituciones de investigación escocesas que brindan apoyo a la industria continúan adelantando la investigación en la materia. Cualquier propuesta para el uso de organismos transgénicos requeriría la aprobación de los Ministros Escoceses. Si ésta fuese otorgada, estaría basada en las recomendaciones del Comité Consultivo sobre Liberaciones al Ambiente (ACRE), así como también se consideraría la opinión de otras agencias relevantes tales como la FSA y el Patrimonio Escocés de la Naturaleza. ACRE es un comité consultivo estatutario establecido por la Ley de Protección Ambiental para asesorar al gobierno en relación a la liberación y comercialización de organismos genéticamente modificados.

        Las Regulaciones sobre Organismos Genéticamente Modificados (Liberación Deliberada) (Escocia) (2002) (Genetically Modified Organisms (Deliberate Release) (Scotland) Regulations) implementan para Escocia la Directiva 2001/18/EC del Parlamento Europeo y del Consejo relacionada con la liberación deliberada al ambiente de organismos genéticamente modificados. Las Reformas a las Regulaciones sobre Organismos Genéticamente Modificados (Liberación Deliberada) (Escocia) (2004) (Genetically Modified Organisms (Deliberate Release) (Scotland) Amendment Regulations) modifican las Regulaciones de 2002 y ponen en vigor para Escocia las consecuentes reformas a la Directiva 2001/18/EC mediante la Regulación de Consejo (EC) No 1829/2003 relativas a la alimentación y alimentos genéticamente modificados. Las Regulaciones sobre Alimentos Genéticamente Modificados (Escocia) (2004) (Genetically Modified Food (Scotland) Regulations), que solo aplican a Escocia, coadyuvan a la aplicación y ejecución del Capítulo II de la Regulación (EC) No. 1829/2003 relativa a los alimentos. Las Regulaciones sobre Alimentos Genéticamente Modificados para Animales (Escocia) (2004) (Genetically Modified Animal Feed (Scotland) Regulations (2004)) establecen disposiciones para la aplicación de las normas de las Regulaciones de la Comunidad relativas a alimentos para animales.

        Las Regulaciones sobre organismos Genéticamente Modificados (Trazabilidad y Etiquetado) (Escocia) (2004) (Genetically Modified Organisms (Traceability and Labelling) (Scotland) Regulations (2004)) establecen disposiciones para Escocia, para la ejecución y aplicación de la Regulación (EC) No. 1830/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativas a la trazabilidad y etiquetado de los organismos genéticamente modificados así como la trazabilidad de los alimentos y de productos alimenticios producidos a partir de organismos genéticamente modificados. Las Regulaciones de Consejo establecen el marco para la trazabilidad de los productos elaborados o que contienen organismos genéticamente modificados así como alimentos y productos alimenticios procedentes de organismos genéticamente modificados. La Regulación del Consejo tiene por objetivo procurar un etiquetado preciso, el monitorio de los efectos en el ambiente y, en su caso, sobre la salud, así como la implementación de medidas adecuadas para el manejo de riesgos, incluyendo el retiro de los productos, en caso de ser necesario.
        Referencias
        Legislación
        Agriculture Act (1970) (Copia no disponible).
        Animal By-Products Order (1999) (Copia no disponible).
        Control of Pollution Act (1974) (Copia no disponible).
        Crown Estate Act (1961) (Copia no disponible).
        Diseases of Fish Acts (1937 and 1983) (Copia no disponible).
        Registration of Fish Farming and Shellfish Farming Businesses Order (1985) (Copia no disponible).
        Control of Pesticides Regulations (1986).
        Food and Environment Protection Act (1985) (Copia no disponible).
        Import of Live Fish (Scotland) Act (1978) (Copia no disponible).
        Medicines Act (1968) (Copia no disponible).
        Orkney County Council Act (1974) (Copia no disponible).
        Zetland County Council Act (1974) (Copia no disponible).

        EUROPE
        COUNCIL DIRECTIVE 76/464/EEC of 4 May 1976 on pollution caused by certain dangerous substances discharged into the aquatic environment of the Community.
        COUNCIL DIRECTIVE 79/409/EEC of 2 April 1979 on the conservation of wild birds.
        COUNCIL DIRECTIVE 79/923/EEC of 30 October 1979 on the quality required of shellfish waters.
        COUNCIL DIRECTIVE 85/337/EEC of 27 June 1985 on the assessment of the effects of certain public and private projects on the environment.
        COUNCIL DIRECTIVE 90/167/EEC of 26 March 1990 laying down the conditions governing the preparation, placing on the market and use of medicated feeding stuffs in the Community.
        COUNCIL DIRECTIVE 91/67/EEC of 28 January 1991 concerning the animal health conditions governing the placing on the market of aquaculture animals and products.
        COUNCIL DIRECTIVE 91/492/EEC of 15 July 1991 laying down the health conditions for the production and the placing on the market of live bivalve molluscs.
        COUNCIL DIRECTIVE 91/493/EEC of 22 July 1991 laying down the health conditions for the production and placing on the market of fishery products.
        COUNCIL DIRECTIVE 92/43/EEC of 21 May 1992 on the conservation of natural habitats and of wild fauna and flora.
        COUNCIL DIRECTIVE 93/53/EEC of 24 June 1993 introducing minimum Community measures for the control of certain fish diseases.
        COUNCIL DIRECTIVE 93/54/EC of 24 June 1993 amending Directive 91/67/EEC concerning the animal health conditions governing the placing on the market of aquaculture animals and products.
        COUNCIL DIRECTIVE 95/22/EC of 22 June 1995 amending Directive 91/67/EEC concerning the animal health conditions governing the placing on the market of aquaculture animals and products.
        COUNCIL DIRECTIVE 95/53/EC of 25 October 1995 fixing the principles governing the organization of official inspections in the field of animal nutrition.
        COUNCIL DIRECTIVE 95/69/EC of 22 December 1995 laying down the conditions and arrangements for approving and registering certain establishments and intermediaries operating in the animal feed sector and amending Directives 70/524/EEC, 74/63/EEC, 79/373/EEC and 82/471/EEC.
        COUNCIL DIRECTIVE 95/71/EC of 22 December 1995 amending the Annex to Directive 91/493/EEC laying down the health conditions for the production and the placing on the market of fishery products.
        COUNCIL DIRECTIVE 96/61/EC of 24 September 1996 concerning integrated pollution prevention and control.
        COUNCIL DIRECTIVE 97/11/EC of 3 March 1997 amending DIRECTIVE 85/337/EEC of 27 June 1985 on the assessment of the effects of certain public and private projects on the environment.
        COUNCIL DIRECTIVE 97/61/EC of 20 October 1997 amending the Annex to Directive 91/492/EEC of 15 July 1991 laying down the health conditions for the production and the placing on the market of live bivalve molluscs.
        COUNCIL DIRECTIVE 97/79/EC of 18 December 1997 amending Directives 71/118/EEC, 72/462/EEC, 85/73/EEC, 91/67/EEC, 91/492/EEC, 91/493/EEC, 92/45/EEC and 92/118/EEC as regards the organisation of veterinary checks on products entering the Community from third countries.
        COUNCIL DIRECTIVE 98/45/EC of 24 June 1998 amending Directive 91/67/EEC concerning the animal health conditions governing the placing on the market of aquaculture animals and products.
        DIRECTIVE 2001/18/EC OF THE EUROPEAN PARLIAMENT AND OF THE COUNCIL of 12 March 2001 on the deliberate release into the environment of genetically modified organisms and repealing Council Directive 90/220/EEC.
        DIRECTIVE 2002/32/EC OF THE EUROPEAN PARLIAMENT AND OF THE COUNCIL of 7 May 2002 on undesirable substances in animal feed.
        DIRECTIVE 2000/60/EC OF THE EUROPEAN PARLIAMENT AND OF THE COUNCIL of 23 October 2000 establishing a framework for the Community action in the field of water policy.
        COUNCIL REGULATION (EEC) 2377/90 of 26 June 1993 establishing community procedures for fixing maximum limits for veterinary drug residues in foodstuffs of animal origin.
        COUNCIL REGULATION 2309/93/EEC of 22 July 1993 laying down Community procedures for the authorisation and supervision of medicinal products for human and veterinary use and establishing a European Agency for the Evaluation of Medicinal Products.
        COUNCIL REGULATION (EC) 2792/1999 of 17 December 1999 laying down the detailed rules and arrangements regarding Community structural assistance in the fisheries sector.
        COUNCIL REGULATION (EC) 104/2000 of 17 December 1999 on the common organisation of the markets in fishery and aquaculture products.
        REGULATION (EC) 1829/2003 OF THE EUROPEAN PARLIAMENT AND OF THE COUNCIL of 22 September 2003 on genetically modified food and feed.
        REGULATION (EC) 1830/2003 OF THE EUROPEAN PARLIAMENT AND OF THE COUNCIL of 22 September 2003 concerning the traceability and labelling of genetically modified organisms and the traceability of food and feed products produced from genetically modified organisms and amending Directive 2001/18/EC.
        COMMISSION REGULATION (EC) 2065/2001 of 22 October 2001 laying down detailed rules for the application of Council Regulation (EC) 104/2000 as regards informing consumers about fishery and aquaculture products.
        Recursos relacionados
        Henderson, A.R. & Davies, I.M. 2000. Review of aquaculture, its regulation and monitoring in Scotland. Journal of Applied Ichthyology, 16(4-5): 200-208.
        Shetland Salmon Farmers' Association (SSFA)
        Vínculos relacionados
        Country profiles: Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte
         
        Powered by FIGIS