FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский
Estanque de carpas chinas
Estanque de carpas chinas

La acuicultura abarca diversos sistemas de cultivo de plantas y cría de animales en zonas continentales, costeras y marítimas, que utilizan y producen una amplia variedad de especies de animales y plantas. Aunque normalmente es aconsejable utilizar especies locales, las especies introducidas (o exóticas) generan un 17% de la producción mundial de peces de aleta y tienen importantes efectos sociales y económicos. Los recursos genéticos son las bases de las especies, las poblaciones y las cepas mejoradas genéticamente. El producción de varias especies importantes sigue dependiendo de la recolección de reproductores o semillas procedentes de las poblaciones naturales.

La acuicultura puede ser una utilización muy productiva de los recursos, con una producción de alimentos por hectárea muy superior a la de la agricultura o la ganadería. La producción de piensos para la acuicultura es una de las agroindustrias de más rápida expansión en el mundo, con tasas de crecimiento superiores al 30% anual. La disponibilidad y el uso de recursos han permitido un crecimiento del sector con un ritmo tres veces superior al de la producción de carne de animales de granja.

Los peces de aleta, en particular las especies de carpas chinas e indias, representan la proporción mayor, seguida de los moluscos. Aunque su producción sea baja en cantidad, algunos de los grupos de productos menores, como los camarones y los peces marinos, tienen una enorme importancia económica debido a su alto valor unitario.

En los últimos años las especies más explotadas han sido la ostra gigante y la carpa plateada. En 2006 la acuicultura aportaba el 50% ‒o 51,7 millones de toneladas‒ del total de la producción pesquera mundial.

 
Powered by FIGIS