FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский

La gobernanza eficaz de la acuicultura, uno de los sectores productivos de crecimiento más rápido en el mundo, es indispensable para que continúe ese crecimiento y para la realización de su potencial. Ello supone trabajar por un uso óptimo de unos insumos escasos con el fin de conseguir el mayor rendimiento de los productos acuáticos teniendo en cuenta los usos en competencia entre sí a los que la sociedad podría destinarlos.

Muchos recursos utilizados en la acuicultura como el agua, la tierra, las semillas, los reproductores y los ingredientes de los piensos se encuentran a menudo en escasa cantidad. Esto ocurre porque dichos recursos o factores de producción suelen utilizarse también en la agricultura, una actividad con la que la acuicultura se encuentra a menudo integrada, particularmente en Asia. A veces sucede que la competencia se transforma en conflicto entre grupos de usuarios o que se percibe como tal. En la mayor parte de los países estos conflictos se resuelven en el mercado, es decir, que el comercio de factores de producción es libre. Los compradores y los vendedores fijan el precio y determinan a través de él el uso, por lo cual es evidente la necesidad de gestión.

El uso de los recursos naturales en este sector debe garantizar la sostenibilidad a largo plazo, lo que significa por lo general evitar efectos negativos en el medio ambiente. Pero muchas veces es incompleta la información de los efectos previstos o potenciales de la acuicultura en el medio ambiente. El uso de enfoques de gestión y la aplicación de un enfoque cautelar tanto en la gestión de las explotaciones como por las organizaciones de reglamentación puede ayudar a tomar decisiones cuando no se cuenta con conocimientos completos.

Un aspecto importante en este contexto es la necesidad de controles eficaces de la gestión de la sanidad pesquera, porque las enfermedades son el principal obstáculo para el crecimiento de la acuicultura. Las prácticas de producción intensiva, con un uso deficiente de los piensos y la producción de desechos, han afectado negativamente el medio ambiente local en muchas partes, lo que ha llevado a que se reconozca la necesidad de mejores prácticas de producción para proteger la calidad del agua, que es esencial para la salud y la producción óptimas en la acuicultura.

La FAO ha publicado directrices técnicas para el desarrollo de la acuicultura, con el objetivo de promover buenas prácticas en la acuicultura a través de su programa de aplicación del Código de conducta para la pesca responsable.

 
Powered by FIGIS