FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский

La distancia cada vez mayor entre la oferta y la demanda de pescado, así como los límites en general aceptados de la producción pesquera d captura, confirman la necesidad de mejorar la utilización de especies de poco valor para el consumo humano, reducir las pérdidas postcosecha e incrementar la distribución interna y la comercialización a fin de aumentar la seguridad alimentaria de los países en desarrollo.

De la misma manera, la cuestión de la inocuidad y la calidad de los productos pesqueros tiene una gran importancia para muchos países, de frente al aumento de la demanda, las exigencias del consumidor en materia de inocuidad, y la globalización del comercio del pescado. Los países en desarrollo abarcan el 50% de este comercio, y los países desarrollados representan más del 80% de las importaciones, desde el punto de vista del valor. Las normas de inocuidad y calidad crecen de conformidad con el Acuerdo de medidas sanitarias y fitosanitarias (MSF) de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y los obstáculos técnicos para el comercio. Los países en desarrollo tienen que cumplir estos requisitos para mantener y fortalecer su participación en el mercado, y participar activamente en las deliberaciones internacionales patrocinadas por el Codex Alimentarius. Necesitan asistencia técnica para fortalecer las capacidades nacionales y regionales.

La FAO contribuye a mejorar la capacidad a través de capacitación y asistencia para obtener mejores métodos de manipulación, técnicas de conservación, comercialización interna, utilización, inocuidad y garantía de calidad, infraestructura y organización. La creación de capacidad en utilización, inocuidad y calidad del pescado es una prioridad para la FAO, que desde hace muchos años realiza tareas muy sobresalientes en este ámbito. Además, la FAO tiene la Secretaría de la Comisión del Codex Alimentarius.

Estas actividades benefician a los consumidores de pescado al garantizar el acceso a un producto más inocuo y de mayor calidad. Las comunidades y las personas que participan en la pesca, manipulación, elaboración y distribución también se benefician mediante más oportunidades de empleo e ingresos.

 
Powered by FIGIS