FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский

Información general

Desde hace más de 100 años, y particularmente dese principios del decenio de 1950, la ciencia de la pesca es esencial en la gobernanza de la pesca de captura. Participan todas las disciplinas: desde la tecnología hasta la bioecología, las ciencias sociales y, en fecha más reciente, las ciencias políticas. Las primeras dos disciplinas predominaron en este ámbito y conforme se descubrieron recursos, la pesca se amplió y se modernizó, y se establecieron las bases de la ordenación de los recursos. Con el reconocimiento general del exceso de capacidad y el exceso de explotación, y el colapso consiguiente de algunas pesquerías entre los decenios de 1970 y 1990, las ciencias políticas y sociales comenzaron a desempeñar una función mayor que sólo puede crecer en el futuro. Y con el enfoque ecosistemático de la pesca, la ecología cuantitativa está regresando rápidamente.
Las fuerzas económicas, sociales y políticas inevitablemente intervienen ya que los países, en el caso de los recursos comunes, o las comunidades de los países, en el caso de los recursos nacionales, compiten por obtener la asignación y los beneficios máximos. Sin embargo, los puntos de inicio siguen siendo los mismos: una evaluación objetiva de la producción sostenible que cabe esperar del recurso y de las condiciones en que se puede realizar esa producción. Otro tema importante es la elaboración de otras opciones de gestión y vías viables de transición para el cambio.

Mandato

De acuerdo a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del mar, las decisiones de gestión deben basarse en datos científicos. En consecuencia, la investigación es la piedra angular de una gestión eficaz de la pesca y un importante elemento para el futuro de la pesca y la acuicultura, su planificación y gestión (control de capacidad, reconstitución de poblaciones, etc.).

Reto multidisciplinario

La eficacia de la gestión de la pesca depende significativamente de la medida en que esté informada por un entendimiento exacto del estado, las tendencias y las relaciones de causa y efecto en la abundancia, la dinámica y la capacidad de recuperación de los recursos pesqueros, y del medio ambiente en que se encuentran. Depende igualmente del conocimiento del estado, las tendencias, la estructura, la dinámica económica y social del sector pesquero, y de los mercados en los que comercia. Esto exige que se recopilen y analicen datos y, dado que es casi imposible la experimentación, la elaboración de complejos modelos que articulen los diversos aspectos del sector pesquero. La información sobre los recursos (el medio ambiente, su ambiente, estado de salud y capacidad de recuperación ante la pesca) y del mercado (la oferta, la demanda, los precios, las perspectivas) son esenciales para:

  • desarrollo y gestión de pesquerías responsables y sostenibles;
  • elaboración de planes de desarrollo y gestión, o estrategias de reconstitución de poblaciones;
  • establecimiento de sistemas de indicadores de sostenibilidad;
  • ejecución del enfoque cautelar;
  • creación de tecnología más económica e inofensiva para el medio ambiente;
  • elaboración mejorada de alimentos;
  • adición de valor; en general,
  • la reglamentación y administración de la pesca.


Además, el futuro de la pesca mundial de captura depende primero que nada de su capacidad de adaptarse a los retos de la globalización y mejorar su gobernanza. En segundo lugar depende en buena medida de la relación entre la ciencia de la pesca (en su sentido más amplio, como se requiere para una evaluación y asesoramiento integrales) y el proceso de elaboración de políticas y de gestión (en los que se aplica la ciencia).

Colaboración internacional

En muchas pesquerías importantes participa más de un país y están reglamentadas por comisiones regionales de pesca o agrupaciones políticas. En algunos casos la comisión tiene sus propios mecanismos para generar el asesoramiento científico que necesita. En otras, las mismas delegaciones que posteriormente tomarán las decisiones de gestión reúnen y presentan la información científica.

En todos los casos, personal técnico reúne y analiza los datos, se calculan y evalúan los resultados posibles de otras decisiones potenciales, se pueden hacer recomendaciones y los directores y/o políticos toman las decisiones finales. Históricamente, intereses nacionales de corto plazo han prevalecido por encima de las necesidades de largo plazo de conservación, en particular ahí donde el asesoramiento científico haya sido incierto, contradictorio o indefinido.

Creación de capacidad

Es necesario adelanto para crear capacidad nacional (particularmente en los países en desarrollo, pequeños e insulares) y para garantizar la transparencia en la toma de decisiones. También se necesita progreso en la ciencia misma de la pesca, para aumentar la contribución de las ciencias sociales; mejorar el entendimiento de la estructura, funcionamiento y capacidad de recuperación de los ecosistemas; para normalizar y generalizar los indicadores de sostenibilidad; y para desarrollar más las aplicaciones del enfoque cautelar.

Ciencia e incertidumbre

Muchas veces se pide a los directores de pesca para tomar decisiones frente a un alto grado de incertidumbre que tiene tres causas fundamentales de origen. Primero, la variabilidad estadísticas asociada al problema de la toma de muestras de organismos en gran medida invisibles y en movimiento en vastas regiones de los océanos. Segundo, la índole inapresable del conocimiento de las personas, sus preferencias, expectativas y motivaciones. Tercero, la complejidad inherente del funcionamiento de los ecosistemas socioecológicos pesqueros, que evolucionan por presiones internas y externas. Esto significa que entender los procesos que determinan el estado futuro del sistema siempre será muy incompleto y limitará nuestra capacidad de predecirlos y controlarlos por completo. Reconocer esta complejidad es el primer paso de un enfoque sistémico de la pesca. Reconocer esta incertidumbre es esencial para el primer paso de un enfoque cautelar y científico de la pesca.

 
Powered by FIGIS