FAO>Pesca y Acuicultura
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturapara un mundo sin hambre
EnglishFrançaisРусский

La utilización más común de los recursos pesqueros es la alimentación. Los recursos pesqueros actualmente producen una cantidad récord de alimentos y otros beneficios para la humanidad. La proporción de la producción pesquera mundial que se destina actualmente al consumo humano directo supera el 77%, aumento considerable de los últimos decenios, con el consumo de pescado fresco por encima de otros productos pesqueros, como el pescado en conserva.

Con el pescado que se descarga y no se utiliza para consumo humano directo se elaboran harinas y aceites. La proporción de la captura mundial que se convierte en harinas se ha duplicado desde 1950 y oscila entre 30 y 35 millones de toneladas. Este producto se ha destinado tradicionalmente a los piensos, sobre todo para los cerdos y las aves de corral. En el último decenio, una parte cada vez mayor se destina a criar especies acuáticas carnívoras (como el salmón, el camarón, el mero, el sargo, etc.), que representan menos del 10% de la producción acuícola mundial.

El pescado representa una fuente valiosa de proteínas y nutrientes en la alimentación de muchos países, y su importancia en la seguridad alimentaria aumenta considerablemente. El total del suministro alimentario que aporta la pesca en peso vivo se estima un poco superior a los 16 kilogramos al año por persona mundialmente. Esta cifra se ha duplicado con creces desde 1950 (a unos 7 kilogramos per cápita) ya que la producción ha mantenido el paso del crecimiento demográfico. Es necesario contemplar estos datos con alguna cautela, ya que no representan el consumo individual, que solo puede valorarse con precisión en aquellos países donde se hayan realizado encuestas sobre el consumo de alimentos.

Se debe observar un especial cuidado durante el manejo posterior a la captura, la elaboración y el transporte del pescado con el fin de garantizar una calidad y una inocuidad apropiadas. Mantener el valor nutricional del pescado, conservar las ventajas de su rica composición y evitar los costosos y debilitadores efectos de las enfermedades que transmite son aspectos de gran importancia.

 
Powered by FIGIS