FAO.org

Inicio > Mecanismo flexible multiasociados > Casos de éxito > Story 13
Mecanismo flexible multiasociados

Información más adecuada para lograr políticas más adecuadas: establecimiento de la escala mundial para medir la inseguridad alimentaria

PRINCIPALES REPERCUSIONES

  • Desde 2014, se han recopilado anualmente datos sobre inseguridad alimentaria en 140 países y 24 de ellos han solicitado el apoyo de la FAO para mejorar el seguimiento de la inseguridad alimentaria.
  • 37 países en África, 25 en Asia y 30 en Asia occidental y el Cercano Oriente se beneficiaron de la capacitación y los talleres regionales.
  • Más de 60 países y seis instituciones regionales se están beneficiando del asesoramiento técnico y la capacitación para apoyar el seguimiento de la inseguridad alimentaria.

La medición de la inseguridad alimentaria en el mundo resulta crucial para evaluar los progresos realizados en la erradicación del hambre, entender los factores impulsores y las consecuencias de la inseguridad alimentaria y formular y evaluar políticas y programas que nos acerquen a un mundo sin hambre.

La FAO, a través del proyecto “Voices of the Hungry”, está tratando de mejorar la forma en la que se mide la inseguridad alimentaria en los hogares y a nivel individual.

Con el apoyo de los gobiernos del Reino Unido y Bélgica, “Voices of the Hungry” dio lugar al establecimiento de la escala de experiencia de inseguridad alimentaria (FIES). La FIES, que se basa en un módulo de encuesta que consta de ocho preguntas dicotómicas sencillas (sí/no), mide la incapacidad de las personas para acceder a los alimentos. Cuando se incluye a gran escala, en las encuestas por hogares sobre múltiples temas, la FIES puede revelar características sociodemográficas y geográficas de las personas que sufren inseguridad alimentaria.

En marzo de 2016, la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas seleccionó la prevalencia de la inseguridad alimentaria moderada o grave en la población basada en la FIES como uno de los indicadores que se debían usar para realizar el seguimiento de la Meta 2.1 de los ODS. El marco de seguimiento de los ODS fue aprobado oficialmente por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 6 de julio de 2017.

Gracias a los recursos que pusieron a disposición sus asociados, la FAO ha recopilado datos de la FIES en más de 140 países cada año desde 2014 mediante la encuesta mundial de Gallup, una encuesta anual de individuos adultos. Los resultados del análisis de estos datos aparecieron por primera vez en El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2017, donde se evalúan los progresos relacionados con las metas en materia de seguridad alimentaria y nutrición establecidas en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

En consonancia con la sólida petición de que los países asuman la responsabilidad relativa a los datos y evaluaciones de la seguridad alimentaria en el contexto de los ODS, la FAO está trabajando para garantizar que un mayor número de países pueda generar y analizar datos de la FIES y elaborar informes sobre la meta de los ODS. La FAO ha llegado a más de 60 países y seis instituciones regionales para promover el uso de la FIES y ha elaborado materiales en línea gratuitos, entre ellos, un curso electrónico y un paquete de programas informáticos.

Indonesia se encuentra entre los países que se han beneficiado del apoyo técnico directo de la FAO. El Gantjang Amannullah, Director de Estadísticas sobre el Bienestar de las Personas en Indonesia, y su equipo participaron en una sesión de capacitación junto con funcionarios del Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Sanidad y miembros del ámbito académico, organizaciones de la sociedad civil, empresas, donantes y organismos de las Naciones Unidas. Según él, la FIES otorga “pertinencia a la formulación de políticas por parte del Gobierno para superar la seguridad alimentaria insuficiente en determinadas regiones”.

Veintinueve países han incluido el módulo de encuesta de la FIES en sus encuestas nacionales y 15 más prevén hacerlo también. Diez países ya utilizan su propia escala de seguridad alimentaria nacional basada en la experiencia. Para finales de 2019, en torno a un tercio de los países miembros de las Naciones Unidas podrían utilizar la FIES (o un instrumento compatible).

La utilidad de la FIES va más allá del seguimiento de los ODS. El Programa mundial de agricultura y seguridad alimentaria, un mecanismo multilateral que ayuda a la realización de los compromisos contraídos por los países del G-20 para mejorar los ingresos y la seguridad alimentaria y nutricional de los países de ingresos bajos, ha identificado la FIES como un instrumento clave para el seguimiento y la evaluación. Actualmente, la Oficina de Alimentos para la Paz de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional establece como requisito para todos los proyectos de desarrollo que apoya la inclusión de la FIES como indicador del seguimiento de los progresos.

En 2018, el proyecto llegará a varios países más para seguir transmitiendo la adopción de los métodos de la FIES, lo cual les permitirá seguir la inseguridad alimentaria, y por tanto responder a ella, de manera más adecuada.