Mecanismo flexible multiasociados (FMM)

Reducción de la pobreza en las comunidades costeras de Kenya

Principales repercusiones

  • Cincuenta y dos habitantes de la costa de Kenya diversificaron sus ingresos mediante el cultivo de algas marinas.
  • Quinientas setenta jaulas para el engorde de cangrejos ayudaron a más de ocho grupos en Kenya.
  • Se capacitaron a 140 personas en la producción, elaboración y comercialización de algas marinas.
  • Se capaciaron a 67 personas en las mejores prácticas de gestión de la producción de chanos.
  • Se plantaron más de 268 000 plantones de manglar.
  • Se obtuvo un impulso inicial de los ingresos totales de 1,7 millones de KES.

Tima Mwalimu Jasho, del condado costero de Kwale, en Kenya, experimentó dificultades económicas durante años, sin darse cuenta de que la clave de una vida mejor acariciaba los dedoAhora, Tima aprovecha plenamente este producto que abunda de manera natural y que tiene una elevada demanda en otros países. Tima forma parte de un grupo de autoayuda respaldado por un proyecto financiado por el FMM destinado a obtener beneficios del cultivo de algas marinas. “Hemos vivido en la pobreza sin darnos cuenta de que estábamos sentados sobre algo que podía ayudarnos,” señala Tima (52).

La capacitación de la FAO en materia de gestión empresarial y adición de valor mejoró la capacidad de 140 personas para producir y elaborar algas marinas. La FAO también proporcionó secaderos y casetas, orientación para reducir el desperdicio posterior a la recolección y asistencia para desarrollar vínculos con los mercados.

Asimismo, el Gobierno del condado de Kwale construyó un almacén para el grupo de autoayuda de cultivo de algas de Kibuyuni a fin de garantizar un almacenamiento adecuado de las algas marinas.

Los productores han reducido las pérdidas posteriores a la recolección en aproximadamente un 80 % desde el inicio del proyecto y la calidad de las algas ha aumentado enormemente.

“Hemos recibido apoyo para vender 41 toneladas de algas marinas, que nos han proporcionado más de 1,3 millones de chelines kenianos (13 000 USD),” afirma Tima.

Las comunidades costeras de Kenya necesitan con urgencia este tipo de diversificación de los ingresos. Muchas de ellas dependen de la pesca y se encuentran entre las más pobres del país.

Los datos de la Oficina Nacional de Estadística de Kenya muestran que el condado de Kwale, que se sitúa justo al sur de la principal ciudad costera de Mombasa, registra una brecha de pobreza (que muestra la profundidad y la incidencia de la pobreza) del 41,8 %, en comparación con la media nacional del 12,2 %.

El grupo suministra algas marinas crudas y obtiene ingresos adicionales de la adición de valor en productos como jabones, zumos, ensaladas o cosméticos. Gracias a su elevado contenido de fibra y minerales, las algas marinas también se pueden utilizar como acondicionador del suelo y fertilizante. El grupo realiza numerosas exportaciones a América y Asia, donde la demanda ha aumentado.

Estas actividades han mejorado los niveles de vida de las comunidades. Los beneficiarios, principalmente mujeres, han proporcionado alimentos a sus familias, han construido viviendas nuevas, han ofrecido educación a sus hijos y han adquirido materiales de construcción más adecuados para sus hogares.

La propia Tima utilizó parte de sus ahorros para construir una pequeña casa como flujo adicional de ingresos.

Se compraron dos trituradoras para compactar las algas marinas, lo cual reduce los costos de transporte y permite obtener un precio más elevado por kilogramo (de 0,30 USD a 0,50 USD).

El proyecto también está impulsando los bosques de manglares, que pueden incrementar las poblaciones de peces proporcionando lugares de reproducción más adecuados, y está diversificando de otras formas los ingresos en Kwale y el condado vecino del río Tana.

Se han plantado cientos de miles de plantones de manglar, mientras que seis grupos beneficiarios de apoyo capturaron un total de 458,5 kg de camarones, 850 kg de chanos y 280 kg de cangrejos, obteniendo 465 000 KES (4 518 USD).

Compartir esta página