El Programa Especial: principios claves

Propiedad nacional
El programa pertenece a los países que participan y es su responsabilidad. Su éxito depende de la voluntad del gobierno para establecer un entorno político, social y económico propicio para el crecimiento agrícola. Esto quiere decir adoptar medidas y crear reglamentos adecuados, proporcionar capacitación, servicios de extensión y de información, así como invertir en investigación, construcción de caminos y riego.

Concentración en zonas y alimentos de gran potencial
El objetivo serán zonas con reconocidas posibilidades de incrementar su productividad, a fin de que el rendimiento potencial se realice eficazmente y con pocos riesgos. Se dará prioridad a aumentar la producción de cultivos de alimentos básicos -sobre todo cereales, raíces y tubérculos-, aunque también se van a incluir otros alimentos adecuados a las condiciones y a los mercados locales, con un enfoque de sistemas agrícolas integrados. Entre estos alimentos podría haber leguminosas, fruta, vegetales, aves de corral, ganado y pescado.

Un criterio importante en la selección de zonas y alimentos para el Programa Especial es la rentabilidad de una inversión para producir alimentos. En esencia, esto quiere decir que los precios que reciban los agricultores por las mercancías que producen deben exceder sus costos.

Principio de participación
Todos los que tengan una función, ya sea local, nacional, regional o internacional, participarán en el Programa Especial, a fin de garantizar su éxito. Los participantes típicos serán funcionarios del Estado de los países beneficiarios y donadores, científicos, extensionistas, comerciantes privados y empresarios, expertos de organizaciones intergubernamentales y ONG, así como, y tal vez los más importantes, los propios campesinos. Se tendrá cuidado de no excluir a ningún grupo social ni crear desigualdades.

Sensibilidad al medio ambiente
La diversidad biológica, los recursos naturales y el ecosistema se protegerán promoviendo técnicas que no dañen el medio ambiente, y reduciendo la presión sobre las zonas marginales de bajo potencial, que a menudo son vulnerables desde el punto de vista ecológico.

Atención a la función de la mujer
Se dará particular atención a la participación de la mujer, cuya importante función en la producción de cultivos alimentarios en los países de bajos ingresos con déficit de alimentos, en calidad de campesinas y de peones agrícolas, a menudo se ha descuidado en el pasado.