Nutrición
 
  • A woman selecting chard seedlings for planting©FAO/Walter Astrada
  • A man holding two large papayas©FAO/Olivier Asselin
  • Dried corn cobs©FAO/Raphy Favre

Micronutrientes

Los micronutrientes, principalmente vitaminas, minerales y elementos traza que se encuentran en alimentos naturales, elaborados y enriquecidos son esenciales para el crecimiento y el desarrollo normales. Las dietas monótonas basadas en alimentos básicos ricos en hidratos de carbono, cuyo contenido calórico es elevado, pero contienen escasos micronutrientes y otros elementos alimenticios esenciales, como las grasas o las proteínas de elevada calidad, no son suficientes para conducir una vida sana y productiva.

En la actualidad, aproximadamente dos mil millones de personas padecen carencia de uno o más micronutrientes. A escala mundial, las tres carencias de micronutrientes más preocupantes desde el punto de vista de la salud pública son las de vitamina A, hierro y yodo. Las formas más extendidas y graves de malnutrición por carencia de micronutrientes se hallan generalmente en los países en desarrollo entre los agricultores de subsistencia pobres, los refugiados y los trabajadores migrantes y, sobre todo, en niños, mujeres embarazadas, ancianos y enfermos, que son más vulnerables dadas sus necesidades nutricionales particulares.

Las carencias de micronutrientes o hambre encubierta están estrechamente relacionadas con la pobreza, las dietas deficientes y la agricultura subdesarrollada. Los niños poco nutridos no pueden crecer y desarrollarse plenamente, ni resistir a las infecciones o desplegar todo su potencial de aprendizaje. Los adultos malnutridos ven disminuida su capacidad de trabajar y padecen más enfermedades, lo que conlleva un aumento del absentismo y la pérdida de ingresos. Por lo tanto, la buena nutrición es un requisito previo del desarrollo y a la vez, su consecuencia.

Ver más

Ver más

Al respaldar un enfoque basado en los alimentos y centrado en las personas para mejorar la nutrición, la FAO se propone atender las carencias de micronutrientes en los países en desarrollo aumentando la disponibilidad de una dieta adecuada y variada, el acceso a la misma y su consumo. Dicho enfoque multisectorial abarca la promoción de la producción de alimentos ricos en micronutrientes, la diversificación de la dieta, la mejora de las técnicas de procesado, conservación y preparación, la educación del consumidor y, cuando proceda, el enriquecimiento de los alimentos. La FAO, en colaboración con ciertos gobiernos, organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales (ONG) y donantes, se ha comprometido a conceder mayor prioridad a la agricultura sensible ante la cuestión de la nutrición y las estrategias basadas en los alimentos encaminadas a combatir la malnutrición por carencia de micronutrientes en el programa de políticas de desarrollo.



Mira cómmo un jardin puede contribuir a combatir el hambre


Publicaciones fundamentales