Inocuidad y calidad de los alimentos
 

Biotoxinas

Los productos marinos, en particular el pescado y los mariscos frescos, ocupan un lugar cada vez más importante en las exportaciones de muchos países en desarrollo. La acuicultura evoluciona, crece y se intensifica en casi todas las regiones del mundo, a fin de satisfacer la creciente demanda de productos alimenticios acuáticos por parte de la población mundial. Teniendo en cuenta que esto impulsa la mejora de la seguridad alimentaria y el desarrollo económico de gran parte de la población mundial, el problema está en facilitar este crecimiento del comercio, protegiendo al mismo tiempo la salud de los consumidores.

En 2004, el Servicio de Calidad de los Alimentos y Normas Alimentarias (AGNS), por medio de una Consulta mixta especial de expertos FAO/COI/OMS sobre biotoxinas en los moluscos bivalvos, asesoró al Comité del Codex sobre Pescado y Productos Pesqueros (CCFFP) en relación con las biotoxinas, coincidiendo con el trabajo de dicho Comité en el Anteproyecto de Norma para los Moluscos Bivalvos Vivos y Elaborados, a fin de:

  • Permitir el establecimiento de niveles máximos de toxinas en los mariscos (en particular de la toxina paralizante de los moluscos (PSP), la toxina diarreica de los moluscos (DSP), la toxina amnésica de los moluscos (ASP), los azaspirácidos (AZP) y la toxina neurotóxica de los moluscos (NSP), así como de las yesotoxinas (YTX) y las pectenotoxinas (PTX);
  • Impartir orientación sobre los métodos de análisis para cada grupo de toxinas;
  • Impartir orientación sobre la vigilancia del fitoplancton formador de biotoxinas y los moluscos bivalvos (incluida la metodología de muestreo);
  • Suministrar información sobre la distribución geográfica del fitoplancton marino formador de biotoxinas.

Además, en 2004 se completó un examen amplio y una evaluación del riesgo de distintos aspectos de las biotoxinas marinas (con inclusión de cinco síndromes de intoxicación por mariscos y uno de intoxicación por pescado).