Inocuidad y calidad de los alimentos
 > Food > Desarrollo de la capacidad > Control de los alimentos
 

Control de los alimentos y de protección del consumidor

Trucks transporting poultry going through a routine inspection at the check-point of the Lopburi Provincial Animal Quarantine Station, Thailand ┃ © FAO / Bay Ismoyo
Un enfoque preventivo de la inocuidad de los alimentos requiere controles eficaces a lo largo de la cadena

El desarrollo de las capacidades de los Estados Miembros para la gestión eficaz de la inocuidad y la calidad de los alimentos es fundamental para salvaguardar la salud y el bienestar de los consumidores, así como para sustentar el desarrollo económico gracias al fomento del acceso a los mercados nacionales, regionales e internacionales.

Los sistemas oficiales de control de los alimentos son los medios a través de los cuales se llevan a cabo las actividades reguladoras dirigidas por los gobiernos con objeto de garantizar que todos los alimentos sean inocuos, íntegros y adecuados para el consumo humano y que sean etiquetados de manera correcta y honesta. Los sistemas de control de los alimentos estarán ajustados a las necesidades y las prioridades específicas de los países y sus pilares básicos serán las leyes y reglamentos sobre alimentos, los marcos políticos e institucionales, la inspección y el monitoreo de los alimentos, los servicios de laboratorio de alimentos y la difusión de información a todas las partes interesadas. El sector privado y los consumidores desempeñan una función crucial para garantizar que se logren las metas generales, por ello es preciso tener en cuenta sus puntos de vista y sus capacidades. La comunicación entre el gobierno, el sector privado y los consumidores es esencial.

Si bien los detalles específicos de los sistemas pueden variar de un país a otro, hay algunos principios bien aceptados que comprenden la importancia de la ciencia y la utilización del marco de análisis de riesgos en el proceso de toma de decisiones relacionadas con la inocuidad de los alimentos, el control y la prevención a lo largo de la cadena de alimentos y la responsabilidad principal de los operadores de la cadena de alimentos para garantizar alimentos inocuos y de calidad. Un sistema de control de los alimentos bien planificado y estructurado debería dar lugar a un sistema nacional adecuado desarrollado de conformidad con los sistemas internacionales, armonizado con las normas del Codex y los requisitos de la Organización Mundial del Comercio.

Los instrumentos de evaluación que permiten determinar las capacidades existentes, las ventajas y las desventajas, constituyen un apoyo importante con el que cuentan los países para definir las mejores medidas y las cuestiones prioritarias que han de abordarse a fin de fortalecer los sistemas de control de los alimentos.

Qué hacemos

Trabajamos con las partes interesadas tanto de los sectores público como privado en los niveles internacional, nacional y local para determinar las deficiencias (debilidades) en la gestión de la inocuidad de los alimentos, formular estrategias que fomenten la aplicación de las buenas prácticas en toda la cadena de alimentos y garantizar el cumplimiento de los requisitos nacionales e internacionales relativos a la inocuidad de los alimentos. El grupo participa en una serie de actividades y programas de desarrollo de la capacidad, que comprenden lo siguiente:

  • Crear instrumentos de apoyo político para orientar la planificación y la inversión en los sistemas nacionales de control de los alimentos
  • Prestar asesoramiento técnico para el desarrollo y la mejora de sistemas integrados y modernos de control de los alimentos
  • Brindar apoyo a proyectos de campo que aborden cuestiones relacionadas con la inocuidad y la calidad de los alimentos que han sido consideradas prioritarias por los Estados Miembros
  • Fomentar la participación eficaz en la labor de la Comisión del Codex Alimentarius y otros foros internacionales
  • Abordar cuestiones emergentes relacionadas con la inocuidad de los alimentos y nuevas tecnologías aplicadas en la alimentación y la agricultura (por ejemplo, las nanotecnologías)
  • Desarrollar instrumentos técnicos y guías relacionados con varios aspectos técnicos y de gestión del control de los alimentos entre los que figuran el análisis de riesgos, los laboratorios de alimentos, la toma de muestras y la inspección de alimentos, la gestión de la calidad y la inocuidad de los alimentos, la rastreabilidad, los sistemas específicos de calidad y la sensibilización y educación de los consumidores