Inocuidad y calidad de los alimentos
 > Food > Desarrollo de la capacidad > Políticas
 

Políticas

2 July 2007, Rome - A general view of the opening ceremony of the 30th Session of the FAO/WHO Codex Alimentarius Commission, at FAO headquarters - ©FAO / Alessandra Benedetti
Introducir la inocuidad de los alimentos en el programa político

A pesar de que la inocuidad de los alimentos se considera cada vez más una prioridad de la salud pública y un requisito esencial del comercio internacional, en muchos países en desarrollo se sigue invirtiendo poco para garantizar la inocuidad de la cadena de alimentos y no está bien planificada.

Ello no sólo se debe a que no existan recursos financieros o a que sean escasos, sino que, en la mayoría de los casos, no existe una comprensión adecuada sobre qué es la inocuidad de los alimentos y sus implicancias, lo que suele dar lugar a que en los programas políticos nacionales se le otorgue escasa prioridad.

Al desarrollar las políticas sobre inocuidad de los alimentos pueden entrar en juego una serie de factores como los reglamentos internacionales y los sistemas aceptados, los intereses y las necesidades del sector privado y de los consumidores, la voluntad política y las cuestiones socioeconómicas, además de la ciencia y las evaluaciones de riesgos. Al gestionar los peligros relacionados con la inocuidad de los alimentos se suelen considerar todos estos factores a fin de determinar el nivel más aceptable de riesgo.

Unas políticas sólidas de inocuidad de los alimentos deberían dar lugar a una función de dirección bien delineada y estructuras administrativas con responsabilidades bien definidas. Entre los objetivos que quieren lograr muchos países figuran el desarrollo e implementación de una estrategia integrada nacional de control de los alimentos para aplicar el sistema nacional de control de los alimentos, asegurar fondos y asignar recursos.

Prestamos apoyo a los Estados Miembros mediante el asesoramiento a sus gobiernos nacionales sobre políticas y marcos reglamentarios relativos a la gestión de la inocuidad y la calidad de los alimentos que determinen las medidas y los controles nacionales de inocuidad de los alimentos y sustenten el cumplimiento de los requisitos internacionales en materia de inocuidad de los alimentos, sobre todo los establecidos por el Codex Alimentarius.

La labor sobre asesoramiento político consiste también en ayudar a las instituciones nacionales a que inviertan en programas de control de los alimentos, los diseñen y gestionen de manera funcional. Ello permite que se adopten decisiones eficaces en materia de inocuidad de los alimentos basadas en información y hechos consolidados incluso en un contexto de recursos limitados.