Marco de gestión de crisis para la cadena alimentaria
 

Noticias y eventos

01/07/2014
Identifican los diez principales parásitos transmitidos por los alimentos

La lista ha sido publicada por la FAO y la OMS, que desarrollan nuevas directrices para combatirlos

Los diez principales parásitos transmitidos por los alimentos y que causan mayor preocupación en el mundo, aparecen en un lista publicada hoy por la FAO y la OMS, que están elaborando nuevas directrices para combatirlos.

Los parásitos afectan a la salud de millones de personas cada año, infectando tejidos musculares y órganos, causando epilepsia, choques anafilácticos, disentería amebiana y otra serie de problemas. Algunos parásitos pueden vivir en el cuerpo humano durante décadas.

A pesar del enorme coste social y su impacto a nivel mundial, existe por lo general falta de información sobre de donde proceden estos parásitos, cómo viven en el cuerpo, y –lo más importante- la forma en que nos hacen enfermar.

En un primer paso para superar este obstáculo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), se han centrado inicialmente en los diez parásitos transmitidos por los alimentos con mayor impacto a nivel mundial.
La clasificación que aparece hoy en el informe conjunto FAO/OMS “Clasificación multicriterio para la gestión de riesgos de los parásitos transmitidos por los alimentos” está basada en el daño que producen los parásitos –además de otros factores- , e incluye información sobre dónde se pueden encontrar.  

Los diez principales son: 

.1 Taenia solium (tenia del cerdo o tenia armada): En la carne de cerdo

.2 Echinococcus granulosus (gusano hidatídico o tenia equinococo): En los productos frescos

.3 Echinococcus multilocularis (otro tipo de tenia): En los productos frescos

.4 Toxoplasma gondii (protozoos): En la carne de pequeños rumiantes, cerdo, carne de vacuno, carne de caza (carne roja y órganos)

.5 Cryptosporidium spp (protozoos):. En productos frescos, zumo de fruta, leche

.6 Entamoeba histolytica (protozoos): En los productos frescos

.7 Trichinella spiralis (gusano del cerdo): En la carne de cerdo (provoca la triquinosis, ndr)

.8 Opisthorchiidae (familia de gusanos planos o platelmintos): En los peces de agua dulce

.9 Ascaris spp. (pequeñas lombrices intestinales): En los productos frescos

.10 Trypanosoma cruzi (protozoos): En los zumos de fruta  

La lista y el informe que la acompaña se elaboraron a raíz de una solicitud del organismo mundial de normas alimentarias, la Comisión del Codex Alimentarius (Codex), para que la FAO y la OMS revisaran el estado actual de los conocimientos sobre los parásitos en los alimentos y sus efectos en la salud pública y el comercio.

La Unidad de inocuidad de los alimentos de la FAO y la OMS respondieron organizando conjuntamente un llamamiento mundial para obtener la información sobre el problema. Veintidós países y una organización regional respondieron a la llamada, seguidos de una evaluación y análisis de 21 expertos sobre el impacto de los parásitos alimentarios.

A partir de este trabajo, se desarrolló una lista inicial de 93 parásitos. A continuación, la lista se redujo a los 24 más perjudiciales sobre la base de los siguientes criterios:
1) número de enfermedades a nivel mundial,
2) distribución global
3) morbilidad aguda
4) morbilidad crónica y
5) el impacto económico.

¿Y ahora qué?

El Comité del Codex sobre Higiene de los Alimentos se encuentra ahora desarrollando nuevas directrices para el control de estos parásitos. La FAO y la OMS apoyan el proceso proporcionando información científica y técnica.   El objetivo es desarrollar nuevas normas para el comercio mundial de alimentos que ayuden a los países a controlar la presencia de estos parásitos en la cadena alimentaria.

"Obviamente esta lista de los diez más importantes es una perspectiva global de carácter general y no refleja necesariamente la clasificación de los parásitos a nivel nacional, donde cada país podrá tener información más precisa", señaló Renata Clarke, responsable de la Unidad de Inocuidad y Calidad de los Alimentos de la FAO. "Pero teniendo en cuenta –añadió- los problemas que causan, estos parásitos no reciben la atención que merecen. Esperamos que al publicar esta clasificación podamos aumentar la concienciación entre los responsables de las políticas, los medios de comunicación y el público en general acerca de este importante problema de salud pública”.

El informe de la FAO/OMS enumera una serie de formas de reducir el riesgo de infecciones parasitarias. Aconseja a los agricultores vigilar el uso de fertilizantes orgánicos, asegurándose que el compostaje se realiza correctamente y se elimina toda la materia fecal. También es necesario supervisar de cerca la calidad del agua. Para los consumidores, se aconseja que toda la carne esté bien cocinada y sólo se utilice agua limpia para lavar y preparar las verduras.

Leer el informe (en inglés)

Véase también: http://www.fao.org/news/story/es/item/237578/icode/