Sistema de información mundial sobre el impacto de los principales insectos y enfermedades sobre los bosques naturales y plantados, los árboles fuera del bosque y otras tierras boscosas

Los insectos y los agentes patógenos son parte integrante de los ecosistemas forestales y están presentes normalmente en densidad relativamente baja, causando pocos daños y teniendo un impacto insignificante sobre el crecimiento y el vigor de los árboles. Sin embargo, esporádicamente en el tiempo y en el espacio, algunas especies se pueden desarrollar rápidamente, provocando numerosos daños y desarrollando brotes que pueden persistir por un período de tiempo variable antes de debilitarse. Estas grandes poblaciones pueden tener repercusiones negativas sobre varios aspectos de los bosques, como el crecimiento y supervivencia de los árboles, el rendimiento y la calidad de los productos forestales madereros y no madereros, el hábitat de la fauna silvestre, los valores estéticos, culturales y recreativos. El impacto de las plagas puede determinar el cese de los programas de plantación, el abandono de una especie determinada de árbol o la necesidad de las cortas a hecho en amplias superficies dominadas por los árboles infestados.

A nivel mundial, existe un limite de datos cuantificables acerca de la incidencia de las plagas y sus efectos sobre los bosques y los productos forestales. El ataque de insectos y enfermedades en los países en desarrollo son objeto de estudio e información, principalmente para las plantaciones y los árboles plantados, y son poco frecuentes en estos países los estudios correspondientes sobre la decadencia y muerte progresiva de los bosques.

En colaboración con los expertos de los países miembros, la FAO compila datos para un sistema de información mundial sobre el impacto de los ataques de enfermedades y plagas de insectos sobre los bosques naturales y plantados, los árboles fuera del bosque y otras tierras boscosas. El sistema de información se proyecta para facilitar la documentación sobre la sanidad forestal a nivel nacional. Una vez operativo, el sistema de información será ampliamente difundido en versión electrónica e impresa. Este sistema se dirige a los servicios forestales nacionales, a las instituciones de investigación y universitarias y a los funcionarios técnicos que se ocupan del sector forestal y de la lucha contra las plagas.

El sistema de información mundial tendrá por objeto:

  • contribuir a remediar la falta actual de información y ayuda a los países a suministrar una base para el mejoramiento de la planificación y la toma de decisiones al respecto;
  • reforzar la concienciación de los graves problemas relacionados a las plagas de insectos y a las enfermedades forestales en todo el mundo;
  • suministrar una base de información actualizada para favorecer la evaluación de los riesgos y la formulación e implementación de estrategias eficaces de protección de los bosques.

Mediante un análisis ulterior de esta información, unido a los datos suministrados por los países, en forma de estudios de caso temáticos, debería ser posible examinar los cambios ocurridos en la distribución geográfica de ciertas plagas y sobre la base de los impactos pasados (alcance de bosques afectados, efectos documentados, etc.) podría ser posible proyectar y prever los potenciales ataques futuros de las plagas.

Hoy en día, la información cuantitativa y cualitativa sobre las cuestiones de la sanidad forestal ha sido compilada en 83 países, principalmente de los países en desarrollo y en transición. La información ha sido compilada inicialmente mediante el estudio de los documentos de proyectos de campo de la FAO. Luego, la información suplementaria se obtuvo de las respuestas técnicas de los cuestionarios (37 respuestas positivas procedentes de 7 países).
última actualización:  miércoles 26 de junio de 2013