Los bosques y los sistemas agrícolas

No obstante los bosques abarquen cerca de 3 866 millones de ha (FRA 2000), es decir menos de un tercio del área terrestre total del planeta, éstos desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de los sistemas agrícolas y de la sostenibilidad ambiental en general.

Los bosques benefician a la agricultura manteniendo el suministro de agua dulce, contribuyendo a la generación y al reciclaje de elementos nutritivos en los suelos, purificando el aire y el agua, manteniendo la diversidad biológica, (incluyendo a muchos de los recursos fitogenéticos utilizados en agricultura), facilitando la captura de carbono, que a su vez reduce la presencia de emisiones de CO2 en la atmósfera mitigando así los cambios climáticos y contribuyendo a regular las condiciones meteorológicas tales como la temperatura, suministrando así estabilidad y sostenibilidad a los sistemas agrícolas.

Asimismo, los bosques tienen un impacto directo en los medios de subsistencia de la población rural y de su seguridad alimentaria. En los países en desarrollo, cerca de 1 millón 200 mil personas dependen de los sistemas agroforestales para su subsistencia. Los bosques también albergan a cerca de 300 millones de personas en todo el mundo, mientras que aproximadamente 60 millones de habitantes pertenecientes a los pueblos indígenas dependen casi completamente de los bosques.

última actualización:  martes 22 de febrero de 2005