Importancia de las actividades relativas a las plantaciones comparativas

Los países del sur del Mediterráneo tienen que hacer frente a los problemas de la desertificación ocasionados no sólo por el pastoreo excesivo, que impide la regeneración natural, sino también por el crecimiento incontrolado de las zonas urbanas a lo largo de las costas mediterráneas. El hecho es que los bosques representan una importante fuente de «ingresos» para las poblaciones locales (leña, forraje, etc.).Por otra parte, los países del norte del Mediterráneo deben enfrentar el abandono de sus zonas rurales. El abandono de las tierras agrícolas y el desarrollo incontrolado de los bosques en estas tierras plantean numerosos problemas. La acumulación de material leñoso produce incendios desbastadores, de los cuales el bosque a menudo no se puede recuperar fácilmente. En estas condiciones, a menudo, es necesaria la reforestación de estas tierras.

Asimismo, las amenazas que pesan sobre la variabilidad ínter e intra especie en la cuenca del Mediterráneo son fuertes. Ya se han tomado medidas para proteger algunas poblaciones naturales residuales (Abies nebrodensis en Italia y Cupressus lusitanica en Marruecos). En este marco, las plantaciones comparativas representan una inestimable red de conservación ex situ de los recursos genéticos.

Estas plantaciones también podrían suministrar indicaciones valiosas para la regeneración futura de nuestros árboles en el contexto del recalentamiento climático del planeta. Su seguimiento a largo plazo permitiría observar un buen cuadro del impacto del cambio climático sobre los recursos forestales y proponer las soluciones de ordenación anticipatoria (transferencia de material).

última actualización:  viernes 22 de enero de 2010