Escuela

    El Plan Turquino-Manatí ha creado escuelas en todos los territorios de montañas, a veces muy pequeñas, para garantizar la cobertura escolar a todos los niños que viven en los montes.

    Las escuelas de montaña contribuyen de manera decisiva a la formación general de los niños. Tienen como elemento principal el desarrollo de una educación que contribuya a la protección del medio ambiente en el cual viven. El objetivo es que la educación ambiental no sea sólo un curso en el plan de estudios sino la realización con métodos diversos y participativos, de manera que los niños participen activamente y que realicen sus criterios y evaluaciones mediante un diálogo abierto. Esto se debe a que gracias a sus acciones y actividades prácticas puede contribuir a proteger el medio ambiente. Además los niños desarrollan una función de extensión, son un vehículo para llegar a los padres y difundir conocimientos agroecológicos.
    En particular la educación ambiental que se realiza en las escuelas de montaña centra la atención en las características, los valores y los problemas del medio ambiente en las montañas y en la visión de los territorios de montaña como un conjunto de elementos sociales, económicos y ambientales que necesitan un desarrollo sostenible.
    El ministerio de la educación ha dado impulso, con la realización de la estrategia nacional, no sólo a un modelo multidisciplinario de educación al ambiente, sino también a un modelo descentralizado a nivel de territorio. Esto significa que los programas de educación ambiental tienen que enfrentar los problemas ambientales locales y conservar el medio ambiente como complejo de valores histórico culturales de la comunidad
última actualización:  lunes 14 de noviembre de 2005