Otros resultados

Volumen de la madera y biomasa

El volumen de la madera y la biomasa leñosa son indicadores importantes del potencial que los bosques tienen de proporcionar madera y capturar carbono. El volumen de la madera en pie (m3) y la biomasa leñosa sobre la superficie del suelo (toneladas) fue estimado en 166 países que representan el 99 por ciento del área de bosques del mundo. El total del volumen en pie en el mundo en el año 2000 fue de 386 mil millones de metros cúbicos de madera. La biomasa leñosa sobre la superficie en todo el mundo fue de 422 mil millones de toneladas, de las cuales más de un tercio se encontraba en América del Sur (con cerca del 27 por ciento sólo en Brasil). El promedio mundial de biomasa leñosa sobre la superficie del suelo en los bosques era de 109 toneladas por hectárea. América del Sur tenía el promedio de biomasa por hectárea más alto, es decir 128 toneladas. Los países que poseían el volumen en pie más alto por hectárea comprenden a muchos países de Centro América (tales como Guatemala con 355 m3 por hectárea) y Europa central (tales como Austria con 286 m3 por hectárea), en el caso de los primeros, éstos contaban con un alto volumen de bosques lluviosos tropicales, mientras que los segundos contaban con bosques templados que habían sido manejados para obtener altos niveles de reserva.

Plantaciones forestales

Las plantaciones forestales definidas como "rodales forestales establecidos mediante la plantación y/o siembra en un proceso de aforestación o reforestación...". Debido a su importancia creciente como suministro de fibra para las industrias madereras, las plantaciones de caucho (Hevea spp.) fueron incluidas, por primera vez, como parte de las plantaciones forestales. A pesar del alto grado de pérdida de los bosques naturales en el ámbito mundial, se siembran nuevas plantaciones forestales a un ritmo de 4.5 millones de hectáreas anuales, siendo Asia y América del sur, quienes dan cuenta de la mayoría de plantaciones nuevas respecto a otras regiones. Se considera que cerca del 70 por ciento de las plantaciones nuevas, o sea 3.1 millones de hectáreas anuales, suelen prosperar . De los 187 millones de hectáreas de plantaciones estimadas en todo el mundo, Asia contaba ampliamente con el área más vasta, dando cuenta del 62 por ciento del total en todo el mundo. En cuanto a la composición de las mismas, el Pinus (20 por ciento) y el Eucalyptus (10 por ciento) siguen siendo los géneros predominantes en todo el mundo, aunque se notó que la diversidad de las especies sembradas está aumentando . Las plantaciones industriales (que suministran madera o fibra a las industrias de procesamiento de madera) dieron cuenta del 48 por ciento de las plantaciones forestales mundiales, mientras que las plantaciones para fines no industriales (por ejemplo, para el suministro de leña o para la protección de suelos y del agua) constituían el 26 por ciento de las plantaciones. El propósito del restante 26 por ciento no fue especificado.

La extensión de las plantaciones en los países industrializados fue menos evidente que en los países en desarrollo. Muchos países industrializados no hacen ninguna distinción entre los bosques plantados y los bosques naturales cuando realizan sus inventarios.

FRA 2000 identificó a los diez países que cuentan con los programas de siembra de plantaciones más vastos (según el porcentaje del área de plantaciones registrado en el ámbito mundial) siendo éstos China, con el 24 por ciento; India, con el 18 por ciento; la Federación Rusa, con el 9 por ciento; los Estados Unidos, con el 9 por ciento; Japón, con el 6 por ciento; Indonesia, con el 5 por ciento; Brasil, con el 3 por ciento; Tailandia, con el 3 por ciento; Ucrania, con el 2 por ciento y la República Islámica de Irán, con el 1 por ciento. Estos países dan cuenta del 80 por ciento del área mundial de plantaciones forestales.



Distribución de las plantacions forestales por región

Árboles fuera del bosque

FRA 2000 fue la primera de las evaluaciones mundiales de FAO que intentó tomar en cuenta los árboles fuera del bosque (AFB) - definidos como árboles en tierras no clasificadas como bosques u otras tierras boscosas. A pesar de que los árboles fuera del bosque a menudo desempeñan un papel importante para la subsistencia de la población rural, especialmente de las mujeres, estos suelen ser ignorados, tanto en las evaluaciones de los recursos forestales, como en los procesos de toma de decisiones o de elaboración de políticas. La escasez de información que de ello deriva, vuelve imposible extraer conclusiones sobre este recurso. Para complicar la recolección de datos, se suma el hecho de que ni los inventarios forestales tradicionales, ni la tecnología moderna de teledetección resultan muy útiles para efectuar una evaluación cuantitativa de los árboles fuera del bosque. La mayor parte de la información sobre los árboles fuera del bosque se concentra en sitios específicos y dispersos entre diferentes instituciones y sectores, entre ellos los sectores informales. Las principales contribuciones de FRA 2000 al incremento de conocimientos acerca de este recurso son los estudios de caso y la revisión de metodologías que serán útiles para las evaluaciones futuras, las cuales contribuirán a crear conciencia de la importancia de los árboles fuera del bosque, especialmente en cuanto a su papel en la subsistencia de la población rural.

Diversidad biológica

FRA 2000 suministra información acerca de los indicadores de la diversidad biológica de los bosques, principalmente a través de nuevos mapas y descripciones detalladas de las zonas ecológicas de los bosques, las cuales son más exhaustivas que las elaboradas en evaluaciones anteriores. Los nuevos mapas de la cubierta forestal proporcionan conocimiento actualizado acerca de la fragmentación del bosque y los indicadores respectivos sobre la salud y diversidad de los bosques. Además, se llevaron a cabo estudios en el contexto de FRA 2000, acerca de las especies amenazadas de los bosques y de los efectos que se manifiestan en los atributos espaciales de los bosques, los cuales, a su vez, pueden influenciar la diversidad biológica.

Manejo forestal

Las iniciativas para promover el manejo sostenible de los bosques han estimulado a muchos países a ejecutar planes de manejo forestal. FRA 2000 no emprendió una evaluación exhaustiva de todos los indicadores del manejo forestal, dado que la mayoría de los países acaban de emprender la vigilancia de criterios e indicadores para el manejo forestal sostenible sólo muy recientemente. Sin embargo, éstos deberían ser mejorados en las futuras evaluaciones mundiales. No obstante, FRA 2000 solicitó a los países que informaran acerca de las áreas sujetas a planes de manejo forestal. Los informes indican que al menos 123 millones de hectáreas de bosques tropicales se encuentran sujetos a planes de manejo, de igual manera, el 89 por ciento de los bosques en los países industrializados se encuentran sujetos al manejo forestal. A pesar de ello, se requiere de un monitoreo para evaluar la ejecución de dichos planes.

Áreas protegidas

Se estima que el 12.4 por ciento de los bosques, en el ámbito mundial, se sitúan en las áreas protegidas, según las definen las categorías establecidas por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN). Esta estimación se obtuvo mediante la sobreposición de los nuevos mapas de la cubierta forestal y de las áreas protegidas de FRA 2000, los cuales fueron elaborados para la FAO por el Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación del PNUMA (PNUMA-CMVC). Las estadísticas del área de bosque que se encuentra bajo protección, obtenidas mediante el método citado, fueron diferentes y a menudo inferiores a las áreas registradas en los informes presentados por los países. El esclarecimiento de las definiciones y el mejoramiento de los métodos de recolección de datos contribuirán a potenciar los esfuerzos futuros en esta área.

Incendios forestales

FRA 2000 emprendió un estudio exhaustivo sobre los incendios forestales durante el decenio de 1990. Dado que las estadísticas disponibles correspondían únicamente a menos de 50 países (ninguno de ellos en África), se llevó a cabo una serie de evaluaciones cualitativas de alcance nacional que fueron publicadas en el sitio en web del Departamento de Montes de la FAO. En esos países, cuyos datos abarcaban períodos de tiempo largos, la evidencia mostró que los incendios forestales aumentaron durante el período comprendido entre 1990 y 2000, respecto a los decenios anteriores de la segunda mitad del siglo XX, aunque los datos disponibles y las evaluaciones cualitativas muestran que la incidencia de incendios durante el período comprendido entre 1980 y 1990 fue igualmente severa. El fenómeno climático conocido como El Niño estuvo implicado como factor principal de la grave insurgencia de incendios durante el decenio de 1990 (así como durante el decenio de 1980). El Niño provocó graves sequías en zonas que por lo general son húmedas o templadas, aumentando el potencial de la insurgencia de incendios devastadores.

Suministro de madera

Mediante una combinación de bancos de datos mundiales, información estadística y tecnología SIG, se llegó a estimar que el 51 por ciento de los bosques del mundo se sitúan a 10 km. de la infraestructura de transporte principal, siendo así potencialmente accesibles para suministrar madera. Esta proporción subió al 75 por ciento en cuanto a los bosques situados a 40 km. de la infraestructura de transporte. El grado más alto de accesibilidad se encontró en los bosques subtropicales (el 73 por ciento se sitúa a 10 km. de la infraestructura de transporte) y el grado de accesibilidad menor se localizó en los bosques boreales (el 34 por ciento se situaba a 10 km. de la infraestructura de transporte).

La información sobre las extracciones y la explotación de la madera en los principales países industrializados fue objeto de análisis. Debido a que muy pocos países tropicales proporcionaron información a este respecto, se llevó a cabo un estudio especial en 43 países tropicales que dan cuenta de aproximadamente el 90 por ciento de los recursos forestales tropicales del mundo. La evidencia indica que la explotación de la madera se llevó a cabo de acuerdo a una amplia gama de grados de intensidad, que oscilaban entre 1 y 34 m3 por hectárea al año. Se contó con poca evidencia que demostrara que se ha practicado la tala de bajo impacto u otro modelo de explotación en los trópicos.

Productos forestales no madereros

En muchos países, especialmente en los países más pobres del mundo, los productos forestales no madereros (PFNM) constituyen un elemento crucial de la seguridad alimentaria. FRA 2000 es la evaluación más exhaustiva realizada hasta la fecha sobre los PFNM. Los datos fueron recolectados en el ámbito nacional y fueron validados mediante una serie de talleres subregionales. Desde el punto de vista histórico, Asia es la única región en donde se ha recolectado bastante información, que se ha visto reflejada en los inventarios nacionales, principalmente debido al uso relativamente intenso que la región hace de los productos forestales no madereros. En Asia los PFNM han sido por largo tiempo una parte importante de la economía, así como una fuente de ingresos considerable.

última actualización:  lunes 19 de septiembre de 2005