RAMA/MAGNOLIA Y KUKRA HILL/KUKRA RIVER, REGIÓN AUTÓNOMA ATLÁNTICO NORTE (RAAN)

La comunidad está ubicada en el municipio de El Rama, cuya cabecera lleva el mismo nombre.Magnolia dista aproximadamente 16 kilómetros de la cabecera, siendo su principal vía de acceso la acuática. Fue creada en el 1990.

Esta comunidad forma parte de un grupo de seis comunidades que incluyen asentadas sobre la vega del Río Escondido y que están en una zona de interconexión entre las reservas Cerro Silva y Cerro Wawashang. Debido a esta ubicación privilegiada, sus pobladores han conformado junto con el proyecto PROCODEFOR, un grupo de guardaparques voluntarios que se encargan de velar y proteger los recursos naturales de toda la zona de Mahogany.

Población

La comunidad está habitada principalmente por miembros de la etnia mestiza, aunque también existen algunos cróeles; siendo su principal actividad económica la agricultura de subsistencia y a menor escala la ganadería extensiva.

Magnolia cuenta con 316 habitantes que viven en un total de 70 casas; de éstas únicamente 20 poseen letrinas las que se encuentran en mal estado.

El 40% de las casas poseen piso de madera siendo el otro 60% de tierra, el 50% de las paredes son de madera y el otro 50% son de Bambú. Del total de casas 50% poseen techo de palma y 50% de zinc.

Actividades económicas

La producción agrícola de la comunidad es principalmente granos básicos, raíces y tubérculos y algunos frutales para autoconsumo. La producción está dirigida en dos vías: para el autoconsumo y hacia el mercado local y externo.

La producción agropecuaria de la comunidad de Magnolia es para la mayoría para el mercado, aunque en algunos casos como las raíces y tubérculos ( yuca) usados para el autoconsumo y para la crianza de animales domésticos.

Existen también una producción pecuaria y una actividad de pesca que es particularmente para el autoconsumo.

Bosques y medio ambiente

Magnolia cuenta con diversas áreas naturales tales como bosques latifoliados y humedales, los cuales se encuentran en un buen estado de desarrollo.

Los problemas más sentidos, dada su ubicación especial, están relacionados con la explotación de los recursos naturales como por ejemplo áreas boscosas convertidas en plantaciones agrícolas y pastizales, cacería indiscriminada por foráneos y pesca con químicos, entre otros.

La problemática antes descrita se ha más o menos generalizado en toda la Costa Atlántica en los últimos años, lo que está provocando una degradación paulatina de los extensos y variados ecosistemas naturales existentes, y por los que la región es todavía reconocida. Los bosques húmedos tropicales de la región, por ejemplo, cubren la mayor área de este tipo de bosques en Centroamérica y son de suma importancia por la gran diversidad de especies de flora y fauna existentes en ellos.

última actualización:  lunes 17 de diciembre de 2007