Problemas y desafíos

La combinación de la creciente presión demográfica y los factores ambientales causan un círculo vicioso de deforestación, fragmentación, degradación y desertificación en las tierras áridas.

Las principales causas son las siguientes:

  • Aumento de la población. Una población en constante expansión ejerce una presión sobre los bosques de tierras áridas, agravando el proceso de desertificación existente en estas zonas. La FAO estima que esta situación originará 135 millones de refugiados ambientales para 2020. Aproximadamente, 60 millones de estas personas viven en las regiones más pobres del África subshariana;
  • Creciente demanda de recursos naturales. Esta demanda crea estrés sobre los bosques. La reducción de la disponibilidad de los bienes y servicios que ofrecen los bosques aumenta aún más la vulnerabilidad de las poblaciones que dependen de ellos;
  • Pobreza. Los bosques xerofíticos pueden representar una red de seguridad para la mitigación de la pobreza. Al mismo tiempo, las poblaciones pobres, que dependen fuertemente de los recursos forestales, tienden a explotar excesivamente los recursos forestales disponibles. Paradójicamente, este comportamiento compromete la capacidad de los bosques para conservar su función en la mitigación de la pobreza;
  • Conflictos sociales. En una situación en la que la disponibilidad de recursos naturales disminuye y el deterioro de las condiciones de vida y de salud aumenta, el surgimiento de conflictos es muy probable. La creciente desertificación determina los flujos migratorios, la reinstalación de las poblaciones y las interacciones entre los diferentes grupos étnicos. Estos eventos pueden desencadenar una gran cantidad de problemas sociales, reforzando el estrés sobre los escasos recursos naturales y aumentando la urgencia de afrontar las cuestiones de conservación y ordenación forestal sostenible;
  • Falta de oportunidades de mercado. La producción de productos y sus productos forestales de interés comercial deben ser estimulada como un modo alternativo para generar una fuente más estable y diversificada de ingresos para las comunidades locales. Las actuales barreras comerciales, necesitan estrategias de comercialización formuladas sobre las necesidades y los conocimientos empresariales, y la falta de infraestructuras eficaces y de incentivos adecuados siguen dificultando la creación de las oportunidades comerciales para las comunidades locales y las partes interesadas pertinentes;
  • Falta de reconocimiento de la importancia de los bosques de zonas áridas. Es necesario hacer mucho más para difundir la información adecuada sobre el papel y las funciones de los bosques y de las actividades forestales en las zonas áridas. Para permitir a los encargados de la adopción de decisiones formular políticas fundamentadas y estimular la conservación y la ordenación sostenible de los bosques en las tierras secas se requieren inversiones sustanciales;
  • Falta de políticas, de gobernanza y de inversiones adecuadas. Las políticas inadecuadas del uso de las tierras, es decir, las subvenciones perjudiciales, la mala gobernanza y la escasa atención que se presta a la protección de los recursos naturales y al uso sostenible, también son factores que causan la degradación y la pérdida de los bosques en las tierras áridas;
  • Falta de integración entre los diferentes sectores. La conservación y la ordenación sostenible no se pueden disociar de otros sistemas de uso de la tierra, ni dejar de hacer participar a los habitantes locales y en general a la comunidad de partes interesadas;
  • Falta de capacidades técnicas. Se necesita una mayor creación de capacidades técnicas, de investigación sobre los bosques de tierras áridas (características, singularidad, adaptabilidad, alcance, etc.) y las medidas sostenibles para la conservación y ordenación de los bosques;
  • Cambio climático. El cambio climático surge como el principal responsable de varias amenazas que los bosques de tierras áridas afrontan hoy en día. Es probable que el cambio climático intensifique los efectos de las notables transformaciones que se producen actualmente y luego agraven la influencia de los factores estratégicos, técnicos y socioeconómicos mencionados anteriormente.

última actualización:  jueves 20 de junio de 2013