Mensages clave

  • Desde el año 2008, y por primera vez en la historia, más del 80 por ciento de la población mundial vive hoy en las ciudades. Este porcentaje llegará al 70 por ciento en el año 2050.
  • Una ordenación adecuada de los árboles y bosques que rodean las áreas urbanas permite que las ciudades sean lugares más sostenibles desde el punto de vista económico, social y ambiental.
  • Una ciudad dotada de zonas arboladas, con un justo equilibrio entre infraestructuras verdes y grises, se convierte en una ciudad resiliente, capaz de adaptarse al cambio climático y de mitigar sus efectos. Gracias a la absorción del dióxido de carbono y la producción de sombra, los árboles contribuyen a limitar la contaminación, disminuyen el efecto de “islas térmicas” de las zonas urbanas y refrescan el ambiente.
  • Además de mejorar la calidad de los entornos urbanos, los bosques situados en las ciudades atenúan los efectos de los fenómenos meteorológicos graves porque actúan como agentes protectores de edificios y carreteras ante los vientos fuertes e inundaciones y aminoran el riesgo de corrimiento de tierras.
  • Al refrescar el ambiente, reducir la contaminación y proveer zonas verdes y parques, los bosques urbanos potencian el bienestar físico y psicológico de los habitantes de las ciudades, y contribuyen a reducir el estrés, la obesidad, el riesgo de enfermedades cardiovasculares y por consiguiente los gastos de la sanidad pública.
  • La correcta planificación y ordenación de los bosques urbanos juega un papel importante en la conservación de la biodiversidad local. Los corredores verdes y los parques urbanos desempeñan una función crucial en la conservación de la biodiversidad de las zonas naturales que rodean las ciudades, y disminuyen los efectos adversos que la urbanización ocasiona en el paisaje natural.
  • La buena ordenación de los bosques urbanos se traduce en nuevas oportunidades laborales para los habitantes y en fuentes adicionales de ingresos para las administraciones. Las propiedades estéticas de una ciudad verde incrementan el valor de los terrenos e inmuebles y atraen a turistas y empresas a las ciudades.
  • La plantación de árboles dentro y alrededor de la ciudad contribuye a la lucha contra el hambre y a la reducción de la pobreza y malnutrición en las zonas más pobres. Los árboles son una fuente de productos alimenticios y de productos no madereros que pueden bien ser consumidos o utilizados directamente o vendidos, y que crean nuevos ingresos y afianzan la seguridad alimentaria.

Audio

 

Publicaciones

Greening cities can greatly improve the Indian urban life and contribute to climate change mitigation  
  Urban and peri-urban forestry in Africa: the outlook for woodfuel. Urban and peri-urbn forestry working paper No. 4, FAO, Rome (2010)
   

FAO collaborative meeting on urban and peri-urban forestry: A follow up of the Meeting “Trees Connecting People: In Action Together” (Bogota, 2008) – Meeting Proceedings

    International meeting: Trees Connecting People: In Action Together– Meeting Proceedings (Bogotá, Colombia, 29 July to 1 August 2008)

 

última actualización:  miércoles 9 de abril de 2014